WDQK. Capítulo 59: Matando las Panteras.

Lin Zhentian eligió mantener en secreto las noticias sobre el filón de Piedras Yuan Yang. Los únicos que compartían esta información eran Lin Xiao, Lin Dong y unos pocos individuos seleccionados.

Después de todo, este hecho era simplemente demasiado importante para la Familia Lin. Si eran capaces de explotar este filón, entonces su poder se elevaría dramáticamente. Esta vez, incluso la bien conocida potencia de ciudad Qingyang, Familia Lei, serían incapaces de sostener una vela para ellos.

Por supuesto, antes de que este negocio se desarrollara, debía ser guardado en secreto. Si las noticias se filtraban a la Familia Lei, emplearían todo lo que tuvieran para destruirlo. De hecho, sería lo más probable que se aliaran directamente con la Familia Xie y pulverizaran a la Familia Lin.

Dos días después de confirmar la existencia del filón minero, Lin Zhentian decidió trasladar a los miembros de la Familia Lin en la Mansión de Árboles de Acero, por lo menos entre un 50 y un 60% de ellos. Habían hecho un trabajo extremadamente intenso para fortalecer la seguridad de la mansión, volviéndola en una fortaleza de acero.

Además, Lin Zhentian movió también a miles de trabajadores desde otros negocios de la Familia Lin hacia la mansión. La mayoría de esta gente fue asignada para cortar los Árboles de Acero. Sin embargo, esto era solo una cuartada. Aquellos que eran absolutamente leales a la Familia Lin fueron transferidos secretamente a las profundidades del bosque, donde podrían ayudar al desarrollo de la mina.

Por supuesto, primero debían deshacerse de las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero. Si no lo hicieran, las tareas de minería nunca irían bien.

Por muchos años, estas dos Panteras Negras Demoníacas de Acero habían gobernado en este territorio particular, con su fuerza del nivel Yuan Celestial. Además, su cuero era tan duro como el acero y sus reflejos tan rápidos como el rayo. Incluso si un practicante humano en Yuan Celestial pudiera encontrarlas, serían oponentes excesivamente difíciles.

Para poder lidiar con las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero, Lin Zhentian, junto con todos los demás, estuvieron realizando amplias preparaciones. El Abuelo estaba planeando tomar parte en la batalla. Sin embargo, debían de ser muy cuidadosos contra dos Panteras Negras Demoníacas de Acero, incluso el más mínimo desliz podría acabar en catástrofe.

Desde un terreno alto, en la entrada del valle, Lin Dong vigilaba a las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero que se encontraban abajo. Cambió su mirada hacia las tres figuras que saltaron repentinamente desde la cima del precipicio, las puntas de sus pies se balanceaban suavemente por los muros del precipito antes de aterrizar firmemente en el suelo del valle.

“Growl!”

Justo conforme el trío de Lin Zhentian y los otros dos aterrizaba en el valle, las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero fueron alertadas por su presencia. Profundos y roncos gruñidos sonaron por el valle.

“Me ocuparé de una de ellas, vosotros dos ocuparos de la otra. Vamos a terminar esta lucha rápidamente. Si se escaparan, podrían causar problemas en el futuro.” Lin Zhentian miró amenazadoramente a las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero mientras saltaban vigorosamente encima de algunas rocas. Con un grito grave, se lanzó inmediatamente hacia delante, un brillante Poder Yuan salió desde su cuerpo. Dentro de este poderoso Poder Yuan, las energías Yin y Yang parecían fluir en la mayor perfecta armonía.

“Etapa Final de Yuan Celestial. Basado en la actual fuerza del Abuelo, está a solo un paso de armonizar completamente las Energías Yin y Yang para formar un Dan Yuan.” Lin Dong reconoció suavemente a su Abuelo en su corazón mientras miraba la apariencia imponente de Lin Zhentian. Sin embargo, cuando Lin Dong recordó cómo de difícil era dar el paso hacia la etapa Yuan Dan, no pudo evitar fruncir las cejas. Tener la fuerza en la etapa Yuan Celestial era de hecho suficiente para ser considerado un luchador élite, eso sin haber alcanzado el nivel de un Señor de la Guerra que podría intimidar a toda una región.

 En la Gran Dinastía Yan, únicamente aquellos que habían avanzado a la Etapa Dan Yuan eran merecedores de tal título!

Aun a pesar de que solo habían unos cuantos practicantes en la etapa Yuan Celestial en ciudad Qingyang, no estaban al tanto de la rareza de la existencia. Por ejemplo, en la Familia Lei, había aproximadamente unos cuatro o cinco practicantes en Yuan Celestial. Sin embargo, en toda la ciudad Qingyang, no había ni una sola persona que hubiera alcanzado la etapa Dan Yuan!

Basado en este hecho, era fácil deducir lo difícil que era sincronizar las Energías Yin y Yang de dentro de uno mismo y condensarlas para formar un Dan Yuan.

Mientras Lin Dong estaba distraído, la batalla ya había empezado. Un vigoroso Poder Yuan no paraba de brotar, removiendo la grava y el polvo, era un nivel de energía no visto normalmente.

Aunque era complicado lidiar con estas Panteras Negras Demoníacas de Acero, basado en los cálculos de Lin Dong, estimaba que estas dos Panteras Negras Demoníacas de Acero deberían de estar en la etapa media del Yuan Celestial. Ya que Lin Zhentian había progresado hacía ya tiempo a la última etapa de una Celestial, y Lin Xiao y Lin Ken estaban en la etapa Media de Yuan Celestial, deberían de ser capaces de ganar esta batalla fácilmente.

Justo como Lin Dong había predicho, al enfrentarse al trío de Lin Zhentian, Lin Xiao y Lin Ken, después de que las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero experimentadas contraatacaran implacablemente, empezaron a mostrar signos de debilidad gradualmente. Unas series de rugidos sonaron mientras las criaturas se iban convirtiendo en animales arrinconados.

“Bang!”

En mitad del valle, se pudo escuchar un sonido amortiguado. Lin Dong se giró a mirar inmediatamente, solo para ver que Lin Zhentian había clavado sus dos dedos en la frente de una de las Panteras Demoníacas. Brotaba un poderoso Poder Yuan, haciendo que los dos dedos de Lin Zhentian se volvieran tan afilados como cuchillos, atravesando a través del duro cráneo de la Pantera Negra Demoníaca de Acero, matándola en un instante.

“Dedo Yuan Chu!”

Mientras veía este ataque familiar, una expresión de asombro apareció en los ojos de Lin Dong. Lin Zhentian estaba definitivamente en la etapa final del Yuan Celestial, la fuerza mostrada por este Dedo Yuan Chun era al menos varias veces más poderosa que la de Lin Dong. Por lo menos, Lin Dong no tenía la menor pizca de confianza de poder penetrar el cráneo de este tipo de bestias demoníacas en Yuan Celestial confiando únicamente en sus dedos.

En el momento en el que Lin Zhentian mató una Pantera Negra Demoníaca de Acero, la otra criatura soltó inmediatamente un rugido furioso.

“Growl!”

Justo mientras el gruñido aparecía, aullidos de otras diversas bestias feroces resonaron en respuesta desde los alrededores del bosque. Parecía que la Pantera Negra Demoníaca de Acero había gruñido para atraerlas.

Mientras sentía los sonidos de las bestias convergiendo en ellos, la expresión facial de Lin Zhentian se ensombreció ligeramente. Nunca hubiera imaginado que esta Pantera Demoníaca pudiera realmente convocar a otras bestias salvajes. Aun a pesar de que estas bestias salvajes no fueran tan temibles, si su números era grande, podrían ser un problema mayor.

“Au!”

Mientras Lin Zhentian fruncía el ceño, encima del valle, una sombra roja apareció repentinamente, mientras un gruñido grave de tigre resonaba. Inmediatamente, las pisadas de las demás bestias salvajes pausaron, conforme realmente paraban su avance.

“Heh heh, parece que este Tigre Pitón de fuego también posee esta habilidad.” Después de ver cómo se desarrollaba la situación, Lin Zhentian dio un suspiro de alivio. A su lado, Lin Xiao y Lin Ken atacaron simultáneamente, con dos ataques agudos desde el frente y la espalda, finalmente lograron acabar con la otra Pantera Demoníaca con un simple puñetazo.

“Estas criaturas son realmente difíciles de manejar.”

Lin Xiao y Lin Ken exclamaron mientras sacudían sus manos mientras observaban los cuerpos caídos de las dos Panteras Negras Demoníacas de Acero.

“Little Flame, bien hecho.”

En la cima del valle, Lin Don sonrió mientras felicitaba a Little Flame, que se encontraba detrás de él, mientras le daba unas palmaditas.

Little Flame se frotó íntimamente contra Lin Dong antes de soltar casi inmediatamente un profundo rugido mientras saltaba hacia el valle. Seguidamente, se aproximó a los cuerpos de las Panteras Negras Demoníacas de Acero y abrió su boca de tigre para empezar a despedazar los cuerpos. Finalmente, logró descubrir dos cristales negros dentro de los cuerpos. Con un movimiento de su lengua, los dos cristales fueron tragados acabando en su estómago.

“Little Flame tiene bastante conocimiento. Realmente sabe que hay Cristales Demoníacos dentro de sus cuerpos. Este nivel de inteligencia es realmente bastante  alto…” En este punto, Lin Zhentian arrugó sus cejas. Después de todo, las bestias demoníacas ordinarias no poseían tal inteligencia.

“Padre, hemos resuelto este problema final. Deberíamos empezar a explotar el filón minero?” Lin Ken sonrió mientras preguntaba entusiasmadamente.”

“Sí.”

Lin Zhentian sonrió mientras asentía con su cabeza y decía: “Mañana, enviaré a Lin Mang a Ciudad Yan para primeramente encontrar y discutir con algunas asociaciones mercantes para establecer nuestras ventas y canales de distribución. Después seremos capaces de vender inmediatamente las Piedras Yuan Yang directamente después de que hayan sido extraídas.”

Después de finalizar, Lin Zhentian sujetó sus manos detrás de su espalda. Con una sonrisa casual, dijo suavemente: “Cada perro tiene su día¹. Heh heh. Las Familias Lei y Xie han acosado a nuestra Familia Lin por demasiados años, ahora es la hora de que paguen por ello!”

Después de escuchar estas palabras, un brillo frío emergió en los ojos de Lin Xiao y Lin Ken mientras lentamente asentían con sus cabezas. Durante todos estos años, habían aguantado silenciosamente, haciendo que el resentimiento se fuera acomodando en sus corazones. Quizá, en muy poco más tiempo, serían finalmente capaces de hacer que las Familias Lei y Xie se traguen este resentimiento tanto tiempo guardado.

————————

1.- “Cada perro tiene su día” sería la expresión de “a cada cerdo le llega su San Martín”. xD

<<< Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Anuncios

Una respuesta a WDQK. Capítulo 59: Matando las Panteras.

  1. locomatriz dijo:

    GRACIAS POR CAP

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s