OEM – Capítulo 15

Capítulo 15: Adentro de la Sala de Mil Oros

De la manera en la que era, todos los miembros de la Familia Dugu compartían un hábito específico, y éste era su protección extrema hacia su ‘parte débil’. Esto es especialmente verdad para el padre de Dugu Xiaoyi, Dugu Wudi. Su sobreprotección ha llegado al punto de ser irrazonable, causándole ser apodado como el primer ‘carne dura[1]’ del reino. Si cualquiera fuera a intimidar a su única hija, él iría incluso tan lejos como para movilizar su ejército entero en retaliación.

Un ‘carne dura’ quién temerariamente movilizaría su ejército, sin tener en cuenta las reglas; ¿Quién en su sano juicio se atrevería a provocarlo? Incluso aunque Jun Moxie estaba bajo la protección de Jun Zhan Tian, Dugu Xiaoyi todavía se atrevía a darle una golpiza. Esto no quería decir que el Abuelo Jun era incapaz de reinar sobre el Gran General Dugu Wudi. El hecho es que, si el Abuelo Jun fuera a movilizar su propio ejército, entonces el Abuelo Dugu definitivamente aparecería. ¡Y la razón para eso era que la naturaleza sobreprotectora del Gran General Dugu Wudi fue simplemente heredada de ningún otro que el viejo Abuelo Dugu! Eso era también por lo que la persona que las memorias de Jun Moxie temían más serían el Abuelo Jun seguido por Dugu Xiaoyi… ¡Oh, espera! Es al revés. La persona temible número uno sería Dugu Xiaoyi, mientras que su Abuelo Jun se clasificaba en segundo lugar. Después de todo, lo más que su abuelo le haría sería sermonearlo, reacio a realmente lastimarlo. Pero, ese no era el caso con esta horrorosa ‘tía’. Si él fuera a caer en sus manos, sería apaleado… ¡apaleado por ninguna razón en absoluto!

Si incluso alguien con el trasfondo familiar de Jun Moxie no se atrevía a provocar esta figura ‘gigantesca’, ¡entonces los otros libertinos no eran ni merecedores de mención!

Y ahora, esa preciosa princesa de la Familia Dugu efectivamente vino aquí por su cuenta…

“No hay nada que haya podido hacer al respecto,” Jun Xie inclinó su cabeza, apuntando hacia su oreja donde una suave mano blanca continuaba estando, retorciendo su oreja. “Solo mírenme, ¿Acaso hay algo que pueda hacer al respecto? Si cualquiera de ustedes tiene alguna buena idea, entonces desde luego procedan, por favor. ¡Solo no me arrastren al lío!”

“¿Qué pasa? ¿No me van a dar la bienvenida? ¿O quizá piensan que esta dama no tiene dinero?” Dugu Xiaoyi los miró fijamente, sacó su bolso y lo zarandeó arrogantemente para mostrarles. Levantando sus cejas, dijo: “¡Esta dama senior tiene mucho dinero!”

El grupo entero de libertinos se tambaleó, casi cagándose en sus pantalones. Entonces, ¿Tienes mucho dinero? Pero el problema es: ¿Quién se atreve a ganar tu dinero? Quién sea que gane contra ti recibirá una ‘visita’ de tu viejo[2] y su ejército, viniendo a recolectar su deuda. ¡Y eso es en el mejor de los casos! Si tu viejo abuelo está de humor y decide hacer un viaje aquí… ¿Acaso no estaríamos igual que muertos?

A Tang Yuan no le importó lo que estaban pensando en sus corazones, sus ojos ardieron con una luz fogosa: “No le demos importancia a los asuntos pequeños, ¡Solo devuélvanme mi objeto! ¡El Joven Maestro Tercero Jun está aquí y no huirá! ¡Todos ustedes me lo prometieron! ¡Un verdadero hombre es un hombre de confianza! ¡Aquellos que son indignos de confianza no tienen derecho de interponerse entre el Cielo y la Tierra!”

Escuchando a las últimas palabras de gordito, incluso alguien con las emociones siempre calmadas de Jun Xie casi vomitó. ¿Realmente te atreves a pretender que eres un verdadero hombre? Por favor, ¡no degrades el valor de los verdaderos hombres!

Entre los seis jóvenes hombres, había uno que se mantuvo calmado. Esta persona es Li Feng, el nieto del Gran Preceptor Li Shang. Los otros dos detrás suyo son Li Zhen y Li Lin respectivamente; los tres eran hermanos. Parado a su lado había un joven hombre de apariencia delgada. Luciendo un par de finos mostachos y un par de ojos profundos, él es Meng Haizou, el hijo mayor del Ministro de Personal, Meng Jianghu. Él es presunto de ser una persona de alto talento. Atrás de él se ubicaban otros dos miembros de la Familia Meng, Meng Liang y Meng Fei.

Li Feng era todas sonrisas mientras decía: “Para que la Señorita Dugu haga una visita personalmente, ¿Cómo puedo no darle la bienvenida? Por favor, entre.” Luego de decir eso, se volteó y ordenó. “¡Sirvan a la Señorita Dugu apropiadamente! Si la Señorita Dugu se vuelve insatisfecha, ¡entonces arrancaré vuestras pieles!” Él giró su cabeza, esta vez su rostro era todo sonrisas nuevamente entretanto le guiñaba a Meng Haizou. “Ya que el Joven Maestro Tercero Jun está aquí, entonces nosotros también deberíamos concluir nuestro pequeño chiste. Mira que ansioso está el Maestro Tang, ya está transpirando. Un verdadero hombre nace entre el Cielo y la Tierra, ¿cómo podemos ser indignos de confianza? Dale ese objeto.”

Meng Haizou asintió y se giró hacia Tang Yuan “Maestro Tang, puedo darte el objeto. Sin embargo, ¡el un millón quinientos mil liangs de plata no puede ser reducido!” Tang Yuan solo estaba aquí para recuperar la nota promisoria. Con respecto al millón y medio de liangs de plata, a él no le importó en lo mínimo incluso aunque no era una pequeña suma. Una vez que escuchó las palabras de Meng Haizou, él aceptó repetidamente.

Observando calmadamente, a un lado, Jun Xie se mofó en su corazón. No había ninguna duda que Tang Yuan estaba asustadísimo por este asunto, pero aquellos dos no necesariamente estarían sin ningún reparo. Incluso si Tang Yuan no lo hubiera invitado aquí, ellos no tendrían las agallas para divulgar los detalles de la nota promisoria. Hacer eso solo invitaría la furia de ambas Familias Tang y Sun, posiblemente causándoles a las dos familias el considerarlos como enemigos mortales. ¡El resultado final de hacer tal cosa sería un absoluto desastre! Si uno fuera a considerar todos los detalles, entonces uno se daría cuenta que esta cuestión era de hecho no tan grande como parecía. ¡El objetivo final era, aún, ningún otro que Jun Moxie!

No obstante, el desenlace problemático desaparecerá una vez Tang Yuan recupere la nota promisoria. Después de lo cual, ellos ciertamente comenzarán a esparcir rumores sobre la nota, usando esos rumores para darle un golpe a la Familia Tang. Este asunto era algo que él ya podía anticipar.

“¿Qué clase de objeto puede hacer al Joven Maestro Tang tan ansioso? ¡Déjame ver! ¡Déjame tener una experiencia reveladora!” Dugu Xiaoyi claramente no quería ser dejada afuera, y su curiosidad se disparó. Viendo el visaje de Tang Yuan súbitamente volviéndose relajado después de recibir un pedazo de papel, ella se volvió de repente curiosa y se estiró con su pequeña, blanquecina mano.

El rostro de Tang Yuan se tornó miserable. Él rápidamente metió el pedazo de papel en su boca y lo tragó después de haberlo masticado dos veces. Su cara luego se volvió inocente mientras chasqueaba sus labios. Aquella acción sucedió a la velocidad de un rayo, ¡mientras su gordo cuello realmente se estiró como una jirafa!

“Maldito…gordo… ¿Te atreves a meterte conmigo? ¡Tienes agallas!” Dugu Xiaoyi se precipitó enojada. Agarró el cuello de Tang Yuan, en efecto levantando el cuerpo de casi 400 jin[3] en el aire, y gritó: “¡Escúpelo!”

Las siete personas, Jun Xie incluido, miraron mientras sus cejas temblaban incontrolablemente. Secretamente tragaron varios bocados de saliva, sus labios se torcieron, sus ojos se sesgaron, sus labios azules y sus rostros blancos.

“Oh, Señorita Dugu, este asunto es en realidad no muy importante. Esta cuestión comenzó por el Joven Maestro Tercero Jun. Desde que su abuelo puso en penitencia al Joven Maestro Jun, él fue incapaz de salir, causándonos extrañarlo. Entonces, iniciamos una apuesta con el Maestro Tang anteriormente. Escribimos las siguientes palabras ‘viene o no’ en un pedazo de papel. Si el Joven Maestro Tercero Jun no venía, entonces prometí comerme el papel. Pero si el Joven Maestro Tercero Jun si venía, entonces el Maestro Tang se lo comería. Sí, esta cuestión es efectivamente así de simple. El Maestro Tang es verdaderamente un verdadero hombre, ciertamente un hombre de palabra, ¡haha!” Meng Haizou rió dos veces mientras fue velozmente a tranquilizar las cosas. Este hombre en efecto poseía un poco de talento, por ser capaz de inventar esta historia sin interrupciones espontáneamente. Si el Gordito Tang fuera a vomitar el papel y dejarlo caer en las manos de Dugu Xiaoyi, ¡entonces este asunto realmente se saldrá de proporciones!

Jun Xie alzó una ceja, secretamente observando a Meng Haizou y pensando para sí mismo. Este hombre pudo fabricar una excusa tan continua en un período tan corto de tiempo y decirla con una cara seria y un corazón estable. Un hombre con agallas, proceso de pensamiento racional y la habilidad para actuar, él verdaderamente es un talento excepcional. A decir verdad, Jun Xie, por un instante, quiso causarle secretamente al Gordito Tang vomitar el papel. Tomando prestado el poder de Dugu Xiaoyi, este asunto se tornaría en una tormenta sangrienta. No obstante, incluso aunque el Gordito Tang era indigno, él aún era el mejor amigo de Jun Moxie. Aparte, Jun Xie tenía absoluta confianza de su habilidad para reinar fácilmente sobre estos libertinos. Al final, tuvo que, de mala gana, rendirse en la idea. Pero…Pero de verdad quiero…De verdad quiero… … … ¡Sigh!

Dugu Xiaoyi los miró con una mirada escéptica, ya que de repente asintieron furiosamente, como pollos picoteando arroz. “Es verdad, eso es exactamente lo que ocurrió.” Después de eso, ella soltó a Tang Yuan

El rostro de Tang Yuan estaba violeta debido a la ronda anterior de estrangulación: él soltó un sucesivo número de sonidos de arcadas. Temiendo que quizá terminaría vomitando el pedazo de papel, se abstuvo a sí mismo forzadamente.

“Queridos invitados, por favor, entren,” Como el dueño de la residencia, Li Feng los invitó adentro.

Exudando una actitud arrogante y dominante, Jun Xie sonrió y marchó hacia adentro. Se entibó en una gran silla y levantó sus piernas. Su postura actual emanaba la imagen de un pícaro estándar, completamente equipado con la típica actitud disoluta.

Las cejas de Dugu Xiaoyi se fruncieron. Esta imagen de Jun Moxie repentinamente se sintió dolorosa en sus ojos, ella casi se sintió como para correr hasta allí y patearlo un par de veces.

“Bueno; ustedes, muchachos, ¿no me habían estado extrañando? Como suele pasar, yo también estaba extrañando… su dinero,” Jun Xie sonrió una sonrisa malvada. “¿Cómo quieren jugar, chicos? Solo díganme.”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


[1] Carne dura se utiliza para reemplazar “滚刀肉”= gǔn dāo ròu. Su significado en chino es “un muy duro pedazo de carne”. Significa alguien con el que es muy duro el lidiar.

[2] Padre.

[3] 1 jin = 0.60479 kg. 241 kg. en este caso.

4 respuestas a OEM – Capítulo 15

  1. Juli Freixi dijo:

    Muchas gracias! Ya tengo ganas de ver las habilidades de juego del protagonista!

    Le gusta a 2 personas

  2. Muchas gracias por el capítulo

    Le gusta a 2 personas

  3. hernan fontela dijo:

    Gracias por el capitulo-

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s