ISSTH – Capítulo 261

Capítulo 261: El corazón asesino todavía sigue allí!

Huir estaba lejos de ser el primero de sus pensamientos!

Antes de huir, primero debía hacer que el enemigo pagara el precio!

Esa era la personalidad de Meng Hao. Los cultivadores en Formación del Núcleo estaban enzarzados en una batalla no muy lejos, y su decisión seguía siendo… MATAR!

Mientras los hombres de túnicas negras se acercaban, los ojos de Meng Hao se llenaron de frialdad. Levantó sus manos y las movió hacia delante. Conforme lo hacía, no apareció magia alguna. En cambio, se alzó uno viento frío.

El viento sopló sobre las docenas de hombres de negro, causando que apareciera una fuerza de desplazamiento. Inmediatamente, los dos cadáveres de los dos hombres que Meng Hao acababa de matar con las espadas de madera empezaron a expandirse.

Ocurrió extremadamente rápido. En un parpadeo se habían expandido hasta el punto de explotar.

BOOM!

En medio del estruendo, trozos de carne y sangre salieron disparados en todas direcciones, volviéndose rápidamente negros. Un olor a descomposición llenó el aire.

Mientras la carne y la sangre salían volando, se pudieron escuchar gritos miserables. Los siete u ocho hombres vestidos de negro más cercanos a los cadáveres habían sido claramente infectados por la sangre negra.

La sangre contenía veneno!

Como un Lord Horno que se había centrado en estudiar el Dao del Veneno, hacía tiempo que había cubierto las dos espadas de madera con veneno que había creado él mismo. Había hecho esto cuando todavía estaba en la Secta Destino Violeta.

Los hombres vestidos de negro se quedaron en shock por un momento. Antes de que pudieran reaccionar, el suelo explotó, apareciendo una masa de vides de color violeta oscuro. Había más de diez de ellas, las cuales se dirigieron directamente hacia la multitud de gente.

Todo esto ocurrió en un instante. Se escucharon chillidos escalofriantes, y todo fue lanzado hacia un caos mortal. Las ganas de asesinar en los ojos de Meng Hao bullía conforme su cuerpo parpadeaba mientras salía disparado hacia delante.

Se hizo un corte en su dedo índice con su pulgar. La sangre fluyó cayendo mientras el Dedo de Sangre aparecía, algo que no había sido visto en el Dominio Sur desde hacía mucho, mucho tiempo. Los seis Pilares Dao Perfectos de Meng Hao brillaron con un aura violeta y empezaron a rotar. Su séptimo Pilar Dao estaba cerca de completarse y estaba ahora formado en un ochenta por ciento.

El poder invencible de la etapa Fundación Establecida salía desde Meng Hao. Una enorme presión aplastante salió hacia todas direcciones. Esos hombres vestidos de negro estaban en el círculo completo de la Fundación Establecida. Sin embargo, sus Pilares Dao empezaron inmediatamente a temblar. Sus rostros estaban llenos de asombro. La temeridad de Meng  Hao sobrepasó cualquier cosa que hubieran podido imaginar.

Cómo podrían haber predicho que este extranjero que había caído en su trampa pareciendo un débil escolar, en realidad era una divinidad de muerte!

Meng Hao no había luchado en cinco años, y ahora que lo hacía, únicamente realizaba movimientos asesinos. El dedo índice de su mano derecha se movía como un rayo, estampándose en la máscara de uno de los hombres vestidos de negro. Atravesó la máscara, clavándose en su frente. El poder de los Pilares Dao Perfectos emergió, transformándose en una fuerza explosiva aterradora y universal. Inmediatamente destruyó los Pilares Dao y el Mar del Núcleo del hombre, aplastándolo con su voluntad, exterminando su vida.

El rostro de Meng Hao era frío mientras sujetaba el cuerpo del hombre. Dio un paso al frente, hacia otro hombre vestido de negro. Exprimió el cadáver, el cual explotó seguidamente. Una sangre negra salpicó en todas las direcciones. Una expresión de asombro apareció en el rostro de otro hombre, que no fue lo suficientemente rápido para esquivar la sangre. Le empapó, escuchándose gritos aterradores atravesando el aire. Meng Hao se movió hacia delante hacia otro hombre vestido de negro.

Su cuerpo se movía de un lado hacia otro como un espíritu maligno. Bajo su máscara, el rostro de uno de los hombres vestidos de negro se retorció. Sin más vacilación, mordió su propia lengua, escupiendo una niebla de sangre que ese extendió misteriosamente para cubrir su cuerpo. Tenía que intentar retrasar a Meng Hao; todavía habían tres otros hombres de túnicas negras cerca que se estaban acercando con objetos mágicos en sus manos.

Meng Hao dio un resoplido frío, el cual resonó como el golpe de un trueno. El sonido atravesó los mismísimos corazones de los cuatro hombres vestidos de negro que quedaban. Los tres que estaban en ese momento acercándose, repentinamente se pararon allí donde estaban. El hombre que acababa de emplear la niebla de sangre sintió como si su mente estuviera rotando sin control.

La rodilla derecha de Meng Hao voló por el aire, estampándose furiosamente contra la niebla de sangre. Inmediatamente se hizo pedazos y se desmoronó. Su rodilla continuó hacia delante, estampándose contra el pecho del hombre de túnica negra. Aun mientras se escuchaban los crujidos de los huesos, Meng Hao dirigió su mano derecha en un ataque sigiloso que se cerró sobre el cuello del hombre.

Se giró, escupió la niebla de rayos, una explosión llenó el aire mientras les envolvía a todos ellos. Se escucharon gritos, y después del espacio de tiempo de unos cuantos suspiros, Meng Hao emergió desde dentro. Los tres hombres que se habían estado aproximando estaban ahora muertos, con sus ojos totalmente abiertos de la sorpresa. Incluso en el momento en el que la muerte se los llevó, no pudieron comprender cómo un alquimista…. Podía tener una intención asesina tan intensa.

Originalmente habían sido veintisiete hombres vestidos de negro. En solo unos pocos momentos, se habían visto reducido a once. Sus mentes se vieron sacudidas mientras se hacían hacia atrás nerviosamente. La persona delante de ellos no parecía ser un solo cultivador, sino toda una armada.

El pelo de Meng Hao rotaba alrededor de su cabeza. La docena de tentáculos más o menos, se retorcían por el aire a su alrededor de una forma muy extraña mientras él seguía allí de pie. Emanaba de él un olor a píldoras medicinales junto a un hedor de sangre. Su rostro frío, sus ojos serios, todo él, hacía que el corazón de los hombres vestidos de negro se agitara.

“Quién eres?!” preguntó uno de los hombres vestidos de negro, con su voz temblando. Era una pregunta que debería haber sido formulada por Meng Hao.

Meng Hao no respondió. Sus ropas flotaban con el viento. Era un viento del norte, soplando con rigidez, como si deseara limpiar el hedor e la sangre. Mientras el viento del norte soplaba, Meng Hao levantó su mano. Allí en su palma apareció un poco de pólvora roja.

La pólvora se alzó en el viento, siendo barrida por él. Los rostros de los hombres vestidos de negro se retorcieron mientras recordaban el hipertóxico veneno de hacía unos momentos.

La prendió y apareció repentinamente un Mar de Fuego enorme y verde. Era chocante, su calor era imposible de describir mientras se expandía junto con el viento, pareciendo mezclarse con la pólvora que flotaba en mitad del aire.

El embravecido mar de Fuego de tres mil metros de anchura continuó expandiéndose, y mientras lo hacía, parecía como si el valle de alrededor no pudiera soportar el calor, empezando a agrietarse y fundirse.

Los once hombres de negro se estaban moviendo hacia atrás rápidamente, pero simplemente no eran lo suficientemente rápidos como para escapar al fantasmal y verduzco Mar de Fuego, siendo consumidos.

Fue en este momento en el que se pudo escuchar una explosión den la distancia. Con un solo soplido, el cultivador con máscara azul cortó la cabeza del cultivador de la Secta Escarcha Dorada. Después se giró, apareciendo una mirada seria dentro de sus ojos mientras miraba a Meng Hao, que era apenas visible dentro del Mar de Fuego.

Sin la menor vacilación, se retiraron los once hombres. Sin embargo, incluso mientras lo hacían, Meng Hao realizó un gesto de encantamiento y después apuntó con su dedo. Apareció una gran masa de pequeñas Esferas de Fuego. Mientras flotaban por el aire, empezaron a cambiar a un color verde.

Las encendió y, repentinamente, apareció un Mar de Llamas Verde enorme. Era sorprendente, su calor imposible de escribir mientras se expandía junto con el viento, pareciendo mezclarse con la pólvora que estaba flotando por el aire.

El Mar de Fuego ardiente tenía tres mil metros de anchura al expandirse, y mientras lo hacía parecía como si el valle de alrededor no pudiera aguantar el calor. Empezó a agrietarse y a fundirse.

Los once hombres vestidos de negro estaban moviéndose hacia atrás rápidamente, pero simplemente no fueron lo suficientemente rápidos para escapar del horroroso Mar de Fuego verduzco y fueron consumidos.

Fue en este momento cuando se pudo escuchar una explosión en la distancia. Con un solo golpe, el cultivador con la máscara azul cortó la cabeza del cultivador de la Secta Escarcha Dorada. Después se giró, apareciendo una expresión seria en sus ojos mientras miraba a Meng Hao, apenas visible detrás del Mar de Llamas.

Separado por el Mar de Llamas, Meng Hao le devolvió la mirada al cultivador de la máscara azul. Sus miradas se sostuvieron mientras se escuchaban desde las lamas los gritos de los cultivadores vestidos de negro muriendo.

Al mirar la ropa de Meng Hao, el cultivador de la máscara azul dijo, “Eres un Lord Horno de la División Píldora del Este muy joven. Solo hay una persona así…. Tú debes de ser Fang Mu!” Su voz era ronca y amortiguada, y aún así llena de frialdad.

“Los cultivadores con una intención asesina como esta solo pueden encontrarse en un único lugar del Dominio Sur”, respondió Meng Hao serenamente, “Las Tierras Negras”. En realidad, desde el momento en el que había puesto por primera vez los ojos en los cultivadores vestidos de negro, algo sobre ellos le había parecido familiar. Era la misma sensación que había recibido desde aquel cultivador en la Tierra Bendita de la Seta Tamiz Negro, el que le había dicho sobre las utilidades de la Hoja del Trueno a los cultivadores de las Tierras Negras.

Meng Hao no podía saber lo que el cultivador de la máscara azul estaba pensando. Lo que veía era que el hombre daba un paso hacia delante aparentemente sin prisa. En realidad, se estaba moviendo muy rápidamente y estaba aparentemente planeando cruzar el Mar de Fuego. Se alzó un viento y pareció como si planeara crear un camino a través de las llamas.

En el instante en el que el cultivador de la máscara azul salió disparado hacia delante, la túnica de Lord Horno de Meng Hao empezó a parpadear. Aun mientras el hombre pasaba a través del mar de fuego para llegar en frente de Meng Hao, el cuerpo de Meng Hao empezó a desvanecerse.

En algún momento, el enmascarado de azul había sacado espadas voladoras, las cuales pasaron sin realizar ningún daño a través de la imagen que desaparecía de Meng Hao.

“Fang Mu, prominente en la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta, ganador del debate sobre el Dao de la Alquimia en la Secta Tamiz negro entre la División Píldora del Este y la División Píldora del Mundo”. La voz del hombre de la máscara azul era serena. No parecía tener prisa en perseguirle. Mientras hablaba, su mano derecha empezó a realizar un encantamiento.

“Eres el noveno alquimista en nuestra lista. Qué afortunado encontrarte. No escaparás.” Los ojos del hombre parpadearon y mientras terminaba de hablar, sus dedos terminaron de realizar el encantamiento.

“Ahh, esa dirección.” El cuerpo del cultivador de la máscara azul parpadeó mientras salí disparado como un rayo. Su velocidad era muy de lejos muy superior a la de la etapa Fundación Establecida. No estaban ni remotamente en el mismo nivel. Aún más chocante era su Qi del Núcleo. El Qi del Núcleo solo podía ser empezado por cultivadores en Formación del Núcleo. Debido a las variaciones de técnicas y a los niveles de poder de cada cultivador, el Qi del Núcleo que empleaban era de diferentes colores.

Sin embargo, incluso el más débil Qi del Núcleo era suficiente para aplastar a alguien en el gran círculo de la Fundación Establecida final. Incluso un grupo de cultivadores en la etapa final de la Fundación Establecida no tendrían la esperanza siquiera de levantar una mano contra un Cultivador en Formación del Núcleo que estuviera usando el Qi del Núcleo.

El Qi del Núcleo podía hacer que la magia de la Formación del Núcleo alcanzara lo más alto. Después de eso, cuando el cultivador alcanza la etapa Alma Naciente, su magia estaría a mitad de camino de estar en el punto de la habilidad divina.

Este Qi del Núcleo del cultivador de la máscara azul era de un color amarillento, lo que indicaba que tenía un Núcleo Naranja. Mientras emitía el Qi del Núcleo, parecía existir dentro de ese Qi una forma borrosa de un roc.

El Qi del núcleo tenía formas siempre cambiantes que se podían alterar de acuerdo a la voluntad del cultivador. Por ejemplo, el roc que apareció en la mente de este cultivador añadió una velocidad explosiva a su Qi del Núcleo.

Fue debido a esta característica que le permitió  a la magia de la Formación del Núcleo emplear su más grande poder!

Fue también por lo que le tomó solo diez respiraciones de tiempo antes d que Meng Hao, que estaba huyendo a toda velocidad, repentinamente sintiera un aura increíblemente poderosa acercándose desde detrás de él.

Esta no era la primera vez que se enfrentaba a cultivadores en Formación del Núcleo. No le merecían mucho respeto. Incluso cuando estaba en el Estado de Zhao, había guiado a cultivadores en Formación del Núcleo hacia sus muertes.

Justo mientras el cultivador en Formación del Núcleo estaba ya casi encima de él, el vestido de Lord Horno volvió a parpadear, siendo inmediatamente transportado a unos cuarenta kilómetros de distancia.

Sin la menor vacilación, empezó a huir. En su mano estaba el amuleto de buena suerte, el cual no había usado en cinco años. Estaba parpadeando, pero podía decir que tardaría todavía algún tiempo antes de poder ser activado.

“Mi séptimo Pilar Dao está casi completo. Sin embargo, no estoy a la altura de un cultivador en Formación del Núcleo. Aunque tengo suficientes Piedras Espirituales, suficientes plantas medicinales y suficientes píldoras medicinales…. Tengo que seguir forzando sin parar hasta que alcance el gran círculo de la Fundación Establecida!” En sus ojos apareció la resolución. Pronto, sería capaz de emplear el conocimiento total acumulado durante los cinco años de estudio en el Dao de la Alquimia!

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Una respuesta a ISSTH – Capítulo 261

  1. Daniel dijo:

    Gracias!! Que emocionante echaba de menos cuando alguien le perseguia

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s