ISSTH – Capítulo 243

Capítulo 243: Me atrevo a decir eso de nuevo!

Uno de los valles de la División Píldora del Este era llamado Valle de la Jornada de Alquimia. Veinte mil personas estaban allí reunidas, sentadas en un semicírculo alrededor de una plataforma elevada.

Esta era una de las tres localizaciones donde los Lores Horno darían lecciones sobre alquimia. Cuando Meng Hao había sido un alquimista aprendiz, a menudo había ido a esos tres lugares a escuchar a los Lores Horno hablar sobre las píldoras medicinales, plantas y vegetación. Los beneficios que había recibido eran significativos.

Adicionalmente a estos tres valles, había otros diez valles más donde los maestros alquimistas daban lecciones. Era esta la razón por la que Meng Hao se sentía como si la División Píldora del Este no fuera una Secta, sino un instituto superior de aprendizaje. Existían trece valles en los cuales tanto los Lores Horno como los maestros alquimistas vendrían a dar lecciones, sin importar si eran solicitados o si querían hacerlo.

Además, el contenido de las lecciones de diversos maestros alquimistas y Lores Horno era siempre diferente. Los cultivadores de la División Píldora del Este podrían elegir a qué clases querían atender.

Algunas de estas lecciones o clases serían atendidas por solo unos cuantos cientos o casi miles. Otros tendrían más aglutinamiento. Por supuesto, las clases de los Lores Horno eran normalmente diferentes de aquellas de los maestros alquimistas. Las clases de los Lores Horno eran siempre extremadamente populares.

Excepto… la primera clase de Meng Hao después de convertirse en un Lord Horno había sido atendida por unos pocos miles. Eso significaba que no había tenido mucha asistencia. A Meng Hao le daba igual. Había hablado por cuatro horas, después movió su manga y se fue.

Acompañado por los dos alquimistas aprendices, Meng Hao llegó al Valle de la Jornada de Alquimia. No tenía en mente la primera lección que fue escasamente atendida. Sin embargo, estaba sorprendido de ver cuánta gente estaba actualmente en el valle.

Mientras se acercaba, pudo ver a aprendices sentados con las piernas cruzadas por todos lados, así como a algunos maestros alquimistas. Todos ellos tenían la mirada levantada hacia la plataforma elevada. Allí plantado estaba un anciano de pelo blanco que emanaba el aura de un ser transcendental.

El anciano era un Lord Horno y era el senior de rango uno. Hablaba con una voz serena que se escuchaba en todas direcciones. Todo el mundo podía escucharlo claramente. Los ojos de algunas personas brillaban intensamente, aparentemente en mitad de la iluminación.

El hueco para la clase de Meng Hao había estado reservado para unos días antes; desafortunadamente, se había visto retrasado por su elaboración de píldoras. Ahora, tendría que esperar a que este senior Lord Horno terminara su clase antes de que llegara su turno.

Solo tenía que esperar, pero como Lord Horno, no tendría porqué esperar fuera del valle. Tan pronto como entró, vio a los alquimistas aprendices cercanos. Una cabeza tras otra se giraron para mirarle, después se plantaban y le saludaban respetuosamente. Sonrió y asintió en respuesta. Se apartaron, haciendo un camino para él, por el cual descendió, sintiéndose un poco avergonzado.

No le tomó mucho tiempo antes de que todo el mundo dentro del valle le hubiera visto, incluyendo a los asistentes en la legaría. Incluso ellos se pusieron de pié para saludarle  como recibimiento.

Al poco, su entrada en el valle causó una conmoción a pequeña escala. El anciano encima de la plataforma frunció el ceño y paró de hablar, mirando hacia Meng Hao con desagrado.

“Alquimista Fang, no me digas que no estás al tanto de las reglas?” dijo serenamente, con su voz sonando claramente por todo el valle. “Estoy dando una lección de alquimia en este momento. Por lo que, puedo preguntar por qué estas aquí? Esta agitación está realmente arruinando mi humor!”

Meng Hao miró al anciano con el ceño algo fruncido. Sabía que los otros Lores Honro no estaban demasiado contentos con él. Si la situación hubiera sido diferente, no hubiera dejado pasar las palabras del hombre. Sin embargo, su presencia aquí había realmente causado una conmoción y había interrumpido la lección del hombre.

“Perdona mi falta de consideración”, dijo Meng Hao con una ligera sonrisa y se sentó a un lado. Estaba allí, por lo que bien podía esperar a que la lección finalizara.

Al escuchar esto, el anciano resopló fríamente, después ignoró a Meng Hao y continuó con su lección.

El tiempo pasó lentamente. El anciano Lord Horno continuó parloteando, ocasionalmente sujetando algunas plantas medicinales para analizar. Los alquimistas aprendices de alrededor escuchaban pensativamente. Muchos parecían tener expresiones de iluminación en sus rostros. Parecía como si ellos estuvieran realmente beneficiándose de la lección.

Meng Hao, sin embargo, se estaba sintiendo un poco somnoliento. Extrañamente, parecía que solo le pasaba a él. Quizá era debido a que estaba cansado debido a su elaboración de píldoras, a lo que se añadía la lección del anciano que era muy farragosa¹. Generalmente, después de solo una frase, Meng Hao comprendía el punto al que estaba intentado llegar. Pero entonces, el hombre seguía explicando con diez o más frases adicionales. Además, Meng Hao estaba ya familiarizado con los aspectos de las variaciones de plantas y vegetación sobre la que se estaba dando lección. Entre los Lores Horno, si Meng Hao se situaba el segundo en términos de conocimiento de plantas y vegetación, entonces no había un primero.

Cuales fueran las razones por las que Meng Hao estaba aburrido, el hombre seguía dando la clase sobre alquimia. Podía ser mucha palabrería, pero Meng Hao no podía hacer nada para sustituirle. No era que los demás no desearan hacerlo.

Después de que pasara algún tiempo, no pudo aguantarse y dejó salir algún bostezo. No estaba situado muy lejos de la plataforma de lectura, por lo que el anciano parlanchín lo notó y claramente se disgustó. Su humor parecía hundirse aun más que antes. Viendo la actitud indolente de Meng Hao, de repente se enfureció.

Paró de dar la lección y miró a Meng Hao; sus ojos ardían y sus palabras eran ensordecedoras: “Lord Horno Fang Mu, no me digas que tienes algunas dudas con respecto a mi lección!?”

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, los alquimistas aprendices de alrededor ya no tenían esas expresiones de estar en trance en sus rostros. En cambio, miraban entusiasmadamente hacia Meng Hao.

Por el aspecto que estaba tomando todo, parecía que las expresiones de trance de sus rostros habían estado allí únicamente debido a la fuerza del hábito. Algunas podían haber sido reales, pero la mayoría eran aparentemente falsas.

El silencio reinó entre los alquimistas aprendices, pero una diversidad de pensamientos recorrió sus cabezas.

“Dos Lores Horno discutiendo. He estado en un montón de lecciones, pero nunca vi algo como esto antes!”

“Lord Horno Zhou puede hablar seguro. Si no está feliz durante su lectura, entonces realmente se vuelve loco. Eso es por lo que todos nosotros pretendemos estar tan interesados. Si no lo hiciéramos, la mala suerte golpearía…”

“Ah, ese es el nuevo chico que ascendió. Todos los discípulos de la Secta Interna de la División Qi Violeta están como locos por el Lord Horno Fang. Lord Horno Zhou, por otro lado, es el que está más cualificado de todos los Lores Horno. Me pregunto cuál quedará por encima…”

Meng Hao frunció el ceño y levantó la mirada hacia el anciano llamado Zhou.

“No dudo nada de lo que estás diciendo, Lord Horno Zhou”, dijo serenamente. “Solo estoy un poco exhausto por elaborar píldoras y necesito descansar un poco”.

Viendo que Meng Hao se retiraba dos veces seguidas, hizo que el desprecio apareciera en los ojos del anciano Zhou. “Mientes! Claramente estás siendo irrespetuoso a propósito! Por favor, me gustaría mucho si pudieras explicar en detalle qué diversas dudas tienes. Si eres incapaz, entonces por favor, vete inmediatamente. Estoy realmente harto de tu ‘descanso’ aquí!”

Una mirada fría apareció en los ojos de Meng Hao. Se había echado atrás ya dos veces seguidas. Sabía que realmente era inapropiado para él haber interrumpido la lección del hombre, pero el hombre estaba ya exagerando. Aunque Meng Hao tenía un relativo buen temperamento, la luz fría en sus ojos mostraba el nivel de desagrado.

“Originalmente, yo, Fang Mu, no quería causar nada embarazoso debido a la túnica negra de Lord Horno que estás vistiendo”. La voz indiferente de Meng Hao se volvió repentinamente afilada. “Pero ya que el Lord Horno Zhou es tan insistente, entonces supongo que expresaré unas cuantas dudas!”

Instantáneamente, todos los alquimistas aprendices de alrededor se espabilaron. Algo interesante iba a pasar! Incluso los ojos de los maestros alquimistas empezaron a brillar. Esas expresiones eran mucho más genuinamente entusiastas que la de los momentos previos.

El hombre llamado Zhou dio un gruñido frío y estaba a punto de decir algo cuando Meng Hao le interrumpió sin el menor rastro de educación.

“De acuerdo a tu comprensión del Dao de la Alquimia, uno debe primero abrazar en su corazón todas las variaciones de las plantas y vegetación, y después dedicarse a ellas a través de un plan. Después de eso se pueden elaborar píldoras. Ese concepto no es nada más que una mierda de perro!”

“Fang Mu, realmente tienes agallas, evidentemente furioso. “A ver si te atreves a decir eso de nuevo!”

Cuando Meng Hao respondió, su voz era tranquila, pero sus palabras eran agresivas y amenazadoras. “Qué píldoras intentas elaborar con ese método? El Dao de la Alquimia fue creado por los Cielos, y requiere iluminación personal. Los logros solo pueden venir después de derrotas constantes y subsecuentes mejoras. Es el resultado del proceso de elaboración por sí mismo! Cuando uno elabora, debe diferenciar lo que es cierto de lo que es falso, seleccionar el momento idóneo y la localización, ajustar la llama a la temperatura adecuada y modificar las interacciones entre las plantas medicinales! Es un error decir que tus palabras son mierda de perro? Quieres que lo diga de nuevo? Eres el senior, por tanto, de acuerdo con tu petición, lo diré de nuevo. Tus palabras son una mierda de perro!”

Las palabras soplaron sobre Zhou, haciéndole que se enfureciera tanto que su cuerpo tembló. Levantó un dedo y apuntó a Meng Hao, con una feroz mirada llenando sus ojos. “Traición! Herejía!” gritó. “Hay reglas en el camino de las píldoras medicinales! Ignorante crío! El hecho de que consiguieras alcanzar el ascenso a Lord Horno haciendo trampas es una humillación para todos los demás Lores Horno. Estamos avergonzados incluso de ser asociados contigo, aparentemente, no estás familiarizado con la palabra ‘regla’ o el término ‘fórmula de píldora’. Las fórmulas de píldoras mismas son reglas. La elaboración de píldoras a la que me refiero es una en la cual se sigue una fórmula de píldora!”

“Fórmulas de píldoras son meramente un modo simplificado de grabación del proceso de elaboración de píldoras”, respondió Meng Hao tranquilamente. “Para los alquimistas son algo así como un mapa de caminos, o una luz para usar en una noche oscura”.

“Tú…”

Las palabras de Meng Hao se iban haciendo cada vez más implacables. “Si sigues la fórmula de la píldora, por supuesto que puedes elaborar una píldora. Pero si elaboras las píldoras de ese modo, no te convierte en un mero maestro alquimista? Realmente te mereces el título de Lord Horno? Me parece que no eres nada más que una anciana marioneta elaboradora de píldoras!”

“T-tú… Las fórmulas para píldoras son reglas! Tú..” En anciano balbuceó en su furia, estaba apunto de continuar explicando, cuando Meng Hao mantuvo su cabeza en alto e interrumpió de nuevo.

“No puedes ni hablar claramente! Fórmulas de píldoras son reglas? Examina todas las píldoras que existen bajo el cielo. Cuantas de esas píldoras tienen una variedad de fórmulas que han sido escritas a través de las generaciones? De hecho, para algunas píldoras, existen más de cien fórmulas, todas ellas con diferentes interacciones. Y aun así, cada una produce la misma píldora. Hablas de reglas. Estás intentando decir que esos distintos múltiples juegos de reglas diferentes existen para cada píldora?!”

“Muy bien, asumiendo que son realmente reglas, entonces después de que la primera fórmula para píldoras apareciera, quién es el que creó la segunda fórmula para píldoras? Qué ocurre sobre la tercera? O la cuarta? Para el momento en el que alcances la píldora número cien, puedes explicar quién exactamente creó esa píldora?” Las indignadas palabras de Meng Hao llenaron todo el valle. Todos los alquimistas aprendices que estaban escuchando tenían expresiones de entusiasmo en sus rostros, así como el brillo de la iluminación. Los maestros alquimistas estaban jadeando mientras pensaban en las palabras de Meng Hao. Las expresiones de sus rostros eran muy similares a las expresiones en sus rostros cuando habían estado escuchando la lección de Zhou justo hacía un momento. Sin embargo, la diferencia entre las palabras de dos Lores Honro diferente era increíble.

La furia de Zhou se alzó hacia los cielos. Todo su cuerpo se agitaba mientras aullaba: “Traición! Herejía! Rebelión contra el Dao de la Alquimia…!”

“Te atreves a proclamar que el creador de la siguiente fórmula de píldoras, la ciento una, no está entre los discípulos de la División Píldora del Este presentes aquí hoy?” Escuchar esto hizo que una oleada de entusiasmo atravesara a los alquimistas aprendices. Ignorando al anciano Zhou, inmediatamente expresaron estar de acuerdo.

Las palabras de Meng Hao golpearon contra el anciano Zhou como un mazo de hierro. No pudo evitar retroceder andando unos cuantos pasos, mirando fijamente con ojos inyectados en sangre.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Que la lección era farragosa, que todo eran ideas desordenadas, un cúmulo de expresiones confusas.

Anuncios

6 respuestas a ISSTH – Capítulo 243

  1. lukaxa dijo:

    PELEA PELEA PELEA PELEA!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. hernan fontela dijo:

    Gracias por el capitulo-

    Me gusta

  3. -Karasu dijo:

    “Mierda de perro”, que fuerte, que fuerte.

    Me gusta

  4. Zerox dijo:

    jaja ese meng es un pro
    esperando el proximo con mucho entuciasmo

    Me gusta

  5. lanree dijo:

    Creo que me gustan más estas peleas que las de batallas a muerte de los libros anteriores jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s