ISSTH – Capítulo 182

Capítulo 182: Siempre hay un Pájaro fuera que es Mejor que tú.

Maldición…. Meng Hao abrió sus ojos, entonces los cerró inmediatamente de nuevo.

“Qué buen amigo! En varias de las pasadas vidas, solo me tuve a mí mismo con quien hablar. Nunca me dí cuenta de lo aburrido que es hablar con uno mismo…. Y nunca podría imaginar por qué la gente me odia tanto. Ellos incluso me llaman Vejación Máxima…”

“Sí! No he tenido una discusión como esta en todo el tiempo en el que he estado en la Secta Espada Solitaria”.

“Vamos, vamos, ahora que hemos terminado de hablar sobre la luz del sol del medio día, vamos a hablar un poco sobre la tarde….”

Al final de la mañana…. Los rayos de sol se filtraban en la casa. Meng Hao abrió sus ojos y miró fijamente boquiabierto a Chen Fan y a la gelatina de carne. Suspiró y continuó meditando.

“Déjame decirte, me enferman las tardes. Recuerdo las tardes de hace un año cuando yo…”

“Estás en lo cierto! Pienso lo mismo. Pero lo único que puedo hacer durante ese tiempo es rechinar mis dientes….”

Pasaron más horas y pronto era ya de tarde. Meng Hao abrió sus ojos unas cuantas veces, pero todo lo que pudo hacer fue reír amargamente y cerrarlos de nuevo.

Chen Fan y la gelatina de carne habían hablado durante toda la noche, todo el tiempo hasta la mañana. Un hombre, un pájaro, pareciendo inagotables y, de hecho, muy animados.

Meng Hao no podía evitar admirar al Hermano Senior Chen. Parecía que realmente era la pareja perfecta para la gelatina de carne.

Meng Hao estaba sentado quieto. Quería plantarse, pero le preocupaba que Chen Fan y la gelatina de carne le arrastraran hacia su conversación. Tomó aire profundamente y después cerró sus ojos, pretendiendo que no escuchaba nada de lo que estaban diciendo.

Finalmente, el sol empezó a ocultarse…

“Lo que más me gusta es la puesta de sol. Cada vez que miro una puesta de sol, pienso en aquel momento hace un año cuando yo era solo una pequeña gelatina de carne, yo…”

“La puesta de sol es inmensurablemente maravillosa. Sabes, realmente no sabes cómo de difícil es practicar el cultivo. Oh, eso me recuerda, a través de los años, realmente he coleccionado mil historias diferentes sobre la puesta de sol. Quiero realmente contártelas todas. Ven, ven, empezaré por la primera…..”

El sol se había puesto y el anochecer terminó. Pronto era ya de noche de nuevo. Un hombre, un pájaro, hablando de una forma interminable por un día y una noche. Hablaron, pareciendo no estar cansados en lo más mínimo. Cuando la medianoche llegó, finalmente pareció que Chen Fan no era ya capaz de continuar.

“Umm, por qué no descansamos un poco?”

“Ni pensarlo! No tengo muchas oportunidades de tener una discusión tan encantadora. Todavía no hemos hablado sobre el significado de la vida. Ah, el significado de la vida. Qué bella flor. Oh, cierto, lo olvidé, antes de hablar del significado de la vida necesitamos hablar sobre la luz de la luna…”

“Uh…. Cierto, realmente, tengo tres mil historias sobre la luz de la luna…”

“Eee? Yo tengo algunas historias también! Realmente, yo tengo diez mil. Empieza tú y después yo continuo.”

Meng Hao estaba casi al borde del colapso. Sus ojos estaban inyectados en sangre, mientras jadeaba se forzó a sí mismo a calmarse y a regresar a la meditación.

La noche pasó lentamente. Fuera, todo estaba tranquilo, pero dentro de la habitación, un hombre y un pájaro habían alcanzado el pináculo de su conversación. La luz de la mañana temprana otra vez se hizo paso dentro de la casa. El rostro de Chen Fan estaba un poco demacrado y sus ojos estaban inyectados en sangre.

“Vamos a descansar un poco…. Yo…. Yo tengo algunos planes hoy…”

“De ninguna manera! Yo no he terminado todavía. No hemos hablado todavía sobre el significado de la vida. Ahora que ya he terminado con mis diez mil historias sobre la luz de la luna, podemos continuar nuestra discusión”.

Pasó la mañana, y pronto fue ya el atardecer, después otra puesta de sol. La expresión de Chen Fan estaba apagada mientras miraba fijamente al loro y su incesante torrente de palabras. Una expresión de admiración creció en sus ojos.

“Ahora que hemos construido una conversación apropiadamente, podemos discutir finalmente el significado de la vida. Eeee…? Está oscuro fuera. Me acabo de dar cuenta de que cuando estuvimos hablando sobre la puesta de sol, hubieron treinta mil historias que olvidé mencionar. Eso no puede ser! No tengo oportunidades como esta muy a menudo. Necesito contarte estas historias…” La gelatina de carne aclaró su garganta unas cuantas veces y empezó a hablar de nuevo.

Pasaron unas cuantas horas hasta que finalmente, la interminable paciencia de Chen Fan se acabó. “Yo… Yo realmente tengo algunos planes…” dijo Chen Fan, poniéndose de pie repentinamente.

Su cuerpo se tambaleó un poco y después dio unos cuantos pasos hacia atrás, su rostro estaba drenado de sangre. Meng Hao abrió sus ojos y miró con admiración a Chen Fan. Acababa de estar hablando sin parar dos días y dos noches…

“Pequeño Hermano Junior, realmente tengo algunos planes, por lo que tengo que salir. Um… regresaré a por ti en unos cuantos días…” Su rostro estaba pálido y parecía aturdido. En ese momento, no miró a la gelatina de carne con admiración, sino con miedo.

Siempre se había considerado como alguien que podía hablar, pero ahora se había dado cuenta de lo equivocado que estaba. Existía un pájaro que le podía sobrepasar incluso a él! Sin esperar a que Meng Hao respondiera, Chen Fan abrió la puerta y voló.

“Hermano Senior”, le llamó Meng Hao, “creo que tienes afinidad con este loro espiritual parlante, por qué no te lo llevas contigo….”

Chen Fan repentinamente se quedó pasmado, mientras su rostro se retorcía. Sin un instante de vacilación, su cuerpo se transformó en un rayo de luz que desapareció en la distancia.

“Que buen tipo”, dijo el loro gelatina de carne, suspirando de la emoción. “Realmente me gusta ese Hermano Senior Chen tuyo. No he encontrado a nadie en todos estos años que pudiera continuar una conversación tan larga conmigo. Eeee? No hemos discutido el significado de la vida!”

El cuero cabelludo de Meng Hao se empezó a entumecer. Ser capaz de provocar tal reacción en el Hermano Senior Chen mostraba cómo de poderosa era realmente esta gelatina de carne. Tal poder era raramente visto en este mundo.

“Que mal que no pude terminar”, dijo la gelatina de carne descontenta. “Estaba justo empezando a entusiasmarme. Ahora todo ha terminado?” Hablando más, voló hacia el hombro de Meng Hao. “Por qué no hablas un poco conmigo, me siento un poco solo…”

El rostro de Meng Hao se puso pálido, tomó aire profundamente. Forzó una sonrisa irónica en su rostro y su mente empezó a dar vueltas, tratando de conseguir alguna idea.

“Creo que quizá olvidaste a alguien”, le dijo.

“Quién? Quién? Quién? A Quién me he olvidado? Cómo puedo haberme olvidado de alguien?” Si le dabas una oportunidad de tener una conversación, la gelatina de carne la tomaba definitivamente de inmediato.

“Te olvidaste del viejo de la máscara!” dijo Meng Hao rápidamente. “Todavía no le has traído de regreso del camino de la maldad”.

“Eeee? Cierto! Ese anciano no es tan malo, realmente. Pero estás en lo cierto, necesito tener una charla con él”. Su rostro brilló con la anticipación, el loro gelatina de carne se iluminó, desapareciendo inmediatamente en la bolsa del Cosmos de Meng Hao.

Meng Hao pudo apenas escuchar el sonido triste del Patriarca del Clan Li, un gemido agudo cuando la gelatina de carne entró en la máscara. Nunca había escuchado tal gemido saliendo de ese hombre antes.

Meng Hao dejó salir un suspiro y se sentó en el suelo, riendo amargamente. Miró hacia la luz de la luna del exterior y suspiró de nuevo, preguntándose cómo sería su vida en los próximos días. Tener a la gelatina de carne con él constantemente era un pensamiento terrorífico.

“Debe de haber alguna forma de controlarla. Esa condenada gelatina de carne…” Meng Hao apretó sus dientes, mientras sus ojos brillaban intensamente. “Su viejo enemigo… el espejo de cobre…. El loro..” Sus ojos brillaron aún más intensamente cuando pensó en alcanzar la Formación del Núcleo. Su anticipación se elevó a un nuevo nivel.

Tres días pasaron rápidamente. Durante ese tiempo, Chen Fan nunca regresó. Obviamente, estaba tan asustado de la gelatina de carne de Meng Hao, que no se atrevió a regresar. Si lo hiciera, el loro gelatina de carne le podría arrastrar dentro de otra conversación.

Fue en el cuarto día en el que regresó de forma cautelosa. Abrió la puerta de la habitación, entonces se retiró varios pasos hacia atrás inmediatamente. Cuando vio que no había loro en el hombro de Meng Hao, miró por toda la habitación y después dejó salir un suspiro.

Meng Hao podía únicamente darle una sonrisa irónica. Qué más podía decir?

Chen Fan se plantó nerviosamente fuera de la habitación. “Esa….. Pequeño Hermano Junior, se…. Se ha ido?” Parecía muy nervioso.

“Algo así…” respondió Meng Hao, plantándose y caminando hacia fuera.

Chen Fan dejó salir un largo suspiro y miró a Meng Hao con una sonrisa forzada.

“Pequeño Hermano Junior, ese loro tuyo es…. Wow… qué pájaro. Realmente lo admiro. Bueno, no es necesario hablar sobre ello realmente. Hay solo unos cuantos días más hasta que sea la fecha del banquete del Clan Song. Realmente he preparado todo. Cuando llegue el momento, podemos teletransportarnos directamente allí. Hoy, por qué no me dejas mostrarte la Secta Espada Solitaria? Después de todo, cuando regresemos del Clan Song, esta será tu Secta, por lo que deberías de conocerla”. Cogió a Meng Hao de una manga y tiró de él sacándolo del patio.

La expresión de Meng Hao era la misma de siempre, pero en su mente apareció una imagen del mapa del Dominio Sur. El Clan Song estaba localizado relativamente cerca de la Secta Destino Violeta. En cuanto a la Secta Espada Solitaria, Meng Hao pensó sobre ella un montón durante los últimos días y había finalmente llegado a una conclusión. Había decidido que no tomaría ventaja de la oferta de Chen Fan de unirse a la Secta Espada Solitaria.

Todavía quería averiguar algún modo de disfrazarse y unirse a la Secta Destino Violeta. Aprendería el Qi Violeta procedente del Este así como alquimia. Y también averiguaría una forma de lograr que el Gran Maestro Píldora Demonio eliminara su veneno.

En cuanto a la Secta Espada Solitaria, Meng Hao no creía que el maestro de Chen Fan fuera a ser capaz de ayudarle a eliminar el veneno. Necesitaba la ayuda de alguien, no en la etapa Alma Naciente, sino en la etapa Separación de Espíritu!

Meng Hao estaba seguro de esto. Sin embargo, Chen Fan era tan amable y receptivo que no sentía que fuera apropiado decírselo directamente. En cuanto al Clan Song, Meng Hao tenía muchas ganas de ir a verlo; sin embargo, debido a los temas concernientes a la Secta Tamiz Negro, todavía estaba dudando.

“Necesito averiguar un modo de comunicarme con Han Bei…” pensó. “Debería de ser capaz de decirme qué terminó ocurriendo con la Secta Tamiz Negro”.  Se frotó su bolsa privada y una sonrisa fría apareció en sus labios. Dentro había una hoja de jade que podía él usar para mantener a Han Bei en su lugar.

Siguió a Chen Fan por la Secta Espada Solitaria. Edificios alineados en caminos dispersos y arroyos fluyendo por aquí y por allí. Todo el lugar parecía al mismo tiempo imponente y con gusto.

Los dos hablaron mientras caminaban y pronto llegó la tarde. Finalmente, alcanzaron una estructura enorme circular, la cual estaba llena de cientos de energéticos discípulos de la Secta Espada Solitaria.

“Esta es la Arena de Batalla”, explicó Chen Fan, “donde los discípulos de la Secta Espada Solitaria pueden luchar los unos con los otros. Puedes lesionar, pero no matar. Hay castigos estrictos para cualquiera que rompa las reglas”.

Meng Hao lo miró y estaba a punto de alejarse caminando cuando repentinamente, sus cejas se arrugaron. Una voz siniestra se escuchó repentinamente.

“Los invitados pueden luchar en la Arena de Batalla para intercambiar técnicas con nuestros discípulos de Secta. Yo, Li, entraré en la arena. Me gustaría invitar al forastero…. A un duelo conmigo, si se atreve!” No era nada más que el hombre de mediana edad llamado Li. Una sonrisa hipócrita cubría su rostro mientras salía desde la multitud, mirando burlonamente a Meng Hao.

“Te esconderás otra vez detrás de tu Hermano Senior? Puedes siquiera realizar un solo ataque, perdedor bueno para nada? Si no te atreves a luchar, entonces mejor no esperes ponerte delante de mí de nuevo en el futuro”.

Los ojos de todo el mundo fueron a descansar en Meng Hao y en Chen Fan.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Anuncios

8 respuestas a ISSTH – Capítulo 182

  1. lukaxa dijo:

    Diooos como me reído… Yo lo venia diciendo que ese sombreo y chen fan eran MUUUY HABLADORES… Por cierto,necesito que le pegue una somanta de palos a ese LI, que pesado el chaval/viejo.

    Le gusta a 1 persona

  2. hernan fontela dijo:

    jajajajajaja que buen capitulo- Muchas gracias-

    Le gusta a 1 persona

  3. nicobaez16 dijo:

    Muy bueno el capitulo como me dio risa ese loro acaso existe alguien quien pueda con el p😂😂😂😂

    Le gusta a 1 persona

  4. Lucas dijo:

    Fue demasiado lo que me rei. Pobre chen fan. Muy buen capitulo ,¿antes de darle una leccion a li? Eso espero

    Le gusta a 1 persona

  5. lanree dijo:

    El duelo más putamente épico que leí jaja
    Ojalá Chen Fan no intervenga de nuevo.

    “Uh…. Cierto, realmente, tengo tres mil historias sobre la luz de la luna…2 (…”)

    Le gusta a 1 persona

  6. jajaj che ese sombrero es un puto cago de miedo che es como un cancer jajaaj

    Le gusta a 1 persona

  7. Brian López dijo:

    La vejación máxima tiene su merito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s