ISSTH. Capítulo 53: Como me lo agradecerás?

“Esto…. Parece algún tipo de bolsa privada, pero un poco mejor.” Meng Hao la movió adelante y atrás en sus manos, entonces usó su poder espiritual para sentirla un poco. De pronto, su cuerpo empezó a temblar, como si hubiera sido alcanzado por un rayo invisible. Sus ojos se abrieron más revelando un completo asombro. Después de un largo tiempo, bajó su cabeza y miró dentro de la bolsa.

“Es tan grande…” murmuró. Era una bolsa privada, pero era tan grande por dentro que parecía como si pudiera contener al cielo y a la tierra. El interior era tan brumoso y tan ilimitado que su corazón se agitó inmediatamente.

Parecía como si montañas enteras y ríos pudieran ser guardados dentro. Incluso aunque estuviera vacía, su capacidad masiva era suficiente para considerar la bolsa misma un precioso tesoro.

Tenía la lengua y la boca secas. Las Piedras Espirituales le habían hecho feliz. Las píldoras medicinales le habían hecho temblar de entusiasmo. Y entonces estaban los objetos mágicos. El pergamino pintado le había aturdido y el poder espiritual de la red negra le había dejado temblando. Pero esta bolsa le había dejado su cabeza zumbando. Le tomó un largo tiempo recomponerse.

“Soy rico. Esto es verdadera riqueza…” Meng Hao murmuró para sí mismo, agarrando la bolsa multicolor fuertemente. Pero la expresión de su rostro de pronto cambió.

“Si realmente esa era una prueba de fuego de alguna gran Secta, entonces no sería un gran problema que yo interfiriera, pero ellos seguramente no me dejarán ir con tantos tesoros, píldoras medicinales y Piedras Espirituales.” Su corazón empezó a latir fuertemente, y una mirada en conflicto apareció en su cabeza. Aún así, tenía la determinación de no ceder ninguno de los tesoros que había adquirido.

Organizó todo cuidadosamente, entonces respiró profundamente y miró hacia el anochecer. Salió de la cueva y abandonó las montañas, mirando pensativo a la ciudad amurallada en la distancia.

“Tengo un montón de píldoras medicinales.” Murmuró para sí mismo conforme miraba a la ciudad con ojos brillantes, “pero no reconozco ninguna de ellas. Debido a esto, no puedo consumirlas de una forma segura, ninguna de ellas.” Empezó a caminar hacia la ciudad.

Se movió rápidamente y pronto se aproximó a la puerta de la ciudad, sobre la que estaban escritas tres palabras.

Ciudad Refinamiento Este.

Los caracteres daban una sensación de antigüedad, y claramente habían estado allí por más que unos pocos años. Sus superficies descoloridas hacían sentir a uno como si hubieran visto siglos ir y venir.

“Refinamiento es similar a Cultivo. Y estoy en el Este. Lo que significa que el nombre de la ciudad es relativamente claro. [Nota del traductor de chino a ingles: el símbolo para “Refinamiento” se pronuncia de una forma similar al símbolo para “Cultivo”]

Tan pronto como Meng Hao puso un pie en la puerta de la ciudad, vio a dos discípulos parados allí hablando. Sus miradas llegaron a Meng Hao.

Vestían túnicas de color azul claro y ambos estaban en el nivel tres de Condensación Qi.

“Compañero Daoísta, por favor, pague el impuesto antes de entrar en la ciudad.” Su sonrisa desapareció conforme empezó a sentir la presión de la base de Cultivo de Meng Hao.

“Compañeros Daoístas, puedo decir por su apariencia que pertenecen a una gran secta. Yo soy de una pequeña secta y justo acabo de salir de la montaña. Esta es mi primera vez aquí, puedo solicitarles que se tomen la molestia de darme alguna información sobre este lugar?” Meng Hao era un escolar innato, y hablaba de una forma muy educada. Los dos Cultivadores de bajo nivel quedaron instantáneamente impresionados, haciendo que el joven que acababa de hablar empezara a reírse.

“Bien dicho, bien dicho! Compañero Daoísta, su base de cultivo es bastante refinada. Si es su primera vez fuera de la secta, entonces sospecho que su nombre será bien conocido en el futuro.” El joven sonreía mientras hablaba. Que alguien con una base de cultivo tan profunda le hablara de una forma tan educada le hizo sentirse bastante satisfecho. “Esta es la Ciudad Refinamiento del Este, fundada por la Alianza de Tres Grandes Sectas del Estado de Zhao, y es una de las grandes Ciudades de Cultivo en el Estado de Zhao. Para entrar, se debe de pagar un impuesto de una Piedra Espiritual.

“El coste en realidad es de tres Piedras Espirituales, pero para usted, con una bastará. Por favor, tenga en cuenta que luchar está prohibido dentro de los límites de la ciudad. Los infractores serán castigados severamente por las tres sectas. No debe de olvidar este punto.” Le entregó una tablilla de madera a Meng Hao.

Meng Hao se lo agradeció rápidamente y pagó con una Piedra Espiritual. Entonces, saludó con las manos unidas y pasó por la puerta de la ciudad.

Lamentó un poco la pérdida de la Piedra Espiritual. Solo era una, pero aún así, por lo que a Meng Hao le concernía, era dinero. Podía tener más de ocho mil más en la bolsa, pero conocía muy bien el apetito del espejo de cobre por las Piedras Espirituales, y sabía que realmente no eran muchas después de todo.

“Que impuesto tan caro. Si no necesitara absolutamente venir aquí, no la habría pagado.” Caminó rápidamente por la ciudad, mirando alrededor. El anochecer estaba cayendo, pero la ciudad todavía tenía ajetreo, con gente caminando adelante y atrás por todos lados. Las calles estaban llenas con tiendas, muchas de las cuales emitían intensas luces brillantes. Una sola mirada confirmó que este no era un lugar ordinario.

Todo el mundo era un Cultivador. Conforme caminaba por la ciudad, no vio a un solo mortal. Sin embargo, todos los cultivadores estaban en la fase de Condensación Qi. Escaneando la multitud, Meng Hao solo vio a unas tres personas que, como él, estuvieran en el séptimo nivel. La mayoría estaban en el sexto o menor.

Meng Hao caminó por las anchas calles, buscando tiendas que vendieran píldoras medicinales. No iba a comprar ninguna, sino a preguntar algunas dudas. Pasaron tres días, durante los cuales, Meng Hao atravesó toda la ciudad, visitando unas treinta tiendas medicinales.

Incluso ahora, solo había podido encontrar información sobre siete u ocho de las docenas de tipos de píldoras medicinales de su bolsa privada. Y aún así, Meng Hao estaba entusiasmado. De las píldoras que había identificado, todas y cada una eran considerablemente caras. Una de ellas era una Píldora de Establecimiento de Espíritu, de un coste de cincuenta Piedras Espirituales, solo útiles para aquellos en el séptimo nivel de Condensación Qi.

En su bolsa privada, tenía ocho de ellas juntas.

“que mal que haya tantas píldoras sobre la que todavía no sé nada.” En el tercer día, Meng Hao dudando, finalmente se encaminó hacia un edificio extremadamente lujoso en el distrito oeste de la ciudad.

Era de tres pisos de altura y emitía una luz brillante. Incluso desde una larga distancia, uno podía verlo brillar. Antes, Meng Hao había visto que la mayoría de quienes entraban estaban en el sexto nivel de Condensación Qi. Había incluso algunos en el octavo o noveno nivel, y parecía como si fuera el único edificio donde quisieran entrar.

Cuando vio el nombre del edificio, estuvo más resuelto a entrar.

Pabellón de Cientos de Tesoros.

Dentro estaba lleno con balaustradas grabadas y escalones de mármol. Todo parecía estar hecho de jade y, tan pronto como puso un pie dentro, Meng Hao sintió una fuerza espiritual densa sacudiendo su cara. Un deslumbrante surtido de objetos mostrados se encontraron con sus ojos; botellas de píldoras medicinales, espadas voladoras, perlas, banderas y otros objetos se podían ver por todos lados.

No había un montón de Cultivadores presente, por lo que estaba relativamente tranquilo. Caminaban separadamente en grupos de cuatro o cinco, cada uno acompañado por una joven vistiendo un largo vestido rosa. Las voces de las chicas eran ligeras y despreocupadas, y humildemente respondían todas las preguntas sobre los variados objetos.

Ninguno de estos era de mucho interés para Meng Hao, pensó. Lo que realmente capturó su atención estaba a una cierta distancia en la segunda planta. Al lado de la escalera había un enorme horno de Píldoras. Volutas de humo se retorcían a su alrededor, y sentado cerca de él estaba un hombre de mediana edad con una larga túnica negra. Estaba sentado allí con las piernas cruzadas, con la espalda recta, sin expresión alguna, haciendo ejercicios de respiración con los ojos cerrados.

Emanaba una pequeña cantidad de energía, pero era difícil de sentir, como si él estuviera guardando la mayoría de su energía escondida. Si no lo hiciera, todo el pabellón probablemente empezara a colapsar.

“Un Cultivador de Fundación Establecida…” las pupilas de Meng Hao se contrajeron. Este hombre de mediana edad emitía el mismo tipo de Qi que el Gran Anciano Ouyang, haciendo inmediatamente obvio para Meng Hao que su base de Cultivo estaba en la etapa de Fundación Establecida, por encima de todos los que estaba allí.

“Me pregunto si llegará el día en el que yo tenga la oportunidad de ser un Cultivador de Fundación Establecida.” Después de todas las cosa que había experimentado en la Secta Confianza, su corazón estaba lleno de deseo de volverse poderoso. Justo ahora, su cabeza se agachó, pero sus ojos estaban llenos de terquedad y determinación. Su resolución era más fuerte que nunca.

“Por usar el método de Cultivo de la Escritura Sublime de Espíritu, cuando alcance la Fundación Establecida, será una Fundación sin Defectos, mucho más poderosa que la Agrietada o la Fragmentada. Seré fuerte incluso entre los Cultivadores de la fase Fundación Establecida.” Inhaló profundamente y levantó su cabeza. Una joven en un vestido rosa se aproximó a él. Era bella y llevaba una sonrisa relajada en su cara. Saludó a Meng Hao inclinándose. Conforme lo hizo, el frontal de su vestido se cayó, revelando una abundancia de ternura lechosa.

“Hermano Daoísta, necesitas asistencia?” preguntó.

El rostro de Meng Hao se volvió rojo inmediatamente, y se dijo a sí mismo que no debería de mirar cosas inapropiadas. A pesar de su determinación, no pudo evitar mirar hacia abajo y su corazón empezó a acelerarse. Aunque hubiera estado en la Secta Confianza por tres años, no había pasado tiempo con ninguna discípula aparte de la Hermana Xu. Por lo que no había visto algo así en toda su vida. Su cara se puso un poco oscura, pero al ,momento nadie lo podría decir.

“Tenéis alguna hoja de jade que describa píldoras medicinales?” preguntó con una tos seca, tratando de encubrir su bochorno.

La chica era joven, pero su comportamiento sugería que tenía bastante experiencia. Podía sentir instantáneamente la incomodidad de Meng Hao y estaba bastante divertida. A través de los años, había visto muchos clientes, pero pocos como Meng Hao. Escondiendo una carcajada, sonrió y se acercó hacia él para que pudiera oler su perfume.

Cuando el fragante olor alcanzó su rostro, la cara de Meng Hao se puso aún más roja. Sus ojos, aún así, no contenían nada de lascivia. En cambio estaban bien abiertos y claros, él era fundamentalmente no propenso a la lujuria. Era solo inexperto con mujeres, por eso su cara sonrojada.

“Por supuesto que tenemos hojas de jade sobre píldoras medicinales,” dijo con un guiño. “Por favor, sígueme, Hermano Daoísta.” Encontraba su incomodidad muy adorable. Se dio la vuelta, su vaivén de cintura, sus curvas fascinantes, Meng Hao no podía dejar de mirar, y de nuevo su corazón empezó a acelerarse. Con una sonrisa amarga, dio una tos ligera y se apresuró a seguirla.

Lo llevó a un estante con una celosía a un lado que estaba llena de varias piezas de jade. Entre ellas, había una bandeja blanca, con tres hojas de jade, inscritas con las letras de Tres Hojas de Jade. “Estas hojas de jade muestran la mayoría de las píldoras medicinales que se pueden encontrar en el Estado de Zhao. Aún así, son una copia, por lo que el contenido está  algo confuso.”

Cuando vio a Meng Hao levantando su mano para tomarlos, ella sonrió. “No puedes mirarlos a menos que los compres. Las Tres Hojas de Jade cuestan cien piedras espirituales. “Cuando sonrió, aparecieron dos bellos hoyuelos. Conforme miraba a Meng Hao, ella pensaba que aunque el rostro de él fuera un poco oscuro, contenía un encanto joven y de estudiante.

Conforme su perfume flotaba al rededor de Meng Hao, retiró su mano y se enfocó en sí mismo. Miraba pensativo a las Tres Piezas de Jade. Parecían un poco caras, y dudaba en lo relativo a las Piedras Espirituales.

“Hay alguna otra cosa que tenga más información que esto?” preguntó después de un momento, apretando su mandíbula. Su propósito de venir aquí había sido comprar una hoja de jade con esta información.

“Por supuesto!” respondió la chica con otro guiño. “Sígueme.” Guió a Meng Hao hasta otra esquina, donde apuntó a una hoja de jade en la estantería. Estaba cubierta con pequeñas grietas.

“Esta no es una copia. Es una antigua hoja de jade que contiene registros de varias píldoras medicinales del Dominio Sur. Tiene incluso información  detallada sobre píldoras venenosas y sus antídotos. Más aún, contiene representaciones artísticas muy realistas sobre las píldoras. Desafortunadamente, está agrietado y pronto se romperá. Solo serás capaz de leerlo unas cuatro o cinco veces.”

Después de escuchar sus palabras, el corazón de Meng Hao tembló. Lo necesitaba, no para un largo uso, sino para resolver el problema de su actual situación.

“Hermano Daoísta, espero que no te importe,” dijo con una sonrisa, acercándose y bajando su voz. “El coste de este objeto es de doscientas Piedras Espirituales. Deberías de comprender que si no estuviera agrietado valdría más de mil. Si realmente la quieres, puedo ayudarte a conseguir una reducción del coste, pero, cómo me lo agradecerás?”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Anuncios

Una respuesta a ISSTH. Capítulo 53: Como me lo agradecerás?

  1. Pingback: I Shall Seal The Heavens – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s