ISSTH. Capítulo 26: Desconcierto

“Hermano Wang, secretamente he estado comprobando y preguntando a unos cuantos discípulos de la Secta. No creo que se me haya escapado nada.” Este joven era también famoso en la Secta Confianza, pero en frente de Wang Tenfei, era completamente respetuoso. Nunca había visto a Wang Tengfei de esa forma, y estaba un poco dubitativo. Había estado hablando con una respetuosa reverencia. “Incluso he mirado por los Cuarteles de los Sirvientes y seguido a Zhou Kai, Han Zong y algunos otros. En este tiempo, había treinta y siete personas que no estaban presentes en la Secta. De esas treinta y siete personas, he eliminado de los sospechosos a veintinueve. Entre el resto, hay seis de los que no hay evidencia que sugiera que estuvieran en la montaña negra. Sólo dos estuvieron definitivamente allí. Meng Hao y Han Zong.”

Wang Tenfei parecía más y más enfadado. Levantó su mirada dura, lo que hizo que se le helara el corazón. Nervioso bajó su cabeza.

“Han Zong estaba también en la montaña negra… Meng Hao?” Wang Tenfei frunció el ceño, el nombre de Meng Hao le sonaba familiar.

“Meng Hao es…. La persona que hirió al Hermano Lu,” dijo el joven rápidamente.

La Cara de Wang Tengfei se oscureció mientras su corazón ardía. Había planeado todo durante muchos años y gastado muchos recursos. Por tanto tiempo, había enfrentado todo como si ya hubiera concluido antes de empezar, era su gran victoria, algo que podía llevar a su clan para refinarlos. Pero entonces, se lo habían quitado. Cuando pensó en la espada, su cara se retorció en dolor. Esa era su herramienta para revolucionar al cielo y a al tierra. Y cuando pensó en el Legado del Dragón de Lluvia Alado, su corazón lloró.

Antes de hoy, siempre había estado lleno de confianza en sí mismo., completamente seguro de su éxito. Todo le había pertenecido a él, era solo su buena fortuna. Solo él estaba cualificado para tener esa suerte. Aun entonces, encontró una inesperada derrota, un golpe que nunca había imaginado que recibiría. Encontró todo extremadamente difícil de aceptar, como si el la vuelta desgarradora de los eventos no hubiera ocurrido.

Respiró profundamente, Wang Tenfei abrió su boca para hablar, pero de repente empezó a temblar como si una explosión de dolor subiera por su brazo derecho. Subió la manga y se quedó mirando su brazo, viendo cómo la Gota de Sangre desaparecía lentamente. No había nada que él pudiera hacer salvo observarla marchar, y después de que se fue, su rasgos bellos se retorcieron con furia y derrota. El Legado se había ido, tosió un poco de sangre.

Sabía que en ese momento, la persona que le había quitado su tesoro estaba totalmente conectada al Legado. Nunca sería capaz de usar de nuevo la Gota de Sangre para sentir nada, porque el Legado había realmente elegido a otra persona.

Cuando el joven en frente de él vio lo que pasó, se asustó. Iba a dar un paso hacia delante cuando Wang Tenfei levantó su cabeza de repente y gritó, “Vete!”

Su explosiva voz resonó y la cara del joven se puso blanca. Nunca había visto tal sucesión de expresiones diferentes en la cara de Wang Tengfei. Con su cuerpo helado, se fue.

En la Cueva Inmortal, los ojos de Wang Tengfei se pusieron rojos y su mente se enfocó en Han Zong y en Meng Hao. No podía parar de pensar sobre el día que le había despreciado en la Secta Externa, como a una hormiga, en la plaza.

Frunció el ceño, su cara se ensombreció más. Pensó sobre cómo la Gota de Sangre no había sido capaz de sentir el legado, y ahora, la había perdido debido a su oponente. Independientemente de si fuera Han Zong o Meng Hao, ninguno de los dos debería de ser capaz de hacerlo.

“Solamente, quién eres?!” Con sus ojos inyectados en sangre, golpeó su bolsa y en un rayo de luz plateada pareció y se convirtió en un dispositivo de hechizo octogonal plateado, que flotó en frente de él.

Lo miró por un tiempo, entonces la determinación llenó sus ojos. Ese era un de los dispositivos de hechizos que había preparado para una de las montañas cercanas a la montaña negra. Después de usarlo, necesitaba varias horas para regenerarse, antes de poder ser usado de nuevo.

Había decidido que activaría el dispositivo de hechizo, incluso aunque le hiriera, podría poner sus sentidos dentro para ver quién estaba presente ese día en la región de la montaña negra.

Mirando al dispositivo de hechizo plateado en frente de él, Wang Tenfei mordió su lenga y escupió un poco de su sangre. Conforme la sangre se estrelló en el dispositivo de hechizo, sus dedos fluctuaron en un patrón de encantamiento, y de repente, su cabeza zumbaba y su conciencia parpadeaba. En medio de ese indistinto sentimiento, de repente fue capaz de sentir varias fuentes de Qi emanando en oleadas.

“Una, dos… nueve personas que yo invité para ayudarme, este es su Qi…”  La cara de Wang Tengfei se puso pálida, el dispositivo de hechizo en frente de él, empezó a agitarse, y empezaron a aparecer grietas en su superficie, pero no se rindió, en cambio, continuó lanzando sus sentidos en él.

Una vaga línea exterior empezó a aparecer en su mente, llena don varios puntos de luz. Diez de las luces le eran familiares, y otra de ellas pertenecería a Meng Hao.

Adicionalmente a esas, había otra luz. Wang Tengfei se concentró por un momento, entonces tuvo la seguridad de que era Han Zong. Desafortunadamente, el dispositivo de hechizo sólo podía guardar una grabación de quienes estaban en la región de las siete u ocho montañas alrededor de la montaña negra, no su localización específica.

Wang Tengfei frunció el ceño, ya que de repente había notado que la grabación en su cabeza había… otra luz!

Era débil, si no te parabas a mirar atentamente podías haberla no encontrado. Sin empujar el dispositivo de hechizo a su punto de rotura, al límite de su poder, no sería capaz de sentirlo.

“Esto es…” su corazón tembló, y se concentró, pero incluso aunque lo hizo, su cuerpo se agitó y tosió sangre. El dispositivo de hechizo se rompió, saliendo disparadas en trozos a todos lados, pegándole a él y a los muros de la cueva.

Su cara se quedó blanca, tosió más sangre, estaba increíblemente asustado. Cuando sintió esa última luz, su mente había empezado a temblar, como si quien fuera a quien le perteneciera pudiera machacarle hasta la muerte con un simple pensamiento.

El dispositivo de hechizo sólo podía darle una sensación aproximada con respecto al nivel de Qi, nada sobre la base de Cultivo del objetivo. Pero que el nivel de Qi le causara tal reacción, le dejó asustado más allá de lo posible.

“Quien era ese!?” dijo Wang Tengfei, temblando. Su miedo le indicó que esa temible persona era definitivamente la que podría quitarle fácilmente el sentido de su Gota de Sangre.

Con su corazón helado, levantó su cabeza y respiró profundamente. Después de que algún tiempo pasara, había recobrado sus sentidos. Pero la memoria de esa tenue luz le presionaba con el peso de una montaña.

“Cómo hizo esta persona para saber sobre los asuntos de la montaña negra…? Podría ser que alguien hubiera estado siguiéndome en mi búsqueda…? Quién era…?

***

El tiempo pasó, y finalmente terminó el sueño. Meng Hao abrió sus ojos, sin estar seguro de cuántos días habían pasado, o cómo su base de Cultivo había cambiado. Sintió como si hubiera estado durmiendo por una larga temporada.

Cuando el sueño concluyó, Meng Hao sintió como si tuviera más recuerdos que antes, recuerdos que eran vagos y antiguos, y no podía alcanzarlos. Pero esa sed de volar en el cielo todavía parpadeaba poderosamente en su mente.

Estaba seguro de que si un día pudiera volar por el cielo, entonces los recuerdos de su cabeza se volverían más claros.

Después de que pasara un tiempo, Meng Hao tomó un respiro, su visión lentamente volvió a la normalidad, conforme sus sentidos volvían, sintió su base de cultivo, entonces paró, aturdido.

“El sexto nivel de Condensación Qi?” Sus ojos brillaron fieramente, y después de examinar a fondo su base de cultivo, casi se volvió loco de alegría. Sintió el majestuoso lago de su núcleo, y al Núcleo Demoníaco flotando en él, un sentimiento asombroso empezó a sobrevenirle.

“Realmente lo he alcanzado… el sexto nivel de Condensación Qi!” Se sacudió conforme se plantaba, rió de corazón. Su risa resonó por la cueva haciendo eco.

Entusiasmado, se volvió a sentar, cerrando sus ojos y lanzando sus sentidos. Parecía como si pudiera sentir todo a su alrededor en completo detalle. De hecho, de repente escuchó la voz de Gordito fuera.

“Meng Hao, fuiste maldecido con una suerte enfermiza. Tomaste la píldora, pero no quería herirte, por favor, no vengas a cazarme….

“Pobre viejo Maestro de Gordito, actualmente estoy más maldito que tú. Sabes que nuestro negocio  ha desaparecido? Fue robado.” Gordito se agachó fuera de la Cueva Inmortal, en frente de un pequeño fuego, su cara dolorida conforme quemaba papel de dinero amarillo..

Meng Hao, cuando te conviertas en un espíritu, tienes que regresar y ayudarme. Mira cuánto papel estoy quemando por ti.” Lágrimas recorrían su cara conforme continuaba quemando papel de dinero balbuceando y lamentando.

“Vienes de una familia pobre, pero no te preocupes; Yo, Maestro Gordito, estoy aquí y me haré cargo de ti. Yo vendré a quemar papel para ti cada día para que en tu próxima vida, seas capaz de comprarte una casa y tener una esposa. Finalmente alcanzarás tu objetivo de ser rico.

“Oh, Meng Hao, cómo has podido irte así…” Los lamentos de Gordito crecieron más fuertes, como si estuviera totalmente descorazonado.

Después de escuchar esto, una extraña expresión apareció en la cara de Meng Hao. Abrió sus ojos. Era la primera vez que alguien había quemado papel amarillo por él, y no estaba seguro de qué hacer, si reír o llorar. Se plantó y empujó la puerta principal que se abrió con un largo crujido, entonces caminó fuera.

Tan pronto como puso un pie fuera, los lamentos sonoros de Gordito cesaron de repente, y entonces miró totalmente asombrado. Se enderezó, con sus ojos llenos de miedo. Entonces reconoció a Meng Hao y se levantó de un salto, boquiabierto.

Meng Hao miró a Gordito con una expresión extraña, entonces tosió suavemente y caminó fuera, hacia un riachuelo cercano y empezó a limpiarse él mismo. No había estado tan sucio en toda su vida. Después de limpiarse, se puso una túnica verde limpia, usó una espada voladora para recortar su pelo. Ahora se sentía, y veía, como su antiguo yo. Se volvió y sonrió a Gordito.

<<<Capítulo anterior Capítulo siguiente>>>

Anuncios

4 respuestas a ISSTH. Capítulo 26: Desconcierto

  1. Pingback: I Shall Seal The Heavens – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. Pingback: I Shall Seal The Heavens – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s