WDQK Capítulo 13: Tratamiento.

En los siguientes días, el estilo de vida de Lin Dong se limitaba a seguir su ritmo normal. Por el día, entrenaba frenéticamente su cuerpo, una vez que era incapaz de aguantar el agotamiento, entraba en la piscina de piedra. Aproximadamente media hora después, salía corriendo de la piscina sintiéndose refrescado y lleno de energía. Seguidamente, ejecutaba con vivacidad conjuntos de Puño Penetrante, causando una serie de ecos nítidos que continuamente resonaban por el bosque.

Entre la generación joven de la Familia Lin, probablemente no hubiera nadie que pudiera mantener ese régimen intensivo. Después de todo, los efectos de la piscina rocosa podrían decirse que eran mejores que los de un elixir de Grado 3. Más aún, mientras que el líquido rojo estaba diluido, se volvía suave y gentil. Debido a ello, no lastimaba el cuerpo de ningún modo. De hecho, era lo más favorable para alguien en la fase de entrenamiento inicial, como Lin Dong.

Durante la noche, Lin Dong entraba de nuevo en la oscuridad del Dominio Espiritual. Allí, repetía incansablemente conjunto tras conjunto de su, cada vez más familiar, Puño Penetrante. Como podía realizarlo sin descansar o comer, su maestría en el Puño Penetrante mejoró enormemente hasta que Lin Dong podía ahora generar fácilmente nueve ecos! En cuanto al décimo eco, también estaba Lin Dong ganando gradualmente una mejor comprensión de ello. Aunque todavía le faltaba para realmente dominarlo, sabía que sólo era cuestión de tiempo.

Más aún, quizá fuera debido a la fuerza que Lin Dong demostró en sus encuentros previos, Lin Shan, que previamente disfrutaba causándole problemas, había parado de aparecer detrás de él. Posiblemente comprendió que lo único que haría sería cavar su propia tumba si se atreviera a causar problemas a Lin Dong de nuevo.

Así que, justo ahora, Lin Dong era capaz de dedicar pacíficamente toda su energía en su entrenamiento.

En un parpadeo, una semana había pasado en medio de paz y tranquilidad.

En esta semana, Lin Dong había buscado activamente oportunidades de hacer que Lin Xiao tomara el líquido rojo del talismán de piedra. Sin embargo, durante éste periodo, Lin Xiao estuvo constantemente fuera, así que Lin Dong había tenido muy pocas oportunidades de hacerlo, por lo que no había tenido otra opción que la de suprimir este tema temporalmente.

La situación continuó hasta el octavo día, cuando Lin Dong finalmente no pudo soportarlo más tiempo. Esto fue debido a que Lin Xiao estaba herido de nuevo…

Mientras que estaba entrenando, Lin Dong escuchó los ansiosos gritos de Qing Tan. Instantáneamente había reaccionado y regresado a casa. Se coló en la habitación para ver a Lin Xiao yaciendo en la cama, su rostro tan pálido como una hoja de papel. Gotas de sangre marcaban el suelo bajo sus mangas.

“Padre encontró una poderosa bestia cuando fue a las profundidades de las montañas para buscar elixires…” Qing Tan murmuró suavemente desde detrás de Lin Dong, con los ojos rojos de pena.

Después de escuchar estas palabras, una oleada de culpa manó del corazón de Lin Dong mientras lágrimas salían desde sus ojos.

“Los hombres no lloran, solo es una pequeña herida”. Conforme Lin Xiao vio a Lin Dong plantado en la puerta, intentó levantar su cuerpo. Justo cuando intentaba mostrar una expresión seria, un dolor agudo emergió desde sus heridas, haciendo que su expresión se retorciera en agonía.

“Por qué todavía intentas poner una fachada valiente ahora. Aquí, déjame hervir este elixir para ti. “Lin Yan miró a Lin Xiao antes de que ella cogiera un tallo de hierva verde claro a su lado.

“Hey, esa es para Dong-er!” Lin Xiao dijo rápidamente después de ver la escena.

“Madre, déjame hervir este elixir. Qing Tan y tú deberíais cuidar a Padre.” Antes de que las palabras de Lin Xiao se desvanecieran, Lin Dong se deslizó y cogió el elixir de las manos de Liu Yan. Sin decir otra palabra, salió corriendo de la habitación.

“Este mocoso…”

“Mientras observaba a Lin Dong escurrirse aún más rápido que un conejo, Lin Xiao no sabía qué hacer, si reír o llorar. Sin poder hacer nada, sacudió su cabeza, una calidez brotó en su corazón.

Poco después de que Lin Dong se fuera, había vuelto sujetando un tazón de porcelana verde en su mano. El tazón estaba lleno hasta el borde con una medicina verde oscura con una fragancia medicinal que se podía oler incluso de lejos.

“Padre, por favor, bebe esta medicina.” Lin Dong sonrió conforme traía la medicina.

“*Suspiro*, insolente chico.” Lin Xiao  incapaz, sacudió su cabeza. Aunque le doliera en su corazón, solo podía recibir el tazón. Sin una palabra, tragó la medicina.

Mientras que vio a Lin Xiao terminar la medicina, una expresión de entusiasmo apareció en los ojos de Lin Dong. Naturalmente, había añadido unas cuantas gotas del líquido rojo del talismán de piedra dentro de ese tazón de medicina. Aun así, no sabía cuanta ayuda sería para las lesiones de Lin Xiao.

“Gulp.”

Después de finalizar la medicina, Lin Xiao apartó el tazón y miró fijamente a Lin Dong, quien estaba intencionadamente observando el rostro de su padre. Justo entonces, Lin Xiao puso una mirada seria, de pronto sintió sus mejillas volverse rojas como si un fuego hubiera prendido dentro de su cuerpo.

“Padre!”

Viendo el cambio ocurrido a Lin Xiao, Qing Tan, que estaba a su lado se puso pálido.

“Cough, cough!”

Mientras Qing Tan y Liu Yan se volvían blancas por el miedo, la temperatura del cuerpo de Lin Xiao continuó subiendo mientras su rostro se ponía aún más rojo. Apenas un segundo después, repentinamente, abrió su boca y escupió una bocanada de sucia sangre negra.

“Xiao-ge, estás bien?” Conforme ella vio a Lin Xiao vomitar sangre inesperadamente, Liu Yan corrió hacia él con lágrimas en los ojos. Lin Xiao era la espina dorsal de esta familia, si algo le pasaba, qué le ocurriría a ella y a los niños?

Mientras Lin Xiao boqueaba por aire, la rojez de sus mejillas se fue retirando suavemente. En lugar de ello, un saludable brillo rojo apareció.

“Mis lesiones…”

Mientras Lin Xiao miraba con incredulidad las palmas de sus manos, repentinamente podía sentir que todas las heridas que había acumulado después de todos estos años en su cuerpo, en su mayoría habían sido eliminadas.

El sentimiento de sus canales libres otra vez de cualquier obstrucción le refrescó y todos sus órganos internos surgieron otra vez con poder y vigor. Esta sensación era algo que no había experimentado por largo tiempo.

“Liu Yan, mis lesiones, mis lesiones…” Lin Xiao tembló con entusiasmo mientras cogía fuertemente las manos de Liu Yan. Una sonrisa enorme de placer llenaba su normalmente serio rostro.

Liu Yan recupero su humor mientras veía la emoción en los ojos de Lin Xiao. Una mirada de incredulidad apareció en su cara mientras preguntaba: “Te has recuperado?”

“Sí, Sí, casi, casi…”

Liu Xiao se había vuelto tan emocional que perdió hasta la habilidad de encadenar palabras. Al final no pudo resistirlo más y abrazó fuertemente a Liu Yan mientras dejaba salir una carcajada alegre y saludable. Contenidos dentro de sus carcajadas había sonidos de alivio después de largos años de tormento. Durante estos años, su progreso se había estancado debido a sus heridas internas. Aunque había pretendido mostrarse fuerte en el exterior, todo el mundo podía decir que la persona que había sido una vez el miembro más impresionante de la Familia Lin había sido reemplazada gradualmente por una cáscara marchita.

Aún así, si hay voluntad, hay un camino! Después de todos estos años, las heridas que le habían obstaculizado y que no mostraban signos de recuperación, finalmente se habían ido!

Mientras miraba a sus alegres padres, Lin Dong se frotó en las comisuras de sus ojos, una sonrisa enorme se formó en su rostro. Los efectos del talismán de piedra habían superado con creces sus expectaciones. Sabía que si Padre bebía la medicina un par de veces más en el futuro, erradicar las lesiones y conseguir una recuperación completa ya no era un sueño imposible.

Y cuando sus heridas fueran curadas y recuperado completamente, la fuerza de Lin Xiao incrementaría a pasos agigantados.

Mientras Lin Dong se exhalaba un suspiro de alivio en su interior, empujó a Qing Tan, que estaba sonriendo felizmente también, y lentamente abandonaron la habitación.

“Creak.”

Mientras cerraba suavemente la puerta, una sonrisa flotaba en el rostro de Lin Dong. Suavemente murmuró para sí mismo: “Padre, descansa tranquilo. Definitivamente te volverás el pilar de soporte de la Familia Lin de nuevo!”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Deja un comentario