OEM – Capítulo 22

Capítulo 22: “Tentación Persuasiva” (No editado)

Jun Xie mantuvo la mirada implacable en Tang Yuan, su par de ojos transformándose en un cuchillo afilado, perforando en lo profundo de su corazón, “Pregúntate a ti mismo. ¿De verdad tienes el coraje para hacer algo como esto?

El rostro de Tang Yuan, el cual había estado llorando amargamente, lentamente se volvió calmado. Él no era tonto alguno. Al contrario, él era en realidad un muy perspicaz libertino. Escuchando las palabras de Jun Xie, ¡él comenzó a recordar lo que había pasado y se dio cuenta que demasiadas de las instancias eran muy sospechosas! ¡Las cosas que habían ocurrido simplemente no eran la clase de cosas que él hubiera hecho! Incluso si estuviera en un sueño, ¡no era seguro si podría haberlo hecho!

No obstante, ¡él realmente cometió un acto tan disparatado por su propia voluntad! ¿Cómo era esto posible?

¿Verdaderamente soy una persona tan inaguantable? ¡No! ¡No hay manera! Puede que no sea una buena persona, puede que sea alguien que siempre se comporta mal, ¡Pero soy alguien que entiende donde está el límite! Las cosas que ocurrieron hoy fueron obviamente algo que yo nunca haría, ¡Incluso ante la muerte! Pero, ¡en verdad hice esta clase de cosas hoy! Además, continué perpetrando estas acciones, cada una más excesiva que la otra, ¡cada una más vergonzosa que la otra! Todas estas fueron acciones, ¡de las cuales preferiría morir antes que cometer! ¡Estas acciones le causarían a mi familia entera caer en desgracia! ¡Estas acciones causarían que sea lanzado a un abismo sin retorno!

Pero, entonces, ¿por qué hice esas cosas?

 De repente, la mente de Tang Yuan se convirtió en un enredo caótico, sus pensamientos cayéndose a pedazos.

“Cuando entraste antes, ¿estaba Meng Haizou llevando las mismas ropas?” Los ojos de Jun Xie eran estrictos, pero su boca reveló una sonrisa casi diabólica.

“Sí, pero, ¿qué tiene que ver eso? ¿Había algún problema ahí?” Tang Yuan no era capaz de entender.

“¿Acaso también oliste un perfume único viniendo de Meng Haizou? Era un olor muy placentero, ¿verdad?” Jun Xie continuó preguntando.

“Sí… creo que había un poco, era en efecto un perfume muy especial,” Tang Yuan continuó con incertidumbre.

“Antes de que entraras, ¿acaso también te sirvieron una copa de té como hicieron hoy?” Jun Xie continuó, una atrás de la otra.

“Sí, eso es correcto. ¿Qué tiene[1]?

“¿Qué tiene? ¡Hmph! ¡Hmph!” Jun Xie se burló con cara de desprecio dos veces. “Bueno, no era mucho. ¡Solo el principio de tu condena eterna!”

Tang Yuan no era tonto alguno. Después de reflexionar sobre las palabras de Jun Xie por un momento, él saltó súbitamente, una apariencia de sobresalto expresada en su rostro, “Te refieres… el té, ¿había un problema con el té?”

“¿Solo el té?” Jun Xie se puso cara de desprecio una vez más. “La vestimenta de Meng Haizou, ese perfume que llevaba, el té, ¡Todos ellos tenían problemas! Cuando una parva de apostadores se junta, ¿la primera cosa que hacen es tomar té? ¿Qué clase de norma es esa? Tú, ¡cerebro de cerdo! ¿¡Realmente no notaste un problema tan obvio?!”

“Eso… Pero, ¿No bebiste tú también el té? ¿Cómo puede ser que sigas bien?” Tang Yuan se sentía confundido.

“¿Recuerdas que después de haber tomado el té, estornudé mientras entraba?” El visaje de Jun Xie estaba repleto con una expresión indescriptible. Sonriendo levemente, él continuó. “Ese estornudo causo que tu ropa se mojara, ¿cierto?”

“¡Correcto! Eso sí pasó,” Tang Yuan recordó súbitamente.

“Cuando la mayoría de la gente estornuda, lo más que expulsan es un poco de esputo[2]. En cambio, yo en realidad causé que tu ropa se mojara. ¿Puede ser que no te preguntaste sobre aquello?” Jun Xie inclinó su cabeza y lo miró.

“¡Así que eso es lo que había pasado!” Tang Yuan repentinamente llegó a entender lo que había ocurrido, pero fue una vez más perplejo por algo: “Pero, ¿cómo puedes saber claramente sobre todo esto?”

¿Cómo puedo saber claramente? Jun Xie dudó. Esta era sin duda una pregunta complicada para responder. ¿Se supone que tengo que decir que este senior ya se había vuelto tan familiar con estas drogas que podía reconocerlas sin usar ojos o nariz? En mi vida pasada, ¡podía detectar estas cosas con solo la reacción de los poros de mi cuerpo!

Jun Xie frotó su nariz, la única manera de explicar todo era tirarse a sí mismo un balde de agua sucia, “Err, acerca de eso, también he hecho esa clase de cosas antes. ¿Entiendes?”

“¡Como se esperaba de el Joven Maestro Tercero Jun! ¡Qué táctica tan indudablemente excepcional!” La admiración de Tang Yuan por Jun Xie se alzó a grandes alturas, él respondió respetuosamente. “Eres verdaderamente un gran experto.”

Jun Xie se emocionó hasta el punto de risas y lágrimas. Él recordó, “Aunque la nota promisoria ya no existe, temo que el hecho de que perdiste a tu esposa será probablemente esparcido por ellos. Probablemente deberías pensar que hacer sobre ello.”

“¡Es verdad! ¿Qué debería hacer?” Discutir acerca de este asunto causó que miedo y ansiedad brotaran en Tang Yuan, ya que estaba perdido acerca de que hacer sobre aquello.

“Ahora mismo, ¡solo tienes un camino para tomar! Y ese es ir de vuelta a casa inmediatamente y contarle todo lo que ocurrió a tu viejo abuelo. ¡No debes esconder nada y no debes exagerar nada! ¡Debes lanzar un golpe preventivo! Deja que tu abuelo tome la decisión acerca de qué hacer, él decidirá qué clase de contramedidas tomar. Pero si fueras a esperar hasta que él descubra sobre esto de la boca de alguien más y te pregunte sobre ello, ¡entonces estarás verdaderamente acabado!” Jun Xie rio siniestramente en secreto.

“Con respecto a ti, tú solo eres alguien que fue engañado. ¡Confío que tu viejo abuelo no te culpará demasiado! Sin mencionar, esta cuestión solo puede ser resuelta de esta menara, tu viejo abuelo es mucho más capaz que tú de lidiar con estos asuntos. Debes estar sintiéndote furioso con ellos, ¿verdad? Te enseñaré otro gran truco. Primero, deja tu espada y jade de acompañamiento conmigo de momento. Luego, ¡toma un millón de liangs en billetes para redimirlos! Y cuando no los puedan proveer… ¿Lo entiendes?” Jun Xie bajó su voz, casi como si fuera el demonio quién estaba en el proceso de tentar al iletrado promedio a cometer un crimen.

“¡Correcto!” Tang Yuan abofeteó su muslo. “Esta es la única manera viable, ¡y también la única chance para ganar la iniciativa! Pero, todo lo que necesitan es recobrarlos de ti con dinero…”

“¡Tú, bufón! En ese entonces, ellos usaron esas cosas como apuestas ante mi promesa, ¡y no contra una cantidad específica de dinero! ¡Hay un mundo de diferencia aquí! ¿Crees que se los daré? ¡Estúpido!  Después de todo eso, ¿Dices que todavía no entiendes? ¿Qué sigues esperando?” Jun Xie rio.

“¡Oh, cierto! Te daré otra cosa buena,” Cómo si estuviera ejecutando un truco de magia, Jun Xie sacó una copa de té de su pechera[3]. Lo más sorprendente era que todavía había un par de gotas de agua en el fondo de la copa…

“Esta es la copa que contenía la droga, la llevé conmigo anteriormente,” Jun Xie sonrió. “Parecía que seguía habiendo un poco adentro.”

“Hahaha… ¡Pro! ¡Realmente un profesional! ¡El Joven Maestro Tercero es definitivamente un profesional!” El Gordito Tang tomó la copa cuidadosamente. Luego se fue ‘rodando’ rápidamente con el sonido de un caballo rompiendo vientos, tal como un caballo salvaje con su posterior abierto en rodajas.

“¿Intentando tramar contra mí? ¡Entonces solo tramaré contra ustedes antes!” Jun Xie observó la espalda del Gordito Tang mientras este se iba rodando. Jun Xie sonrió orgullosamente. Considerando el trasfondo de la familia del gordito y de su esposa, las Familias Li y Meng probablemente estarán ocupadas un tiempo, ¿verdad? Jun Xie ya había preparado un pequeño banco, preparado para observar el ‘show’ entrante.

Esta vez, los resultados habrían sido diferentes si no fuera por la participación accidental de Dugu Xiaoyi y el cambio que le había ocurrido a Jun Moxie. Incluso si él no les tuviera miedo, perturbar sus planes terminaría exponiendo su verdadera fuerza, causándole el convertirse en el objetivo de incontables enemigos. Cuando eso pasara, ¡Las perdidas superarían las ganancias!

Aún si sus oponentes también eran claramente libertinos, ¡estos libertinos eran respaldados por las familias de primera clase de la ciudad! Sin la petición de estas familias, ¿acaso este par de terrones de pacotilla de verdad se atrevería a drogar a Tang Yuan y a Jun Moxie? ¿Se atreverían a actuar con tal arrogancia, tan osadamente?

¡Imposible! ¡No había posibilidad en absoluto de que esto pasara!

Si bien el mismo Jun Moxie era un extremadamente decepcionante libertino, detrás suyo estaba el Abuelo Jun, ¡la Familia Jun! Aunque era claro para todos que el Abuelo Jun era el único respaldando a la Familia Jun, ¡un camello flaco, muerto de hambre, seguía siendo más grande que el caballo! En la armada, ¡casi un tercio de los generales militares estaban bajo el comando del Abuelo Jun! En tanto y en cuanto el Abuelo Jun siguiera vivo, entonces, ¡estos hombres se convertirían en el sólido respaldo de el libertino Jun Moxie! Sin importar su aceptación, ¡sus cuerpos estaban estampados con la marca ‘Jun’!

Una vez algo pasara, entonces las consecuencias crearían una monstruosa tormenta en la Corte Real. Una vez cayera la Familia Jun, estas personas tampoco tendrían buenos días. ¡Serían forzados a desmoronarse y ser presionados por las otras facciones hasta el punto de no ser capaz de luchar! Pero en tanto la Familia Jun existiera, esta gente tendrá un lugar en donde posicionarse. Serían capaz de juntarse para luchar contra sus enemigos, ¡sin importar si estos eran domésticos o extranjeros!

¡Esa era la razón por la que nada le debe pasar a la Familia Jun! ¡Esa era la razón por la que estos hombres no se quedarían a un costado si algo le pasara a Jun Moxie! Si bien cada uno de ellos despreciaba a este joven libertino, cuando llegara el tiempo para actuar, ninguno de ellos dudaría.

¡Lo mismo se podía decir de la Familia Tang! Puede que la fuerza de la Familia Tang no sea parecida a la de la Familia Jun, pero en la ciudad, ¡su fuerza estaba definitivamente entre los pocos primeros! Fueran estas dos familias a unirse, e incluso la presentemente floreciente Familia Dugu sería forzada a dar un paso atrás.

Por supuesto, esto no significa que la fuerza de la Familia Jun era menos que la de la Familia Dugu. Durante su período más próspero, la Familia Jun había una vez presionado a la Familia Dugu hasta el punto donde ellos no se animaban a levantar sus cabezas. ¡Esta situación duró por siete largos años! Pero, ahora los talentos de la Familia Jun han caído, y los nuevos talentos de la Familia Dugu siguen floreciendo. Produjeron nuevos talentos lentamente, uno después del otro. Fue aquí donde sobrepasaron la Familia Jun por un largo margen.

Ese es el porque la Familia Dugu es actualmente aquella con el mayor potencial. Al menos, así es como luciría ante extraños[4].

No obstante, en tanto el Abuelo Jun siguiera vivo, entonces, ¡la Familia Jun no caería nunca! Incluso para los poderes imperiales, estos deberían considerar cuidadosamente antes de hacerle algo a la Familia Jun. También se podría decir que ellos… ¡No se atreven!

Y, aun así, ¡estas Familias Li y Meng realmente se juntaron al mismo tiempo para tramar contra Tang Yuan y Jun Xie! Esto era muy inusual.

¡Extremadamente inusual! Si esto había parecido ordinario, ¡entonces algo estaba mal!

En efecto, aquellos envueltos esta vez eran solo libertinos, genuinos libertinos. Incluso si este asunto fuera a ser expuesto, entonces la población general solo creería que esto era solo una maldad causada por un par de jóvenes. Luego de reír por un rato, ninguno de ellos los tomaría en serio. Sin embargo, ¿Y si hubiera salido bien?

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


[1] Para mi tiene sentido, pero quizá para aquellos de otros países no lo tenga. Es como decir ¿Cuál es el problema?

[2] El esputo (del lat. sputum) es la secreción o flema que se produce en los pulmones, bronquios, tráquea, laringe, faringe y aún en la cámara posterior de la boca, y que se arroja de una vez en cada expectoración y la tos.

[3] Sonaba un poco raro si salía de sus senos o pechos… Yo lo veo como que se lo saca de un bolsillo de su ropa

[4] De saber, no de actitud, gente afuera de la esfera política (en este caso).

2 opiniones en “OEM – Capítulo 22”

Deja un comentario