OEM – Capítulo 13

Capítulo 13: ¿Quién está conspirando contra mí?

“Es la verdad absoluta, ¡Joven Maestro Tercero!” Tang Yuan agarró sus brazos, Jun Xie súbitamente sintió sus brazos siendo envueltos por una capa de aceite. “¡Verdaderamente me prometieron eso! Ellos prometieron que en tanto y en cuanto el Joven Maestro Tercero aparezca, inmediatamente entregarán la nota promisoria y no harán nada más respecto a este asunto.”

“¿Oh? ¿Realmente dijeron eso?” El rostro de Jun Xie se frunció; sus ojos destellaron por un momento. Algo se sentía claramente mal en esto. ¿Cómo podría este asunto repentinamente cambiar su curso de tal manera? Este se suponía iba a ser un caso del gordito perdiendo a su esposa, entonces, ¿cómo este caso de repente se turnó hacia él? Al parecer había un truco involucrado aquí, ¿y el objetivo no era otro que él?

¡Esto era indudablemente una trampa!

Considerando el súper idiotizo temperamento del Jun Moxie original, una vez que escuchara como su hermano fue acosado, él ciertamente caería en un berrinche de ira. Entonces, escuchando la manera en que los oponentes le estaban dando tanta honra, él se pasaría hasta el punto de perderse a sí mismo. Su arrogancia lo empujaría a despegar sin consideración alguna y caminar directo a la trampa que ya había sido organizada por los enemigos.

Si este escenario fue armado por aquellos que intentaban antagonizar a Jun Moxie, entonces, ¡se puede asumir que los conspiradores detrás de este escenario entendían muy bien el carácter de Jun Moxie!

No, esta trama solo parece que apunta a Jun Moxie, nadie estaría interesado en plantear una maquinación tan detallada por un libertino completamente inofensivo. ¡Su verdadero objetivo no era ningún otro que el Abuelo Jun! También es posible que detrás de estos perpetradores exista, aparte, otra mente maestra. Después de todo, tanto la Familia Jun como el Abuelo Jun no eran algo que la gente normal pudiera provocar.

Jun Xie examinó al gordito ante él, preguntándose secretamente que rol jugó este gordito en esta trama. ¿Es él un amigo o un enemigo? Observando la presente expresión de casi cagarse en sus pantalones de Tang Yuan, Jun Xie concluyó: Si este gordito no está actuando, ¡entonces debe ser un absoluto mamón! Si este gordito está verdaderamente actuándolo, entonces debería ser un actor de nivel divino entre actores. No solo eso, también sería una muy peligrosa persona, cuyo rostro real está muy bien escondido.

¿Debería él ir? ¿O no?

Jun Xie tomó la decisión en un instante, ¿cómo puede perderse de un evento tan emocionante? Con sus habilidades de apostar, ¿podría realmente perder? Además, si decidiera no ir, entonces, ¿cómo descubriría quién estaba intentando conspirar contra él? Jun Xie no era uno que permitiera a sus enemigos conspirar contra él desde las sombras. ¡Sácalos y mátalos! Este siempre ha sido su estilo de manejar asuntos.

Circulando secretamente el arte divino de la Fortuna de los Cielos, la boca de Jun Xie prorrumpió en un indicio de sonrisa. Incluso si fueran apuestas, aun así, no perdería. Con tal clase de energía interna a mi disposición, es simplemente demasiado fácil para mí hacer trampa…

“¿Cuántos billetes de plata tenemos?” Habiendo decidiéndose, Jun Xie se giró hacia la Pequeña Ke.

Escuchando a Jun Xie preguntar usando la palabra ‘tenemos’, el corazón de la Pequeña Ke desbordó con los sentimientos de ambas vergüenza y alegría, su corazón inexplicablemente sintiéndose un poco dulce. Ella respondió con un sonrojo. “Después de la última vez que el Maestro Mayor dedujera el dinero para gastar del Joven Maestro, la caja de plata presentemente contiene ciento veinte mil billetes de liangs de plata, billetes de oro a treinta mil liangs, hojas de oro a trescientos liangs, plata blanca a cien lingotes, fragmentos de plata…”

“Suficiente. Eso es suficiente. No usaré tanto,” Mirando a la Pequeña Ke calculando cuidadosamente todo con tanto detalle, Jun Xie la paró rápidamente. De otra manera, esta obstinada niña pequeña quizá hasta contaría cuantas monedas de cobre hay…

“Saca cincuenta mil billetes de liangs de plata, y prepara otras doce piezas de fragmentos de plata,” dijo Jun Xie.

“¿Cómo puede ser suficiente esta pequeña suma?” Tang Yuan prácticamente se puso de pie de un salto, su cara llorando mientras rogaba. “Hermano, Joven Maestro Tercero, ¡estos no son suficientes ni para cubrir una fracción! No estás intentando mandarme a mi muerte, ¿Verdad? Te lo suplico, ¡Hermano!”

“Gordito, no dijiste antes que en tanto y en cuanto yo aparezca, entonces, ¿tu problema de la nota promisoria estaría acabado? Vamos a apostar, ¡no a mandarles dinero! Joven Maestro Tang, ¿por qué querríamos llevar tanto dinero con nosotros? ¿Acaso no se convertiría en un excesivamente gravoso equipaje? ¿Acaso no tienes fe en mi habilidad de apostar que no tiene rival en el mundo?” Jun Xie respondió.

“¿Tu habilidad de apostar que no tiene rival en el mundo?” Un par de delgados ojos sostuvieron la mirada estúpidamente hasta que se volvieron redondos por la sorpresa. Esta hazaña no era un logro fácil para el gordo visaje de Tang Yuan; era, sin dudar, una altamente difícil maniobra. La boca de Tang Yuan se movió nerviosamente, si no fuera por el hecho de que su corazón estaba presentemente lleno con desesperación y depresión, probablemente habría reído fuertemente. Él soltó dentro de su corazón: Tu tan denominada habilidad de apostar que no tiene rival en el mundo… No parezco recordar haberte visto ganar antes… A menos que estés hablando del número de veces que has perdido, entonces tu reclamo de no tener rival en el mundo no sería demasiado lejano.

No importa, ¡en tanto y en cuanto vayas, entonces, todo se resolverá! En tanto y en cuanto pueda recuperar la nota promisoria, ¿Qué tengo que temer? ¡Hijo de perra! ¿Cómo perdí mi cabeza para ir tan lejos como para empeñar a mi propia esposa? Este asunto es de verdad demasiado extraño. Llevar menos dinero quizás sería mejor, ¡al menos las pérdidas serán limitadas!

Jun Xie puso los billetes en su ropa, y después ordenó que dos caballos fueran preparados. Tang Yuan ya se había vuelto impaciente; su rechoncho cuerpo ‘rodó’ todo el camino hasta la puerta, sus pequeños ojos viajaron por todos lados, luciendo extremadamente asustados. “Apúrate, Joven Maestro Tercero, si somos lo suficientemente desafortunados como para toparnos con tu abuelo mientras esté regresando, entonces todo acabará. Tú no sabes sobre esto, pero cada vez que vengo a visitar a tu casa, tengo que soportar una cantidad de presión tremenda, sigh…”

Jun Xie río mientras saltaba encima del caballo. Echando una mirada, él dijo. “De la manera en que lo veo, no pareces estar tan asustado hoy.”

En el momento que Tang Yuan saltó sobre su caballo designado, agobió de peso al saludable caballo causándole que relinchara ruidosamente. Sus cuatro patas se volvieron blandas, casi doblándose hasta el suelo. Poniendo más fuerza, fue finalmente capaz de levantarse. El caballo podría estar preguntándose a sí mismo: He transportado un gran número de personas. Incluso cuando cargando con generales vestidos con armadura completa y arma en mano, aun había podido correr libremente, pero, ¿por qué esta persona se siente tan pesada hoy? ¡Un mal cálculo y casi perdí mis patas delanteras!

Jun Xie no pudo pararse a sí mismo y río fuertemente; él luego movió su propio caballo saludable hacia adelante. Detrás de él, ocho guardaespaldas con cuerpos robustos, llevando espadas en sus espaldas, lo siguieron.

El caballo de Tang Yuan también comenzó a moverse, pero con dificultad. Relincho fuertemente entretanto los alcanzaba.

Fueron a la Gran Calle Dongfeng, la cual era considerada como la calle más extravagante en la Ciudad de Tianxiang. La calle explotaba con actividades y estaba a rebosar con una corriente continua de gente; Tang Yuan no se preocupó por el caballo y se precipitó, tomando la delantera. Él se lanzó rápidamente muy adelante mientras miraba constantemente hacia atrás, su rostro lleno de preocupación, aparentemente temiendo que Jun Xie se estuviera moviendo a un ritmo muy lento.

Después de salir de la Gran Calle Dongfeng, hay un restaurante localizado no muy lejos al norte, conocido como el Restaurante de la Fragancia de Mil Millas. La Familia Li maneja este restaurante; detrás del restaurante yace un largo patio sin usar, este es la ‘Sala de Mil Oros’ mencionada por Tang Yuan. ¡Esta área secreta es el lugar para que los jóvenes maestros o las familias nobles gasten mucho dinero! Allí adentro, no hay límites para lo que se pueda apostar, en tanto uno pueda imaginarlo, ¡uno puede apostar en ello!

Jun Xie estaba a punto de dirigir su caballo hacia adelante, cuando unas pocas personas aparecieron súbitamente desde los márgenes del camino. En la delantera había una joven doncella, ella estaba caminando adelante deprimidamente, y gritó enojadamente: “¡Dejen de seguirme!¡Me están hartando hasta la muerte!” La otra persona la estaba intentando persuadir continuamente, entretanto la perseguía. Siguiendo atrás de ambos, había ocho guardaespaldas. Ella parecía como la hija de una familia acaudalada.

Jun Xie echó un breve vistazo a la joven doncella, la joven doncella estaba haciendo pucheros[1], pero estaba bendecida con una buena apariencia. La joven doncella, quién ya estaba en un berrinche de furia, notó a Jun Xie mirándola de esa manera; tomó un hondo respiro y comenzó a maldecirlo: “¿Qué estás mirando? Tú, ¡pervertido!” La joven doncella ya se estaba sintiendo altamente irritable. Viendo al notorio mujeriego, Jun Moxie, quién casualmente también la estaba mirando fijamente, ella de repente decidió usarlo como un desagüe para su ira.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

[1] Pouting. Algunos quizás no lo entiendan, porque yo tampoco conocía esa expresión. Pouting sería esto http://joyfilleddays.com/wp-content/uploads/2013/11/pouting-child-girl-410×329.jpg

3 opiniones en “OEM – Capítulo 13”

Deja un comentario