Invincible – Capítulo 8

Capítulo 08: La Fortuita Aventura en el Fondo del Lago

Huang Xiaolong observó las varias piezas de Fruta Yang, con unos ojos llenos de deseo; su garganta convulsionó nerviosamente y se giró hacia el Mono Violeta del Espíritu Devorador mientras que entendía finalmente porque este mono violeta lo había traído aquí.

Las varias piezas de Fruta Yang estaban aproximadamente a veinte o treinta metros de altura; este pequeño chico sólo podía mirarlas, pero era incapaz de comerlas, por tanto, lo trajo aquí para que lo ayudadara a recolectar las frutas.

“Pequeñín, ¿me trajiste aquí para ayudarte a coger esta Fruta Yang?” Preguntó Huang Xiaolong.

“¡Zhi zhi zhi!” Deleite se mostró en los ojos del pequeño mono violeta mientras que asentía entusiasmadamente.

Huang Xiaolong sonrió. Este pequeñín era realmente lindo. Girándose hacia las Frutas Yang que estaban a más de veinte metros del suelo, Huang Xiaolong inspeccionó los alrededores.

El muro del acantilado era liso todo el camino hacia la cima, y casi no tenía lugares para agarrarse con firmeza. Agarrar las frutas que estaban a veinte metros de altura no era una tarea fácil, especialmente para el actual Huang Xiaolong.

Momentos después, Huang Xiaolong saltó hacia el acantilado. Llegando a una altura de cinco metros, sus dedos se curvaron en forma de garra y la punta de ellos se hundieron en el muro del acantilado. Sin embargo, el muro del acantilado era tan duro como la roca y sus dedos sólo lograron insertarse pocos milímetros, pero era suficiente para apoyar su pequeño cuerpo mientras que colgaba en medio del aire.

Subsecuentemente, Huang Xiaolong hizo lo mismo con su mano izquierda, curvando sus dedos en garras e insertándolos en el muro del acantilado, estabilizando su cuerpo y justo así, un paso a la vez, Huang Xiaolong escaló lentamente hacia la Fruta Yang.

Cada paso en el camino, Huang Xiaolong necesitaba ejercer su fuerza interior para apoyar su cuerpo, haciéndolo extremadamente agotador, y cuando pasó la marca de los diez metros, ya estaba jadeando pesadamente, y su velocidad disminuyó.

En el suelo, los chillidos alegres del pequeño mono violeta se calmaron. El par de ojos azules miraron preocupadamente la silueta de Huang Xiaolong como si estuviera preocupado de que Huang Xiaolong fuera a caer en cualquier momento.

Bajo la mirada del Mono Violeta del Espíritu Devorador, el cuerpo pequeño y delgado de Huang Xiaolong finalmente alcanzó la Fruta Yang después de escalar veinte metros. Mirando las cinco piezas de Fruta Yang ante él, los ojos de Huang Xiaolong brillaron resplandecientemente mientras que sacaba con cuidado una pequeña tela que había preparado de antemano, cogiendo gentilmente las frutas Yang una por una antes de situarlas en la pequeña pieza de tela y envolverlas cuidadosamente, y finalmente saltó hacia el suelo.

En medio del aire, Huang Xiaolong golpeó ligeramente con sus pies la superficie del acantilado para reducir la velocidad de aterrizaje.

Al ver que Huag Xiaolong recolectó exitosamente las frutas Yang, el pequeño mono violeta comenzó a chillar jovialmente, moviendo con felicidad sus pequeñas patas.

Después de demostrar su deleite, el pequeño mono violeta se calmó y comenzó a mirar lastimosamente la tela envuelta en las manos de Huang Xiaolong, la cual retenía las frutas Yang.

“¡Pequeñín, atrapa!” Huang Xiaolong no pudo evitar reírse tras ver las payasadas del pequeño mono violeta. Luego de remover dos piezas de fruta Yang de la tela, se las lanzó. El pequeño mono violeta saltó y atrapó ambas frutas, una en cada mano. Dándole a Huang Xiaolong un grito de felicidad, fue hacia una esquina y engulló ambas frutas antes de sentarse para absorber la energía espiritual de las frutas Yang.

Al ver al pequeño mono violeta activar una técnica de cultivación para absorber la energía espiritual de las frutas, Huang Xiaolong no estaba sorprendido. La mayoría de las bestias espirituales podían cultivar, por no mencionar al Mono Violeta del Espíritu Devorador el cual era una bestia espiritual rara de alto grado.

Sin perturbar al pequeño mono violeta, Huang Xiaolong examinó los alrededores del valle y después de determinar que era seguro, también se sentó a un lado y sacó una pieza de fruta Yang y la engulló, activando la técnica de cultivación Xuan Qin para absorber la energía de la fruta.

Cuando la energía de la fruta Yang se dispersó en el interior del cuerpo de Huang Xiaolong, casi instantáneamente, múltiples filamentos de Nueve Yangqi emergieron en el cuerpo de Huang Xiaolong. Nueve Yangqi era el qi espiritual del atributo fuego de alto grado más puro en el mundo.

Sumergido dentro del flujo del Nueve Yangqi, Huang Xiaolong se sentía extremadamente cómodo y cálido, como si estuviera remojándose en una fuente termal, y el qi de batalla dentro de sus meridianos fluyó rápidamente.

Pocas horas después.

Huang Xiaolong abrió sus ojos. ¡Después de pocas horas, finalmente había absorbido toda la energía dentro de esa sola fruta Yang, y el qi de batalla dentro de su cuerpo se habían vuelto más denso por casi el doble, avanzando a guerrero de Segunda Orden – Etapa Tardía!

Originalmente, de acuerdo a su estimación, para alcanzar la Segunda Orden – Etapa Tardía, Huang Xiaolong necesitaría por lo menos otro mes y medio, pero ahora, lo había logrado.

Huang Xiaolong estaba feliz por el logro. Justo mientras que pensaba eso, un horrible olor asaltó su nariz. Mirando hacia abajo, vio que todo su cuerpo estaba cubierto con una capa de lodo negro y pegajoso. En su vida previa, Huang Xiaolong había comido algo similar a la fruta Yang, así que sabía que este lodo negro y pegajoso era las impurezas expulsadas de su cuerpo.

Huang Xiaolong saltó, sintiéndose más ligero, y estiró un poco sus miembros. Huang Xiaolong vio que el pequeño mono violeta todavía estaba absorbiendo la energía de las frutas Yang, así que no lo molestó y se dirigió hacia el lago en medio del área cubierta de hierba.

En frente del lago, Huang Xiaolong se desnudó y situó cuidadosamente las dos frutas Yang restantes en el suelo. Con un chapoteo, saltó hacia el lago para eliminar la capa de impurezas de su cuerpo.

Muy rápido, Huang Xiaolong se limpió el cuerpo y estaba a punto de salir del lago cuando detectó repentinamente rastros de aura fría viniendo del fondo del lago. Era difícil de notar cuando uno no prestaba atención, por lo que llamó la atención de Huang Xiaolong, así que nadó hacia el fondo del lago.

Nadando una corta distancia, Huang Xiaolong vio la entrada de una cueva no muy lejos de donde el aura fría salía.

Poco después, Huang Xiaolong llegó a un hoyo en la entrada de la cueva y entró sin titubear.

Entrando a través del hoyo, Huang Xiaolong notó que los muros estaban secos y no resbaladizos como uno imaginaría. A un lado del muro de la cueva, había una Perla Dispersora de Agua del tamaño de un huevo de ganso incrustada allí.

Si esta perla fuera a ser llevaba a una subasta, valdría más de cien mil monedas de oro.

Huang Xiaolong no pudo evitar tener curiosidad por esta cueva. Caminando a lo largo del túnel por cerca de diez metros, llegó a un salón vacío de cien metros cuadrados y aun así era obvio que no había nada. Había otras tres habitaciones a parte del salón vacío. Huang Xiaolong caminó hacia la primera habitación.

En la primera habitación, Huang Xiaolong no encontró nada. Estaba vacía, justo como el salón de afuera.

Huang Xiaolong se movió hacia la segunda habitación y también estaba vacía.

“¡Mierda! ¿¡No me digas que la tercera también está vacía!?” Huang Xiaolong no pudo evitar exclamar eso.

Yaciendo en frente de la tercera habitación, Huang Xiaolong miró lentamente su interior. Finalmente, dentro de la tercera habitación, había una cama de jade y encima de ésta, había un libro hecho de materiales desconocidos. En los muros colgaba un par de hojas brillantes y negras de medio metro.

Pausando por un momento, los ojos de Huang Xiaolong cayeron en el libro situado en la cima de la cama de jade, así que caminó hacia allí y lo agarró. El libro aparentemente delgado era tan pesado que sus brazos se hundieron por el peso, aturdiéndolo. ¿De qué material estaba hecho este libro para que pesara aproximadamente treinta libras y pareciera delgado?

Al mirar la cubierta del libro, había tres palabras escritas en una inscripción antigua: “Tácticas de Asura”

En ese momento exacto, como si una explosión resonara, un aura terrorífica de matanza frenética se propagó por la mente de Huang Xiaolong. Sus ojos brillaron y apareció en un sitio rodeado por infinitas montañas de huesos con un mar ilimitado de sangre como frontera.

Yaciendo en la cima de una montaña de huesos, era como si él fuera la encarnación de un Asura del infierno.

Sobre las infinitas montañas de huesos, apariciones fantasmagóricas de espíritus resentidos intentaron ‘invadir’ a Huang Xiaolong. Sintiendo a los incontables espíritus resentidos deseando devorarlo, una luz cruzó de nuevo por los ojos de Huang Xiaolong y regresó a la tercera habitación de la cueva.

A pesar que sólo había sido un breve momento, sudor frío empapaba su cuerpo.

Tras mirar con miedo el libro en su mano titulado Tácticas de Asura, la escena con las montañas de huesos y un mar ilimitado de sangre no apareció por segunda vez, permitiéndole a Huang Xiaolong exhalar un pesado suspiro de alivio.

Momentos después, reprimiendo el shock de su corazón con las manos ligeramente temblorosas, Huang Xiaolong abrió la primera página de las Tácticas de Asura.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Deja un comentario