Invincible – Capítulo 6

Capítulo 06: ¡Es inútil rogarme!

Mientras que estaba sentado en la sala, aunque encontró la visita de Huang Peng y Huang Xiaolong un poco repentina, permaneció sentado y no se levantó cuando Huang Peng entró en la sala.

“Segundo Lord” Zhou Guang y su hijo, al ver que era Huang Peng, inmediatamente se levantaron y saludaron a Huang Peng, sin atreverse a permanecer sentados como Huang Ming.

Huang Peng primero le asintió al par de padre e hijo y luego se giró hacia Huang Ming: “Hermano Mayor”

Huang Xiaolong siguió después con una voz reluctante: “Tío Mayor”

El rostro de Huang Ming era inexpresivo como lo usual y dijo: “Segundo Hermano, estás aquí. Siéntate”

Huang Peng y Huang Xiaolong se sentaron en las sillas de al lado. Mientras que Huang Peng se sentaba, estaba contemplando cómo debería decirle su pedido a Huang Ming.

“Segundo Hermano, ¿qué te trae por aquí?” En ese momento, Huang Ming preguntó.

Huang Peng dudó por un momento antes de decir honestamente: “Hermano Mayor, escuché que Huang Wei había dicho que en la Asamblea Anual del Clan, él lisiaría los brazos de Xiaolong , así que…” Las palabras de Huang Peng viajaron hasta aquí.

“Oh, ¿existe tal asunto?” Huang Ming parecía sorprendido.

Huang Xiaolong observó la expresión muerta de su Tio Huang Ming y se burló internamente. Incluso su padre, Huang Peng, había escuchado sobre ese asunto, lo cual significa que las noticias ya se habían propagado por todo el Señorío del Clan Huang – no había manera de que Huang Ming no lo supiera.

“Huang Wei, ¿existe tal asunto?” Huang Ming se giró y le preguntó a su hijo, Huang Wei.

Huang Wei respondió sin pestañear y con una expresión inmutable: “No existe tal cosa” Mirando a Huang Peng y Huang Xiaolong, Huang Wei continuó: “En mi opinión, hay personas que están usando esto deliberadamente como una excusa para causarle problemas al Patio del Norte”

El rostro de Huang Peng se tornó rojo de la ira cuando escuchó esto. ¿Esto no significaba que él y su hijo eran personas ociosas con nada mejor que hacer que provocarle problemas a Huang Ming y su hijo?

Huang Xiaolong estaba observando a Huang Ming y Huang Wei. La ‘actuación’ de este par de padre e hijo en donde uno preguntaba inocentemente y el otro respondía amablemente era ridícula. Xiaolong se burló en su corazón.

“Hermano Mayor, ¿¡qué dices sobre eso!?” Conteniendo su ira, Huang Peng se giró hacia Huang Ming. Huang Ming balanceó su mano, manteniendo una expresión muerta: “Bueno, Hermano Mayor, ya que no existe tal cosa, puedes regresar ahora”

 ¡No existe tal cosa! El significado detrás de las palabras de Huang Ming eran extremadamente claras – que Huang Peng había venido a buscar problemas.

Reprimiendo la ira creciente, Huang Peng dijo: “¿¡Hermano Mayor, estás diciendo que nosotros, padre e hijo, no tenemos nada mejor que hacer, por lo que vinimos aquí para causarte problemas!?”

Huang Ming frunció el ceño mientras que su rostro se tornaba frío: “Incluso si este asunto es cierto, ¿qué pasa? Luchar entre pares de la misma edad durante la Asamblea del Clan es un evento normal”

Huang Ming dijo esto frívolamente, pero no mencionó nada sobre Huang Wei queriendo lisiar los brazos de Huang Xiaolong.

Huang Peng se levantó en enojo, mirando a su Hermano Mayor Huang Ming: “¿¡Estás diciendo que, si incluso Huang Wei destroza los brazos de Xiaolong, es normal!?”

Con indiferencia en su rostro, Huang Ming dijo: “Entonces, ¿estás implicando que debería prohibir la lucha durante la Asamblea Anual del Clan? Este evento es una regla impuesta por Padre. ¿Tratas de decir que las reglas impuestas por Padre están mal?’”

Una luz cruel apareció en los ojos de Huang Xiaolong. La intención de su padre era sólo hacer que Huang Ming le aconsejara a su hijo dejar ir a Huang Xiaolong. Todos en la sala sabían cuál era la intención de su padre. Sin embargo, Huang Ming tergiversó los hechos, aclamando que Huang Peng le estaba pidiendo a él, Huang Ming, prohibir el evento impuesto por el Padre de ellos para hacerle las cosas difíciles.

Zhou Guang y Zhou Xuedong, ambos padre e hijo, yacían allí sin decir nada. En sus ojos, el placer era obvio. El rostro de Huang Peng se tiñó de rojo por la ira. Apretando ambos puños y tomando un profundo respiro, le dijo a Huang Ming. “¡Xiaolong es tu sobrino!”

Huang Ming alzó su ceja, mirando a Huang Xiaolong y le dijo a Huang Peng. “¿Necesitas recordarme eso? ¿No sé que es mi sobrino? ¡Incluso si es mi sobrino, es inútil rogarme!” Huang Peng se rió a pesar de su ira. “Bien, bien” ¡Ahora, finalmente veía el verdadero rostro de su hermano mayor, y un sentimiento de frialdad se apoderó de su corazón – décadas de hermandad, y aun así no eran mejores que extraños!

Huang Xiaolong no pudo evitar decir en una voz fría. “Huang Ming, ¿en verdad crees que tu hijo es capaz de lisiarme durante la Asamblea del Clan?”

“¡Imprudente!” Al ver a un pequeño mocoso como Huang Xiaolong atreverse a referirse a él por su nombre en frente de Zhou Guang, Huang Ming se levantó furiosamente de su asiento y alzó su palma para golpear a Huang Xiaolong. Un qi de batalla dominante se dirigió hacia el pecho de Huang Xiaolong. Súbitamente, una silueta apareció y bloqueó el qi de batalla por Huang Xiaolong.

“¡Hong!” Una explosión resonó y la silueta que bloqueó el ataque en frente de Huang Xiaolong se tambaleó hacia atrás pesadamente con un sonido “deng deng”. “¿¡Padre, estás bien!?” Huang Xiaolong estaba ansioso mientras que se apresuraba a donde su padre.

Huang Peng movió su mano, sacudiendo su cabeza: “Estoy bien”

Al final, Huang Xiaolong todavía era el sobrino de Huang Ming. A pesar que estaba enojado, Huang Ming controló su fuerza. De otra manera, con la fuerza de Huang Peng, Sexta Orden – Etapa Tardía, sería insuficiente bloquear la palma de Huang Ming, un guerrero de Séptima Orden – Etapa Tardía.

Huang Xiaolong tras ver que su padre no estaba herido, exhaló un suspiro de alivio.

En ese momento, Huang Wei, quien estaba tranquilamente a un lado, se acercó y dijo: “Segundo Tío, si quieres que deje ir a Huang Xiaolong, no es imposible mientras que Huang Xiaolong se arrodille, haga tres kowtows en alto, y me deje abofetearle veinte veces antes de la Asamblea del Clan. ¡Entonces, lo dejaré ir!”

¿Hacer tres kowtows y veinte abofeteadas? Las cejas de Huang Peng se arrugaron firmemente y miró su hijo.

Huang Xiaolong miró a Huang Wei y dijo con una voz fría. “¡En el pasado o ahora, yo, Huang Xiaolong, me arrodillo ante el Cielo y me arrodillo ante la Tierra, pero nunca ante una persona!” Luego, se giró hacia Huang Peng y dijo. “¡Padre, vámonos!”

¡Arrodillarse ante el Cielo, arrodillarse ante la Tierra, pero nunca ante una persona! Huang Peng estaba aturdido, pero sonrió apreciativamente: “¡Bien, hijo! ¡Vámonos!” Después de decir eso, Huang Peng y Huang Xiaolong se fueron.

Huang Xiaolong incluso no se giró mientras que dejaban la entrada del Patio del Norte con su padre.

Huang Ming observó a las dos figuras desapareciendo, con un rostro complicado.

“Primer Lord, sólo debido a su identidad, Huang Xiaolong fue irrespetuoso con la familia de los elders, incluso se atrevió a referirse por el nombre del Primer Lord. Esto es muy-” En ese momento, Zhou Guang caminó hacia Huang Ming mientras que decía eso.

Sin embargo, antes de poder terminar, la palma de Huang Ming pasó por el rostro de Zhou Guang, dejando atrás una marca roja con cinco dedos en su rostro.

Huang Ming miró a Zhou Guang, su rostro sin expresiones, pero sus ojos eran tan filosos como hojas: “¡Este es un asunto entre hermanos, no estás calificado a entrometerte!”

“¡Sí, sí, Primer Lord, fue el error de este subordinado, error de este subordinado!” Zhou Guang entró en pánico y se disculpó una y otra vez.

Después de un momento, Huang Xiaolong y su padre, Huang Peng, regresaron al Patio del Este. Su Yan, tras saber que Huang Xiaolong y Huang Peng había regresado, caminó rápidamente a donde ellos y preguntó con una voz preocupada: “¿Cómo fue?”

Huang Peng no sabía cómo explicarlo. En lugar de él, fue Huang Xiaolong quien dijo: “Mamá, no tienes que preocuparte por la Asamblea del Clan, estaré bien. Nada me sucederá”

Después de escuchar esto, Su Yan pensó que Huang Wei había prometido dejar ir a Huang Xiaolong durante el evento de lucha en la Asamblea del Clan, y su corazón preocupado finalmente se apaciguó. Sonriendo, dijo: “¡Eso es maravilloso, entonces todo está bien!”

Huang Peng abrió su boca queriendo decir algo, pero al mirar la sonrisa alegre de su esposa, no dijo nada.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Deja un comentario