Invincible – Capítulo 4

Capítulo 04: La Asamblea Anual del Clan

Al ver a Huang Wei y los otros chicos detrás de él caminando hacia ella, Huang Min se escondió detrás de Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong yacía allí, con una expresión indiferente hacia Huang Wei y los otros quienes se acercaban.

Huang Wei caminó hacia delante y se detuvo en frente de Huang Xiaolong, mirándolo con ojos condescendientes, y luego dijo: “Huang Xiaolong, ¿crees que puedes proteger a tu hermana durante toda la vida?”

Al escuchar esto, Huang Xiaolong reveló una sonrisa malvada y siniestra. Sus ojos estaban teñidos de rojo con sed de sangre mientras que replicaba ligeramente: “¿Y qué? ¿Quieres pelear?” Su corazón ya estaba furioso mientras que salía del Patio del Este.

El hijo mayor del Elder Zhou Guang, Zhou Xuedong, estaba detrás de Huang Wei e infeliz por la actitud de Huang Xiaolong. “Maldición, ¿¡quién crees que…!?” Antes de poder finalizar la frase, un grito lamentable resonó, el cual fue debido a que Huang Xiaolong pateó el estómago de Zhou Xuedong tan duro que voló hacia atrás, curvando su cuerpo como un camarón cocido.

Ya que el corazón de Huang Xiaolong estaba ardiendo con ira, el poder que ejerció en su patada no fue naturalmente ligera. Zhou Xuedong voló hacia atrás, aterrizó al suelo y rodó unos siete metros antes de detenerse. Sus manos sostenían su estómago y su boca estaba extremadamente abierta, pero ningún sonido salía de ella – era como si todos sus órganos internos estuvieran ardiendo en un mar de fuego.

Después de jadear unos pocos respiros, Zhou Xuedong comenzó a llorar. Y maldición, era un tipo de lloriqueo feo y desgarrador. Huang Xiaolong miró al Zhou Xuedong cubierto de polvo, su rostro lleno de lágrimas, las cuales caían como una cascada- Huang Xiaolong curvó sus labios pensando: “Un mocoso es un mocoso, llorando como si estuviera orinándose… sólo lo tocas un poco y comenzará a derramarse”

“¡Tú!” Huang Wei y su grupo reaccionó en ese momento. Todos ellos miraron a Huang Xiaolong con shock y pánico en sus ojos. Huang Wei no esperó que Huang Xiaolong fuera tan cruel, incluso más que comparado a hace dos años.

“¿Qué?” Huang Xiaolong miró directamente a Huang Wei y a los chicos detrás de él, y una sonrisa brillante apareció en su rostro. “¿También quieres que te dé una patada?”

Al escuchar esto, Huang Wei y el resto retrocedieron unos pasos en reflejo, mirando cautelosamente la pierna derecha de Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong rio tras observar esta escena, y su risa causó que el rostro de Huang Wei se tornara rojo del odio y vergüenza. La rabia se intensificó en el corazón de Huang Wei y le gritó a Huang Xiaolong con el fin de cubrir su vergüenza, “¡Huang Xiaolong, te atreviste a atacar al hijo de un Elder sin ninguna razón, sólo espera por tu castigo!”

“¿Atacar sin razón alguna?” La fría mirada de Huang Xiaolong barrió el cuerpo de Huang Wei tan filoso como un cuchillo.

Huang Wei no se atrevía a mirar directamente los ojos de Huang Xiaolong, y en vez de eso, declaró débilmente con un coraje falso: “Tú… sólo espera a la asamblea anual de fin de año. ¡Té haré ver bien [1] (Te haré pagar las consecuencias)!” Entonces, Huang Wei se fue con los chicos detrás de él en apuro, con pasos de pánico, sin olvidar llevar con ellos a Zhou Xuedong quien todavía se estaba sosteniendo el estómago.

“Hermano Mayor, golpeaste a Zhou Xuedong. Si Huang Wei se queja con Tío Mayor, ¿él…?” Huang Min preguntó con una mirada de preocupación, recordando en cómo Huang Ming azotaba a las personas durante el castigo, y Huang Min no puedo evitar sentirse asustada.

“No es nada. No te preocupes” Dijo Huang Xiaolong sin preocupación alguna mientras que miraba las torpes espaldas del grupo de Huang Wei.

Huang Xiaolong tenía confianza de que su patada no dejaría ninguna herida o marca detectable. Incluso si Huang Ming o Zhou Guang inspeccionaban el cuerpo de Zhou Xuedong, no encontrarían ninguna evidencia. Incluso si su Tío Huang Ming lo quería castigar, todavía necesitaría tener alguna evidencia – justo como hace dos años cuando golpeó miserablemente a Huang Wei y los hijos de los varios Elders, Huang Xiaolong no recibió ningún castigo.

“La Asamblea del Clan…” Murmuró Huang Xiaolong después de que Huang Wei y su grupo desaparecieran de su vista, sus ojos brillando con un brillo penetrante.

Al final del cada año, el Señorío el Clan Huang celebraría una asamblea del clan en donde los jóvenes del Señorío del Clan Huang con edades similares tenían permitidos luchar como experiencia de aprendizaje.

Al parecer, Huang Wei estaba planeando oponérsele durante la Asamblea del Clan en el fin de año. Al hacer eso, Huang Wei no sólo demostraría su fuerza y talento en frente de todos, sino que también resolvería su rencor contra Huang Xiaolong en público.

Todavía había cinco meses hasta la Asamblea del Clan, y con el talento de Huang Wei, cinco meses era tiempo suficiente para alcanzar el Primer Orden – Etapa Tardía. Además, Huang Wei tenía el apoyo y supervisión de Huang Qide durante la cultivación.

Huang Xiaolong no pudo evitar reír, aunque un poco siniestro – en ese caso, cinco meses después el golpearía al hijo de Huang Ming en frente de su cara hasta que incluso él no pudiera reconocer a Huang Wei.

“Durante la Asamblea Anual del Clan, Abuelo probablemente irá a observar” En la opinión de Huang Xiaolong, ya que Huang Wei era su valioso nieto y estaba bajo su tutela personal, él de seguro haría su aparición.

Poco después, Huang Xiaolong envió de vuelta a su hermana antes de dirigirse hacia la parte trasera de la montaña.

Allí, Huang Xiaolong practicó la Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo antes de regresar a su pequeño atrio.

La Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo era un arte marcial secreto de los Huaxia de su vida previa. Incluso si Huang Xiaolong no cultivaba qi de batalla, él continuaría entrenando la Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo. Se rumoreaba que una vez se entrenaba hasta el nivel más alto, había una fuerza misteriosa oculta en la Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo.

Durante el entrenamiento de la noche pasada, Huang Xiaolong notó que la fuerza interna de su cuerpo circulaba por sus meridianos al mismo tiempo que el qi de batalla, complementándose mutuamente. Huang Xiaolong llegó a Primer Orden – Etapa Media debido a entrenar la Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo por cuatro años. De otra manera, incluso si Huang Xiaolong tuviera un espíritu marcial de talento magnífico, era imposible para él avanzar a Guerrero de Primer Orden – Etapa Media en una sola noche.

De vuelta a su pequeño atrio, Huang Xiaolong comenzó a activar la técnica de cultivación Xuan Qin y continuó su entrenamiento de qi de batalla.

Rápidamente, tres días pasaron.

A parte de comer y responder al llamado de la naturaleza en aquellos tres días, cada minuto fue gastado en el entrenamiento, intercambiando entre practicar el qi de batalla en su atrio, y correr en la parte trasera de la montaña para entrenar la Escritura de la Metamorfosis del Cuerpo.

En el cuarto día.

La luz plateada de la luna brillaba en el silencio mortal de la noche.

Como las tres noches pasadas, Huang Xiaolong estaba sentado en su cama y entrenaba conforme a la técnica de cultivación Xuan Qin. El espíritu marcial de la serpiente de dos cabezas emergió detrás de él, devorando la energía espiritual del cielo y la tierra a una velocidad aterradora y viajaba dentro del cuerpo de Huang Xiaolong, convirtiéndolo en qi de batalla. Comparado a hace tres días, la densidad del qi de batalla dentro del cuerpo de Huang Xiaolong había incrementado por diez.

Activando la técnica de cultivación, el qi de batalla rápidamente surgió a lo largo de sus meridianos.

Después de tres días de entrenamiento sin parar, Huang Xiaolong llegó al pico de Primer Orden – Etapa Tardía; él tenía la corazonada de que sería capaz de avanzar a Segunda Orden esta noche.

Después de aproximadamente una hora, mientras que el qi de batalla surgía dentro de los meridianos de Huang Xiaolong, su velocidad se volvió más rápida y volátil, como olas tormentosas, induciendo dolor como si se chocaran contra sus meridianos, pero para Huang Xiaolong, este nivel de dolor no era nada.

Mientras que el qi de batalla chocaba violentamente dentro de sus meridianos, Huang Xiaolong tenía el sentimiento de que el avance estaba cerca, pero había una barrera estorbándole. Era incapaz de cruzarla forzosamente, similar a una enorme ola chocando contra un muro sólido.

Huang Xiaolong no estaba desanimado. Él sabía que era importante permanecer en calma y continuó con la técnica de cultivación Xuan Qin, circulando el qi de batalla a lo largo de sus meridianos. Súbitamente, un sonido permeó por su cuerpo, uno el cual sólo él pudo escuchar: ¡segunda barrera finalmente rota!

El meridiano de la primera capa se quebró como el sacar de un tapón, y el qi de batalla instantánea y entusiasmadamente se precipitó hacia los meridianos de la segunda capa.

Huang Xiaolong estaba deleitado. Finalmente fue capaz de avanzar a Guerrero de Segunda Orden después de unos pocos días de trabajo duro.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Deja un comentario