Invincible – Capítulo 2

Capítulo 02: ¿Espíritu Marcial de Séptimo Grado?

“¡Un espíritu marcial de décimo grado, resultó ser un espíritu marcial de décimo grado!”

Un espíritu marcial de décimo grado era bastante inusual. No sólo en el Condado Canglan, sino en todo el reino.

Huang Ming miró al Tigre Negro de Tres Ojos flotando detrás de su hijo. Ambos puños estaban cerrados con fuerza, apenas siendo capaz de contener la emoción que sentía en ese momento. Incluso así, su cuerpo se estremeció ligeramente.

La risa de Huang Qide continuó reverberando en la sala por algo de tiempo. ¡Él no esperaba que su visita imprevista a la Sala Marcial le daría tal sorpresa!

“¡Bien, bien, bien!” Huang Qide repitió la palabra ‘bien’ tres veces con una enorme sonrisa. Inhalando profundamente, se calmó a sí mismo mientras que intentaba suprimir la emoción de su corazón.

Sus ojos estaban llenos de alegría mientras que miraba cariñosamente a su nieto quien poseía un espíritu marcial de décimo grado. Él creía que con el apoyo y los recursos de cultivación proveídos por el Señorío del Clan Huang, los logros de Huang Wei seguramente superarían los suyos, permitiendo que su nieto pudiera llegar a un reino el cual él gastó toda su vida soñando.

En ese momento, Huang Peng caminó hacia Huang Ming para ofrecerle sus felicitaciones, “Felicitaciones, Hermano Mayor”

Huang Ming observó el rostro sincero de Huang Peng, luego palmeó los hombros de Huang Peng y dijo: “Gracias, Segundo Hermano. Esperemos, Xiaolong todavía tiene que despertar su espíritu marcial, él también tiene la posibilidad de poseer un espíritu marcial de décimo grado.” Sin embargo, aquellos que escucharon esto, entendieron que sólo eran palabras de consuelo. Después de todo, los espíritus marciales de décimo grado no eran coles blancas.

En la gran sala, los Elders del Señorío del Clan Huang y algunos mayordomos estaban ocupados felicitando a Huang Ming.

“Wei’er, ven aquí.” En ese momento, Huang Qide, quien estaba en el centro de la sala, se rio mientras que llamaba con su mano a Huang Wei.

“Sí, Abuelo.” Respondió Huang Wei. Antes de llegar al lado de Huang Qide, Huang Wei pasó en frente de Huang Xiaolong, y sus ojos inadvertidamente barrieron a Huang Xiaolong, llevando una complacencia y obvia arrogancia. Este pequeño intercambio pasó desapercibido por los otros, sin embargo, no escapó de la percepción de Huang Xiaolong.

Un espíritu marcial de décimo grado, Huang Xiaolong lo miró con calma.

A pesar que Huang Wei era su primo, no eran tan cercanos. Hace dos años, Huang Wei y otros hijos de los Elders estaban intimidando a su hermana, Huang Min, y coincidentemente, Huang Xiaolong presenció la escena. Por tanto, las consecuencias no necesitaban una explicación. Huang Wei y los hijos de los Elders fueron golpeados miserablemente. Incluso desde entonces, Huang Wei tenía rencor.

Huang Wei caminó hacia delante y se detuvo en frente de su abuelo. La mano de Huang Qide se estiró para acariciar la cabeza Huang Wei, sonriendo y lleno de amor. Riendo, se giró hacia Huang Ming y dijo, “¡Huang Ming, hiciste un buen trabajo al tener un excelente hijo!”

En el otro extremo, Huang Ming se sentía un poco avergonzado al escuchar el elogio de su padre, “Padre, ¿no crees que primero deberíamos continuar con la ceremonia del despertar?”

Huang Qide asintió en acuerdo, este no era el momento apropiado para discutir sobre eso. Sonriendo amigablemente, dijo: “Bien, continuamos con la ceremonia del despertar.”

Después de Huang Wei, era el turno de Huang Xiaolong- Cuando Huang Qide habló, los elders, los mayordomos y los discípulos no pudieron evitar mirar hacia Huang Xiaolong. Huang Wei, como uno de los nietos de Huang Qide, tenía un espíritu marcial de décimo grado. ¿Cuál sería el de Huang Xiaolong?

Con los miembros del clan observándolo, Huang Xiaolong entró calmadamente al haz de luz con patrón hexagonal.

Huang Peng y Su Yan no pudieron evitar sostenerse nerviosamente las manos, incluso los latidos de sus corazones se aceleraron mientras que observaban a su hijo entrar al haz de luz.

Huang Xiaolong no permaneció dentro del área llena de luz por mucho tiempo. Justo como Huang Wei, una luz negra también apareció alrededor del cuerpo de Huang Xiaolong. Al ver está escena, la multitud se quedó en blanco, y subsecuentemente, una luz azul apareció de repente junto a la luz negra. Las dos luces diferentes brillaron intermitentemente, emitiendo una sensación diabólica.

Luego, una sombra negra y una sombra azul aparecieron detrás de la cabeza de Huang Xiaolong. Todos miraron una criatura en forma de serpiente que tenía dos cabezas – una negra y otra azul.

Las personas de alrededor intercambiaron miradas.

¿¡El espíritu marcial de una serpiente de dos cabezas!?

Dentro de sus conocimientos sobre espíritus marciales tipo bestia, una serpiente de dos cabezas era roja o amarilla de color, pero esta serpiente de dos cabezas era negra y azul.

Huang Qide miró el espíritu marcial detrás de Huang Xiaolong, sus ojos perplejos estaban teñidos con un rastro de decepción. En su opinión, el espíritu marcial de este nieto era nada más que una variante del espíritu marcial de una serpiente de dos cabezas. Por lo tanto, la aparición de una variante no era tan inusual. Incluso a pesar de que una serpiente de dos cabezas de séptimo grado era considerada como un espíritu marcial de alto grado, comparado con el Tigre Negro de Tres Ojos de Huang Wei, la diferencia era como el cielo y la tierra.

Huang Peng y Su Yan miraron el espíritu marcial flotando detrás de su hijo, y la expresión de Huang Peng no era distinta a la de Huang Qide. A pesar de que comparado a la mayoría de las personas del clan el talento de un espíritu marcial de séptimo grado era alto, Huang Peng todavía estaba un poco decepcionado con el resultado. ¿Qué padre no desearía lo mejor para sus hijos?

“Lord, ¿qué piensa?” El Jefe de Supervisión, Cheng Ying, no pudo evitar mencionar a Huang Qide.

Huang Qide declaró: “Una variante de la serpiente de dos cabezas, un espíritu marcial de séptimo grado”

Todos los Elders y mayordomos presentes en el templo asintieron con sus cabezas, aparentemente de acuerdo con el juicio del Lord.

¿Espíritu Marcial de Séptimo Grado, una variante de la serpiente de dos cabezas? Huang Xiaolong salió del patrón hexagonal con un rostro calmado. Sólo él sabía que su espíritu marcial no era tan simple como una variante de la serpiente de dos cabezas.

Al ver que el espíritu marcial de Huang Xiaolong sólo era una serpiente variante de dos cabezas de séptimo grado, la boca de Huang Wei se curvó en una sonrisa burlona, mientras que sus ojos provocadores eran dirigidos hacia Huang Xiaolong,

Huang Xiaolong naturalmente notó los ojos provocadores de Huang Wei, pero no le importó en lo más mínimo, para él, jugar al juego de las miradas con un niño, era muy agotador.

El niño que siguió después de Huang Xialong fue el hijo del Elder Zhou Guang, Zhou Xuedong. Zhou Xuedong fue uno de los niños que Huang Xiaolong golpeó por intimidar a su hermana.

Rápidamente, el espíritu marcial de Zhou Xuedong resultó ser un espíritu marcial de sexto grado – el Lobo de Ojos Sangrientos. Uno tras otro, más de una docena de niños del Señorío del Clan Huang entraron al haz de luz y tuvieron sus espíritus marciales despertados. La mayoría de ellos poseía un espíritu marcial de cuarto grado, algunos de quinto, e incluso unos pocos de sexto grado. También había un buen número de espíritus marciales basura y de nivel bajo.

En esta ronda de la ceremonia del despertar, aunque el espíritu marcial de Xiaolong terminó de segundo, no había mucha diferencia. Él y el resto de los niños del Señorío del Clan Huang fueron apartados, eclipsados por el espíritu marcial de décimo grado de Huang Wei.

Después de que la ceremonia acabara, Huang Qide sonrió y le dijo a Huang Ming, Huang Peng, y a los otros elders presentes: “De ahora en adelante, estaré asesorando personalmente el entrenamiento de Huang Wei.”

¿Un asesoramiento personal? Todos estaban aturdidos.

“¡Sí, Padre!” El rostro de Huang Ming brilló, aceptándolo inmediatamente.

Viendo a su propio hijo, Huang Peng suspiró en su corazón con arrepentimiento después de escuchar el plan de su padre sobre supervisar personalmente la cultivación de Huang Wei.

Después de un momento, la multitud se dispersó y la Sala Marcial fue cerrada.

Regresando al Patio del Este, el corazón de Su Yan estaba rebosando con insatisfacción, “¿Cómo puede Padre mostrar tal favoritismo? Él quiere supervisar personalmente el entrenamiento de Huang Wei. ¿Qué sobre Xiaolong? ¿No es su nieto?”

Huang Peng frunció su ceño y agitó su mano, mientras que decía con una voz pesada: “No lo menciones de nuevo. Nadie tiene permitido traer este asunto de nuevo en el futuro” Sin embargo, en su corazón, también se sentía agraviado, pero con el espíritu marcial de décimo grado concedido a Huang Wei, su padre quería hacerlo.

“Xiaolong, tu talento también es bueno. Pon más esfuerzo en tu entrenamiento, no te será muy difícil llegar a Guerrero de Octavo Orden” Huang Peng se giró hacia Huang Xiaolong e intentó confortarlo.

“Entiendo, Padre” Huang Xiaolong abrió su boca, queriendo decirle a Huang Peng y Su Yan que su espíritu marcial no debería ser de séptimo grado. Pero al final, sólo pudo replicar de tal manera y no dijo nada más.

Antes de que Hung Xiaolong se fuera, Huang Peng le dio una técnica de cultivación para entrenar el qi de batalla y le explicó algunos puntos importantes en los que Huang Xiaolong debería concentrarse durante el entrenamiento. Huang Xiaolong escuchó atentamente a su padre y memorizó todo en su corazón.

Después de dejar la sala principal del Patio del Este, Huang Xiaolong regresó a su pequeño atrio y comenzó a practicar su qi de batalla de acuerdo a la técnica de cultivación que su padre le había dado. Se sentó en la cama y comenzó a absorber la energía espiritual del mundo de acuerdo a la instrucción del primer orden.

Mientras que Huang Xiaolong utilizaba la técnica de cultivación, su espíritu marcial emergió de su cuerpo; la serpiente variante de dos cabezas se manifestó detrás de Huang Xiaolong. La tan llamada serpiente de dos cabezas de séptimo grado repentinamente abrió su mandíbula y devoró la energía espiritual de su alrededor a una velocidad horripilante, atrayendo la energía espiritual hacia Huang Xiaolong.

La energía espiritual devorada por la serpiente de dos cabezas fluyó en el cuerpo de Huang Xiaolong, viajando por sus meridianos y transformándose gradualmente en qi de batalla.

La noche arribó lentamente. La luz de la luna entró brillando por la ventana del pequeño atrio.

Poco después, Huang Xiaolong abrió sus ojos. Su rostro vestía una expresión extremadamente extraña. Hace poco, él siguió las instrucciones de la técnica de cultivación que su padre le dio, el primer estrato de la técnica de cultivación Xuan Qin, para condensar su qi de batalla al dejar fluir la energía espiritual dentro de los meridianos. Huang Xiaolong logró dirigir el flujo de la energía espiritual por un ciclo completo sin ningún obstáculo o dificultad.

¡Dentro de aquellas pocas horas, no sólo logró convertir la energía espiritual en qi de batalla, también avanzó a Guerrero de Primer Orden!

El corazón de Huang Xiaolong estaba lleno con un sentimiento de incredulidad. ¡Si recordaba correctamente, su padre mencionó que su abuelo gastó acerca de seis meses para avanzar exitosamente a Guerrero de Primer Orden!

¡El espíritu marcial de su abuelo era uno de los mejores espíritus marciales de octavo grado, el Simio Dorado de Seis Alas!

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Una respuesta a “Invincible – Capítulo 2”

Deja un comentario