ISSTH. Capítulo 98: Valle de la Cuerda Roja.

El tiempo fue pasando lentamente. Pronto, había ya pasado medio mes. En una particular noche, la luna llena estaba especialmente brillante, eclipsando a la mayoría de las estrellas. Estaba colgada en el cielo, llenando la tierra con su gentil y plateada luz.

Parecía brillar de una forma especialmente intensa sobre el grupo de valles, especialmente sobre el valle en el que estaba Meng Hao localizado. Mientras brillaba sobre la niebla, ésta comenzó a hervir, lentamente girando en lo que parecía ser un vórtice.

Fuera del valle, los siete cultivadores estaban esperando, con sus ojos brillando. Miraban hacia la niebla dentro del valle, con expresiones de expectación en sus rostros.

“La hora ha llegado…” dijo el anciano del sapo, con su voz baja. Incluso mientras sus palabras salían de su boca, un sonido de gorgojeo se podía escuchar desde dentro de la niebla.

El sonido era indefinido, pero cuando llegaba a los oídos, se clavaba en el corazón. Se escuchaban sonidos de chasquidos, la niebla del valle se agitó.

El tiempo pasó, el gorgojeo se fue haciendo más claro. En medio de los sonidos de chasquidos, la niebla se puso a girar una y otra vez hasta que apareció un remolino gigante. Los filos del remolino de niebla parecían ser capaces de atravesar los muros de los precipicios a su alrededor, haciendo que se fundieran. Roca líquida fue cayendo por la superficie de los precipicios.

Al mismo tiempo, una cuerda roja apareció desde dentro del vórtice. Era tan gruesa como el brazo de una persona y era tan roja como si hubiera sido bañada con la sangre de incontables personas. Un sonido zumbante llenó el aire mientras el vórtice y la cuerda giraban. Tan pronto como la cuerda apareció, los siete hombres parecieron vigorizados.

Los ojos del anciano del sapo brillaron. Se dio un mordisco en su lengua y escupió algo de sangre, al mismo tiempo que realizaba un encantamiento y sacaba un fragmento de metal negro desde dentro de su bolsa privada.

Los otros seis hombres hicieron lo mismo, escupiendo sangre y sacando piezas fragmentadas de metal negro. Parecían estar muy familiarizados con el proceso, como si ya hubieran hecho esto antes.

La sangre entró en el vórtice y, aparentemente debido a esto, el vórtice de pronto paró de rotar. La cuerda, sin embargo, no lo hizo.

Las piezas de metal de los siete hombres giraron por el aire y entonces se juntaron para formar un sable negro.

La espada flotaba sobre el valle, apuntando hacia la cuerda roja, la cual dejó de rotar en ese momento.

Con un grito suave, el anciano del sapo salió volando para coger la cuerda roja con ambas manos. La cogió sin dudarlo, a pesar del hecho de que estuviera mojada, como si estuviera cubierta con sangre. Los otros seis hombres aparecieron detrás de él, uniendo sus fuerzas para tirar de la cuerda.

Un atronador rugido se escuchó en el área mientras lo hacían. La cuerda emergió lentamente unos treinta metros desde dentro del vórtice. Mientras lo hacía, un Qi de color negro emergió para llenar el área. Finalmente, alcanzó el punto donde la cueva de Meng Hao estaba localizada, sumergiéndola.

“A los trescientos metros, conseguimos la Piedra de Jade Espiritual. A los seiscientos metros, conseguimos el miasma tóxico. La última vez que tiramos, fueron novecientos metros y conseguimos la bestia sellada en piedra. Hoy, conseguiremos alcanzar los mil quinientos metros!”

“Cierto! De acuerdo con los textos antiguos de nuestro Clan, si sacamos mil quinientos metros, abriremos el primer sello y el espíritu ancestral del Clan se despertará. Tomará la forma de una Fundación de Veneno y nuestras bases de Cultivo puede que asciendan otro nivel!” Los ojos de los siete hombres brillaban mientras que sujetaban la cuerda.

El fondo del vórtice no se podía ver; no había nada más que oscuridad, haciendo que pareciera que la cuerda roja no tenía final. Cada estirón en la cuerda hizo que el valle a su alrededor se agitara. El suelo vibraba, como si el final de la cuerda estuviera enganchado en el mismo núcleo de la tierra.

Explosiones chocantes sonaron mientras que continuaban tirando. Más miasma venenoso salió mientras aparecían novecientos metros de cuerda. De pronto, un hedor como de pescado podrido salió desde las profanidades del vórtice.

Parecía que este hedor no había aparecido antes; los rostros de los siete hombres cambiaron. Sin embargo, el área inmediatamente alrededor de la cuerda parecía estar naturalmente protegida por el hedor y por el miasma. Sus rostros estaban pálidos, los siete hombres apretaron sus dientes y tiraron de nuevo de la cuerda.

Mil trescientos cincuenta metros. Mil trescientos ochenta metros. Mil cuatrocientos metros!

Los hombres jadearon. Habían gastado entre el sesenta y el ochenta por ciento del poder de sus bases de Cultivo. Sin dudarlo, pusieron píldoras medicinales en sus bocas y volvieron a tirar de nuevo de la cuerda. Cinco de los siete hombres tosieron sangre. Pronto, únicamente aguantaban el anciano del sapo y el otro hombre que estaba en el noveno nivel de Condensación Qi. Apretaron sus dientes, incapaces de hacer que sus cuerpos dejaran de temblar.

“Estoy al límite…” dijo el anciano del sapo con un rugido. Se mordió la punta de la lengua y escupió algo más de sangre. Mientras lo hacía, un rayo negro de luz salió disparado desde el filo del valle. Se transformó en un enorme sapo, que agarró con su boca la cuerda roja. Mientras la mordía, su cuerpo empezó a temblar, pero se detuvo rápido y tiró.

A continuación, un ciempiés salió disparado, junto con varias arañas del tamaño de humanos, invocadas por los hombres que tiraban de la cuerda. Incluso el gran peñasco con el esqueleto de pájaro salió volando, su brillo parecía ayudar tirando de la cuerda roja.

Mil cuatrocientos treinta metros. Mil cuatrocientos sesenta metros. Mil cuatrocientos noventa metros!

El olor a podrido se hizo más fuerte, pareciendo cargar la peste de un Calabar que parecía llenar el valle. Parecía que la cuerda pronto estaría fuera en mil quinientos metros. Un estridente chillido salió desde el remolino, atravesando el aire con crueldad.

El chillidos e hizo cada vez más intenso, pareciendo lleno de esperanza. Excepto… que todavía quedaban diez metros antes de que la marca de los mil quinientos metros fuera alcanzada. Las bestias venenosas que invocaron los siete hombres explotaron una por una, incapaces de seguir aguantando. Mientras que morían, los rostros de los siete hombres se volvieron pálidos. La cuerda de pronto se deslizó de sus manos y fue succionada de nuevo por el remolino. Si no la hubieran soltado, se habrían visto arrastrados con ella hacia el vórtice.

Los hombres observaron silenciosamente mientras la cuerda regresaba dentro.

“Olvidarlo. Lo intentaremos de nuevo el próximo mes.”

Sí. El día llegará cuando consigamos sacar los mil quinientos metros de cuerda. Voy a realizar un avance en mi base de Cultivo pronto. Una vez que alcance el noveno nivel de condensación Qi, seremos capaces de lograrlo.”

“El extranjero está en el noveno nivel..” dijo uno de los hombres de pronto.

“No necesitamos complicar más las cosas. Este extranjero probablemente esté muerto ya, muerto debido al miasma. Incluso si estuviera en la etapa de Fundación Establecida, no podría aguantarlo a menos que fuera de nuestra línea de sangre.”

Los siete discutieron este tema un poco más, después se dispersaron.

La niebla continuó girando en el valle por tres días antes de que finalmente se parara. La energía espiritual en el área se fue haciendo gradualmente más gruesa de nuevo mientras el miasma se disipaba.

Dentro de la cueva Inmortal, Meng Hao observaba con ojos fríos. Rodeado por el campo arqueado de electricidad, había visto claramente todo lo que había ocurrido durante los tres días. En cuanto al miasma, la Bandera de Rayos hizo su trabajo y Meng Hao se mantuvo seguro sin ningún daño.

“Ellos piensan que estoy muerto. Eso es bueno.” Los ojos de Meng Hao brillaron.

“No estoy seguro de si es debido a  la Escritura Sublime de Espíritu o quizá por el Núcleo Demoníaco… Establecer mi fundación se está volviendo bastante difícil.” Bajó su cabeza y cogió otra Píldora de Fundación Establecida. Frunció el ceño. En este momento, estaba un poco suspicaz. Era el método de Cultivo de la Escritura Sublime de Espíritu el método real? O el Patriarca Confianza lo había cambiado de acuerdo con sus propias prácticas de Cultivo Demoníacas…. No había forma de saberlo. Los ojos de Meng Hao brillaron con determinación mientras ponía la Píldora de Fundación Establecida dentro de su boca y cerraba sus ojos para meditar.

Su Mar Central rugió violentamente, hirviendo y agitándose como si se estuviera coagulando. Parecía estar formando un Pilar Dao. Pero hacerlo era increíblemente difícil. Incluso con la Píldora de Fundación Establecida, era incapaz de conseguirlo.

Se puede decir que la Fundación Establecida es el primer verdadero obstáculo que uno debe cruzar en el camino del Cultivo real. Una Píldora de Fundación Establecida puede únicamente incrementar la probabilidad de conseguirlo en un diez por cien aproximadamente.

Aun a pesar de que hubiera alcanzado el Gran Círculo de Condensación Qi, y de que su talento latente hubiera sido incrementado, todavía no era algo fácil de conseguir.

El tiempo siguió deslizándose. En un parpadeo, habían pasado otros tres meses. Cada luna llena, durante este tiempo, los siete hombres hicieron de nuevo intentos de sacar la cuerda roja. Más de unas cuantas veces, fueron a la Cueva Inmortal de Meng Hao para intentar coger su cuerpo.

Pero la cueva estaba siendo protegida por la Bandera de Rayos del Patriarca Confianza. Unos cuantos insignificantes Cultivadores en Condensación Qi no tenían la menor oportunidad de conseguir entrar. Empezaron a preguntarse si realmente Meng Hao estaba muerto o no.

En cuanto a Meng Hao, incluso él mismo no estaba seguro de cuántas Píldoras de Fundación Establecida había consumido durante ese medio año. Cada vez que fallaba, volvía a tomar otra píldora. Hacia el final, incluso intentó consumir dos píldoras a la vez.

El veneno apareció dos veces durante el medio año. Por suerte, Meng Hao estaba preparado. Lidió con él, después continuó en sus intentos de avanzar hacia la Fundación Establecida.

De esta insoportable manera, pasó otro mes. Una noche, Meng Hao estaba allí sentado, un rugido se alzó en su mente. Únicamente Meng Hao podía sentir este rugido; sonaba como golpes de truenos en su mente.

Dentro de su cuerpo, su Mar Central dorado dejó salir un rugido sin precedentes, mientras una luz dorada llenaba su cuerpo. Parecía como si él mismo estuviera hecho de oro.

Estaba sentado meditando, con los ojos cerrados. Mientras su Mar Central emitía su atronador rugido, enfocó todo lo que tenía en formar el Pilar Dao y avanzar hacia la Fundación Establecida. Dentro del Mar Central, el Núcleo Demoníaco rotó rápidamente. Parecía como si fuera a fundirse.

Durante el pasado año, esto había pasado frecuentemente. Meng Hao había llegado a comprender claramente que si él no tuviera este Núcleo Demoníaco dentro de él, habría sido mucho más sencillo alcanzar  la Fundación Establecida. Era el Núcleo Demoníaco lo que estaba haciendo las cosas tan difíciles. Unido al hecho de que había completado el Gran Círculo de Condensación Qi, significaba que conseguir la Fundación Establecida era mucho más difícil para él que para cualquiera en el mundo.

Cada vez que el Pilar Dao empezaba a formarse, se vería molestado por el Núcleo Demoníaco y no se formaría. En ese momento, la luz dorada brillaba fuera del Mar Central de Meng Hao. Las aguas empezaron a unirse, formando lentamente un enorme Pilar Dao. Pero entonces, el Núcleo Demoníaco empezó a girar, haciendo que el Mar Central que hacía solo unos momentos estaba calmado, hirviera. El Pilar Dao volvió a empezar a desmoronarse de nuevo.

“Otra vez!” Los ojos de Meng Hao quemaban. Sin más dilación, levantó su mano y tragó tres Píldoras de Fundación Establecida.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

7 opiniones en “ISSTH. Capítulo 98: Valle de la Cuerda Roja.”

Deja un comentario