ISSTH – Capítulo 309

Capítulo 309: Otra Oleada se Alza1

“Este lugar está a punto de colapsar en cualquier momento!” dijo Ye Feimu, con su débil voz. “Una vez que lo haga, seremos teletransportados fuera!” Estaba hablando, por supuesto, hacia los discípulos e la Secta Destino Violeta, no hacia los cultivadores del Desierto Oeste.

Su rostro estaba pálido, y dentro de la palidez se podía ver líneas negras pulsando. No era veneno, sino algún tipo de insecto parásito, el resultado de alguna técnica mágica extraña del Desierto Oeste. Después de ser infectado, el resultado sería, o bien una herida y una pérdida crítica de la base de cultivo, o la muerte.

Si no fuera por esto, Ye Feimu no estaría en el actual estado en el que se encontraba, sin considerar el nivel de su base de cultivo.

Chu Yuyan apretó su mandíbula, golpeó su bolsa privada y sacó algunas píldoras medicinales que engulló. Todo el grupo llevaba expresiones de resolución. Desafortunadamente, aparte de Chu Yuyan, todos los demás tenían las extrañas líneas negras en sus rostros; parecía que todos habían sido infectados por el insecto parasitario.

Las bases de cultivo de los cultivadores del Desierto Oeste no eran mucho más altas que las de Chu Yuyan y los demás. Estaban todos en la etapa inicial de la Formación del Núcleo, y ni siquiera estaban en la cumbre de ella. Por tanto, vacilaron por un momento. La razón por la que no habían realizado el movimiento para acabar con ellos ya era que no querían provocar demasiados problemas en el dominio Sur. Sin embargo, los grabados eran un tesoro preciado; viendo la resolución en los rostros de los discípulos de la Secta Destino Violeta les hizo intercambiar miradas. Finalmente, empezó a extenderse desde sus ojos la intención asesina.

“Matadles! Antes de que este lugar se desmorone!” Los ojos brillaron y empezaron a atacar. El poder de sus tótems se manifestó, transformándose en cuatro bestias enormes que cargaron hacia Chu Yuyan y los demás.

Fue en este momento de crisis en el que Meng Hao apareció. La niebla le cubrió, haciendo que sus rasgos fueran indistinguibles. Antes de que los cultivadores del Desierto Oeste pudieran siquiera verle claramente, estaba plantado en frente de Chu Yuyan y de los demás. Levantó su mano derecha y la movió hacia delante. Inmediatamente apareció un brillo violeta en frente de él, que se transformó en una forma de luna enorme curvada.

Una luna violeta, con el poder de cortar vidas se estampó contra las cuatro bestias, enviando consigo una explosión masiva. Los cultivadores del Desierto Oeste miraban en estado de shock antes de retirarse uno tras otro. Los tatuajes de los tótem en dos de ellos empezaron inmediatamente a romperse, incapaces de aguantar ese poder. El ataque se estampó después contra los cultivadores, rompiendo sus cuerpos en pedazos.

En cuanto a los otros dos,  uno tosió una bocanada de sangre, apenas logrando esquivar el ataque. El otro era el más poderoso del grupo, y el que había puesto a Ye Feimu fuera de juego. Su base de cultivo estaba en la mitad de la etapa Formación del Núcleo.

La aparición de Meng Hao hizo que Chu Yuyan mirara fijamente en estado de shock. Ver la aparición de la Luna Gibosa Violeta la llenó de asombro.

Eso era un arte que únicamente la Secta Destino Violeta poseía, y ningún forastero podía siquiera dominarlo.

“Marchaos!” dijo Meng Hao, mirando serenamente a los dos cultivadores del Desierto Oeste que no estaban heridos.

Sus palabras estaban llenas de una presión enorme, haciendo que el cultivador que había esquivado el golpe inmediatamente se girara para huir. Era un cultivador del Desierto Oeste; para él, la vida estaba llena de adversidades. No tenía el concepto de honor y gloria; para él, sobrevivir era la cosa más importante. Por tanto, ya que podía ver claramente que no tenía opción de ganar, eligió retirarse.

Antes de marcharse, unió sus manos y se inclinó hacia Meng Hao. Él respetaba la fuerza; no le importaba si Meng Hao acababa de matar a sus compatriotas.

El otro cultivador del Desierto Oeste, el hombre de mediana edad con la base de cultivo en mitad de la Formación del Núcleo dudó un momento. Miró hacia Meng Hao y después a Ye Feimu y a los demás. Finalmente, se giró para marcharse.

“Deja aquí el antídoto!” dijo Meng Hao fríamente.

El hombre suspiró interiormente, después, movió su brazo para enviar volando una botella negra. Meng Hao no estaba preocupado de si ese hombre estaba planeando o no trampas. El completo colapso de este lugar estaba a la vuelta de la esquina; una vez que todo colapsara, todos serían enviados fuera. Cuando esto ocurriera, todos los problemas menores serían resueltos fácilmente.

Meng Hao se giró hacia atrás para mirar a través de la niebla a Chu Yuyan y a los demás. “Este lugar está a punto de desmoronarse. Todos vosotros…. Cuidaos vosotros mismos”., Su rostro estaba lleno con emociones conflictivas, tomando su camino hacia la distancia.

“Quién eres tú? Preguntó repentinamente Chu Yuyan.

Meng Hao no respondió. Tomó su camino pensativamente.

Ye Feimu le observó marchando, y entonces dijo repentinamente, “Fang Mu, qué ocurrió?!”

Sus palabras dejaron instantáneamente a Chu Yuyan tambaleándose. Los otros discípulos de la División Qi Violeta miraron a Meng Hao mientras se alejaba.

Meng Hao paró por un momento. Suspiró suavemente, después respondió, “desde ahora, ya no hay más Fang Mu en la Secta Destino violeta…” después, continuó con su camino.

Chu Yuyan y Ye Feimu jadearon, con sus rostros llenos de asombro. Sin embargo, le tomó solo un omento para que los ojos como fénixes de Chu Yuyan se entornaran repentinamente.

“Esa voz….” Su respiración repentinamente se entrecortó mientras miraba a la silueta de Meng Hao retirándose.

Se escucharon explosiones mientras el colapso de los muros de alrededor continuaba. Los muros en la vecindad inmediata fueron completamente destrozados, revelando la nada. Algunos de los cultivadores empezaron a ser succionados hacia la nada, para después desaparecer.

Meng Hao miró alrededor con una expresión de concentración y cautela. No estaba seguro de las circunstancias exactas del exterior, pero podía adivinar que habría un peligro extremo. No tomaría ningún tipo de acción imprudente, sino que observó cuidadosamente la nada detrás del colapso de los muros.

No pasó mucho tiempo antes de que el estruendo se hiciera más intenso. Todo se desmoronaba. La mirada de Meng Hao parpadeó mientras estaba a punto de volar hacia la nada cuando, repentinamente, su expresión cambió. Levantó su mano y ondeó su manga; salieron volando las dos espadas indestructibles de madera, moviéndose para defender el costado de Meng Hao.

Fue en ese momento exacto en el que resonó una explosión. El puño de una mujer golpeó a través del aire hacia él, pareciendo salir de ningún lado. El puño se estampó contra la niebla violeta que le rodeaba, haciendo que colapsara instantáneamente. El puño no paró, sino que procedió directamente hacia las espadas de Meng Hao.

Un enorme destello emergió.

Las dos espadas temblaron y se agitaron, rotando hacia atrás y estampándose contra el pecho de Meng Hao. El dolor llenó su cuerpo y después fue empujado hacia atrás, como una cometa con el hilo cortado, rociando sangre por su boca.

Miró para descubrir que la propietaria del puño no era otra que la joven apellidada Fang. Vestía una túnica larga verde, junto con un aire de elegancia distante. Lentamente se acercó a través del vacío.

Era bella, pero había golpeado a Meng Hao con u n sorprendente golpe de su puño. El poder del puño excedía al de la etapa inicial de la Formación del Núcleo. Tal poder físico fue algo chocante para Meng Hao.

La niebla violeta se agitó alrededor de Meng Hao mientras miraba fijamente a la mujer, sus pupilas se volvieron violeta. Sus heridas empezaron a curarse rápidamente, y dentro del espacio de varias respiraciones estaba de nuevo de regreso a la normalidad, exceptuando por un rostro ligeramente pálido.

Se quitó la sangre de su boca y levantó la mirada hacia la mujer, con su rostro serio.

“Tal poder…” pensó. “Qué increíble poder! Estaba muy por encima del de Ji Hongdong; creo que ese golpe de hace u n momento podía fácilmente eliminar a cualquier cultivador en la etapa inicial normal de la Formación del Núcleo!” sus ojos se entornaron.

“Huyes bastante rápidamente, por o que veo”, dijo ella serenamente. “Vi que mataste a ese molesto Ji Hongdong a quien todos odiaban. Bien, puedo matarte fácilmente. Saca el tesoro Inmortal y dámelo. De todas formas, no puedes usarlo”. Ella no era tan orgullosa y arrogante como lo era Ji Hongdong, sino de una forma distante. Claramente, era mucho más poderosa que él también.

Además, ella poseía un aire increíblemente dominante, casi autoritario.

Esperó por el espacio de dos respiraciones antes de decir, “no estás de acuerdo? Bien, entonces simplemente puedes MORIR!” Dio un paso hacia delante a una velocidad increíble, e instantáneamente apareció directamente en frente de Meng Hao. Levantó su mano derecha y su puño descendió hacia él.

Meng Hao empezó un encantamiento con ambas manos. Una Mano de Sangre de cinco dedos emergió; bajo sus pies, el brillo del Mundo de Sangre de Muerte apareció. Los clones de Sangre salieron y parecieron fundirse con su cuerpo. Mientras el puño se acercaba, golpeó con su mano.

Una explosión sorprendente llenó el aire y el poder masivo sacudió el suelo bajo ellos dos, destrozando lo que permanecía de los muros cercanos. Un vórtice formado de nada apareció y empezó a succionarlo todo.

Meng Hao tosió algo de sangre mientras se tambaleaba hacia atrás. El Qi Violeta se agitaba por su cuerpo y sus pupilas brillaron con un resplandor violeta cegador. Sus heridas se curaron una vez más; sin embargo, su rostro estaba aún más pálido que antes.

Su recuperación le había costado algo de su fuerza vital, y la fuerza vital representaba longevidad. Se retiró mientras sus ojos radiaban un brillo frío. Golpeó su bolsa privada para sacar la máscara del color de la sangre.

La joven dio dos pasos hacia atrás, con una expresión feroz llenando sus ojos.

“Eres la primera persona en la etapa inicial de la Formación del Núcleo que ha sido alguna vez capas de hacerme tambalearme  hacia atrás!” dijo ella firmemente.

“Puedo hacerte sangrar también”, respondió Meng Hao, con sus ojos llenos de una frialdad mucho mayor a la de ella. Levantó su mano para poner la máscara en su rostro, y mientras lo hacía, la joven dejó salir un resoplido frío. La intención asesina en sus ojos se hizo aún más fuerte. Su cuerpo parpadeó mientras salía disparada hacia Meng Hao, levantando su puño por el aire.

“FANG!” Dijo únicamente esa palabra, pero en el instante en el que lo hizo, el color de su puño cambió hacia el verde. Incontables rayos verdes lo rodearon, emanando un sorprendente y terrorífico Qi que hizo que el cuero cabelludo de Meng Hao se erizara.

La velocidad con la que la joven se acercaba hizo que el corazón de Meng Hao se llenara de una intensa sensación de crisis. No había experimentado ese sentimiento ni si quiera cuando luchaba contra Ji Hongdong. De hecho, había pasado un tiempo muy largo desde que había experimentado una presión aplastante así desde alguien de la misma generación que él.

“MUERE!” gritó la joven. Su voz resonó hacia todas direcciones mientras se acercaba a Meng Hao.

En ese momento exacto, la mano derecha de Meng Hao puso la máscara en su rostro. Un Qi de sangre y muerte emergió inmediatamente desde él.

Fue también en ese momento exacto en el que en el reverso de la mano que había usado para poner la máscara en su rostro fue repentinamente mostrado hacia la chica Fang. Adicionalmente a ello, la marca verde que había aparecido en el reverso de su mano cuando formó su Núcleo no había todavía desaparecido. Repentinamente… parpadeó ligeramente.

La marca verde se iluminó como un símbolo mágico y la joven la vio. En el instante en el que lo hizo, sus ojos se abrieron totalmente y la llenó con una completa incredulidad.

Su puño estaba a punto de alcanzar a Meng Hao. Repentinamente dejó salir un gruñido exasperado. Arriesgándose a un retroceso de energía, retorció su ataque hacia un lado, haciendo que su puño golpeara en el suelo al lado de Meng Hao.

Una explosión llenó el aire mientras que el suelo se llenaba de enormes grietas, revelando la nada debajo de ellos. Incluso esa nada pareció temblar, amenazando con colapsar por el poder el puño.

La joven tosió una bocanada de sangre. Su cabello voló a su alrededor en desorden y giró su cabeza para mirar a Meng Hao, con sus ojos llenos de furia y desarmonía.

Esto hizo que Meng Hao la mirara boquiabierto abiertamente. No estaba seguro de qué había pasado justo en ese momento crítico para hacer que ella cambiara la dirección de su puño. Ella debía de saber que haciendo lo que acababa de hacer justo hacía un momento acabaría con el resultado de acabar siendo lesionada por sí misma.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Esta es la última mitad de una expresión china común describiendo cómo un nuevo conflicto aparece cuando un conflicto previo permanece sin resolver. La expresión traducida literalmente es “Una ola se calma, otra ola se alza”.

Deja un comentario