ISSTH – Capítulo 301

Capítulo 301: Inmortal Muestra el Camino.

Meng Hao decidió rápidamente cambiar de tema. “Senior, señor, estoy seguro de que no me llamó aquí solo para comer algo de Dragón Blanco”. El modo en el que el hombre le había mirado le había hecho sentirse como si fuera comida y le hizo que se le erizara el cuero cabelludo.

Solo este comentario hizo que el hombre mirara hacia atrás reluctante. Por lo que parecía, le costó un poco de su fuerza de voluntad hacerlo. Movió su cabeza hacia atrás para después levantar la mirada hacia las estrellas.

“Esas estrellas salen de mis recuerdos de tiempos antiguos…” dijo el hombre suavemente, sonando un poco melancólico. “Desafortunadamente, he estado dormido por demasiado tiempo… cuando desperté, estaba aquí, en esta tierra. No puedo saber si el cielo estrellado es el mismo o no, o si hay más estrellas o menos.

“Escucha, chico. Mi apellido es Choumen. Nací fuera de la Séptima Montaña, en el Planeta Jaula de Tigre. Mi nombre completo es Choumen Tai! el hombre bajó la mirada para dejar de mirar las estrellas y mirar a Meng Hao con  una expresión solemne.

“Debido a que tengo buenas relaciones con un viejo amigo de la Octava Montaña, tomé parte en la Guerra Dao entre la Octava y la Novena Montañas. Durante el curso de la guerra, fui seriamente herido. Debería haber muerto, pero todavía me quedaba un aliento, el cual he estado guardando hasta ahora.

“Puedo morir, pero no permitiré que mi legado termine conmigo… En cuanto a ti, en el momento en el que te vi en aquel entonces, adquirí las coordenadas de este planeta, permitiéndome descender aquí1. Tienes un linaje especial. Si eres afortunado, serás capaz de abandonar este pequeño Planeta Cielo Sur, viajar a mi hogar y regresar el legado…”

“Esa es mi esperanza. Si eres capaz de lograrlo, bien y estupendo. Si no, igualmente no tendré arrepentimiento alguno!” Estudió a Meng Hao por un momento. “Tengo tres bendiciones para entregarte, como modo de compensación”

“La primera bendición es una marca que creé después de lograr la comprensión y ganar la inmortalidad. Su nombre es ‘Inmortal Muestra el Camino’. Únicamente alguien que ha ascendido hacia la Inmortalidad en las Nueve Montañas y Mares, y que está dispuesto a perder algo de su base de cultivo, puede crear algo como esto. Se suponía que sería entregado a mis descendientes como tesoro.

“Cuando estés en el gran círculo de Buscando el Dao, puedes usar este paso desde esa cima para lograr la Ascensión Inmortal. Alguien te mostrará el camino, y tus oportunidades de salir exitoso en la Ascensión Inmortal incrementará en un treinta por ciento”

“Lo que es más, no necesitarás usar ningún poder local, Inmortal Muestra el Camino puede hacer que el cielo estrellado descienda!!”” Levantó su mano y presionó en su frente. Apareció inmediatamente una bola de luz resplandeciente.

La bola de luz brillante emanaba un aura que no pertenecía a este mundo. Tan pronto como Meng Hao la sintió, su mente empezó a zumbar. Tenía la sensación poderosa de que esta luz contenía un poder temible. Si fuera a detonar, podría convertir todo el Dominio Sur en ceniza.

“Esto…” Meng Hao empezó a resoplar mientras miraba la bola de luz brillante en la mano del hombre. Meng Hoa podía también sentir que cuando el aura emergiera, el hombre se volvería instantáneamente más débil, casi por la mitad. Las estrellas y la tierra de alrededor parecieron volverse más inestable, incluso borrosa.

“La Ascensión Inmortal es difícil… pero con este Inmortal Muestra el Camino, esa dificultad se verá reducida basta e. Todo lo que tienes que hacer es desarrollarte hasta alcanzar ese punto. Cuando llegue el momento, serás seguramente capaz de realizar el paso final!”

“Este objeto es la primera bendición que te entrego a ti”. El rostro del hombre estaba pálido mientras su cuerpo se volvía menos definido. Sin embargo, dio una carcajada enérgica y, sin vacilación, presionó la brillante Inmortal Muestra el Camino en la frente de Meng Hao. Tal objeto podía causar que incontables expertos entre las estrellas se enzarzaran en una lucha implacable, pero el hombre se la entregó directamente. El brillo se fusionó en el cuerpo de Meng Hao.

Meng Hao tembló y cerró sus ojos por un tiempo. Cuando los abrió, se sintió completamente diferente a antes. Sin embargo, no podía decir en qué era diferente. Lo único de lo que estaba seguro era de que su cabeza se sentía mucho más clara.

“La segunda bendición que te entregaré es algo sobre lo que posiblemente hayas escuchado antes: una de las tres escrituras clásicas, la Escritura Divina del Dao! Espíritu Sublime, Dao Divino, Separación del Cielo. Esas tres escrituras no solo han descendido a este lugar donde tú resides. Esas tres escrituras clásicas son manejadas por todas las Nueve Montañas y Mares!

Desafortunadamente, lo que la gente posee mayor mente son meros fragmentos de las escrituras completas. Hasta ahora, únicamente dos personas han sido capaces de recolectar el texto completo de alguna de ellas, siendo  capaces de adquirir el título de Reino Dao. Uno de esos era el Dao Divino de la Primera Montaña!”

“El otro fue el Espíritu Sublime de tu Novena Montaña!”

Únicamente esos dos expertos poderosos fueron capaces de coleccionar la Escritura Espíritu Sublime y la Escritura Dao Divino respectivamente. Todos los demás únicamente poseen fragmentos. En cuanto a la más misteriosa de todas, la Escritura de Separación del Cielo, por incontables eras nadie ha sido capaz de conseguir recuperarla en todas sus partes ni cultivar el gran círculo de ese ámbito para adquirir el designio Separación del Cielo.”

“En cuanto a mi Escritura Dao Divino, únicamente tengo un manual, el cual es en realidad mucho más valioso que el resto. El mío es el Manual del Sentido Divino! Una de las principales razones por la que no morí en la Guerra Dao fue debido a ese manual.

“Mi Sentido Divino es unas t res veces más poderoso que el de cualquiera en la misma etapa que yo. Esto… es la superioridad que se consigue por cultivar este manual de Escritura Dao Divino. El triple es el límite; sin embargo, si adquieres otros fragmentos del Dao Divino, puedes incrementar ese número!”

“Este arte, te lo paso a ti!” El hombre levantó su mano derecha y presionó en la frente de Meng Hao. Inmediatamente, el texto de una escritura empezó a flotar en la mente de Meng Hao. Cada símbolo mágico radiaba un brillo negro mientras se marcaban en la mente de Meng Hao. Inmediatamente, su cuerpo tembló y su Sentido Espiritual experimentó un crecimiento frenético.

Después de que pasaran unas cuantas respiraciones, se encontró con que su Sentido Espiritual se había incrementado casi por dos. En ese momento, podía sentir fácilmente cómo cubría todo alrededor.

Cuanto más fuerte fuera l Sentido Espiritual de uno, más fuerte sería el Núcleo Qi. Con el Núcleo Qi fortaleciendo las técnicas mágicas, el resultado sería aún más sorprendente; de forma similar, la habilidad de Meng Hao de deducir la forma máxima de sus técnicas superaba por mucho las de otros.

En ese momento, era simplemente una simple marca, y con ella Meng Hao ya había recibido que su Sentido Espiritual se doblara. A partir de que continuara el cultivo, eso se incrementaría aún más.

Hasta ahora, parecía un enorme golpe de buena fortuna para Meng Hao, dejándole respirando dificultosamente.

“Qué piensas?” rió el hombre. “Sólo con grabártelo incrementaste tu Sentido Espiritual por dos. Eso es debido a la mitad de dragón que comiste. El poder que los Dragones Blancos contienen es el Sentido Divino. Tu base de cultivo no es capaz de asimilarla completamente. Eso tomará algo de tiempo. Cuando eso ocurra, tu Sentido Divino se volverá enormemente más estable”.

“Dragón Blanco…” dijo Meng Hao sin pensar. “Quieres decir que eso no era una ilusión?” Sentir el incremento de su Sentido Espiritual hizo que se volviera enormemente más confiado en ser capaz de alcanzar la Formación del Núcleo.

“Quién dijo que fuera una ilusión!?” dijo el hombre mientras e miraba, alcanzándole y golpeando amistosamente la cabeza de Meng Hao. “Glotón mocoso! Ese era el último Dragón Blanco que había guardado. Su eficacia era bastante baja, pero todavía tenía planeado guardarlo para mi última comida antes de morir. Desafortunadamente, te dí toda una mitad! Oh, bueno, no importa.”

El hombre parecía un poco celoso del nivel de buena fortuna de Meng Hao. Suspiró y después cogió su ropa. “De acuerdo, no terminé lo que estaba diciendo. Tienes ya la segunda y la tercera bendición. Ahora, te daré la última bendición… Chico, quiero que recuerdes algo. Si no eres capaz de entregar mi legado al Planeta jaula del Tigre, incluso si estoy muerto, definitivamente te maldeciré!” Desde dentro de su cuerpo, sacó una esfera brillante blanca.

El brillo iba acompañado de una débil fragancia delicada. Meng Hao jadeó cuando vio esto; ese brillo contenía un objeto con forma de diamante.

“Esto es…”

“Este es mi legado”, dijo con un susurro, “contenido dentro de una respiración de mi Qi Inmortal. Esto es lo que debes llevar al Planeta Jaula del Tigre. Disuelve el Qi Inmortal y serás capaz de ver el legado. Únicamente tú ¡ Si deseas estudiarlo, puedes. Simplemente alcanza el Planeta Jaula del Tigre!”

“Par ser honesto, de acuerdo a mis cálculos, sería difícil para ti asimilarlo completamente durante varios cientos de años.” Pareciendo dolorido, tomó el diamante blanco y lo empujó contra el pecho de Meng Hao.

El cuerpo de Meng Hao convulsionó. El diamante blanco apareció repentinamente en medio de sus diez Pilares Dao. El brillo blanco salió emanado conectándose con sus Pilares Dao.

Al mismo tiempo, un irrefrenable estruendo llenó su base de cultivo, explotando y extendiéndose a través de todo su cuerpo. Sus diez Pilares Dao se sacudieron y radiaron cantidades enormes de Qi Violeta, los cuales se entrelazaron con el diamante blanco. La mente de Meng Hao dio vueltas. Repentinamente tuvo una sensación que era similar a cuando había consumido la Píldora Tres Mortalidades en su intento de alcanzar la Formación del Núcleo.

“Estoy… acercándome a la Formación del Núcleo!” dijo Meng Hao jadeando.

El cuerpo del hombre empezó a desvanecerse, causando que hablara rápidamente: “Has alcanzado un punto crítico en tu camino a la Formación del Núcleo. Disipa algo de mi Qi Inmortal y te ayudará a formar tu Núcleo… Míralo por ti mismo. Estoy poniendo todas mis esperanzas en ti. Ten cuidad o con la Secta Tamiz Negro. Sé cuidadoso con el poder antiguo que proviene desde el Este de este plantea. El lord que controla ese poder ya ha alcanzado el pináculo de este planeta.”

“La originalidad de tu linaje y mis especulaciones con respecto a tu pasado están contenidas en ese aliento de Qi Inmortal. Algunos años a partir de ahora, después de que disuelvas completamente mi Qi Inmortal, serás capaz de verlo. Sin embargo, no puedo garantizar que todo esa cierto…” El mundo alrededor de ellos empezó a agrietarse y a romperse. “Voy a hacer una última apuesta entrando en la Cueva del Renacer de tu planeta.

De acuerdo a mi análisis, los misterios contenidos tienen algo que ver con el Mar Dao bajo la Novena Montaña. Mira… tú mismo… el reino mental está colapsando. Cuando lo… todos los de dentro serán teletransportados fuera…” La voz iba y venía a trozos hasta que finalmente desapareció. Un intenso murmullo llenó el área alrededor de Meng Hao, y entonces… todo colapsó.

Estaba de nuevo rodeado de muros. Sin embargo, esta vez, los muros estaban llenos de fisuras.

Sonidos de crujidos llenaron el aire. Meng Hao miró alrededor y tomó aire profundamente. Todo había ocurrido demasiado rápido. Cuando pensó de nuevo en ello, le pareció un sueño. Y aun así, la Escritura Dao Divino estaba allí en su mente, y dentro de su cuerpo estaba el Qi Inmortal con la forma de un diamante. Todo era eral.

Lo que es más, sus diez Pilares Dao estaban empezando a fundirse rápidamente, soltando un Qi Violeta denso sin precedentes. El Qi que envolvía el diamante, estaba empezando lentamente a tomar la forma de un Núcleo.

Meng Hao sabía que estaba entrando en ese momento en la Formación del Núcleo. El proceso tardaría normalmente mucho tiempo; sin embargo, debido a la asistencia del Qi Inmortal, el proceso se aceleraría. Justo ahora, había alcanzado un punto crítico!

Fue justo en ese momento exacto que una explosión llenó el aire. El sonido venia desde un muro cercano, el c Gual explotó repentinamente. Un aura potente se filtró a través repentinamente.

“Finalmente lo encontré”, dijo una voz. “Este es el lugar del que me habló el Patriarca. El testamento de esa persona inmortal está descansando aquí… eh?” El joven apellidado Ji apareció repentinamente, con una expresión de sorpresa en su rostro. Vestía una túnica larga y azul.

Sus ojos parpadearon mientras recaían sobre Meng Hao. Una misteriosa luz brillaba dentro. Su expresión se volvió repentinamente seria. “La robaste?” preguntó.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Esto pasó en el capítulo 59.

3 opiniones en “ISSTH – Capítulo 301”

Deja un comentario