ISSTH – Capítulo 266

Capítulo 266: El Héroe Azul Sin Rostro!

Siete días más tarde, unos enormes vientos metafóricos soplaron por el Dominio Sur. Los corazones de todos y cada uno de los cultivadores del Dominio Sur en la región del oeste estaban completamente agitados.

Todo esto era debido a un nombre.

El Héroe Azul Sin Rostro!

De acuerdo a los rumores, vestía una túnica larga de color azul y su rostro no era nada más que un borrón.

De acuerdo a los rumores, estaba únicamente en la etapa final de la Fundación Establecida, pero su habilidad de lucha era increíble, algo raramente visto.

De acerado a los rumores, cuando fuera que atacara, solo decía una cosa:

“Lucha!”

Los rumores habían empezado a extenderse inmediatamente después de su primera batalla, siete días antes. Había luchado con  un Elegido de la Secta Escarcha Dorada, el cual estaba en el gran círculo de la Fundación Establecida final. Se habían encontrado el uno al otro volando, en mitad del aire, y sin más razón aparente, habían sido soltadas las palabras “lucha”, después de lo cual una explosión llenó el cielo.

En un instante, el Elegido de la Secta Escarcha Dorada había sido derrotado. Ocurrió en un parpadeo, como si el hombre hubiera sido maleza seca o madera podrida, solo esperando a ser aplastado.

Mucha gente vio la lucha. Fue increíblemente impactante, pero antes de que pudieran extenderse las noticias, fueron testigos de la segunda batalla del Héroe Azul Sin Rostro.

Su oponente fue un Elegido de la Secta Sangre Demonio. De nuevo, el Elegido fue derrotado en un instante!

Sus vidas fueron perdonadas. Sin embargo, unas derrotas tan decisivas eran como enormes masas de agua que podían aplastar la autoconfianza de cualquiera, dejando al oponente en una completa pérdida.

En los siguientes días, el Clan Li, la Secta Tamiz negro, el Clan Son, la Secta Espada Solitaria, el Clan Wang… todas las grandes Sectas y Clanes vieron caer destinos similares sobre sus discípulos Elegidos. Cualquiera que se encontrara con el hombre de la túnica azul, nunca tendría la oportunidad de realizar dos ataques. Eran derrotados instantáneamente.

La región oeste del Dominio Sur estaba revolucionada mientras que todos empezaban a especular sobre la identidad de este hombre vestido de azul sin rostro. Las opiniones eran bastante variadas.

En el octavo día, a unos mil quinientos kilómetros de distancia del Geiser Dao, donde estaban reunidos los discípulos de la Secta Espada Solitaria, apareció en medio del aire una forma vestida de azul. Justo delante había un hombre de mediana edad con un rostro enrojecido. Sus ojos brillaban intensamente mientras miraba fijamente al hombre vestido de azul en frente de él.

“Quién exactamente eres tú?!”

El hombre vestido de azul era naturalmente nada más y nada menos que Meng Hao.

Durante los pasados días, había estado luchando constantemente, todo en un intento de ganar iluminación durante la lucha con respecto a su noveno Pilar Dao. Había escuchado hablar del Geiser Dao, así como de la gente que había alcanzado la Formación del Núcleo.

Sin embargo, no iría inmediatamente al Geiser Dao. En cambio, continuó realizando retos a los héroes del Dominio Sur. Después de días de enfrentarse a múltiples oponentes, y de lograr victoria tras victoria, ahora tenía puestas sus miras en los Descendientes Dao de las diversas Sectas y Clanes.

El hombre de mediana edad en frente de él no era ningún otro que el Primero de los Siete Hijos de la Secta Espada Solitaria, Han Shandao, en el gran círculo de la Fundación Establecida, a medio camino de la Formación del Núcleo!

“Luchas? O no?” preguntó Meng Hao con voz serena.

Los ojos de Han Shandao brillaron intensamente. Levantando su cabeza hacia el cielo, rió enérgicamente, después levantó su mano derecha, enviando su enorme mandoble produciendo un chillido. El aura de la espada brilló hacia los cielos mientras salía disparada hacia Meng Hao. Una ligera sonrisa tocó las comisuras de los labios de Meng Hao mientras daba un paso hacia delante.

Una explosión masiva llenó el aire y al mismo tiempo…

Salió sangre rociada desde la boca de Han Shandao mientras se tambaleaba por el aire. El asombro llenaba su rostro. Su mandoble había empezado a hacerse añicos. Escondida dentro había una daga voladora que podía desatar el poder de la Formación del Núcleo. Sin embargo, estaba demasiado agitada y cubierta de grietas, por lo que voló de regreso a Han Shandao.

Un momento, un movimiento, derrota total!

Un gran corte se extendía desde el hombro derecho de Han Shandao recorriendo todo el camino hasta su axila izquierda. Se podía ver el hueso dentro de esa herida mientras que manaba la sangre desde dentro. El rostro de Han Shandao estaba pálido mientras otro de los discípulos de la Secta Espada Solitaria le ayudaba a ponerse de pie.

Tomó aire profundamente y se quedó allí plantado sobre sus piernas poco firmes. “Su excelencia ha ganado iluminación al respecto del encantamiento antiguo de lucha contenido en el Geiser Dao. Admito la derrota.”

Meng Hao no le respondió, simplemente se giró y se fue. Durante estos ocho días había luchado con mucha gente. Bastantes de estos sacaron el tema del Geiser Dao y del encantamiento de batalla antiguo.

Después de que Meng Hao se fuera, el borrón de su rostro cambió. Un momento después, volvía de nuevo a tener la apariencia de Fang Mu. Aun así, todavía vestía la túnica azul. Una hora más tarde, Meng Hao observó un enorme lago.

Era un lago, pero sería más apropiado llamarlo un Geiser Dao!

El lago estaba rodeado de bastante cultivadores reunidos, unos diez mil. Estaban sentados con las piernas cruzadas, aparentemente en profunda meditación.

La llegada de Meng Hao no atrajo la atención de nadie.

Miró alrededor a la multitud, después seleccionó un punto con poca gente donde se sentó con las piernas cruzadas y empezó silenciosamente a observar el Geiser Dao.

El tiempo pasó. En el segundo día, Meng Hao notó que estaban llegando más y más cultivadores, desde todas direcciones. A medio camino había ahora varias decenas de miles de personas presentes.

Para el anochecer, toda el área estaba cubierta. Parecía haber cerca de cien mil cultivadores!

Repentinamente, el agua salió disparada y aparecieron luces brillantes encima del Geiser Dao. Las luces se entrelazaron para formar una pantalla en el cielo. Dentro de la pantalla estaba la imagen borrosa de una persona, sentada con las piernas cruzadas en meditación, con ambas manos moviéndose en seguida en un encantamiento. Era una Proyección Dao!

“Ha aparecido!”

“Qué es exactamente la iluminación que está contenida en el Geiser Dao? Qué diablos? He estado aquí por cerca de un año, pero mi base de cultivo no ha realizado el menor progreso.”

Las voces de los cultivadores de alrededor llenaban el aire. Meng Hao levantó la mirada para examinar la pantalla. Mientras lo hacía, la imagen borrosa empezó a brillar de forma más clara, al igual que lo hacían las dos manos del hombre. Meng Hao se dio cuenta repentinamente que la imagen ilusoria del hombre estaba emanando intención asesina!

La intención asesina era débil, pero Meng Hao estaba seguro de que estaba allí, y de que no era la única persona que la había notado.

Murmurando para sí mismo, calmó su corazón y se forzó a sí mismo a entrar en un estado de tranquilidad. Miró fijamente a la figura de la pantalla ay empezó gradualmente a olvidarse de cualquier otra cosa que no fuera la imagen de la pantalla. Estuvo en este estado por toda una noche. Por la mañana temprano frunció el ceño. No había realizado ningún progreso.

Mientras estaba allí sentado pensativamente, una voz seria llegó hasta él desde un lado. “Hey, Compañero Daoísta, comprueba esto”. Era un hombre de mediana edad, demacrado pero con ojos brillantes. Toda su persona parecía radiar astucia.

Meng Hao le había visto anteriormente. Había estado haciéndose camino a través de la multitud que rodeaba el Geiser Dao, vendiendo libros desde su bolsa privada. Poca gente parecía interesada en comprarlos, por tanto, la vasta mayoría parecía encontrarle extremadamente molesto.

El hombre era discreto, tan pronto como sentía que no era querido, sonreía y se marchaba.

Estaba de pie al lado de Meng Hao, su expresión era de entusiasmo. Con una inclinación congraciadora hacia Meng Hao, se inclinó desde la cintura y empezó rápidamente a hablar.

“Compañero Daoísta, estás preocupado porque no has logrado la iluminación del Geiser Dao?” Su voz estaba llena de un entusiasmo infeccioso. “Has encontrado una montaña de tesoros pero no estás seguro de lo que hacer con ella?”

Meng Hao miró fijamente al hombre, atónito.

“No te preocupes en lo más mínimo”, continuó el hombre, con sus ojos brillando intensamente. “Estás a punto de contemplar la impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo!” Golpeó su bolsa privada e inmediatamente apareció un panfleto descolorido en su mano.

“En esta impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo, tengo humildemente grabado la iluminación de incontables compañeros Daoístas. De hecho, a un coste nada pequeño, incluso fui a presentar mis respetos a la Diosa Celestial Xu Qing de la Secta Tamiz Negro, a la Diosa Celestial de la Secta Sangre Demonio, así como al Descendiente Dao del Clan Wang, Wang Lihai. Todas sus iluminaciones están contenidas aquí. También contiene el conocimiento de más de cien Elegidos de varias Sectas. Fue con copiosa sangre, sudor y lágrimas que logré crear esta impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo!” El hombre hablaba muy rápidamente, sujetando el libro en una mano y realizando varios gestos con la otra. Meng Hao estaba mirándole fijamente atónito.

“Compañero Daoísta, sé lo que estás pensando. El valor de un libro así como es la impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo es imposible de determinar. No tiene precio, verdad?” Golpeó su muslo como si estuviera forzándose a sí mismo a tomar una decisión.

“Compañero Daoísta, puedes estar tranquilo. El coste de adquirir esta impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo no es de cien mil piedras espirituales. No es de diez mil piedras espirituales. Ni siquiera es de mil piedras espirituales. Este libro, que contiene la iluminación de unos cien Elegidos, así como de diversos Descendientes Dao, el cuál está recopilado al coste de incontables sangre, sudor y lágrimas, este impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo puede ser tuyo por solo noventa y nueve piedras espirituales!”

Meng Hao aclaró su garganta y cuando estaba a punto de decir algo…

“Compañero Daoísta, no pierdas esta oportunidad! Tienes ahora una oportunidad que nunca regresará. Escucha, te diré un secreto”. Miró a su alrededor y después bajó la voz.”Has escuchado hablar del Héroe Azul Sin rostro? Este famoso y cruel nómada que ha derrotado incontables Elegidos, todos en  un parpadeo. De hecho, puedes no haber escuchado que solo hace unos días, él lucho contra Han Shandao, de la Secta Espada Solitaria, y Han Shandao fue derrotado de forma decisiva!”

“Compañero Daoísta, escucha. Hace solo medio mes, el Héroe Azul Sin Rostro compró uno de mis improntas de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo!”

Meng Hao frunció el ceño mientras le daba otro vistazo al hombre de mediana edad.

“Ok, Ok, Qué me dices de diez piedras espirituales? Te venderé una copia por diez piedras espirituales. Eres mi primer cliente del día, lo cual nos convierte en amigos. Soy Xu Liushan, discípulo de la Secta Sangre Demonio.”

Meng Hao vació por un momento y entonces dijo, “solo tengo tres piedras espirituales”. Seguidamente sacó sus últimas tres piedras espirituales de la túnica.

“Trato hecho!” respondió el hombre de mediana edad sin la más mínima vacilación. Inmediatamente puso la impronta de la iluminación del Exaltado Señor Ilimitado Geiser Dao Antiguo en la mano de Meng Hao, aparentemente temiendo que Meng Hao pudiera cambiar de idea.

Meng Hao miró el panfleto con una sonrisa seca. Una repentina brisa pasó por allí, abriendo el panfleto. Los ojos de Meng Hao se entornaron repentinamente y le entregó las tres piedras espirituales a Xu Liushan.

Xu Liushan se fue rápidamente, cantando y murmurando para sí mismo lo difícil que era realizar negocios esos días. En realidad, las imágenes del panfleto las había escrito él mismo. Había estado en el área del antiguo Geiser Dao por bastante tiempo. Cada vez que la pantalla aparecía, escribía una imagen de ella. Después de algún tiempo, tuvo la idea de venderlo.

Meng Hao ignoró a Xu Liushan y empezó a ojear el panfleto. Cada dibujo parecía ser exactamente el mismo. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que una extraña luz empezara a brillar dentro de los ojos de Meng Hao. Levantó su cabeza para mirar hacia la imagen de la pantalla que flotaba en mitad del Geiser Dao.

“Las imágenes de este libreto parecen ser todas la misma, pero en realidad hay algo diferente en cada una de ellas…” Meng Hao estudió la pantalla por algún tiempo hasta que finalmente empezó a desvanecerse. En el instante en el que se iba a desvanecer por completo, un temblor recorrió el cuerpo de Meng Hao. Había visto qué diferencia era. Dentro de la figura de la pantalla había… una hebra de Qi!

La hebra de Qi estaba constantemente en movimiento. Por tanto, cada uno de los dibujos era ligeramente diferente. Las diferencias eran tan diminutas, que ni siquiera Xu Liushan las había notado.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

5 opiniones en “ISSTH – Capítulo 266”

Deja un comentario