ISSTH – Capítulo 236

Capítulo 236: Más réplicas de lo ocurrido.

Meng Hao sentía la pérdida, por lo que a él le concernía, 200.000.000 era un número imposiblemente alto. Sin embargo, a través del Dominio Sur, muchos otros tenían sentimientos de pérdida también.

Sentían esta pérdida debido a la aparición de una píldora magistral en la Subasta de Píldoras de la Secta Destino Violeta, una píldora que había sido elaborada durante iluminación alquímica, una píldora única bajo los cielos.

El nombre del Gran Maestro Píldora Caldero empezó inmediatamente a extenderse a lo largo y ancho, sacudiendo el Dominio Sur. Incontables Sectas y Cultivadores habían oído hablar de él.

Aunque para alzarse oficialmente al rango de Gran Maestro se requería elaborar exitosamente diversas píldoras de una fuerza medicinal del noventa por cien o superior, las píldoras que aparecieron en la Subasta de Píldoras siempre conllevarían una conmoción en el Dominio Sur. Al añadírsele la iluminación alquímica, causó que el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero instantáneamente se alzara hasta alturas sin precedentes. Lo mismo que el misterio que rodeaba su identidad.

Todos estaban frenéticos intentado determinar quién era el Gran maestro Píldora Caldero. Las especulaciones se volvieron salvajes. Algunos clamaban que era otra forma de dirigirse al Gran maestro Píldora Demonio. Otros creían que debía de ser uno de los Lores Horno Violeta.

Nadie creía que pudiera ser uno de los ordinarios maestros alquimistas. Después de todo, aparte de los Lores Horno Violeta, quién más podría tener tal habilidad en el Dao de la Alquimia?

Los rumores se extendieron como vientos de tormenta atravesando el Dominio Sur. Los únicos sucesos que habían ocurrido en los recientes años que pudieran igualar al revuelo causado por el Gran Maestro Píldora Caldero, fueron los repetidos intentos de investigación realizados por diversas Sectas en el área de la Cueva del Renacer y el tema de Meng Hao y la Escritura Sublime de Espíritu.

Mientras el tiempo pasaba, entre los diversos rumores y opiniones sobre el Gran Maestro Píldora Caldero, se alzó una nueva teoría que contrastaba completamente con la idea de que fuera un Lord Horno Violeta.

Mucha gente creía que el Gran Maestro Píldora Caldero realmente era un maestro alquimista ordinario. Sin embargo, fue obsequiado con un increíble talento natural del Dao de la Alquimia. De otro modo, por qué habría aparecido esta píldora en al Subasta de Píldoras? Quizá incluso el mismísimo maestro alquimista no había sido capaz de predecir el resultado.

Si fuera un Lord Horno Violeta, se habría asegurado de presentar su identidad y usar la Subasta de Píldoras para ganar fama, y quizá, preparar el escenario para promocionarse a Gran Maestro.

Pronto, más y más gente empezó a estar de acuerdo con esta línea de razonamiento. Y aun así, más rumores se alzaron en sentido contrario. El nombre del Gran maestro Píldora Caldero llenó todo el Dominio Sur, como tormentas de truenos.

Fuera quien fuera, todo el mundo tenía que admitir que ya que el Gran maestro Píldora Caldero había elaborado una píldora magistral, incluso si no era realmente un Gran Maestro como los otros tres Grandes Maestros del Dominio Sur, seguramente lo sería en el futuro.

Después de todo, su píldora era de un noventa y cinco por ciento, cerca de ser una píldora magistral del cien por cien!

“Si el Gran Maestro Píldora Caldero elaborara más píldoras en el futuro, entonces, el Dominio Sur ya no tendría tres Grandes Maestros del Dao de la Alquimia, sino cuatro!

De hecho, debido al súbito ascenso de este nombre, había mucha gente que creía que el Gran Maestro Píldora Caldero ya tenía la habilidad de un Gran Maestro, y que había ya cuatro Grandes Maestros!”

La Secta Tamiz Negro, la Secta Escarcha Dorada, la Secta Sangre Demonio, e incluso la Secta Espada Solitaria, así como los tres grandes Clanes extendieron invitaciones solemnes públicas ofrecidas para atraer al Gran Maestro Píldora Caldero.

Esto por sí mismo causó una gran conmoción e hizo que el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero brillara tan intensamente como el mismo sol.

La Secta Destino Violeta estaba simplemente tan revuelta como el mundo exterior. Sin importar si era de la División Qi violeta o de la División Píldora del Este, todo el mundo estaba hablando sobre el Gran Maestro Píldora Caldero y especulando con respecto a su identidad.

No es que nadie sugiriera que Fang Mu pudiera ser el Gran Maestro Píldora Caldero. Sino que el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero era algo tan inestimablemente alto que aquellos que sugirieron que podía ser Fang Mu se volvieron objeto de burla. Fang Mu era conocido en la División Píldora del Este y en la División Qi Violeta por su habilidad en elaboración de píldoras, pero cuando se comparaba con el misterioso Gran Maestro Píldora Caldero, nadie creía que pudieran ser la misma persona.

El consenso general de la División Píldora del Este era que era un Lord Horno Violeta quien había elaborado la píldora consumada, pero por alguna razón, no deseaba revelar su identidad.

Había incluso algunos maestros alquimistas que empezaron a venerar al misterioso Gran Maestro Píldora Caldero. Cualquiera quien dijera algo irrespetuoso sobre él, acabaría ganandose la ira de estos alquimistas.

Mientras el resto del Dominio Sur discutía sobre el Gran Maestro Píldora Caldero, la vieja generación de la Secta Destino Violeta quería abrir una investigación. Sin embargo, la División Píldora del Este tenía una posición especial; sin la aprobación de Píldora Demonio nadie sería capaz de descubrir ninguna información. Lo más extraño de todo era que este Píldora Demonio parecía no estar prestando ninguna atención a todo el asunto. No hablaba sobre ello y no permitía que la División Qi Violeta o la División Píldora del Este investigaran.

Ni siquiera su propia gente de la División Píldora del Este podían investigar este asunto; parecía como si Píldora Demonio hubiera borrado todo rastro de información.

Conforme más rumores se extendían y más gente hablaba sobre el Gran Maestro Píldora Caldero, Meng Hao daba más y más suspiros.

Cuando fuera que escuchara el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero, él pensaba en sus 200.000.000 piedras espirituales. Y cuando pensaba en eso, pensaba en cómo el Píldora Demonio no le había pagado lo que le correspondía.

“Me debes 200.000.000 piedras espirituales…” Meng Hao se sentía mal. Normalmente, considerando el nivel de su base de cultivo, no se preocuparía por unas cuantas piedras espirituales. Pero es que eran 200.000.000 de ellas!!

Cada vez que pensaba en este asunto, sentía como si una espada estuviera atravesando su corazón. Hace tiempo, cuando se unió a la Secta Confianza, había creído que se podría hacer rico al trabajar para inmortales. Todo este tiempo se había dejado llevar, empujado por la corriente, hasta que alcanzó este punto. Sin embargo, todavía mantenía su terco deseo grabado en sus huesos.

Sus métodos eran mucho más fríos, y muchas otras personas le verían como astuto e implacable, pero dentro de su corazón, seguía siendo el mismo escolar que había sido siempre, y todavía deseaba ser rico. No había olvidado este deseo suyo.

Si puedes imaginar cuánto se había alegrado Meng Hao de no tener que devolver la plata que debía al Administrador Zhou1 cuando se unió a la Secta Confianza, entonces te puedes imaginar cómo se sentía con tener justo en frente de él 200.000.000 piedras espirituales, solo para encontrar que no serían suyas.

Tomó aire profundamente y después continuó elaborando píldoras con una sonrisa amarga en su rostro. El tiempo pasó, pero el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero no se desvaneció ni del Dominio Sur ni de la Secta Destino Violeta. Después de que las oleadas iniciales se desvanecieran, el nombre continuó siendo mencionado frecuentemente.

Algo de esto tenía que ver con el misterio que rodeaba al nombre y a todos los rumores que lo acompañaban. De hecho, empezaron a aparecer más píldora marcadas con un caldero en subasta a través del Dominio Sur.

Sin embargo, las píldoras falsas siempre acababan siendo expuestas. Lo que es más, las píldoras falsas solo sirvieron para aumentar la reputación del Gran maestro Píldora Caldero.

Meng Hao escuchó la mayor parte de todo esto por Bai Yunlai. Cuando fuera que Bai Yunlai hablara con él sobre los asuntos referentes al Gran Maestro Píldora Caldero, aparecía una extraña expresión en su rostro, mientras sus ojos se llenaban con un brillo de veneración. Obviamente, él sabía que la persona que era objeto de tantas brillantes alabanzas a través de la Secta Destino Violeta e incluso por el Dominio Sur, estaba plantado justo en frente de él.

Día y noche, ya estuvieran durmiendo, ya estuvieran paseando, aparecería en su mente la imagen de cómo había sujetado la Píldora Tormento en sus propias manos mientras la entregaba secretamente a la casa de subastas.

Cuando pensaba en cómo había tenido en sus manos una píldora magistral y todo lo relativo a la identidad del Gran Maestro Píldora Caldero, se sentía como si estuviera en una fantasía.

En la Secta Destino violeta había alguien más que había sido conmovido por el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero, era Chu Yuyan. La única cosa de la que había escuchado hablar a la gente era sobre el Gran Maestro Píldora Caldero. Sus propias investigaciones sobre su identidad no la llevaron a ningún lado. Lo que es más, algunas personas estaban haciendo vagas afirmaciones sobre que quizá ella fuera el Gran Maestro Píldora Caldero.

Ella solo podía reír amargamente al escuchar esto. Tenía una curiosidad increíble sobre quién sería y, conforme intentaba averiguar más información, su corazón empezó a llenarse con reverencia.

No importaba quién fuera el Gran Maestro Píldora Caldero; era un alquimista. Chu Yuyan sabía la habilidad requerida del Dao de la Alquimia para elaborar una píldora magistral. Demandaba el respeto de todos los alquimistas. En cuanto a Chu Yuyan, su reverencia aumentaba y no podía esperar a reunirse con este misterioso Gran Maestro Píldora Caldero y discutir con él sobre alquimia y sobre iluminación alquímica con él!

Para los alquimistas, la iluminación alquímica era un campo misterioso, donde las fórmulas de píldoras no existían, y uno sólo podía apoyarse en su propia comprensión del Dao de la Alquimia. Usando únicamente los materiales en la punta de sus dedos, uno podía crear una nueva píldora medicinal. Esta era la razón por la que Chu Yuyan procesaba adoración por el Gran Maestro Píldora Caldero.

Su veneración solo se hizo cada vez más fuerte mientras que la reputación del Gran Maestro Píldora Caldero aumentaba. Incluso rogó a su maestro una y otra vez que le prestara la Píldora Tormento para estudiarla. Cuando finalmente consintió, se dedicó a investigarla.

Ella sintió la locura, la voluntad diabólica contenida dentro. Podía sentir el ardiente frenetismo que excedía al ardor del alma. Podía sentir una profunda agudeza dentro de la píldora, una voluntad orgullosa que excedía al Cielo y a la Tierra.

Gradualmente, empezó a formarse una imagen del Gran Maestro Píldora Caldero dentro de su corazón. Su rostro era arcaico, sus ojos brillaban con sabiduría. Era algo y esbelto, con una disposición imponente. Todo esto basándose en el sentimiento que obtuvo desde dentro de la píldora.

Y aún así, sin importar cuánto investigara, sin importar los métodos que usara, no podía encontrar a alguien dentro de la Secta que tuviera tal imagen. Eso no hizo que su veneración disminuyera, más bien lo opuesto; continuó profundizándose.

Una vez, Meng Hao se encontró accidentalmente con Chu Yuyan mientras caminaba por la Secta. Estaba a punto de esquivar hacia un lado para no encontrársela cuando notó que ni si quiera le había visto. En cambio, estaban enzarzadas en una conversación profunda sobre el Gran Maestro Píldora Caldero con una compañera discípula. Caminó pasando justo por donde estaba él.

Su expresión era de determinación, y sus ojos brillaban con una extraña luz. Cada vez que ella decía el nombre del Gran maestro Píldora Caldero, sus ojos brillaban intensamente.

Meng Hao se quedó mirando atónito, con una expresión extraña en su rostro. Repentinamente se preguntó que rostro tendría Chu Yuyan si alguna vez descubría que Fang Mu era el Gran Maestro Píldora Caldero. También se preguntó qué expresión tendría si averiguara que además, Fang Mu, en realidad era Meng Hao…

Después de que pasara medio mes. En un día en particular, Meng Hao acababa de finalizar de elaborar un lote de píldoras medicinales. Repentinamente, su expresión cambió cuando escuchó un ruido desde el exterior de su cueva inmortal, un jaleo de conversación.

La División Píldora del Este era normalmente un lugar muy pacífico. Un alboroto como este era muy raro. Asombrado, Meng Hao se alzó sobre sus pies y caminó hacia la puerta de su cueva inmortal. Justo abajo, los alquimistas aprendices estaban todos corriendo en la misma dirección.

“El Gran Maestro Montaña Eterna de la Secta Escarcha Dorada está aquí! Él es uno de los tres Grandes Maestros del Dominio sur, con un nombre tan famoso como el del Gran Maestro Píldora Demonio!”

“No me digas que está aquí para realizar un desafío!?!?”

“El Gran Maestro Montaña Eterna solía ser como nosotros! Él era un alquimista aprendiz que se alzó lentamente a través de los diversos rangos. Pero finalmente, abandonó la Secta. Afortunadamente para él, el Gran Maestro Píldora Demonio aprobó su largo y duro trabajo y no le arruinó su Dao de Alquimia! Si lo hubiera hecho, nunca habría ocurrido un día como éste!”

“Me pregunto por qué el Gran Maestro Montaña Eterna ha venido hoy a la Secta Destino Violeta…”

Los ojos de Meng  Hao brillaron mientras estaba plantado fuera de su cueva inmortal. Una multitud de aprendices alquimistas e incluso maestros alquimistas estaban saliendo desde sus lugares de morada. Todos empezaron a correr hacia la misma dirección.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Esto fue mencionado en los Capítulos 1 y 2, así como en unos cuantos capítulos posteriores.

4 opiniones en “ISSTH – Capítulo 236”

Deja un comentario