ISSTH – Capítulo 235

ISSTH. Capítulo 235: Honorarios de Aprendiz.1

Después de que el hombre vestido de violeta emergiera desde el portal, los ojos de los espectadores cayeron sobre la persona detrás de él, un cultivador jorobado. Su rostro inexpresivo estaba lleno de cicatrices que parecían ser auto-infligidas.

De él emanaba una sensación indescriptible de poder, la cual parecía reforzaba la presión poderosa que mantenía el silencio dentro del estado de subastas.

“Patriarca Jorobado!”

“Por tanto, es el Patriarca Jorobado! Dicen que su base de cultivo está en la etapa media de Alma Naciente. Hace trescientos años, abandonó todo para convertirse en el Protector Alquimista del Lord Horno Violeta An…”

“Que aparezca el Patriarca Jorobado aquí significa… que el hombre vestido de violeta realmente debe de ser uno de los ocho Lores Horno Violeta de la Secta Destino Violeta, An Zaihai!”2

Los ojos de los cien mil cultivadores brillaron inmediatamente con respeto. El rango de Lord Horno Violeta era virtualmente la cumbre del Dao de la Alquimia. Aparte de Gran Maestro, no había una posición más alta.

La expresión de An Zaihai era tranquila. Asintió a los diez Lores Horno, entonces, levantó su mano derecha en el aire e hizo el gesto de agarrar. La Píldora Tormento salió volando y se puso sobre su mano. No olió la píldora, sino que la dejó descansar en su mano mientras cerraba sus ojos.

El tiempo pasó lentamente. Los cultivadores de alrededor observaban con una atención cautivada. Meng Hao mantuvo su silencio, observando pensativamente mientras el Lord Horno Violeta An Zaihai usaba su habilidad en el Dao de la Alquimia para ganar iluminación en cuanto a la píldora de Meng Hao.

Después de que pasara el tiempo suficiente para que un palo de incienso se quemara, el Lord Horno Violeta An Zaihai abrió lentamente sus ojos. Su rostro parecía conmovido y, mientras miraba fijamente a la píldora en su mano, una luz extraña llenó sus ojos.

“Cuál es el nombre de esta píldora?” preguntó lentamente, con su voz algo ronca.

Una expresión entusiasmada llenó el rostro del subastador. Unió sus manos y se inclinó hacia An Zaihai, después dijo, “de acuerdo al texto, el nombre de esta píldora es Tormento”.

An Zaihai miró a la píldora por un buen rato, después suspiró y dijo, “qué píldora más sorprendente. Tormento. Fundir el alma y transformarla en un diablo. Apoyarse en uno mismo para alzarse hacia los cielos. No es quemar el alma, es sustituirla!” Este era su intento de estado en la esencia de la píldora. Posiblemente, no podía deducir la fórmula de la píldora en tan corto periodo de tiempo.

Otros podían no comprender sus palabras, pero tan pronto como Meng Hao las escuchó, sus pupilas se contrajeron.

“No me extraña que él sea un Lord Horno Violeta. De una mirada, fue capaz de determinar la verdadera esencia de la píldora”. Meng Hao estaba perdido en sus pensamientos por un momento. En el futuro, necesitaría añadir algunos elementos que confusos en sus píldoras medicinales, para que no fueran tan fáciles de analizar. A pesar del hombre que era un Lord Horno Violeta, toda la situación hizo que Meng Hao se sintiera un poco intranquilo.

“Esta no es una píldora del cien por cien”, dijo An Zaihai. “Su fuerza medicinal en realidad es del noventa y cinco por ciento. Sin embargo, lo que es aún más digno de alabanza es que esta píldora fue elaborada en medio de la iluminación alquímica. No hay fórmula para ella”. En el instante en el que los cien mil cultivadores escucharon sus palabras, empezaron a jadear mientras sus mentes se tambaleaban, especialmente debido a las palabras ‘Iluminación Alquímica’.

“Iluminación Alquímica…”

“Esta píldora fue creada debido a la iluminación alquímica. No hay fórmula para ella!”

“Una píldora creada durante la iluminación alquímica es única entre las del mismo tipo. Nunca encontrarás otra píldora como esta! Eso significa… que su valor es al menos del doble!” Los cien mil cultivadores continuaron discutiendo el tema, sus ojos ardían concentrados en la Píldora Tormento. Parecían estar a punto de volverse locos de nuevo.

An Zaihai miró a la Píldora tormento por otro rato, después bajó su mano, permitiendo que la píldora flotara en el aire. Después se retiró unos cuantos pasos y cerró sus ojos.

Parecía que solo había aparecido para verificar si la Píldora Tormento había sido creada durante la iluminación alquímica.

“20.000.000 piedras espirituales! El Clan Li debe tener esta píldora!”

“20.500.000 piedras espirituales! Una píldora magistral como esa, creada durante la iluminación alquímica es única bajo los cielos”.

Todo el lugar bulló con entusiasmo mientras aparecían más pujas. A Meng Hao le costaba respirar mientras sus ojos brillaban. Escuchar todas esas pujas le llenó el corazón con entusiasmo. Sin embargo, apareció repentinamente un poco de vacilación. Después de escuchar la explicación del Lord Horno Violeta, ahora sabia que el extraño estado en el que había estado cuando elaboró la píldora aquel día era conocido como iluminación alquímica. Sin embargo, lo que no comprendía era eso que había descrito el Lord Horno Violeta como píldora única en su tipo, lo cual parecía incongruente con lo que había realmente ocurrido.

“Tal vez haya algunas variaciones que todavía no comprenda del todo…” pensó Meng Hao, suprimiendo su confusión y escuchando en cambio el entusiasmo con el que las pujas por la píldora aumentaban. Anteriormente, había comprendido que no sería difícil para los alquimistas conseguir beneficios de la elaboración de píldora, pero nunca hubiera imaginado que la Píldora Tormento fuera a ser vendida por un precio tan increíble.

Repentinamente se dio cuenta de que su elección de unirse en la Secta Destino Violeta había sido una decisión sabia.

Pronto, el precio de la píldora tormento alcanzó los 40.000.000 piedras espirituales. Tan alto precio podía llevar a la bancarrota a muchas sectas.  A parte de las cuatro grandes Sectas y los tres grandes Clanes, nadie más estaba siquiera cualificado para competir por ella ahora.

“43.000.000 piedras espirituales!!” gritó Gordito, saltando encima de una mesa.

“48.000.000!” gritó alguien desde la Secta Tamiz Negro.

“60.000.000!” desvarió Gordito. “A fastidiar a tu abuela! Quién se atreve a intentar llevarse mis pertenencias!?”

El precio había alcanzado una altura inimaginable. Para la mayoría de los espectadores podría ser una píldora rara y magistral, pero no valía tanto, incluso con el añadido de la Iluminación Alquímica. Después de todo, la píldora tenía una fuerza medicinal increíble, pero no estaba claro cuál sería el resultado si fuera consumida en la etapa Formación del Núcleo. Considerando que estaba aparentemente diseñada para la etapa Fundación Establecida, un precio de 60.000.000 piedras espirituales para esa píldora era ya relativamente alto.

El valor de ser capaz de investigar la Píldora Tormento era ya difícil de determinar. Sin embargo, si después de toda la investigación se descubría que la píldora era efectiva para la etapa Formación del Núcleo, entonces el valor sería casi ilimitado.

Es preciso señalar que para que un alquimista del Dominio Sur alcanzara el nivel de Gran Maestro, debía de elaborar no solamente una píldora magistral del noventa por cien, sino una para cada una de las cinco etapas; Condensación Qi, Fundación Establecida, Formación del Núcleo, Alma Naciente y Separación de Espíritu. Después de elaborar todas esas píldoras magistrales del noventa por cien, uno podría realmente ser considerado un Gran Maestro del Dao de la Alquimia.

En cualquier caso, el valor de investigar la píldora Tormento era verdaderamente difícil de imaginar. El entusiasmo era increíble debido no solo a que fuera una píldora magistral, sino a que se suponía que era una píldora única elaborada en mitad de la iluminación alquímica.

Meng Hao continuó entusiasmándose cada vez más. Quería que el precio se incrementara aún más. De hecho, si no fuera por su baja base de cultivo, sin tener en cuenta el profundo nerviosismo, habría sacado la segunda Píldora Tormento y también la habría puesto en subasta.

Sin embargo, ahora se estaba preguntando cómo sería capaz de recoger sus beneficios después de que la píldora fuera vendida. Eso sería algo problemático.

Fue en ese momento en el que los ojos de An Zaihai se abrieron repentinamente.

“100.000.000!”

Escuchar esto hizo que los cultivadores de alrededor se quedaran boquiabiertos, atontados. Gordito y los demás miraron hacia An Zaihai y sus rostros lentamente se llenaron de furia.

Todo el mundo sabía de la regla no escrita de la Subasta de Píldoras de la Secta Destino Violeta. Esa regla era que los cultivadores de la Secta Destino Violeta no participaban. Anteriormente, durante la subasta de las Día Fundación Establecida, la División Píldora del Este había dejado que fuera vendida para investigación sin siquiera parpadear.

Pero esto era una píldora consumada… el Lord Horno Violeta estaba participando, creando una situación en la que el vendedor estaba compitiendo contra el comprador. Cómo sería esto realmente competir?

Cómo podía continuar la puja…?

“110.000.000! gritó Gordito, con sus ojos rojos. No le importaban las piedras espirituales, sino el prestigio. No le importaba si iba contra un Lord Horno Violeta. Después de su puja previa, se había visto atrapado, lo que le hacía estar nada feliz. Esto no era realmente una lucha o batalla.  En lo que a Gordito concernía, masticar piedras espirituales no tenía importancia y seguramente tendría más.

“200.000.000”, dijo An Zaihai tranquilamente. Todos los cien mil cultivadores resoplaron. Un precio como ese era inconcebible. Aun diez píldoras magistrales, todas elaboradas en medio de la iluminación alquímica, no serían merecedoras de un precio tan increíble.

200.000.000 piedras espirituales podrían ser los fondos de una gran Secta durante diez años.

“200….” La furia de Gordito se alzó hacia los cielos. Acababa justo de incrementar la puja cuando se escuchó la voz serena de An Zaihai.

“No estoy comprando esta píldora para mí mismo. Estoy comprándola por orden del Gran Maestro Píldora Demonio, como su agente.”

Estas palabras hicieron que el silencio llenara el aire. Todo el mundo parecía estar pensativo. Ahora, ellos lo comprendían. Sin importar lo que nadie dijera, la Secta Destino Violeta no permitiría que una píldora como esa fuera vendida. Incluso si una tradición de la Subasta de Píldoras fuera rota, ya habían tomado la decisión. Esta píldora no abandonaría la Secta Destino Violeta.

Sin darle importancia a esto, Gordito pareció desear incrementar el precio. “200….” Repentinamente, uno de los discípulos de su Secta le agarró y le susurró algo en su oreja. El rostro se llenó de una expresión irritada, Gordito le dio un gruñido molesto, pero no dijo nada más.

Nadie más dijo algo. An Zaihai hizo un movimiento de agarrar con su mano derecha y la Píldora Tormento voló hacia su mano. Sin añadir una palabra más, se giró, seguido por el anciano jorobado y después desapareció en el portal brillante.

Meng Hao observó esto con los ojos totalmente abiertos. Repentinamente, se sintió un poco nervioso.

Dudó por un momento. “El Gran Maestro Píldora Demonio la compró. Considerando el prestigio que tiene, no debería… no debería acabar reteniendo el dinero, lo haría…?” Pensando en la posición del Gran Maestro Píldora Demonio, se sintió un poco mas seguro.

Después de que An Zaihai se fuera, no hubo modo de continuar con la subasta. Meng Hao cogió a Bai Yunlai, quien parecía algo ausente y se fue.

Después de regresar a la Secta, Meng Hao gastó bastante tiempo dando diversas instrucciones de forma repetida a Bai Yunlai. Todo el tiempo, Bai Yunlai le miraba con una extraña mirada. La mirada de respeto de sus ojos había excedido a la de antes.

Observando a Bai Yunlai irse, quien parecía estar en un trance, no pudo evitar Meng Hao reír amargamente. Después de pensar sobre todo, decidió que incluso si alguien averiguaba que él había elaborado la píldora, no debería de importar demasiado. Decidiendo no preocuparse sobre eso por más tiempo, se dirigió hacia su cueva inmortal.

“200.000.000 piedras espirituales! Incluso si solo consigo el ochenta por ciento, siguen siendo todavía 160.000.000!” se sentó, pensando sobre las piedras espirituales, sus ojos brillaban.

En las profundidades de la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta, en la cumbre principal de la cordillera de montañas, An Zaihai estaba plantado respetuosamente al lado de un anciano. Este anciano era, por supuesto, nada más que Píldora Demonio. En su mano tenía una píldora negra que era… la Píldora Tormento.

Píldora Demonio la examinó por cerca de dos horas. Lentamente, empezó a aparecer una sonrisa en su rostro. La sonrisa estaba llena tanto de amabilidad como de admiración.

An Zaihai miró a Píldora Demonio, con sus ojos llenos de respeto. En toda su vida, nunca había admirado a alguien más  que al Gran Maestro Píldora Demonio. Él era un Lord Horno Violeta, pero esto fue realmente debido a que comprendía el enorme abismo entre él mismo y su maestro. Esto hacía que su respeto se hiciera aún más profundo.

Cada ve que se plantaba en frente del Gran Maestro Píldora Demonio, sentía como si fuera un pequeño pez en el enorme mar del Dao de la Alquimia.

“Maestro”, dijo An Zaihai, “ya he buscado quién elaboró esta píldora. Hay algunos problemas con sus antecedentes. Él es…”

“No lo digas”, dijo el anciano serenamente. “Te lo prohíbo, no hay necesidad”. Guardó la píldora con un movimiento de mano.

An Zaihai se quedó mirando boquiabierto por un momento, después, dijo respetuosamente, “Sí”.

“No le molestes tampoco. Permite a este pequeño Gran Maestro Píldora Caldero mantener su misterioso anonimato en la Secta”. Píldora Demonio sonrió, una sonrisa llena de felicidad y de una indescriptible alegría. Aun mientras su voz continuaba resonando, él desapareció en la distancia. En todo el tiempo, nunca mencionó las piedras espirituales.

“Maestro, en cuanto a las piedras espirituales…” dijo An Zaihai vacilante.

La voz de Píldora demonio se pudo escuchar desde la lejanía. “Qué piedras espirituales? Esas son sus honorarios para convertirse en aprendiz!”

An Zaihai observó a su maestro desaparecer en la distancia, después rió. Mientras se giraba, un nombre flotó en su mente.

“Fang Mu…”

El tiempo pasó. Pronto, había ya pasado medio mes. En este día particular, con gran anticipación, Meng Hao le pidió a Bai Yunlai ir a comprobar si las piedras espirituales podían ser recogidas. Bai Yunlai regresó al anochecer con una cara larga. Su explicación fue como un rayo en el cielo azul.

Con gran cuidado, dijo, “He usado una buena diversidad de métodos para preguntar, pero la respuesta ha sido siempre la misma… Aiiii, después de que la píldora fuera vendida, no se depositaron piedras espirituales en la cuenta… no estoy seguro de qué está pasando exactamente, pero cómo podríamos esperar que la casa de subasta se atreviera a ir y reclamar las piedras espirituales del Gran Maestro Píldora Demonio…?”

Meng Hao jadeó asombrado. Sintió como si hubiera sido golpeado en la cabeza por cinco rayos. Sus ojos estaban totalmente abiertos por la furia.

“Mis piedras espirituales! Mis 200.000.000 piedras espirituales! Píldora Demonio, compraste mi píldora. Dame mis piedras espirituales!” Meng Hao apretó los dientes. Sin embargo, no había nada que pudiera hacer aparte de sentarse allí con el sentimiento de pérdida.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Una traducción más completa de “Honorarios de aprendiz” sería “Honorarios para convertirse formalmente en el aprendiz de un maestro”

2.- El nombre An Zaihai en chino es 安在海 ān zài hǎi – An es un apellido que significa “Seguro” o “Quieto”. Zai significa “al” o “dentro”. Hai significa “Océano” o “Mar”.

 

5 opiniones en “ISSTH – Capítulo 235”

Deja un comentario