ISSTH – Capítulo 227

Capítulo 227: Lista Negra de Píldoras!

Cuando se escuchó la voz de Meng Hao, Bai Yunlai pareció asombrado. Repentinamente giró su cabeza y vio a Meng Hao salir paseando desde detrás de la roca ornamental. Caminaba lentamente y su rostro estaba inexpresivo.

Cuando Bai Yunlai le vio, su corazón saltó de entusiasmo, así como con un poco de vergüenza. En su mente, había avergonzado a Fang Mu. Estaba a punto de abrir su boca para decir algo cuando la mirada de Meng Hao cayó sobre él, llena de admiración.

Esta mirada hizo que Bai Yunlai tomara aire profundamente, como si estuviera orgulloso de tener alguien que reconociera todo el trabajo que había estado haciendo. Era una buena sensación la de seguir junto con Meng Hao mientras éste aumentaba su prestigio.

La aparición de Meng Hao atrajo obviamente la atención de los demás de la plaza. Le miraron, pero ninguno de ellos pudo reconocer quien era. Los Elegidos de las cuatro pagodas fruncieron el ceño. Obviamente, Meng Hao era un extraño para ellos también.

“Quién te dijo que bajaras tu mano?” dijo el joven llamado Liu. “Quieres que te ayude a abofetearte a ti mismo?” Su voz estaba llena de desprecio. Él también había alcanzado a ver a Meng Hao. Pero este era un valle de la División Qi Violeta. No dejaría que su grandiosidad disminuyera solo porque algún maestro alquimista apareciera. Esto era especialmente cierto debido a que todos sabían de la importancia de los maestros alquimistas en la Secta.

Detrás directamente de Liu estaban plantados otros cinco. Sus miradas estaban llenas de desprecio, con sonrisas frías en sus rostros.

“Bai Yunlai, ven aquí”, dijo Meng Hao, ignorando a Liu. También ignoró las otras miradas que cayeron sobre él. Meng Hao se había encontrado a mucha gente como esta. No importaba si eran Elegidos o Descendientes Dao, considerando la posición de Meng Hao, no serían más que perros salvajes a los que se podía permitir ignorar simplemente.

Bai Yunlai se giró rápidamente y dio unos cuantos pasos hacia Meng Hao, pero entonces Liu resopló fríamente y empezó a empujar con su mano hacia él.

“Nunca dije que te pudieras ir! Parece que necesitas una lección!” Su mano estaba a punto de abofetear a Bai Yunlai cuando la anteriormente expresión calmada de Meng Hao cambió. Una luz fría se extendió repentinamente desde sus ojos y cayó sobre Liu.

La mirada era como el estruendo de un trueno, un rayo que separaba el cielo de la noche, o nubes oscuras de destrucción que repentinamente aparecían en mitad de un día soleado.

Era como si el repiqueteo del retumbo del trueno hubiera llenado la mente de Liu. Su expresión cambió. La mirada de Meng Hao era como la de una bestia Gargantúa que tuviera el poder de consumir todas las cosas vivas. Esto hizo que Liu, inconscientemente, retirara su mano. Para ese momento, Bai Yunlai había alcanzado ya a Meng Hao.

Meng Hao retiró su mirada, después se giró para marcharse con Bai Yunlai. Considerando el nivel de su base de cultivo, así como su posición dentro de la Secta, estos discípulos estaban muy por debajo de él. No había razón para que él presumiera delante de esos llamados Elegidos.

Por supuesto, a parte del joven llamado Liu, ninguno de los otros Cultivadores de la División Qi Violeta de dentro de la plaza, habían sido capaces de sentir lo que acababa de ocurrir, ni siquiera las cinco personas que estaban plantadas detrás de él. Lo único que habían visto era la actitud fiera de Meng Hao y el brillo duro de su mirada. Sin embargo, cualquiera en este mundo podía lanzar una mirada dura a alguien; no podía importarles menos eso.

La expresión de los Elegidos de las cuatro pagodas cambió. Parecían pensativos, Sin embargo, los seguidores que estaban plantados fuera de las pagodas eran obviamente más del mismo tipo de cultivadores en el medio de la plaza. No tenían ni una pista de qué acababa de pasar.

Las cinco personas detrás de Liu se adelantaron corriendo hacia delante para obstruir el camino de Meng Hao. Sus ojos brillaban con malas intenciones.

“La División Qi Violeta no es ningún sitio donde tú puedas abrir la boca y después irte cuando desees!”

“Para! El Hermano Senior Liu estaba explicando las normas. Bai Yunlai, no podéis iros! Necesitáis una lección!”

“Qué descaro!! Incluso si eres un maestro alquimista, realmente crees que puedes menospreciar a los discípulos de la Secta Interna de la División Qi Violeta tan gratuitamente?”

Li tomó aire profundamente y después dio un paso hacia delante. Su voz era fría, entonces dijo, “Tú te puedes ir si quieres, pero este Bai Yunlai nos ha ofendido. Dejarle irse sin ser castigado sería un insulto a toda la Secta Interna de la División Qi Violeta!” Estaba asustado de Meng Hao; sin embargo, aunque su voz fuera menos arrogante que lo que había sido hacía unos momentos, todavía seguía siendolo.

El rostro de Bai Yunlai se puso pálido y se forzó a sí mismo a suprimir la furia que se alzaba en su mirada. Sabía que Meng Hao era un maestro alquimista, pero estaban en el territorio de los discípulos de la Secta Interna de la División Qi Violeta, por lo que todavía tenía algunas dudas. No le importaba abofetearse en el rostro unas cuantas veces. No quería que Meng Hao se viera atrapado en ningún problema debido a él. Por lo que paró en su camino.

Mientras lo hacía, Meng Hao también se paró y se giró. “Quién es esta gente?” preguntó serenamente.

La voz de Bai Yunlai era baja mientras respondía, “Discípulo de la Secta Interna de la División Qi Violeta Liu Yanbing… él…” Meng Hao asintió, después dijo tranquilamente, “desde hoy, no aceptaré ningún pedido de píldoras medicinales de este Liu Yanbing”.

Mientras se escuchaban estas palabras, los discípulos de la Secta Interna se quedaron mirando fijamente, sorprendidos. Unos cuantos, los más astutos entre ellos, estaban empezando a tener una idea de lo que estaba pasando.

Los Elegidos de las pagodas estaban todos mirando a Meng Hao con ojos brillantes. Uno de ellos había ya bajado de la pagoda y caminado unos cuantos pasos.

“No solo él”, dijo Meng Hao tranquilamente. “Aquellas personas detrás de él, también. No aceptaré ningún pedido de ninguno de ellos”. El rostro de Bai Yunlai estaba totalmente en shock, pero aun así asintió.

El rostro de Liu Yanbing  se tensó mientras miraba repentinamente a Meng Hao. Sus ojos brillaban con incredulidad. Si en este punto no se había dado cuenta de quién era Meng Hao, entonces no merecería haber practicado el cultivo hasta la etapa Fundación Establecida.

Sin embargo, hay un montón de gente estúpida en el mundo. Uno de los jóvenes al lado de Liu Yanbing rió repentinamente.

“Quién te crees que eres? Parece que crees que te estamos suplicando que elabores píldoras o algo, por lo que ahora no tienes miedo de tus superiores. Qué te hace pensar que eres tan increíble que nos puedes hablar de esa forma?”

“Porque yo soy Fang Mu!” dijo Meng Hao serenamente. Esta frase sola causó instantáneamente que los ojos del joven se salieran de sus cuencas mientras una expresión de incredulidad cubría su rostro.

“Fang… Fang Mu…”

Los rostros de los otros que estaban plantados detrás de Liu Yanbing se retorcieron. Miraron a Meng Hao, atónitos. No solamente ellos, todos los discípulos de la División Qi Violeta dentro de la plaza respiraron con dificultad cuando escucharon estas palabras. Sus ojos empezaron a brillar intensamente mientras miraban hacia Meng Hao.

Los rostros de los Elegidos de la División Qi violeta pasaron por una gran variedad de expresiones. El silencio llenó instantáneamente la plaza.

El nombre de Fang Mu se había alzado sobre la Secta Destino violeta a través de los pasados meses. Tenía una reputación ilustre. Pocas personas no sabían sobre él y su elaboración de píldoras.

Por tanto, cuando Meng Hao dijo el nombre de Fang Mu, fue como si un trueno resonara a través de un llano.

El rostro de Liu Yanbing cambió, y los cultivadores detrás de él parecían repentinamente preocupados. Hacía unos momentos, habían estado felices de enseñarle a Bai Yunlai una lección. Después de todo, era un mero alquimista aprendiz. Pero ahora que el Alquimista Fang estaba aquí en persona, no deseaban ofenderle. Inmediatamente se adelantaron en un intento de dar explicaciones.

Sin embargo, Meng Hao se giró. No deseaba continuar hablando con estos llamados discípulos de la Secta Interna. Sin importar de cual fuera su estatus o su posición, en todos los aspectos, esas personas y él eran tan distintos como el blanco y el negro. Se giró para irse, Bai Yunlai le siguió. Mientras lo hacía, los cuatro Elegidos se dieron prisa en alcanzarlo, obviamente con la intención de empezar una conversación.

El corazón de Liu Yanbing estaba lleno de amargura. Sin embargo, es difícil desmontarse de un tigre después de empezar a cabalgarlo. Se negaba a ceder tan fácilmente. Apretando sus dientes, se obligó a abrir su boca e intentar recuperar algo de orgullo, “por lo tanto, eres Fang Mu. Bien, tal vez no vayas a elaborar píldoras para mí, pero crees que eres el único maestro alquimista en la División Píldora del Este? Además, las píldoras que elaboras son de baja calidad, no merece la pena ni mirarlas!”

Meng Hao rió fríamente. Se paró por una tercera vez. Se giró y miró intencionadamente a Liu Yanbing. Si este tipo no hubiera continuado hablando, entonces nunca se hubiera dignado a discutir con él, tan desinformado como él estaba. Pero estas palabras extrañas y contradictorias hicieron que Meng Hao pareciera aún más frío.

“Solo soy uno entre mil maestros alquimistas en la División Píldoras del Este. Tal vez mis píldoras no sean dignas ni de mirar. Por tanto, desde ahora, no elaboraré píldoras para nadie que tenga ningún trato contigo”. Las palabras frías de Meng Hao hicieron que los cultivadores alrededor de Liu Yanbing se apartaran. Sería difícil de decir quién fue el primero. Ninguno de ellos deseaba causar ninguna ofensa más.

Liu Yanbing se quedó pronto de pie solo. Toda la gente que había estado en términos tan amigables se había alejado de él.

Fang Mu era en esos momentos un maestro alquimista muy popular. Incluso era difícil conseguir una píldora suya; ofenderle no merecía simplemente la pena.

Meng Hao continuó tranquilamente, “Además, si escucho que alguien le vende una de mis píldoras, entonces esa persona también será repudiada por mí”. Cuando los espectadores escucharon esto, todos resoplaron.

Estas palabras mostraron completamente cómo de poderoso era Fang Mu. Algunas personas podían pensar que estaba siendo un poco dominante, pero… él era un maestro alquimista.

No había que ofender a los maestros alquimistas!

“Excepto… sabes qué? Me has ofendido…” continuó Meng Hao, con su voz aún más fría. Realmente no le importaba si lo que iba a hacer hacía que los demás estuvieran insatisfechos. Su insatisfacción no caería sobre él, debido a que era un maestro alquimista, una posición que demandaba respeto. Únicamente podrían culpar la incapacidad de Liu Yanbing para abrir sus ojos a la realidad. “Por tanto, durante los siguientes cien años, ni un solo maestro alquimista elaborará píldoras para ti!”

Meng Hao dijo esas palabras tranquilamente. Mientras lo hacía, levantó su mano derecha para revelar un medallón blanco, sobre el cual estaba grabado el nombre de Liu Yanbing.

Este era el poder máximo que tenían los maestros alquimistas de la Secta Destino Violeta. La Lista Negra de Píldoras!

Tan pronto como grabó el nombre de Liu Yanbing en el medallón, todos los maestros alquimistas de la División Píldora del Este lo pudieron sentir. Sacaron todos sus medallones de Lista negra de Píldoras para mirarlos. Anteriormente, solo había trece nombres en la Lista Negra. Con Liu Yanbing… había ahora catorce!

Toda la plaza estaba completamente en silencio. Todos los ojos estaban ahora en el medallón en la mano de Meng Hao. Expresiones de shock aparecieron en los cuatro Elegidos.

Alguien de la multitud reconoció el medallón y dijo con voz ronca, “Eso es… un medallón de Lista Negra de Píldoras!!” La voz estaba llena de asombro.

“Un Medallón Lista Negra de Píldoras. El Alquimista Fang Mu realmente usó el Medallón Lista Negra de Píldoras!!”

“Liu Yanbing está acabado. No importa de qué Clan venga. Nunca tendrá la antigüedad para conseguir que su nombre sea removido de la Lista Negra de la División Píldora del Este!!”

“Ahora que está en la lista negra, ni un solo maestro alquimista elaborará píldoras para Liu Yanbing por los próximos cien años. Básicamente, no puede practicar el cultivo. El Alquimista Fang Mu…. Realmente se ha atrevido a usar el medallón…”

Meng Hao estaba allí plantado mientras el zumbido de las conversaciones llenaba el aire. A su lado, Bai Yunlai temblaba y le miraba fijamente sorprendido. Su corazón estaba lleno de emociones poderosas; en ese momento, se sentía como si fuera a ser capaz de morir incluso por Fang Mu.

Ser tratado del modo que Fang Mu le había tratado a él, le hizo desear devolverle el favor con su vida!

La expresión de Liu Yanbing estaba llena de desesperación, estaba jadeando rápidamente. Sus ojos estaban de un rojo intenso mientras su cuerpo entero se sacudía. Su rostro era de un blanco mortal. Mientras pensaba en lo terrorífico de la Lista Negra de Píldoras y en las consecuencias de tener su nombre en ella, sus ojos se llenaron de desesperanza. El Medallón Lista Negra de Píldoras solo podía ser usado por un maestro alquimista dos veces, y solo sería usado en un momento de absoluta necesidad.

Cómo podría haber imaginado que Fang Mu fuera realmente…. Realmente… fuera realmente a usar el Medallón Lista Negra de Píldoras en él? Su cuerpo se enfrió y sus ojos se pusieron en blanco. Era como si su cabeza hubiera sido golpeada repetidamente por rayos.

Su corazón temblaba. Sabía lo que significaba estar dentro de la Lista Negra de Píldoras. Sin importar su Clan, no había modo de que nadie fuera a ser capaz de ayudarle. Repentinamente se arrepintió de todo. Si pudiera hacer hacia tras el tiempo, nunca hubiera ofendido a Fang Mu. Su cuerpo temblaba, la única cosa que pudo decir fue, “Alquimista Fang… Yo…”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

10 opiniones en “ISSTH – Capítulo 227”

        1. pues sinceramente…. ni idea… 😀

          con lo pronto que empiezan hoy en día en las nuevas tecnologías… ya no me extraño de nada 😀

          dicen que mejor prevenir que curar….. 😉

        2. yo tengo 11 años… no entiendo(?

          Es broma… tengo 18 xD pero mi primita de 10 años obsesionada con leer, le gusta esta página así que normalmente lee aquí.

        3. tengo 11 años… no entiendo

          Broma xD tengo 18 pero mi primita de 10 años obsesionada con leer, le gusta esta página y normalmente lee aquí.

          1. ains… pues para tu primita…. el tema es que luxaka es muy deportista y después de irse a hacer deporte necesitó el papel higiénico para limpiarse los mocos… que es que no le quedaban pañuelos de papel 🙂

    1. jajajaja… que tal imaginación la tuya, pero, me dio un poco de penita Liu Yanbing ya que su vida se acaba de ir por la borda pero como nuestro protagonista es tan justiciero pues no hay nada que hacer…Gracias por el cap

Deja un comentario