ISSTH – Capítulo 189

Capítulo 189: Llegada de Todos los Enemigos.

Meng Hao sonrió irónicamente. El punto que ocupaba en la plaza hacía tiempo que se había vaciado, haciéndole especialmente visible. Su sonrisa se volvió más amarga mientras suspiraba interiormente.

“Si hubiera sabido que todo iba a acabar de esta manera”, pensó, “no habría dejado que Zhou Daya se marchara…. Ay, van a aparecer todos mis enemigos hoy…?” Tosió e inconscientemente se frotó su nariz. Repentinamente sintió que había hecho demasiadas cosas durante los pasados años. Ahora, había llegado el momento en el que la multitud de víctimas le acusaría.

“Maldito seas, Meng Hao!” aulló Qian Shuihen. “Nunca olvidaré el asunto de la lanza de hierro de aquel año!” Inmediatamente dio un paso hacia delante. A su lado, los ojos de Lu Song estaban rojos. A través de los años, los dos habían sido ridiculizados a menudo por miembros compañeros de la Secta debido al incidente con la lanza de hierro. Ellos habían decidido a menudo ir a buscar a Meng Hao para vengarse. Sin embargo, el Estado de Zhao había desaparecido, presumiblemente junto con Meng Hao. Nunca hubieran imaginado que se encontrarían con él este día. Pensamientos de venganza llenaron inmediatamente sus corazones.

Wang Tengfei también dio un paso hacia delante, con su rostro lleno de ganas de matar. “Meng Hao, realmente te aborrecí cuando estábamos en el Estado de Zhao. Será mejor que des una explicación de lo que ocurrió con Chu Yuyan…” Wang Tengfei sentía como si fuera el objeto de las risas de toda la actual generación de Cultivadores del Dominio Sur. Era algo que no podía aceptar. Quería matar a Meng Hao allí donde él estaba.

“Qué escena tan vívida, Hermano Meng”, la voz llegó desde dentro de los discípulos de la Secta Tamiz Negro. Era Han Bei. “Nunca hubiera imaginado que te encontraría aquí. Cuantas historias interesantes”. Ella suspiró. “No te olvides del trato que hicimos tú y yo”. Se cubrió su boca y rió, guiñándole un ojo a Meng Hao. Sus palabras hicieron que los ojos de la audiencia brillaran aún más intensamente.

La aparición de Meng Hao parecía estar provocando el interés de una persona tras otra. En este momento, toda la gente que nunca había escuchado sobre él anteriormente se iban volviendo intensamente interesados en sus actos.

Un zumbido de conversaciones llenó el aire. Una voz se alzó desde dentro de la Secta Sangre Demonio. Era Li Shiqi. “Compañero Daoísta Meng Hao, realmente tienes un montón de historias interesantes para contar! Sin embargo, tengo curiosidad por saber, qué le ocurrió a ese molesto sombrero tuyo?” Era difícil de decir qué estaba pensando, pero sus ojos brillaron con interés.

Chen Fan se plantó jadeando. Tomó aire profundamente mientras observaba a Meng Hao, una indescriptible admiración brillaba en sus ojos. Gordito miró a Meng Hao entusiasta. Parecía que sin importar donde Meng Hao fuera, atraería la atención.

Era igual que cuando estaban en la Secta Confianza, como si estuvieran allí ahora.

“No me extraña que él sea el Hermano Senior!” pensó Gordito, tomando aire profundamente. Su admiración por Meng Hao había alcanzado tal altura que quería caer sobre sus rodillas e inclinarse.

Meng Hao dio una tos seca y continuó sonriendo amargamente. Realmente se sentía un poco culpable. Sin embargo, antes de que pudiera responder  a cualquiera, diez rayos de luz aparecieron repentinamente desde la distancia. No era otro que el Clan Li.

Desde ese momento, todas las cinco grandes Sectas y los otros dos grandes Clanes habían llegado.

En medio de la gente del Clan Li estaba Li Daoyi1. Su brazo hacía tiempo que había sido reemplazado por el Clan Li. Era un Descendiente Dao, por lo que no se podía casar en el Clan Song. Obviamente no estaba allí debido a la búsqueda de un marido del Clan Song, sino por alguna otra razón. Sin embargo, tan pronto como la gente del Clan Li tocó el suelo de la plaza, sus ojos cayeron sobre Meng Hao.

Tan pronto como lo hizo, jadeó. Casi inmediatamente, su base de Cultivo ondeó con poder, y el aura del gran círculo final de la Fundación Establecida llenó la plaza.

“Por tanto, finalmente apareciste!!” dijo seriamente, dando un paso hacia Meng Hao. Una fiera intención asesina emanaba desde sus ojos. Era obvio para todo el mundo que había algún gran secreto entre él y Meng Hao, del que no estaba deseando hablar. Por supuesto, su lucha en el torneo por el Legado del Inmortal de Sangre había dado nacimiento a una enorme enemistad que solo podría ser borrada por la muerte.

Encontrar repentinamente a Meng Hao aquí hizo que la intención asesina de Li Daoyi explotara.

Todo el mundo en la plaza que no conocía a Meng Hao estaba ahora clamando entusiasmados y en shock ante lo que estaba ocurriendo.

“Primero está el tema de Chu Yuyan y las intenciones asesinas de Wang Tengfei. Después algo sobre la Secta Destino Violeta y una lanza de hierro. Después de eso, algún acuerdo entre él y Han Bei de la Secta Tamiz Negro! Seguidamente, Li Shiqi desde la Secta Sangre Demonio!! Y finalmente…. Provocó la intención asesina del Descendiente Dao del Clan Li!!”

“Cómo puede este tipo estar envuelto en tantas situaciones? Parece haber provocado a todo el mundo! Cómo es que nunca hemos escuchado de él antes?”

“Qué está pasando…? Su nombre es Meng Hao, huh? Parece que realmente tiene la habilidad de molestar a la gente…”

“De las cinco Sectas y Tres Clanes, los únicos que no están involucrados son la Secta Espada Solitaria y el Clan Song. Llegó con la Secta Espada Solitaria, por lo que no debe de tener ningún problema con ellos. Pero y con el Clan Song? Él es tan bueno molestando a la gente, me pregunto si…,  tendrá algún asunto pendiente con ellos?”

En medio del zumbido de las conversaciones que llenaban la plaza, Gordito dejó salir un rugido y cargó hacia el lado de Meng Hao, con su rostro lleno de entusiasmo.

“Meng Hao, te he echado de menos casi hasta morir!” dijo. Abrazó a Meng Hao, con lágrimas recorriendo su rostro. Los años habían pasado y había crecido un poco. Ahora era mucho más corpulento que antes.

Meng Hao sonrió, aunque la sonrisa era algo amarga. Todo lo que estaba ocurriendo era realmente debido a Gordito…

“Meng Hao! Me darás una explicación!” El rostro de Wang Tengfei era extremadamente serio mientras miraba fijamente a Meng Hao. Wang Tengfei sentía como si estuviera llevando un enorme sombrero verde2, el cual llenaba su corazón con una indescriptible humillación. Dio otro paso hacia Meng Hao.

Li Daoyi también dio un paso hacia delante. “No me has dado una explicación de lo que pasó aquel día. Ahora que estás ahí, tienes una oportunidad de hablar”.

“Maldito seas, Meng Hao, resolveremos nuestra enemistad en este día!” Qian Shuihen y Lu Song empezaron a caminar hacia él.

Parecía que el caos fuera a brotar en cualquier momento. Los ojos de Meng Hao brillaban. Gordito se giró y dejó salir un rugido.

“Meng Hao es mi hermano! Quién se atreve a atacarle?!” Escuchando esto, los discípulos de la Secta Escarcha Dorada intercambiaron miradas y después se adelantaron para plantarse al lado de Gordito. El gran hombre de antes, simplemente sacudió su cabeza, eligiendo no decir nada.

La repentina aparición de Gordito al lado de Meng Hao hizo que Wang Tengfei frunciera el ceño.

Chen Fan se adelantó. “Meng Hao es mi pequeño Hermano Junior. Compañeros Daoístas, si insistís en actuar de este modo, entonces yo, Chen Fan, debo tomar mi lugar”. Repentinamente su daga voladora apareció.

La suma de Chen Fan causó que Qian y Lu de la Secta Destino Violeta dudaran.

Han Bei se movió hacia delante con una risa. “Hermano Meng, considerando nuestra amistad, cómo podría no unirme a ti también?”

Sin una simple palabra, Wang Youcai se plantó en medio de los Cultivadores de la Secta Sangre Demonio y caminó hasta plantarse al lado de Meng Hao.

La voz fría de Li Shiqi se escuchó seguidamente. “Tu sombrero es increíblemente molesto. Sin embargo, por el bien de mi Hermano Junior Wang Youcai, la Secta Sangre Demonio también está contigo. Vamos a ver quién se atreve a tocarte este día”.

La multitud de gente rodeando a Meng Hao causó que Li Daoyi frunciera el ceño. Era una situación delicada. En realidad, no podría matar a nadie en este día y lugar, considerando que estaban en el Clan Song.

Además, nunca hubiera imaginado que Meng Hao pudiera tener conexiones tan poderosas. La Secta Escarcha Dorada. La Secta Espada Solitaria. La Secta Sangre Demonio. La Secta Tamiz Negro. Gente de todas estas Sectas le apoyaban.

Los ojos de Wang Tengfei brillaron con una luz fría mientras miraba de forma asesina a Meng Hao. El shock llenaba su corazón. Nunca hubiera podido predecir que este antiguo discípulo de la Secta Confianza pudiera acumular tales influencias.

Estaba Chen Fan y Li Fugui. A los que se añadía Han Bei de la Secta Tamiz Negro y Li Shiqi de la Secta Sangre Demonio. Que a saber por qué le apoyaban, pero sin soltar una sola palabra, Meng Hao había repentinamente hecho imposible que nadie le atacara.

Qian Shuihen y Lu Song estaban repentinamente muy nerviosos. Ellos, tampoco, hubieran podido imaginar que después de todos estos años, Meng Hao fuera a reaparecer de esa manera, con tales conexiones.

Toda la plaza se quedó en silencio, y fue en este momento cuando una voz impaciente se pudo escuchar repentinamente desde la distancia.

“Qué estáis haciendo chicos? Qué a hecho que todo el mundo se encolerice? Todos vosotros, calmaos! El Clan Song está lanzando una fiesta para buscar un marido, por qué está todo el mundo creando problemas?!” La voz pertenecía a Excéntrico Song, quien estaba acompañado por los otros miembros excéntricos de las otras Sectas y Clanes.

Las sonrisas cubrían sus rostros y, obviamente, no les importaba lo que estaba ocurriendo.

La aparición de los ancianos causó que la tensión de la plaza empezara a disiparse. Todo el mundo empezó a regresar a sus posiciones originales. Mientras lo hacían, Meng Hao bajó su cabeza y empezó a alejarse caminando de Chen Fan. Repentinamente, los ojos de Excéntrico Song cayeron sobre Meng Hao.

“Espera!” dijo.

Meng Hao se quedó congelado, suspirando interiormente. Con una silenciosa y amarga risa, se giró a enfrentarse a Excéntrico Song. Su mente rotaba mientras intentaba pensar una forma de salir de la situación. Puso sus manos en su bolsa privada. Si era necesario, intentaría usar el amuleto de la buena suerte para escapar.

“Chico, por qué me pareces tan familiar…?” Excéntrico Song frunció las cejas.

“Anciano Song, Señor”, gritó Lu Song, “esta es la persona del Estado de Zhao con la lanza de hierro!!”

Tan pronto como escuchó las palabras, los ojos de Excéntrico Song se ensancharon. Miró fijamente a Meng Hao.

“Así que, eres tú, pequeño mocoso!!”

Cuando escucharon estas palabras, los Cultivadores de alrededor jadearon. Previamente habían creído que el Clan Song era el único al que Meng Hao no había ofendido.  Todos miraron a Meng Hao con admiración en sus ojos.

Meng Hao no había logrado ofender a alguien de la generación junior del Clan Song, sino a un excéntrico en Alma Naciente!

Meng Hao sonrió, uniendo sus manos e inclinándose hacia Excéntrico Song.

“Meng Hao de la generación junior extiende sus saludos al Maestro Song de la generación senior. Senior, su Base de Cultivo es extraordinaria, su conducta es Celestial en naturaleza. Ese año, yo, de la generación junior, era un ignorante y un ingenuo. Senior, usted tiene una personalidad noble y una integridad excelente, por lo que verdaderamente espero que, en esta ocasión alegre para el Clan Song, usted no le cause dificultades a la generación junior”.

Excéntrico Song le dio a Meng Hao una mirada larga y significativa. Aunque no dijo nada, algunas veces, puedes hablar muy alto sin decir una sola palabra. Los ojos de Wang Tengfei brillaron y dio otro paso hacia Meng Hao.

“Anciano Song”, dijo él. “Hay una enemistad entre esta persona y yo, que pertenezco a la generación joven. Él humilló a la que está previsto que sea mi amada. En la presencia de todos los Compañeros Daoístas, le imploro que me permita poner un fin a esta enemistad en este día!”

Mientras tanto, en el castillo elevado de la ciudad capital del Clan Song, Song Jia estaba mirando a la pantalla brillante desde la que se mostraba la escena que estaba ocurriendo abajo.

Una sonrisa cubrió su rostro, parecía que le estaba prestando mucha atención a la figura escolar de Meng Hao.

“Qué persona más interesante”, dijo con una risa. “Cómo puede haber ofendido a tanta gente? Incluso a Tío?”

La mujer de mediana edad plantada a su lado también rió, apareciendo una expresión cálida en su rostro. “Por qué?, te has encaprichado de él?”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- La última aparición de Li Daoyi fue en el Capítulo 134: Octavo Hechizo de Demonio Sellado!.

2.- Como se mencionó en una nota anterior, el sombrero verde es un símbolo en la cultura china que implica que te están engañando.

12 opiniones en “ISSTH – Capítulo 189”

  1. El mejor capítulo del segundo libro jajajajajaja Desde que apareció esa gelatina cada vez se pone más interesante.

    Quien a saber por qué le apoyaban, pero sin soltar una sola palabra[..] (Quien sabe, o Vaya a saber)

    “Chico, por qué me pareces tan familiar…?” Excéntrico Song frunció las dejas. (las sejas.)

  2. Está bien esta frase? “Por qué?, te has encaprichado de él?”
    No es “encaprichado con él”? Busqué ambas frases y encontré “con él” en un libro. Y también “encapricharse con algo o alguien”.

    1. he estado buscando y no he encontrado nada claro al respecto… para mí, la forma en lo que lo dice es “te has encaprichado de él” dicho de forma como si fuera un objeto la persona.
      En una de las webs ponía que no había mucha diferencia en escribir “encapricharse de” “encapricharse con” así que, prefiero dejar así la frase ante la duda 😛

Deja un comentario