ISSTH – Capítulo 173

Capítulo 173: Rechazado por los Cielos? Saqueo!

Meng Hao estaba concentrado en el avance para formar su cuarto Pilar Dao. Sin embargo, en cuanto a lo que estaba ocurriendo en el exterior, no estaba sorprendido. Había anticipado que estas circunstancias aparecerían. La cascada de luz de luna estaba concentrada en su incremento de nivel. Aunque no atrajera atención universal, ciertamente atraería bastantes disturbios.

Meng Hao estaba bien al tanto de que cuanto más tiempo pasara, la situación se volvería más explosiva. El mejor método de conseguir una conclusión a todo esto era terminar de avanzar tan rápidamente como fuera posible.

Sin embargo… una Fundación Perfecta no podía absorber la energía espiritual del cielo y la tierra. Sólo era capaz de apoyarse en las Píldoras Tamiz de Tierra  y, aun a pesar de ser extraordinarias, el proceso se iba volviendo más difícil. Podía sentir claramente que estaban perdiendo su eficacia.

Basado en su actual impulso, no parecía que fuera a ser suficiente para completar el cuarto Pilar Dao.

Conforme Meng Hao continuaba silenciosamente cultivando, en el exterior, las palabras de Xiao Chang’en resonaron entre la luz de luna. Todo se quedó en silencio por un momento después de eso, escuchándose posteriormente una fría risa. Tres figuras se adelantaron.

Sus rasgos eran indistintos en la oscuridad de la noche, pero sus bases de Cultivo ondeaban dejando claro que uno de ellos estaba en la etapa media de la Fundición Establecida.

En los Clanes de Cultivo de los alrededores, incluso la etapa media de la Fundación Establecida era considerada bastante poderosa. Si no fuera así, el Clan Xiao no habría sido capaz de ocupar el lago espiritual por tanto tiempo. Es lo que ahora que Xiao Chang’en estaba alcanzando el final de su longevidad que la actual situación había acabado siendo así.

Las tres figuras silbaron por el aire dirigiéndose a Xiao Chang’en. Se escuchó una explosión mientras las cuatro personas colisionaban en una batalla. Xiao Chang’en tosió una bocanada de sangre. Su rostro estaba pálido mientras se retiraba volando como una cometa con el hilo roto. El cultivador en mitad de la Fundación Establecida rió fríamente mientras seguía hacia delante.

Los otros dos se dirigieron hacia el escudo de Meng Hao riendo.

Parecía ser un momento de crisis. Xiao Chang’en estaba desgarrado; sabía que Meng Hao podía estar en un punto crítico: desafortunadamente, era actualmente incapaz de intervenir. Aun si quemara más de su fuerza vital para ganar poder extra sería inútil.

Los dos Cultivadores en el inicio de la Fundación Establecida alcanzaron el escudo; tan pronto como lo tocaron, se escuchó un estruendo. En menos de dos respiraciones, el escudo se había desmoronado.

El escudo había sido creado por Xiao Caifeng, quien estaba únicamente en la etapa de Condensación Qi; que el escudo aguantara contra los cultivadores en la etapa inicial de Fundación Establecida por espacio de tres respiraciones, probaba el sobresaliente talento latente de la persona que había creado el talismán.

Se escucharon explosiones fuera mientras el escudo era destruido. Mientras los dos Cultivadores en la etapa inicial de Fundación Establecida golpeaban la niebla de rayos, se pudieron escuchar miserables gritos. En un instante, sus cuerpos estaban rodeados por rayos; sonidos de chasquidos se podían escuchar mientras eran lanzados hacia atrás, saliendo sangre desde sus bocas. Expresiones de shock cubrían sus rostros mientras sus Pilares Dao temblaban en el borde del colapso.

La niebla de rayos se agitó; su protección se extendió unos treinta metros desde Meng Hao en todas las direcciones, creando una tierra sin hombres en la cual no podía entrar nadie.

Xiao Chang’en dio un suspiro de alivio. El Cultivador en Fundación Establecida media que había estado batallando se paró, mirando por encima de su hombro a la niebla de rayos, el asombro llenaba sus ojos.

Dentro de la niebla de rayos, Meng Hao abrió sus ojos. Brillaban intensamente mientras fruncía el ceño y miraba hacia sus tres últimas Píldoras Tamiz de Tierra. En cuanto a su cuarto Pilar Dado, estaba completo aproximadamente en un noventa por ciento. Estas píldoras serían insuficientes para completar el último diez por ciento.

“Estas Píldoras Tamiz de Tierra son solo algo efectivas… Quizá no seré capaz de alcanzar la etapa media de la Fundación Establecida después de todo…” Una expresión terca brilló dentro de sus ojos. Sabía que su camino en el Cultivo era diferente al de otros; había adquirido una increíble destreza en la batalla, pero el Cultivo que él practicaba era mucho más desafiante. Aun mientras pensaba en estas cosas, se pudo escuchar un barullo viniendo desde el exterior.

“Compañeros Daoístas, el Cultivo de esta persona ha desatado semejante poder, me temo que una vez que emerja, todos nuestros Clanes de Cultivo estarán a su merced. Vamos a aprovechar de esta oportunidad para destruirle ahora para prevenir problemas futuros”.

“Correcto. El Clan Xiao es débil. Sus existencias son insignificantes. El exterminio de tal Clan es el orden natural, no puede ser cambiado!”

“Vamos a atacar juntos. Esa niebla de rayos no puede aguantar contra todos nosotros!”

Los más o menos diez Cultivadores en Fundación Establecida en el exterior empezaron a atacar la niebla de rayos al unísono.

Todas estas personas pertenecían a Clanes de Cultivadores locales; mientras atacaban, se escucharon sonidos de explosiones por el cielo. La niebla de rayos bullía violentamente.

“Un corazón malvado, es una vida inútil”. Los ojos de Meng Hao brillaron fríamente mientras miró a través de la niebla de rayos. Rápidamente cogió las tres restantes píldoras y las lanzó hacia su boca.

Se disolvieron inmediatamente, y la cascada de luz se hizo más fuerte, como si un río estuviera entrando en el cuerpo de Meng Hao. Aunque su efectividad iba menguando, su cuarto Pilar Dao estaba justo ahora a un pelo de estar completo.

Justo mientras el Pilar Dao estaba apunto de aparecer completo, Meng Hao sintió repentinamente un inexplicable rugido dentro de su cuerpo. Su expresión cambió mientras se daba cuenta de que su cuerpo estaba empezando a marchitarse, como si su carne, su sangre y su fuerza vital, e incluso su base de Cultivo, estuvieran siendo succionadas dentro del cuarto Pilar Dao.

Acababa de desbloquear otro de los secretos de la Fundación perfecta. Era el desenfrenado poder del cuarto Pilar Dao, empezando por sí solo a succionar todo dentro de él.

Parecía que el cuarto Pilar Dao se formaría a cualquier coste, incluso causándole la muerte a Meng Hao!

Su rostro parpadeó ante este súbito giro de eventos. Nunca hubiera imaginado que algo como eso pudiera ocurrir. Fue en este momento exacto en el que la niebla de rayos acabó por desmoronarse bajo el ataque de los diez Cultivadores en Fundación Establecida. Avanzaron.

Meng Hao les observó acercarse, con su rostro serio. Su cuerpo se estaba marchitando, su fuerza vital se estaba fluyendo fuera de él. El pelo de su cabeza se estaba empezando a volver blanco. Su base de cultivo estaba todavía ahí. Repentinamente, un Cultivador en Fundación Establecida inicial apareció en frente de él. Antes que el hombre pudiera reaccionar, la mano de Meng Hao salió disparada y le agarró por la garganta. Apretó y los ojos del Cultivador se llenaron de incredulidad. El cuello del hombre se rompió.

Mientras que moría, el cuerpo de Meng Hao tembló, mientras sus ojos se llenaban de una luz extraña. El cuerpo del hombre empezó repentinamente a reducirse y a marchitarse. En un parpadeo, era solo un mero esqueleto. La base de cultivo del hombre avanzó a través de la mano de Meng Hao y entró en el cuarto Pilar Dao.

“Entonces así es como es!” Los ojos de Meng Hao se hicieron más brillantes. “Tengo una Fundación Perfecta, pero cuando mis tres primeros Pilares Dao se formaron dentro del torneo por el Legado del Inmortal de Sangre, había más que suficiente energía espiritual para absorber, por lo que ni llegué a sentir la potencia de los Pilares Dao. Pero ahora, las cosas están más claras. Después de alcanzar cierto punto, el cuarto Pilar Dao alcanza una fase en la que únicamente la muerte puede parar su progreso. Cuanto esto ocurre, consumirá incluso mi propia fuerza vital. La razón de esto es porque no puede absorber energía espiritual del mundo exterior, únicamente desde mi carne y sangre!

“Perfección. La Perfección es tan potente! Pero tal potencia es también un arma. He sido rechazado por los Cielos. Por tanto, debo saquear a los vivos! Los cuerpos de los Cultivadores están llenos con energía espiritual que ya no pertenece ni al cielo ni a la tierra! Por tanto, puede ser saqueada! Ahora comprendo. Parece que en el futuro, ocurrirá esto todas las veces que forme un nuevo Pilar Dao!

“Hoy… aparecerá mi cuarto Pilar Dao!”

Estos pensamientos pasaron por la cabeza de Meng Hao en un instante. Aflojó el agarre, después miró alrededor a los Cultivadores, sus ojos radiaban un brillo frío. Su cuerpo se movió rápidamente mientras se dirigía hacia ellos.

Sonaron gritos miserables. Todas estas personas tenían bases de Cultivo en Fundación Establecida, siendo la etapa media la más alta; la mayoría en la etapa inicial. Podían tener alguna posibilidad de enfrentarse a Meng Hao? Mientras Meng Hao pasaba por cada persona, su mano se extendía, y sin esfuerzo por su parte, el cuarto Pilar Dao se alimentaba, sediento, succionando la energía.

Un cuerpo tras otro se convirtieron en huesos. Antes de la muerte de cada Cultivador, sus bases de Cultivo eran succionadas rápidamente hacia Meng Hao, consumidas por su Pilar Dao. Pronto, Meng Hao ya no estaba más marchito, su cuerpo y su sangre empezaron a reconstruirse.

Mientras Xiao Chang’en observaba cómo pasaba todo esto, el temor apareció en su rostro. Los Cultivadores que habían estado hacía unos momentos adelantándose, repentinamente empezaron a retirarse a gran velocidad.

A sus ojos, Meng Hao no era un Cultivador; se había transformado en algún tipo de demonio malvado. Por donde pasaba, se podían escuchar gritos espeluznantes, dejando detrás de él restos de cuerpos. Sus mentes se tambaleaban mientras expresiones de horror desatado aparecían en sus rostros.

“Qué magia es esta!?!?”

“Qué está haciendo!?!?”

“Este tipo… está succionando la vida y las bases de Cultivo de todos esos compañeros Daoístas muertos!?!?”

Los más o menos veinte restantes Cultivadores estaban asustados y se retiraban en caos. Meng Hao cogió a uno de ellos. Puso su mano en la cima de la cabeza del hombre, un grito escalofriante resonó. Su cuerpo empezó a secarse y después murió.

El rostro de Meng Hao ya no estuvo por más tiempo pálido y sin sangre; ahora estaba rollizo y lleno de vida. Tomó aire profundamente y en su mente recordó repentinamente la escena en la cueva del Patriarca Confianza, cuando el Patriarca Confianza había absorbido la Formación del Núcleo de los Cultivadores1.

“El Gran Arte de la Vida Demoníaca?” pensó Meng Hao, con sus ojos parpadeando. Parecía que lo que había estado haciendo ahora era muy similar de hecho al Gran Arte de la Vida Demoníaca que el Patriarca Confianza había usado. “O quizá es algún tipo de iluminación que viene de estar en situación de matar o acabar muerto. El Gran Arte de la Vida Demoníaca. Vida Demoníaca…” Meng Hao suspiró por dentro mientras suprimía su confuciana manera de pensar profundamente arraigada. Su cuerpo se movió con el poder de su cuarto Pilar Dao. Suspiró mientras su mano se cerraba alrededor de la garganta de otro Cultivador. El cuarto Pilar Dao succionó la base de Cultivo del hombre. Pronto, el cuarto Pilar Dao habría completado su círculo  y estaría totalmente completo.

“El camino de mi Fundación Perfecta se verá cubierto de montañas de cuerpos y mares de sangre. Yo… lo comprendo.” Suspiró de nuevo y continuó avanzando sin dudarlo. Su corazón no se había hecho suave. El Confucionismo existiría siempre dentro de él, y nunca sería totalmente despiadado. Sin embargo, cuando las circunstancias lo requirieran, actuaría sin piedad.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Para volver a la escena en la que el Patriarca Confianza usaba el Gran Arte de la Vida Demoníaca, volver a leer el Capítulo 82: El Gran Arte de la Vida Demoníaca.

5 opiniones en “ISSTH – Capítulo 173”

  1. Gracias~
    A este ritmo Meng Hao va a terminar siendo el onii-sama del onii-sama jajaja

    Tres figuras ase adelantaron. (se adelantaron)

    Su rostro estaba pálido mientras se retiraba volando como una competa con el hilo roto. (cometa)

    Aun si quemara más su fuerza vital para ganar poder extra sería inútil. (Aun si quemara más de su fuerza)

    El Gran Ate de la Vida Demoníaca. Vida Demoníaca…” (Gran Arte)

    Meng Hao suspiró por dentro mientras suprimía su manera de pensar profundamente arraigada confuciana. (mientras suprimía su confuciana manera de pensar profundamente arraigada.)

Deja un comentario