ISSTH – Capítulo 169

Capítulo 169: Cielos, Realmente no lo sabes?

Mientras tanto, fuera del pueblo de montaña del Clan Xiao, Xu Luodi volaba con un rostro muy serio, rodeado por sus compañeros y miembros del Clan. Miró hacia atrás, con sus ojos llenos de una venenosa furia.

“Xiao Chang’en, si puedes reclutar ayuda desde el exterior, entonces yo también puedo. Insignificante Cultivador Shaman. Si quitas a tu poderoso compañero espiritual de la ecuación, entonces podría matarte fácilmente. Con esos tipos de Cultivadores, la única cosa sobre la que hay que preocuparse es de su compañero espiritual. Le cortaré la cabeza en un instante!” Dejó salir un frío resoplido y después miró a sus compañeros de Clan. “Regresad sin mi. Este asunto no está finalizado.!”

Los hombres del Clan Xu se dispersaron. Xu Luodi movió su manga, transformándose en un colorido rayo que salió disparado hacia la distancia.

“Lo único que puedo hacer es ir a pedir ayuda a Sr. Sang Luo. Él está en la etapa final del a Fundación Establecida, con siete Pilares Dao. Realmente puede ocuparse del Cultivador Shaman. El único problema es que tiene una personalidad excéntrica y puede no estar de acuerdo en ayudar… Pero considerando el precio pagado por aquel asunto de hace unos cuantos años, seguramente accederá. Merece la pena si con eso consigo ese lago Espiritual!” Totalmente decidido, Xu Luodi aceleró.

Voló durante un día antes de llegar al pie de una montaña solitaria. Unos cuantos buitres volaban haciendo círculos sobre su cabeza. Delante de él había una columna de madera de unos seis metros de altura. En la cima había un cadáver.

El cadáver había estado pudriéndose claramente por varios meses. La visión de ello era bastante horrorosa. Unos cuantos buitres estaban en la cima de la columna de madera, pinchándolo. Miraron hacia Xu Luodi, con sus ojos brillando misteriosamente. Claramente no estaban asustados de los vivos.

“Xu Luodi solicita una audiencia con Sr. Sang Luo”, dijo él, al observar el cadáver, su corazón  se sobresaltó. El cadáver estaba completamente inanimado. Sin embargo, reconoció los restos como pertenecientes a un Lord de un clan Local, cuya base había estado en la etapa final de la Fundación Establecida.

Sus palabras resonaron por la montaña solitaria. Después de que pasara algún tiempo, se pudo escuchar una voz rasposa.

“Este tipo me miró por encima del hombro hace unos cuantos meses, por lo que le cogí y le traje aquí. Le até como castigo, pero nunca imaginé que fuera a ser tan débil. Murió después de únicamente dos meses. Tú, qué asunto te trae aquí hoy!?”

Xu Luodi tomó aire profundamente  mientras se inclinaba respetuosamente hacia la montaña solitaria.

“Senior, me he encontrado con algunos problemas. Me gustaría pedirle al Sr. Sang Luo asistencia para matar a alguien”. Dijo directamente, sabiendo que al Sr. Sang Luo no le gustaban las explicaciones largas.

“Matar a alguien… Wahahahahaha!” se escuchó un repiqueteo en una sonrisa ensordecedora. “Debido a la amistad que desarrollamos aquel año, puedo ayudarte. Pero hay algunos requisitos. Un montón de requisitos realmente”.

“Lo comprendo”, dijo Xu Luodi, levantando una bolsa privada. La lanzó hacia delante y antes de que pudiera golpear el suelo, salió disparada rápidamente hacia la distancia, cogida por algún tipo de fuerza invisible.

“Espérame unos cuantos días”, dijo la voz rasposa. “Después de que finalice de refinar los huesos de este tipo, entonces iré contigo”. Repentinamente, los buitres cogieron el cadáver y volaron con él hacia la montaña solitaria.

Xu Luodi tomó aire profundamente de nuevo, sus ojos brillaban intensamente.

“Xiao Chang’en, vamos a ver cómo contraatacas esta vez!” Sus ojos estaban llenos de intención asesina, Xu Luodi se sentó con las piernas cruzadas a meditar.

Mientras tanto, de nuevo en el pueblo de montaña del Clan Xiao, Meng Hao permanecía también sentado con las piernas cruzadas en una pequeña habitación cerca del lago. Un suave brillo le rodeaba, permitiéndole ver fuera de la habitación, pero previniendo que nadie del exterior pudiera dar un vistazo dentro.

El brillo estaba siendo emitido por nueve papeles de talismán. Los talismanes habían sido pintados por la mujer joven del Clan Xiao y habían sido personalmente entregados a Meng Hao. Después de situar los talismanes, se había marchado con una inclinación respetuosa.

Después de que se fuera, Meng Hao escupió la niebla de rayos, la cual se extendió hasta cubrir el área. Finalmente, pudo abrir su bolsa privada sin nerviosismo. Sacó la Píldora Tamiz de Tierra que había adquirido de la Secta Tamiz Negro y la examinó atentamente.

Mientras miraba la píldora, el gorro de gelatina de carne de su cabeza empezó a hablar. “Hey, dónde lo habíamos dejado? Cierto, vamos a continuar con el asunto de ayer. No puedes hacer eso, es inmoral! No puedes simplemente lanzarme hacia el suelo. Eso es demasiado excesivo!”

Meng Hao no respondió. La gelatina de carne no había parado de hablar en ningún momento. Parecía que podía hablar sobre un solo asunto por todo un día. Sería distinto si no se repitiera a sí mismo, pero lo hacía y además parecía no aburrirse nunca.

“Qué ocurriría si golpearas a un niño pequeño…?”

“Sería igualmente malo para las hierbas y las plantas…”

“El pequeño pez y otras criaturas son también totalmente inocentes…”

Se sentía como un zumbido en los oídos de Meng Hao. Intentó ignorarlo, pero la voz del sombrero gelatina de carne parecía ir volviéndose más fuerte. Finalmente, estaba gritando, su voz era tan alta que sobrepasaba el escudo de niebla de rayos hacia el exterior. Cuando ellos escucharon la voz, los miembros del Clan Xiao intercambiaron miradas.

“CALLATE!!” Apretando sus dientes, Meng Hao cogió el sombrero y lo lanzó hacia el suelo.

“Eeee? No he terminado. Dónde lo habíamos dejado? O sí, déjame cambiar de tópico. No puedes hacer esto. Es inmoral…” Meng Hao levantó su cabeza hacia el cielo, su expresión era de estar más y más disgustado. Después de un momento, se plantó y empezó a pisotear el sombrero.

El pedante rostro del anciano apareció repentinamente. Aun a pesar de que Meng Hao estaba fieramente pisoteándolo, no dejó salir ningún tipo de gimoteo miserable. En cambio, parecía hablar con más seriedad. “No puedes hacer eso, es demasiado cruel! Es demasiado inmoral!”

“Qué quieres?” dijo Meng Hao, dando unos pasos hacia atrás y apretando su mandíbula.” “Has escapado, por qué me sigues todavía? Vete lejos. Vete!”

“Eeee? Estoy unido a ti, mi dueño. Unirse a  alguien significa unirse de por vida. Yo nunca lo haría, sería demasiado inmoral si me fuera. Nunca haría algo que fuera en contra de este principio, mucho menos faltar a él…” Meng Hao levantó su cabeza y miró fijamente hacia el aire. Pasó suficiente tiempo como para que dos barras de incienso se quemaran. Finalmente, miró de nuevo hacia el sombrero.

“…. Tan falto de carácter. Te he dicho setecientas cuarenta y cinco cosas de las que carezco. No ves lo civilizado que soy? Qué sincero? Sencillamente, nunca te abandonaré”.

Meng Hao no dijo nada. Repentinamente levantó su mano e invocó un Dragón de Fuego, el cual se estampó contra el sombrero. Esta vez, se escuchó un gemido miserable, solo para ser rápidamente reemplazado por la interminable cháchara. El sombrero estaba ileso. Mientras Meng Hao lo miraba, las venas sobresalieron en su frente. Siempre había creído tener un buen temperamento, pero en estos momentos, su temperamento estaba explotando. Saltó una y otra vez sobre el sombrero, pisoteándolo.

Pero…. Unos cuantos momentos después, paró. Continuando con la cháchara, el sombrero había regresado a la cabeza de Meng Hao. Esta vez, sin embargo, cambió de color. Ahora era verde, siendo su apariencia era un poco más exagerada que antes1.

El rostro de Meng Hao se volvió oscuro.

“Mira, chico, no luches. Soy una buena persona. Estoy intentando ayudarte. Estás en el camino de la crueldad, pero estoy deseando usar mi propio poder para ayudarte. Chico, quizá no estés al tanto de cómo mucha gente joven ha tomado un paso erróneo en su vida y después se han arrepentido de ello por una eternidad. Te ayudaré a eliminar esa amargura. Te ayudaré a liberarte a ti mismo de ese condenado pájaro. Fallé en mi última vida, y en la vida anterior a esa, y en la anterior a la anterior también. Ese maldito pájaro despreciable es el único pájaro al que nunca he convertido!” El sombrero parecía estar apretando sus dientes ahora. “En esta vida, le convertiré!”

“Quién es ese pájaro del que sigues hablando?!” preguntó Meng Hao, con su rostro serio. Un extraño sentimiento se había levantado dentro de él. Este sombrero no podía morir y no podía ser lanzado lejos. Realmente era extremadamente molesto.

“No lo sabes?” preguntó el sombrero, volando repentinamente de la cabeza de Meng Hao. Su forma cambió repentinamente otra vez, volviendo a ser la gelatina de carne. Apareció el rostro arcaico, y con una mirada de incredulidad le dijo a Meng Hao. “Cielos, realmente no sabes quién es ese maldito, asesino de masas, sinvergüenza…” La gelatina de carne empezó a temblar mientras dejaba salir un torrente de maldiciones. Meng Hao dejó salir un largo suspiro mientras miraba hacia arriba. Después del tiempo que tarda un palo de incienso en arder, finalmente bajó la mirada hacia la gelatina de carne.

La gelatina de carne estaba finalmente concluyendo con su descripción: “… debería de ser lanzado hacia una cloaca, condenado pájaro. Realmente no sabes quién es?”

Meng Hao observó a la gelatina de carne por un tiempo antes de decir lentamente, “No lo sé”.

“Realmente no lo sabes?” preguntó de nuevo la gelatina de carne, atónita. “De verdad, realmente no lo sabes? Imposible! De verdad que realmente no lo sabes?”

“Yo. No. Lo. Sé!” Respondió Meng Hao apretando sus dientes. Realmente era frustrante tratar de comunicarse con esta gelatina de carne.

“Cielos! Tienes su aura en tu cuerpo, pero no lo sabes. Cómo es esto posible? Cómo puedes no saberlo? Cielos, cielos. Tú realmente, de verdad, estás totalmente seguro de que no lo sabes?” Sus ojos se ensancharon y se llenaron con una mirada de completa incredulidad.

Meng Hao no sabía qué decir. Cerró sus ojos y se sentó a meditar. Con una pequeña explosión, la gelatina de carne se volvió a transformar en un sombrero verde intenso y voló de regreso a la cabeza de Meng Hao.

Considerando que Meng Hao estaba vistiendo ropa de escolar, el sombrero era extremadamente visible. Cualquiera que lo viera seguramente volvería a mirarlo.

Pasó el tiempo suficiente para que un palo de incienso se quemara.

“Pero cómo puedes no saberlo?”

Dos palos de incienso.

“… Inconcebible! Realmente no sabes…”

Dos  horas.

“Por qué no dices algo? Oh, comprendo, estás avergonzado. Mira, de acuerdo. Soy una buena persona. Haré cualquier cosa para sacarte del camino de la crueldad. Yo…”

El rostro de Meng Hao se fue volviendo más y más disgustado. Realmente había alcanzado el punto de ruptura. Su temperamento explotó. Rugió, cogió el sombrero y lo lanzó hacia el exterior. Golpeó su bolsa privada y aparecieron unas cien espadas voladoras, que salieron disparadas hacia el gorro. Las manos de Meng Hao se movieron con encantamientos y aparecieron un Dragón de Llamas y una Espada de Viento.

Una explosión se escuchó en todas direcciones, el miedo golpeó en los corazones de todos los miembros del Clan Xiao. Los ojos de Xiao Chang’en se abrieron totalmente. Aun a pesar de que no podía ver qué estaba ocurriendo, la explosión misma era asombrosa.

La joven mujer miró aturdida, y después una expresión extraña apareció en su rostro.

Meng Hao apretó sus dientes, caminando hacia delante, cortando su dedo y cubriéndolo con sangre. En un parpadeo, había aparecido el Dedo de Sangre. Su otra mano se movió realizando el Octavo Hechizo del Demonio Sellado.

Masivas explosiones llenaron el cielo y la tierra. Un momento después, las ondas desaparecieron. Todo el cuerpo de Meng Hao emitía amargura mientras miraba fijamente a la gelatina de carne, la cual estaba saltando una y otra vez enérgicamente.

“Es tan extraño. No lo sabes. Realmente no lo sabes. Cómo es esto posible? Realmente no lo sabes!”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- En la cultura china, llevar un sombrero color verde es un tabú. Llevar un gorro verde significa que tu mujer te está poniendo los cuernos. La historia cuenta de que en la antigüedad había un hombre que se dedicaba a comerciar, por lo que se iba grandes temporadas fuera de casa. Debido a ello, la mujer empezó a tener una aventura con otro hombre. Con el paso del tiempo, la aventura se volvió más habitual, así que, para poder avisar al amante de que su marido se iba del pueblo una temporada en uno de sus viajes, lo que hizo fue coserle al marido un sombrero verde intenso. De esa forma, el amante sabía que cuando el marido saliera del pueblo con ese sombrero, era porque se iba una temporada y entonces podía ir a la casa de ella.

A partir de ese momento, la gente del pueblo se dio cuenta de lo que pasaba y cuando veían al hombre con su sombrero verde, se reían a sus espaldas, sabiendo que eso significaba que la mujer iba a estar con su amante.

Este hecho perduró con el tiempo y se volvió un tabú en china, por lo que cada vez que alguien se pone un sombrero verde, le da a entender a todo el mundo que su mujer le está siendo infiel.

8 opiniones en “ISSTH – Capítulo 169”

  1. Condenada gelatina jajajajajajajajjajaja La puta madre nunca me reí tanto con un cap de ISSTH jajajajajajajajaja

    “Xiao Chang’en, vamos a ver cómo contraatacas estaba vez!” (esta vez)

    Tengo una duda, el pueblo pertenece al Clan Xiao o el pueblo se sitúa en la montaña del Clan? Mientras tanto, de nuevo en el pueblo de montaña del Clan Xiao [..]
    (osea, es un pueblo de montaña del Clan Xiao, o un pueblo de la montaña del Clan?)

    “Qué quieres?” dijo Meng Hao, dando unos pasos hacia atrás y apretando su mandíbula.” Has escapado, por qué me sigues todavía? Vete lejos. Vete!” ( “Has)

Deja un comentario