ISSTH. Capítulo 153: Obstruyendo el Camino.

La expresión de Meng Hao cambió en un segundo. Su base de cultivo rotó y un intenso poder proveniente de sus Pilares Dao Perfectos se expandió para resistir la fuerza gravitacional.

Xu Qing no reaccionó al principio. Pero cuando vio la expresión del rostro de Meng Hao, de repente empezó a parecer nerviosa y preocupada.

El rugido resonó por toda la tierra, afectando no solo a Meng Hao, sino a todos los Cultivadores solitarios en Fundación Establecida que se encontraban dentro de las Tierras Benditas. Todos y cada uno de ellos, sin importar lo que estuvieran haciendo en ese momento, inmediatamente se sentaron con las piernas cruzadas a meditar.

Sin embargo, en una rápida sucesión, los cuerpos de múltiples Cultivadores solitarios explotaron, enviando carne y sangre en todas las direcciones. Únicamente permanecieron intactos sus Pilares Dao. Salieron volando por el aire, arrastrados hacia el lugar de donde procedía la fuerza gravitacional.

Los Pilares Dao volaron directos a lo que resultó ser una cadena montañosa. Alguna fuerza poderosa había desgastado una sección de las montañas, por lo que ésta sección estaba hundida. En el área hundida había una torre negra.

Por lo que parecía, no había sido terminada. Había actualmente tres niveles. Múltiples Pilares Dao volaron hacia allí y empezaron a formar el cuarto nivel!

Cuando el cuarto nivel fue completado, el poder gravitacional se fue debilitando y después desapareció. Unos treinta Cultivadores acabaron muriendo en un momento en la Tierra Bendita.

Este evento chocante llenó de miedo instantáneamente los corazones de los demás Cultivadores solitarios. Sin embargo, estaban allí atrapados. Sin importar cómo buscaran o por donde, no serían capaces de encontrar ninguna salida.

El área donde la fuerza gravitacional se originó estaba rodeada por cerca de mil discípulos de la Secta Tamiz Negro, sentados con las piernas cruzadas, recitando extraños textos escritos. Los discípulos de la Secta Tamiz Negro que habían entrado en la Tierra Bendita en lugares aleatorios corrieron hacia esta área.

Meng Hao abrió sus ojos y relucieron con una misteriosa luz. Dirigió la mirada hacia el área desde donde procedían el rugido y la fuerza gravitacional. Sus Pilares Dao estaban ahora estables. Eran Pilares Dao Perfectos, por tanto, aunque la fuerza gravitacional no era pequeña, todavía estaba lejos de ser peligrosa para él.

Viendo el rostro pálido de Meng Hao, Xu Qing dijo rápidamente, “esto es para lo que es la reunión de los discípulos de la Secta Tamiz Negro. Todos los discípulos fueron informados antes de entrar para que fueran a ese lugar tan rápidamente como les fuera posible. Cuando lleguemos allí, debemos recitar algún tipo de escritura, aunque no sé por qué.

“Conozco una salida. Incluyendo la última vez, he estado aquí dos veces. Puedo llevarte allí y podrás abandonar este lugar. No puedes estar aquí.”

Meng Hao no dijo nada. Se plantó, mirando directamente hacia el lugar donde la fuerza gravitacional se había originado. Después de un largo momento, sacudió su cabeza.

“La fuerza gravitacional no me afecta demasiado. Y tengo una manera de irme de aquí. En cuanto a ti…” La miró de nuevo. “Si esta fuerza gravitacional no hubiera aparecido, estaría bien. Pero ahora, los Cultivadores solitarios sabrán que algo extraño está pasando. Buscarán a los discípulos de la Secta Tamiz negro para que les expliquen lo que está pasando. Quién sabe qué métodos usarán para conseguir la información. Además, si conoces esa salida, entonces otros la conocerán también. La gente de la Secta Tamiz Negro no serían tan descuidados.” Miró a Xu Qing, quien había existido en sus memorias por tanto tiempo como Hermana Senior.

“No nos hemos visto por un largo tiempo, espero que podamos pasar algo de tiempo a solas”, dijo tranquilamente. “Pero ahora no es el momento. Te escoltaré al punto de encuentro de la Secta Tamiz negro. Estarás mucho más segura allí.”

“Realmente tienes una forma de salir de aquí?” preguntó Xu Qing, con un tono serio.

“De verdad” respondió Meng Hao seriamente.

Xu Qing le miró quieta por un momento, parecía como si quisiera decir alguna cosa. Pero antes de que pudiera, Meng Hao dio un paso adelante y rodeó con su brazo su suave cintura, después volaron hacia el cielo.

Soplaban los vientos con fuerza, pero eran bloqueados por la base de cultivo de Meng Hao. Todo lo que Xu Qing podía sentir era a Meng Hao sujetándola. Su rostro se enrojeció de nuevo.

Su pelo negro caía cerca del rostro de él, lleno de una fragancia delicada e inolvidable. Xu Qing no dijo nada mientras aceleraban. En el pasado, ella había sido su Hermana Senior. Pero él ya no exhibía la debilidad que había tenido como Hermano Junior. Él era un Cultivador en Fundación Establecida. La forma en la que había matado a Zhao Shanhe evidenciaba los cambios increíbles que había experimentado a través de los años.

Mientras Meng Hao respiraba su delicada fragancia, ella también le podía oler a él. Eso la hacía sentir segura, como si estuviera en su hogar.

Repentinamente su mente retrocedió al Monte Daqing y al joven estudiante Meng Hao. Ella le llevaba hacia la Secta Confianza casi de la misma forma en la que él la estaba sujetando ahora, presionándola contra él.

Una sonrisa apareció en sus ojos mientras pensaba en esto. Miró hacia Meng Hao y el tiempo pareció ralentizarse.

Ella no comprendía lo que estaba sintiendo, pero sabía que justo ahora, todo estaba en paz. Repentinamente tuvo la sensación de que Meng Hao era realmente como su hermano menor.

“Has crecido”, dijo repentinamente. No estaba muy segura de por qué lo había dicho, pero lo hizo.

Escuchando esto, Meng Hao paró de volar repentinamente por un momento y sonrió irónicamente. El rostro de ella estaba cubierto con una expresión fría que parecía de indiferencia, pero era obviamente una actuación.

“Creo que eres unos cuantos años mayor que yo…” dijo él, aclarando su voz.

“Cinco años mayor!” dijo seriamente. “Soy tu Hermana Mayor!”

“Eso no es problema”. Viendo que sus ojos se ensanchaban, rió y añadió, “Ok, ok, nunca diré que no eres mi Hermana Mayor.”

El tiempo pasó, el suficiente para que se quemara un palo de incienso. Repentinamente, ocho rayos de luz aparecieron en frente de ellos. Antes de que los dos pudieran pasar, la gente les descubrió.

“Condensación Qi…. Esta mujer es una discípula de la Secta Tamiz Negro!”

“Sí, debe de serlo. Ella es justo lo que hemos estado buscando!” Todos ellos eran Cultivadores en la etapa inicial de la Fundación Establecida. Sus ojos brillaban viciosamente mientras sus miradas cambiaban desde Xu Qing hacia Meng Hao.

Un hombre de mediana edad, vestido de azul, miró fríamente a Meng Hao y dijo, “Compañero Daoísta, no hay necesidad de que nos diga qué es lo que esta mujer le dijo. La queremos a ella, ahora” Parecía como si Meng Hao fuera a ser atacado si no obedecía.

Todas las personas tenían miradas hostiles en sus ojos. El poder gravitacional que había aparecido les había asustado, por lo que habían decidido buscar a discípulos de la Secta Tamiz Negro solitarios para extraer información de ellos.

Ahora que habían encontrado una, no la dejarían escapar fácilmente.

Xu Qing empezó a respirar de forma entrecortada, con nerviosismo, inconscientemente apretó su agarre en las ropas de Meng Hao. Para ella, estos ocho Cultivadores en Fundación Establecida tenían unas bases de Cultivo increíblemente altas. Considerando la suya, no sería capaz de resistir ni siquiera contra uno de ellos.

“Largaros!” dijo Meng Hao serenamente. No paró de volar siquiera por un segundo, sino que continuó disparado pasando directamente por donde estaban ellos. Xu Qing se estaba poniendo aún más nerviosa. Le había visto deshacerse de Zhao Shanhe, pero en este momento, se estaban enfrentando a ocho personas. No podía evitar estar preocupada.

Cuando escucharon las palabras de Meng Hao, el hombre vestido de azul rió. La intención asesina brotó de sus ojos. La base de cultivo de Meng Hao estaba en la etapa inicial de la Fundación Establecida, justo igual que él, y había otro siete respaldándole. Considerando que Meng Hao era una sola persona, no deberían incluso de tener necesidad de empezar a luchar. Y aún así, Meng Hao se había atrevido, inesperadamente, a desvariar salvajemente.

Sonrisas frías aparecieron de los rostros de los otros siete Cultivadores. En sus mentes, estaba hablando demasiado presuntuosamente.

Sin embargo, mientras el hombre vestido de azul levantaba su mano para empezar un gesto de encantamiento y los otros siete empezaban a sacar varios objetos mágicos, Meng Hao abrió su boca. Apareció la niebla de rayos y, antes de que ninguno de los ocho pudiera reaccionar, les había envuelto. La tierra bajo sus pies mostró una docena de vides de color rojo oscuro que salían disparadas hacia arriba. Gritaron salvajemente, entrando directamente en medio de la niebla de rayos.

Gritos ensordecedores y miserables resonaron desde dentro. Sonaban como si los gritos emitidos fueran los previos a la muerte. La expresión de Meng Hao era la misma que siempre, sujetando a Xu Qing en sus brazos mientras continuaba volando. La niebla de rayos envolvió las bolsas privadas y se las entregó a Meng Hao, quien las guardó. Las vides volvieron a entrar en el suelo. En cuanto a los ocho Cultivadores, no se les podía ver por ningún lado.

La forma de deshacerse rápida y eficientemente de los ocho Cultivadores no hizo que Meng Hao cambiara en absoluto. Pero Xu Qing tomó aire, Meng Hao había crecido en un grado asombroso.

Continuaron volando a gran velocidad. Se estaban acercando al origen de la fuerza gravitacional. A lo largo del camino, se habían encontrado con Cultivadores solitarios, ocasionalmente con grupos de entre tres y cinco personas. En total, se encontraron con diez Cultivadores en la etapa inicial de la Fundación Establecida. Ninguno de ellos era capaz de obstruir el progreso de Meng Hao en lo más mínimo.

Pronto, se encontraron muy cerca del punto de encuentro de la Secta Tamiz Negro. Detrás de Meng Hao aparecieron dos rayos de luz de los que emanaba el poder de la etapa media de la Fundación Establecida. Si eso fuera todo, no sería ningún problema. Pero al mismo tiempo, delante de Meng Hao apareció otro rayo. Dentro había un anciano. Este era el mismo anciano que había entrado con Meng Hao en la Secta Tamiz Negro. Estaba en la etapa final de la Fundación Establecida.

Paró a varios cientos de metros en frente de Meng Hao. La mirada fría del hombre cayó sobre Xu Qing.

“Compañero Daoísta, he estado esperando aquí por bastante tiempo para ver a un discípulo de la Secta Tamiz Negro. Entrégame a esa mujer.”

Los dos Cultivadores en etapa media de Fundación Establecida se pararon detrás de Meng Hao y de Xu Qing, quienes estaban ahora completamente rodeados.

Los dos Cultivadores en la etapa media de la Fundación Establecida eran de mediana edad. Sus ojos eran severos e irradiaban un aura fría junto con una intención asesina significativa. Eran claramente viciosos y crueles.

“Qué quieres saber?” dijo Meng Hao serenamente.” Yo puedo decírtelo.” El rostro de Xu Qing estaba demacrado y descansaba en sus brazos. Sin estar él allí, habría sido definitivamente capturada e interrogada por los Cultivadores solitarios. Por todo el camino, había visto a diversos discípulos de la Secta Tamiz Negro que habían sido capturados e interrogados usando diversos métodos.

Pero los Cultivadores solitarios eran Cultivadores solitarios. No darían fácilmente la información cuando les preguntaran. Después de todo, esa información podría salvarles, por lo que diciéndoselo a otros, reduciría sus propias oportunidades y enviaría a ambos grupos a la muerte.

“No estoy acostumbrado a escuchar lo que otros tengan que decir”, dijo el anciano tranquilamente. “Solo confío en los resultados de mi propio trabajo.” El poder de la base de Cultivo de la  etapa final de la Fundación Establecida apareció, enviando una enorme presión sobre Meng Hao.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

7 opiniones en “ISSTH. Capítulo 153: Obstruyendo el Camino.”

  1. Salieron volando por el aire, arrastrado hacia el lugar de donde procedía la fuerza gravitacional. (arrastrados)

    Sonrisas frías aparecieron de los rostros de os otros siete Cultivadores. (en los rostros de los)

    A lo lardo del camino [..] (A lo largo)

  2. gracias por el capitulo 😀
    me dan un poco de lastima los Cultivadores solitarios si no fueran tan idiotas sobrevivirían u.u

Deja un comentario