ISSTH. Capítulo 150: Simple y Sin Complicaciones.

Zhao Shanhe estaba bastante orgulloso de sí mismo. Sujetaba a Xue Yuncui con un brazo mientras iba en persecución de la tierna Xu Qing. Una sonrisa cubría su rostro, lleno de lascivia.

Levantó su mano, enviando un soplo de viento que pasó por Xu Qing, levantándo su ropa, Se rió fuerte.

Ver que Xu Qing era tan terca aun siendo tan débil, le llenaba de excitación. Continuó enviando viento hacia ella, lo cual causaba cada vez más daño a sus ropas. Ella se mordió el labio mientras volaba. Pronto, la desesperación hizo que empezaran a brotarle lágrimas.

El servilismo de Xue Yuncui, junto con las réplicas furiosas de Xu Qing, hizo que los ojos de Zhao Shanhe brillaran aún más intensamente.

Aun así, no tenía prisa. No le parecía que Xu Qing fuera a tener una buena suerte repentina como la última vez. No podría escapar de él, por tanto, disfrutaría del proceso de capturarla. Eso era lo que más le gustaba. Cuanto más débil era la presa, más excitante era. Cuanto más luchara, más cruel sería él.

“Xu Qing, te eché el ojo el año en el que entraste en la Secta Tamiz Negro. Extendí esto por la Secta. Por qué piensas que nadie te ha molestado todos estos años? Y aún así, continuas negándote a mis buenos deseos! Realmente no sabes cómo apreciar los favores. No puedes culparme por ser rudo.” Dejó salir una carcajada. Si estuvieran en la Secta, llevaría más cuidado para no romper las reglas de la Secta, especialmente debido a que allí habría mucha gente alrededor. Sin embargo, en este lugar, no tenía nada de lo que estar asustado.

Además, él era un discípulo del Cónclave de la Secta Tamiz Negro, lo cual era una posición aún más alta que la de la Secta Interna. Podría realmente llamar al viento e invocar a la lluvia entre sus compañeros discípulos¹.

Adicionalmente a todo esto, uno de los Patriarcas de su Clan Zhao era un Anciano de la Secta Tamiz Negro. Además, varios cientos de años atrás, un miembro del Clan Zhao había alcanzado la etapa Alma Naciente y se había convertido en un Patriarca de la Secta, que entró en meditación aislada y todavía no había emergido. Debido a este Patriarca en Alma Naciente, el Clan Zhao estaba bien enraizado dentro de la Secta Tamiz Negro.

Realmente, a pesar de ser un discípulo del Cónclave, Zhao Shanhe no tenía ningún talento latente extraordinario. Nadie de la Secta, con su talento latente sería capaz nunca de alcanzar la Fundación Establecida. Sin embargo, con la ayuda y dirección de un Patriarca en Formación de Núcleo, junto con múltiples Píldoras de Fundación Establecida, finalmente lo había logrado.

Después de convertirse en un Cultivador en Fundación Establecida, Zhao Shanhe estaba bastante satisfecho consigo mismo. Había crecido en la Secta y había poca gente a la que no pudiera provocar, todo el mundo debía doblegarse a su voluntad. Si quería viento, habría viento. Si quería lluvia, llovería.

Dentro del Clan Zhao, había dos miembros principales de la actual generación. Uno era él, el otro era de otra rama del Clan Zhao, su primo, Zhao Binwu.

Como él, Zhao Binwu era un discípulo del Cónclave. En términos de talento latente, estaba muy por encima de Zhao Shanhe y era visto como un miembro importante del Clan a ser bien cuidado. Zhao Shanhe estaba bien al tanto de esto, y no se metía en rivalidades con él. El en cambio, se sumergió en el placer. Normalmente, si le gustaba una discípula de la Secta, ella no se negaría. Después de todo, incluso si no deseaba estar con él, rechazarle era inútil.

Los Patriarcas no prestaban atención a estos temas. Si pasara cualquier cosa, lo que ocurriría sería que se expandiría el clan. En cualquier caso, si una discípula acababa embarazada, instantáneamente acabaría en una posición más alta que antes.

Debido a estaba variedad de circunstancias afortunadas, Zhao Shanhe era como un niño rico consentido dentro de la Secta. No era muy conocido en el mundo exterior, pero dentro de la Secta, era bastante infame.

“Mira, las estrellas están saliendo, casi es el momento. Podemos usar las estrellas como nuestras velas de noche de boda, este lugar servirá como cámara nupcial. Qué me dices?” Se rió de nuevo, levantando un dedo para enviar otro soplo de viento a Xu Qing.

Su cuerpo tembló mientras salía sangre desde su boca. Realmente, Zhao Shanhe había sido cuidadoso controlando la energía espiritual que usaba, de otro modo, la podría haber matado.

Mientras su cuerpo temblaba, la colorida nube bajo sus pies repentinamente se desmoronó. Xu Qing cayó al suelo. Riendo melódicamente, Xue Yuncui salió disparada y la cogió, quitándole el polvo de encima. Xu Qing no podía siquiera  resistirse.

Su rostro estaba pálido, sus rasgos estaban algo demacrados. Sin embargo, en sus ojos sólo había frialdad mientras observaba a Zhao Shanhe caminando hacia allí, desatándose su túnica mientras llegaba. Una expresión de desesperación la llenó, mientras intentaba cortarse la lengua, pero Xue Yuncui le sujetó la mandíbula.

“Tranquila, Hermana Junior Xu, no puedes hacer eso. Si realmente quieres suicidarte, tendrás que esperar hasta que el Hermano Senior  Zhao haya terminado su diversión.” Xue Yuncui rió. Soltaba sus palabras tiernamente, pero llena con un vicio siniestro.

“Excelente, excelente,” rió Zhao Shanhe, mirando apreciativamente a Xue Yuncui. Golpeó su cara, lo cual causó que sus ojos brillaran, parecía ser que su aprobación era muy estimulante para ella.

Zhao Shanhe miró a Xu Qing, quien estaba inmovilizada incapaz de moverse contra el suelo por Xue Yuncui. Su mirada recorrió sus curvas y rió.

“Si te diera algunas píldoras medicinales,” dijo él, “entonces no habría resistencia de la que pudiera yo disfrutar. Por tanto, no te daré ninguna.” Su túnica estaba completamente desatada.

El cuerpo de Xu Qing tembló mientras las lágrimas salían de sus ojos. No podía luchar. La base de cultivo de Xue Yuncui era superior a la suya. Además, estaba exhausta de la huida, y estaba siendo sujetada fuertemente. No había forma de huir.

La frialdad de su rostro se disipó, reemplazada con amargura y desesperación. Sus ojos se vaciaron. Repentinamente, parecía que podía ver la Secta Confianza, y ver a Meng Hao, plantado en la Montaña Este. Pensó en el Monte Daqing y en el joven escolar que bajaba por una enredadera, descendiendo el precipicio.

Recordaba la primera vez que había visto a Meng Hao². Ella había estado plantada detrás de él mientras que él buscaba las enredaderas. Le observó lanzando las enredaderas por el precipicio, e incluso le había escuchado hablar sobre Inmortales con la gente de abajo.

En ese momento, ella pensó que este escolar mortal era muy interesante. Por tanto, se lo había llevado con ella.

Recordó las miradas de la multitud³ cuando Meng Hao le había ofrecido la píldora medicinal…. Y recordó en cómo la había mirado justo antes de entrar por la puerta negra.

“Todo ha acabado…” Los surcos de las lágrimas hacían que su rostro pareciera desolado. No podía parar de temblar. Estaba aterrada. Desde el día en el que había dejado la Secta Confianza hasta ahora, no había experimentado ninguna felicidad. Y ahora, parecía que todo se iba a terminar.

Cuando era una chica pequeña, se había dado cuenta de que no era muy inteligente, de hecho, algunas veces era bastante tonta. Por tanto, había dominado la habilidad de cubrirse con una sonrisa fría. Ella usaba el silencio y la frialdad para ocultar su falta de inteligencia y hacer de esa forma el mundo algo más simple.

No le gustaban las cosas complicadas, debido a que a menudo no las comprendía. Le gustaba la paz y la tranquilidad. Le gustaba practicar el Cultivo por sí misma. Mientras recodaba todo esto, observó los años pasar, observó la marea y el flujo de la vida, y recordó las bellas memorias del pasado.

Esta era ella. Xu Qing. Un exterior frío y un corazón simple.

Ella intentó no llorar. Su cuerpo se sacudía y cerró sus ojos. No quería mirar a Zhao Shanhe y su fuerza sobrecogedora. Ella era simplemente una Cultivadora en Condensación Qi de una secta en la que la felicidad era inalcanzable. No tenía fuerza para resistirse… no tenía siquiera la habilidad de morir.

Mientras cerraba sus ojos, Xue Yuncui rió y después le dijo con odio, con una voz fría y compleja: “Hey, no puedes resistirte, simplemente cierra tus ojos. Eso es lo que yo hice aquellos años. Si quieres culpar a algo, culpa a tu desinterés y a tu base de Cultivo. Eres simplemente demasiado débil…”

Se escuchó a Zhao Shanhe reír. Movió su mano derecha y un brillo rosa se extendió. Envolvió toda el área dentro de un radio de treinta metros, creando un escudo rosa brillante que lo cubría todo dentro de él. Los tres estaban completamente escondidos. Desde el exterior, el área no parecía tener nada inusual.

Al mismo tiempo que el escudo de camuflaje emergía, un rayo fiero de luz pasaba rápidamente por el cielo allí cerca. Silbaba por el cielo, Meng Hao estaba en él, con un rostro frío.

Llegó en un parpadeo, su mirada recorrió la tierra. Frunció el ceño. No parecía haber nada inusual en todo el área. Estaba a punto de irse, cuando sus ojos se iluminaron. Sacó la hoja de jade y la examinó. Fue entonces cuando notó que los puntos blancos que representaban a Xu Qing, así como a los otros dos, se había desvanecido.

No estaba seguro de por qué, pero un sentimiento de intranquilidad se alzó en su corazón. Miró hacia abajo, hacia el suelo, después movió su mano. Mientras lo hacía, un Dragón de Llamas de treinta metros de longitud apareció rugiendo, y salió disparado hacia abajo. Se escuchó una explosión y se alzó polvo desde el suelo.

Sin embargo, había un área, de unos treinta metros de diámetro, desde la cual no se alzó nada de polvo. Era claramente una zona distinta a la de los alrededores.

Zhao Shanhe estaba escondido dentro del escudo, pareciendo satisfecho. Se lamió sus labios y sus ojos brillaban mientras se preparaba para lanzarse sobre Xu Qing. Repentinamente, se pudo escuchar una explosión desde el exterior. Frunció el ceño, alzando la vista, sus pupilas se contrajeron.

Xue Yuncui también alzó la mirada asombrada. Reaccionó a la situación rápidamente, casi de forma refleja, sacó una espada afilada y la puso contra el cuello de Xu Qing.

Hizo esto debido a que había visto al joven fuera vistiendo una túnica negra de escolar. Sus ojos brillaban con intención asesina y, mientras él levantaba su mano, se podía ver que uno de sus dedos estaba cubierto con sangre. Tocó la superficie del escudo y una explosión sacudió todo. Abrió su boca y una niebla de rayos apareció retorciéndose, chocando contra el escudo rosa.

Se escuchó otra explosión que recorrió la tierra y el cielo. El escudo no pudo aguantar el poder y se colapsó con una explosión. En medio de su desesperación, Xu Qing abrió sus ojos. Miraba boquiabierta mientras el escudo se desintegraba. Por encima de donde el escudo estaba desapareciendo, vio a una persona. La intención asesina bullía desde él. Detrás de su cuerpo se retorcía una masa de vides rojo oscuro!

Parecía como un Inmortal Muerto que acababa de emerger de los ríos amarillos del inframundo, lleno de ira y locura. Mientras se acercaba, un masivo viento golpeó  y lo sacudió todo.

“Vosotros dos….. Buscáis morir?!?!” No parecía posible que la voz de Meng Hao pudiera contener más furia. Se convirtió en un rugido que llegaba a sus oídos, como si hubiera sido transmitido desde el mismo infierno!

“Meng Hao..” dijo Xu Qing, sonriendo. Su sonrisa era bella, y no contenía nada de su usual frialdad. Era una sonrisa simple.

Simple y feliz.

—————-

1.- “llamar al viento e invocar a la lluvia entre sus compañeros discípulos” Esta expresión significa “poder provocar todo tipo de problemas”

2.- La primera vez que Xu Qing encontró a Meng Hao fue en el Capítulo 1: Escolar Meng Hao.

3.- Las “miradas de la multitud” ocurrieron durante el Capítulo 5: Este chico no está mal.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

13 opiniones en “ISSTH. Capítulo 150: Simple y Sin Complicaciones.”

    1. bueno… si todos los capítulos fueran de mucha acción… no habría tanta emoción… no??? es bueno que haya algo de calma antes de que llegue la tormenta, no?? 😀

  1. Simple y feliz c: jajajaja

    Levantó su mano, enviando un soplo de viento que pasó por Xu Qing, levantándole su ropa, Se rió fuerte. (levantando su ropa. O levantándole la ropa.)

    Además, él era un discípulo de Cónclave de la Secta Tamiz Negro, lo cual era una posición aún más alta que la de la Secta Interna. (del Cónclave)

    Debido a este Patriarca en Alma Naciente, el Clan Zhao estaba bien enraizado dentro de la Secta Tamiz Negra. (dentro de la Secta Tamiz Negro.)

    Si pasara cualquier cosa, lo que ocurriría sería que se expandiría el clan, en cualquier caso, si una discípula acababa embarazada, instantáneamente acabaría en una posición más alta que antes. (el clan; en cualquier caso, si una discípula [..])

    Pensó en el Monte Daqing y en el joven escolar que bajaba por una enredadera por un precipicio. (Se repite el “por”. Podrías poner por una enredadera en un precipicio. Ó por la enredadera de un precipicio jaja)

    El escudo no puedo aguantar el poder y se colapsó con una explosión. (no pudo)

    Se convirtió en un rugido que llegaba sus oídos [..] (que llegaba a sus oídos? que llenaba sus oídos?)

    1. lo del rugido que llegaba a sus oídos lo dejo así…. cuando se emite un sonido, el oido lo recibe cuando “llega”, y aquí lo comenta como si en vez de llegarle el sonido de una persona, fuera como si le llegara desde el mismo infierno, en vez de llegarle desde Meng Hao.

Deja un comentario