ISSTH. Capítulo 147: Mirándose Mutuamente.

“Puedes usar eso una sola vez,” dijo el rostro bostezando. Mientras hablaba, un fiero grito sonó repentinamente desde detrás el grupo de gente.

Meng Hao miró hacia atrás y vio que la estatua extraña que estaba siendo remolcada, repentinamente se estaba fundiendo. Se convirtió en tres esferas de niebla negra. Dentro de cada esfera de niebla había una persona anciana rodeada por un aura de muerte. Estos no eran ni más ni menos que las tres personas que habían estado en la plataforma debajo de la Secta Tamiz Negro!

Los Ancianos, dentro de la niebla negra, salieron disparados hacia el rostro. Seguidamente se fusionaron con él, haciendo que se retorciera y distorsionara. Lentamente, la boca se abrió por completo.

Se escuchó una voz arcaica: “Entrad rápidamente, solo podemos aguantarlo por el tiempo que le toma a media barrita de incienso quemarse!” La voz sonó como si surgiera desde los ríos amarillos del inframundo. Resonó, sacudiendo los corazones de todos los presentes.

Antes de que nadie pudiera realizar un movimiento, una figura emergió rápidamente desde dentro de las profundidades de la boca. Era un hombre de mediana edad; parecía como si toda su base de Cultivo estuviera ardiendo. Medio cuerpo había sido destruido, y su Núcleo Carmesí era visible dentro de él, ardiendo.

Su pelo estaba revuelto, su rostro retorcido por la locura. Mientras salía, gritaba, “Todos muertos! El Pilar de los Cien Nombres no está completo. Todos muertos HAHAHA! Todos muertos…”

“Ese es el Anciano Zheng!”

“Es él! Estaba en el grupo de avanzadilla con el que vinimos aquí. Cómo puede haber terminado así…”

El zumbido de las conversaciones se alzó inmediatamente entre los discípulos de la Secta Tamiz Negro, quienes habían reconocido instantáneamente al hombre. Las pupilas de Xie Jie se contrajeron y la expresión de Han Bei cambió mientras entornaba sus ojos, dentro de los cuales se veía una extraña luz. Los demás Elegidos de la Secta Tamiz Negro tuvieron reacciones similares.

El hombre corría delirando, soltando locuras, todo esto resonaba dentro de la grieta. Todo el mundo estaba sorprendido por sus palabras.

Su sorprendente condición era aún más asombrosa. Considerando que su Núcleo Carmesí era visible, era obvio que era un excéntrico en Formación del Núcleo. Si él estaba en tan miserable estado, y obviamente loco, el resto se preguntaba cómo podrían enfrentarse a lo que hubiera dentro.

Las palabras del hombre continuaron resonando, especialmente la palabra “muertos” la cual dijo tres veces. Era como un martillo invisible, el cual golpeaba en los corazones de aquellos que le oían.

Los discípulos de la Secta Tamiz Negro estaban ligeramente menos afectados. Después de todo, ellos sabían un poco más sobre este lugar que Meng Hao y los otros Cultivadores solitarios. Sus números habían incrementado mientras el grupo pasaba por una puerta tras otra, ahora ya eran unos doscientos. Los rostros de todos y cada uno de ellos estaban retorcidos.

Una sombra intangible de muerte parecía extenderse desde el enloquecido excéntrico en Formación del Núcleo, llenando el área.

Sin embargo, aunque el hombre había salido por la puerta despotricando, los ojos del Patriarca Tamiz Violeta brillaban con un poderoso brillo. Avanzó hacia el Anciano Zheng y levantó su mano. De pronto, el color pareció desvanecerse del mundo y el Anciano Zheng se lanzó hacia el Patriarca Tamiz Violeta, pareciendo haber perdido el control. Mientras se tambaleaba hacia delante, el Patriarca Tamiz Violeta levantó su mano derecha y golpeó al hombre en la cabeza.

El golpe sonó con una explosión que sacudió todo. El cuerpo del enloquecido Anciano Zheng tembló y sus ojos se volvieron claros repentinamente. El fuego del Núcleo Carmesí dentro de él empezó a desvanecerse.

Había recuperado su cordura, pero antes de que pudiera decir nada, el Patriarca Tamiz Violeta dejó salir un frío gruñido y después movió su manga. Un viento negro apareció, arrastrando al Anciano Zheng y empujándole lejos.

“Incoherencias! Eres un Anciano, por tanto te perdonaré la vida. Regresa a la Secta y entra en meditación aislada por cien años como castigo!” el Patriarca Tamiz Violeta actuó rápidamente y eficientemente. Levantó su mano e inmediatamente, Meng Hao y los demás Cultivadores solitarios en Fundación Establecida sintieron una intensa presión que hizo que sus corazones aceleraran.

“Cultivadores solitarios de fuera de la Secta,” dijo serenamente, “habéis aceptado las píldoras medicinales de nuestra Secta y habéis firmado nuestro contrato con vuestra huella. Hemos llegado a la antigua Tierra Bendita. Desafortunadamente, su interior es inestable y, por tanto, incompatible con altos niveles de bases de Cultivo.”

“Si sois capaces de adquirir algunos de los objetos designados, entonces podréis cambiarlos por más Píldoras Tamiz de Tierra. Tomad estas hojas de jade.” La presión llenó el área. Movió su manga y salieron volando inmediatamente doscientas hojas de jade, que acabaron flotando en frente de los Cultivadores solitarios.

“No hay duda de que este es un lugar peligroso, pero no es una trampa mortal. Después de todo, muchos de nuestros propios discípulos de Secta entrarán con vosotros. Por favor, estad tranquilos.” Mientras hablaba, la bella mujer de mediana edad cerca de él miraba serenamente hacia la multitud. No parecían necesitar soltar ninguna amenaza ninguno de los dos. Considerando sus bases de Cultivo, posiblemente no había nadie que les pudiera desafiar.

Meng Hao guardó silenciosamente el amuleto de buena suerte en su bolsa privada. A su alrededor, los otros Cultivadores solitarios mantuvieron un silencio similar. Era imposible de decir lo que cualquiera de ellos estaba pensando.

Estas eran personas que habían alcanzado la Fundación Establecida pero no eran miembros de ninguna Secta. Podía haber alguno entre ellos que fuera estúpido y necio, pero la mayoría de ellos podían ser calculadores y estrategas. Habían elegido venir a este lugar por su propio beneficio y estaban al tanto de que habría peligro.

Siete u ocho figuras se adelantaron, dirigiéndose directamente hacia la puerta negra. Tan pronto como entraron en la boca, desaparecieron.

Con ellos liderando el camino, los demás le siguieron en una rápida sucesión, volando sin decir palabra hacia el rostro de la gran puerta negra.

Murmurando para sí mismo, Meng Hao miró al Patriarca Tamiz Violeta y a la bella mujer de mediana edad. Mucho más atrás estaban los excéntricos en Formación del Núcleo, quienes estaban observando todo el procedimiento con rostros fríos.

“La Hermana Xu parece tener algún tipo de problema. Ahora que estoy aquí, no puedo simplemente ignorarlo.” Sus ojos se llenaron con determinación. Su cuerpo voló junto con los de unas cuantas docenas de Cultivadores cercanos, quienes se habían transformado en rayos de luz que se dirigían hacia el rostro en la puerta negra. A mitad de camino, giró su cabeza y miró hacia atrás.

Vio a Xie Jie con su débil e hipócrita sonrisa. Allí estaba la bella Han Bei, así como los demás Elegidos de la Secta Tamiz Negro. Y lejos, en la distancia, en medio de la multitud, estaba la pálida Xu Qing.

Cuando la mirada de Meng Hao cayó sobre ella, Xu Qing tembló repentinamente, mirando fijamente atónita. Una mirada de incredulidad llenó su rostro mientras….. le miraba a él.

Habían pasado muchos años y Meng Hao había experimentado un gran cambio. Pero ella le reconoció inmediatamente. Ella le había llevado a la Secta Confianza y él se había convertido en su Hermano Novato. Era el que le había dado su Píldora Cosmética de Cultivo bajo la luna.

Las escenas de su pasado llenaron la mente de Xu Qing. Las memorias de aquella vez, las frustraciones, todo emergió dentro de su corazón como si salieran de un sueño.

Sus miradas se intercambiaron. Había un millar de personas entre ellos, pero a pesar de la distancia y del tiempo, no estaban tan separados. Estaban en cambio, muy muy cerca el uno del otro.

Meng Hao le dirigió una sonrisa cálida. La razón primera que había tenido para venir a la Secta Tamiz Negro, había sido única y totalmente para verla a ella, una vieja amiga. Ahora, la había visto y ella le había visto a él.

Se giró y desapareció en la boca del rostro de la puerta negra. En el momento en el que se desvaneció, el corazón de Xu Qing se sintió repentinamente vacío. Sin darse cuenta, dio un paso hacia delante.

Pero era demasiado tarde, Meng Hao se había ido. Surgían sentimientos dentro de ella que no comprendía. En el exterior ella siguió tan fría como siempre.

Normalmente, nadie podía tocar su corazón; ella lo protegía fieramente. Sin embargo, por alguna razón, un sentimiento de dicha se había alzado dentro de ella.

Entonces Meng Hao había desaparecido y ella sintió como si hubiera perdido algo. Ella raramente experimentaba tales sentimientos, y cuando lo hacía, los suprimía. Hoy, sin embargo, el sentimiento no pudo ser suprimido.

“Hey, te estoy hablando a ti, zorra!” Era la chica coqueta que estaba plantada a su lado. “Si quieres pretender que no me has escuchado, sin problema” dijo venenosamente, “pero si realmente crees que puedes evitarme… Humbph!” Ella rió fríamente. “Acabaste herida la última vez. Si el Hermano Zhao no hubiera pedido a la Hermana Han que te salvara, entonces habrías muerto dentro. Pero, en vez de ser agradecida, te volviste más distante!” Es solo una pequeña flor¹, por qué te importa tanto eso? Que idiota!” La mujer coqueta miró a Xu Qing fríamente, el bello rostro tenía una sonrisa seria. Cuanto más celosa se ponía, más quería que Xu Qing acabara como ella.

Xu Qing se giró para enfrentarse a la mujer que la había tratado tan mal todos estos años. Remarcando cada palabra, dijo, “ Ese día, en la Tierra Bendita, fue tu propio Hermano Zhao quien rompió las reglas y casi me mató. La Hermana Han no me salvó porque el Hermano Zhao se lo pidiera, sino porque cogió mi bolsa privada y solo ocurrió que me recogió junto con ella.”

Su conducta era fría, su expresión muy seria. Esta era la personalidad que solía mantener escondida de sus compañeros discípulos. La mujer coqueta nunca hubiera anticipado que la Xu Qing, de la que se habían burlado constantemente, pudiera responderle de esa forma. Se la quedó mirando fijamente por un momento antes de reír fríamente.

“Por tanto, la zorra se atreve a hablar,” dijo burlonamente. “El Hermano Zhao ya lo ha preparado todo. No serás capaz de escaparte esta vez. Yo voy a estar allí para observar mientras que te arrebatan tu virginidad. Finalmente, me lo agradecerás.” Los Cultivadores a su alrededor empezaron a volar hacia la puerta negra.

El cuerpo de Xu Qing parpadeó mientras que se subía en su colorida niebla y se lanzaba hacia delante.

La mujer coqueta iba detrás de ella, riendo fríamente. Pero entonces vio a un hombre delante, vistiendo una túnica violeta. Miró hacia atrás, mientras una sonrisa encantadora cubría instantemente su rostro.

El guapo hombre en la túnica violeta era joven y tenía una base de Cultivo en la etapa temprana de la Fundación Establecida. Asintió hacia ella ligeramente. Después su mirada recayó en Xu Qing, sus ojos se llenaron con un deseo ardiente.

Este no era ni más ni menos que el hombre del que constantemente hablaba la mujer coqueta. El Hermano Zhao.

————–

1.- en el texto en inglés, aparece en realidad como “Cherry” la traducción literal sería “cereza” pero en este texto se aplicaría la traducción del “inglés americano” en donde esa palabra también significa “flor” refiriéndose al himen y/o a la virginidad.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>