ISSTH. Capítulo 135: Saliendo del Volcán.

Como dijo Meng Hao, el Patriarca del Clan Li no tenía más opción que la de confiar en él. Si no lo hacía, moriría inevitablemente. Confiar en Meng Hao y tener una oportunidad de vivir. Si no confiaba en Meng Hao, y Meng Hao se iba, no tendría ninguna oportunidad de continuar con su existencia.

Incluso mientras Meng Hao hablaba, el Patriarca del Clan Li sabía que su única opción era la de parar de resistirse y permitir que el mastín le consumiera y tomara control de la máscara. La máscara salió volando hacia la mano de Meng Hao. Él la agarró y después salió disparado hacia la salida que rápidamente se reducía.

Mientras salía volando, se escuchó una explosión conforme la zona del Legado era completamente tragada por el vórtice, desapareciendo para siempre.

En el volcán, Meng Hao salió disparado por el aire en un rayo de luz, el lago de sangre y el altar temblaron a su alrededor. La enorme cabeza de piedra se había desmoronado en fragmentos que después se hundieron en el lago. Después de un instante, el mismo lago se había secado.

Lo único que quedó fue un cráter en el suelo, como si todo hubiera sido una mera ilusión.

Mientras que el lago se secaba, atronadoras explosiones se podían escuchar desde arriba. Meng Hao levantó su cabeza para mirar hacia el cielo por encima del volcán. Truenos y rayos llenaban el aire como dragones plateados. Formaban una enorme masa, como si desearan estamparse contra el suelo, sin embargo, eran bloqueados por un brillo rojo-sangre. El brillo rojo-sangre parecía estar vivo, como si deseara luchar contra los Cielos.

Estaba tan alejado que Meng Hao no podía verlo, pero lo que podía ver era…. que el escudo brillante en la boca del volcán estaba despareciendo.

“Todo este extraño fenómeno celestial definitivamente atraerá mucha atención. No puedo permanecer aquí!” Con la Máscara agarrada en su mano, salió disparado hacia Chu Yuyan,  al mismo tiempo enviaba algo de su Sentido Espiritual dentro de la Máscara.

Había sido completamente controlada por el mastín, quien era ahora el Arma Espiritual. Habiendose tragado completamente al Dragón de Sangre poseído, el mastín estaba ahora en un estado de hibernación. La base de cultivo del Patriarca de la Familia Li era increíblemente poderosa, gracias a su fuerza inicial increíble a la que se le añadía al poder que el Dragón de Sangre había poseído. Aun a pesar de que el mastín, también una Divinidad de Sangre, pudiera consumirlo, necesitaría después algo de tiempo para absorberlo completamente.

Meng Hao no tenía idea de cuánto tiempo necesitaría antes de despertarse de la hibernación. Sin embargo, sólo podía imaginar cómo sería cuando se despertara y emergiera. Sin duda tendría un poder increíble, el cual, por supuesto, sería de una inmensa ayuda para Meng Hao.

Por el momento estaba dormido, pero pertenecía a Meng Hao. La Máscara también, pertenecía completamente a Meng Hao.

El corazón de Meng Hao latía fuerte, lleno de entusiasmo. Sin embargo, debido a que el mastín estaba durmiendo, era temporalmente incapaz de usar la Máscara.

“Cuanto tiempo dormirá….” Meng Hao tomó aire profundamente. Dentro de la máscara también vio un ápice de la consciencia espiritual del Patriarca del Clan Li. Era muy débil, como si Meng Hao pudiera exterminarlo con el más ligero pensamiento. Lo consideró por un momento y entonces decidió no eliminarlo.

Dentro, profundamente en la Máscara, vio un libro de color sangre de escrituras. Al lado del libro de escrituras del color de la sangre había una bandera con tres cintas.

Después de examinar por un momento, Meng Hao retiró su Sentido Espiritual y situó la máscara en su bolsa del Cosmos. Aterrizó al lado de la inconsciente Chu Yuyan, que estaba atrapada en la red negra.

Meng Hao pareció pensativo mientras que miraba al trueno y los rayos fuera del volcán. El brillo sangriento y el brillo de los rayos se entretejían en el cielo. La determinación llenó su rostro.

“No puedo estar aquí. Tengo que irme. La Tribulación de Rayos de allí es por mí, pero provocó una respuesta del altar de sacrificios del Inmortal de Sangre…” Movió su manga para coger a Chu Yuyan. Usando el poder increíble de su Sentido Espiritual de la Fundación Perfecta, examinó los alrededores. Dio un frío gruñido. En varias grietas y fisuras en el área, Chu Yuyan había escondido unas cuantas píldoras menores completas. Las recogió todas, después salió volando fuera del volcán. Esta era la primera vez en medio año que había sido capaz de salir de este lugar. Ahora que era capaz de hacerlo, su corazón se llenó con anticipación con respecto al futuro.

Pero la anticipación en su rostro se volvió finalmente en una expresión de shock. Mientras que miraba hacia la distancia, podía ver claramente un enorme y antiguo templo que tenía la apariencia de un carro de guerra, actualmente en medio del bombardeo de los cielos. Alrededor del cual había una miríada de figuras emitiendo una chocante aura, enzarzados en combate con los rayos provenientes de los Cielos.

La Tribulación de Rayos era chocante hasta el extremo. Incluso un rayo sería suficiente para hacer que Meng Hao se llenara con un sentimiento de temor que hacía que sus pupilas se contrajeran.

“Entonces… esto es la Tribulación de Rayos enviada a por mí?” Su corazón tembló. Podía únicamente imaginar qué habría pasado dentro del volcán si no hubiera entrado en la Zona del Legado después de consumir la Píldora de Fundación Perfecta. La Tribulación de Rayos había intentado abrir una brecha en la Zona del Legado del Inmortal de Sangre y, al hacerlo, había provocado al Legado, el cual envió el Antiguo Templo de la Muerte hacia la guerra. Si lo hubiera enfrentado solo, con su Fundación Perfecta, habría sido completamente destruido.

Respirando profundamente, Meng Hao salió disparado tan rápido como le fue posible, agarrando a Chu Yuyan llevándola a remolque. Su cuero cabelludo estaba entumecido y se sentía increíblemente nervioso. Esto era debido a que había notado que el brillo rojo había empezado a desvanecerse y la imagen del Antiguo Templo de la Muerte se iba haciendo más borrosa.

Afortunadamente, la Tribulación de Rayos también se estaba empezando a dispersar; parecía quedarle una sola carga y después se habría terminado.

Realmente, volar hacia el mundo fuera del volcán no era la mejor opción; pero Meng Hao no tenía más opción que hacerla, volando lo más rápidamente posible. Sabía que la Tribulación formada por los Cielos atraería atención generalizada. Seguramente ya había mucha gente en las áreas de alrededor; tan pronto como la Tribulación Celestial parara, el área se llenaría de Cultivadores. Bajo esas circunstancias, sería muy difícil escapar.

Únicamente, si hacía su movimiento ahora, sería capaz de tomar ventaja del caos.

Exactamente como Meng Hao había sospechado, el área de alrededor estaba ya llena con cerca de un millar de Cultivadores, quienes habían sido atraídos hacia el área por la Tribulación de los Cielos. Por supuesto, ninguno de ellos se atrevió a entrar en el área, eligiendo en cambio observar desde la distancia. Ahora que la Tribulación se iba desvaneciendo, sus ojos empezaron a brillar. No estaba claro quién fue primero; en un instante, todos ellos volaron desde todas direcciones, entrando en la zona de Tribulación.

Meng Hao estaba volando tan rápido como le era posible. De pronto frunció el ceño, con sus ojos brillando. Paró en su camino, murmurando para sí mismo por el espacio de algunas respiraciones. Después, sus ojos se llenaron de determinación.

Si continuo yendo, definitivamente encontraré a algunos Cultivadores. Su primera reacción será la de dudar de mí… si no continuo volando en esta dirección… entonces puedo hacerlo así!” Se giró, en vez de volar hacia el borde del área de la Tribulación, se dirigió directamente hacia su centro. Ésta era opuesta a su dirección original.

Sin embargo, no voló rápidamente. Y en cuanto a Chu Yuyan, hacía tiempo que la había depositado dentro de su bolsa del Cosmos. No era una bolsa privada después de todo, su interior era un mundo completo. Era capaz de guardar a una persona viva dentro temporalmente.

Meng Hao siguió volando, observando cuidadosamente sus alrededores. Después de un rato, su expresión cambió. Delante de él había aparecido de pronto un grupo de unos diez cultivadores. Como rayos de luz prismática, salieron disparados por el aire hacia él.

El grupo de diez se dividió. Tres o cuatro de ellos salieron volando hacia delante a toda velocidad, con sus miradas fijas en Meng Hao.

Sus miradas inmediatamente pasaron por encima de él. Daba la impresión de que estaba haciendo exactamente lo mismo que ellos, investigando la zona de Tribulación.

Actualmente, sus ojos estaban fijos en el suelo, sin mirar hacia ellos. Si hubiera sido al contrario, se habrían movido para interceptarlo.

Fue en ese exacto momento en el que el Templo de Antigua Muerte desapareció completamente. Mientras que el brillo rojo-sangre se desvanecía, las nubes y rayos empezaron a disolverse. Pero… había un rayo más que no parecía desear abandonar su misión. Aunque todo desapareciera a su alrededor, salió disparado por el cielo, directamente hacia Meng Hao.

Mientras descendía, iba claramente desvaneciéndose. Sin embargo, era increíblemente rápido; caería sin lugar a dudas encima de Meng Hao.

Cuando aterrizara en él, sin importar las heridas menores que le pudiera hacer, definitivamente atraería la atención de los Cultivadores a su alrededor. Si empezaban a hacer especulaciones, entonces Meng Hao estaría definitivamente en peligro.

En ese momento, los más o menos diez cultivadores estaban mirando absortos mientras el rayo se acercaba desde la distancia. Inmediatamente empezaron a retirarse.

En este punto crítico, la mente de Meng Hao estaba acelerando. Repentinamente dejó salir una risa abundante. En vez de retirarse, se lanzó hacia delante. En voz alta dijo, “Por tanto, quedan algunas réplicas de la Tribulación de Rayos! Finalmente yo, Wang, tengo algo de buena fortuna de los Cielos para mí!”

Siguió riendo y cargó hacia delante. Movió su mando derecha e, instantáneamente, la niebla de rayos apareció a su alrededor. En medio de las miradas atónitas de los cultivadores a su alrededor, salió disparado hacia el Rayo de la Tribulación.

“Está ese tío loco?”

“Se llamó a sí mismo Wang. Puede ser él del Clan Wang?”

Desde sus perspectivas, más que ver al Rayo de la Tribulación buscando a Meng Hao, lo que vieron fue a él corriendo hacia el rayo. Y eso era exactamente lo que Meng Hao quería.

Boom!

Se emitió una enorme explosión. El Rayo de Tribulación se estampó contra la niebla de rayos que rodeaba a Meng Hao. Un rugido se escuchó mientras el cuerpo de Meng Hao temblaba. Tosió una bocanada de sangre, y con él, sus Tres Pilares Dao a penas consiguieron escapar de ser destruidos.

Este fue el único Rayo de Tribulación, que había sido debilitado quién sabe cuánto. Además, se había ido debilitando mientras descendía. Por suerte, esto había ocurrido en su camino. Meng Hao sabía dentro de su corazón que había tenido suerte. Sin el altar de sacrificios del Inmortal de Sangre y sin el Templo de Antigua Muerte, en el momento en el que había conseguido la Perfección, habría perecido.

Mientras el Rayo de Tribulación se disipaba del cuerpo de Meng Hao, se convertía en innumerables arcos eléctricos, los cuales eran absorbidos por la niebla de rayos. Parecía que la Bandera de Rayos había sido también dañada por el Rayo de Tribulación. Sin embargo, ahora era capaz de reforzarse a sí misma. El brillo de rayos se incrementó en intensidad, como si hubiera sufrido algún tipo de bautismo.

Esto dejó a Meng Hao sorprendido, pero todavía se las arregló para dejar salir una fuerte carcajada.

“No he venido en vano después de todo!” dijo, moviendo su manga y riendo. “con la ayuda del Rayo de Tribulación, mi tesoro mágico se ha completado! Excelente! Excelente!” Con eso , salió disparado hacia delante, haciendo parecer que estaba buscando más Rayos de Tribulación.

“Ah, este tipo está refinando tesoros!”

“Refinando tesoros con Rayos de Tribulación! Este tipo Wang, se está realmente atreviendo!”

“Solo has visto el tesoro refinándose, no le miraste a él. Cuando el Rayo de Tribulación le golpeó, fue como un bautismo. Para la gente que practica el Cultivo de Tipo Rayo, este tipo de situación es extremadamente beneficiosa!” los diez cultivadores cargaron hacia delante, buscando por algunas señales de la existencia de algunas réplicas de Rayos de Tribulación.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

10 opiniones en “ISSTH. Capítulo 135: Saliendo del Volcán.”

Deja un comentario