ISSTH. Capítulo 133: Te atreves?!

Una vez que saliera la máscara, el cadáver la entregaría a la persona plantada en frente de él. Esa persona sería la ganadora del Legado. Esta máscara era el Tesoro del Legado!

El Dragón de Sangre, al lado de Li Daoyi, lo miraba entusiasmado. Había esperado por este día por cuatro mil años. Una vez que entrara en la máscara, se convertiría en el Arma Espiritual y finalmente sería capaz de abandonar este lugar y regresar al Dominio Sur.

“El Legado es mío!” dijo Li Daoyi, con sus ojos brillando. Sin embargo, fue en ese momento exacto en el que Meng Hao salió de la novena matriz. Cuando vio lo que estaba pasando, no dudó en lo más mínimo. Su cuerpo salió disparado a toda velocidad.

Después de alcanzar la Fundación perfecta y entrar en este lugar, una extraña sensación había aparecido dentro de Meng Hao. Era como si él fuera el dueño de esta zona de Legado. El sentimiento se había ido haciendo más fuerte después de la destrucción de la novena matriz.

A su lado, el gran mastín de trescientos metros de longitud levantó su cabeza hacia el cielo y rugió. Gracias a su increíble velocidad, había llegado incluso antes que Meng Hao.

“Este es mi Legado,” dijo Meng Hao con sus ojos brillando. “Si yo decidiera ignorarlo, ese sería mi problema. Pero si crees que puedes simplemente robarlo, bueno, eso dependerá de tu suerte!” Había experimentado el robo de Legados y eso por sí solo no le ponía furioso. Eran las tácticas de su oponente lo que le sacaba de quicio.

El deseo de Meng Hao de matar a Li Daoyi había alcanzado alturas épicas; utilizando todo el poder de su base de cultivación, dio un paso hacia delante, su mano moviéndose en un gesto de encantamiento. La Bandera de Rayos salió volando, así como las dos espadas de madera, las cuales emanaban una presión congelante. Salió disparado hacia Li Daoyi.

En ese mismo momento, el cadáver levantó la máscara de su rostro, e instantáneamente se transformó en cenizas. Mientras la ceniza caía a la deriva, la mano que mantenía la máscara también se disolvió. La máscara flotó hacia Li Daoyi.

El entusiasmo llenaba el rostro de Li Daoyi. Su mano derecha se levantó para agarrar la máscara, pero en el instante en el que la tocó, su mano fue empujada por la misma máscara. No era que no pudiera tocarla, sino que antes de que pudiera hacerlo, la máscara requería un Arma Espiritual. Entonces se volvería suya.

En el instante en el que su mano fue empujada, el Dragón de Sangre levantó su cabeza y con un rugido y salió disparado hacia la máscara. Actualmente, la máscara no tenía un Arma Espiritual. Cualquiera que entrara y dominara la máscara asumiría ese rol.

Tan pronto como se estampó dentro de la máscara, la máscara se convirtió en algo similar a un vórtice. El Dragón de Sangre estaba a mitad de camino entrando en la máscara cuando repentinamente, el mastín rugió. El rugido creó ondas en toda el área, y aceleró. Ignorando el hecho de que el Dragón de Sangre ya estaba realmente en medio del proceso de dominar la máscara, su cuerpo de trescientos metros de largo se estampó dentro de ella.

El cuerpo del mastín fue succionado tan pronto como tocó la superficie de la máscara. Su lucha contra el Patriarca del Clan Li por el control de la máscara había empezado!

“No conoces tus propias limitaciones,” se escuchó la voz del Patriarca del Clan Li. “Cuando me convierta en el Arma Espiritual, te consumiré!” Había entrado completamente en la máscara y también lo había hecho el mastín.

Una luz roja cegadora salía de la máscara. Y aun así, dentro de lo rojizo se podía ver también el violeta! Era como si dos brillantes colores estuvieran tratando de tragarse el uno al otro!

Debido a esto, la máscara no pertenecía a Li Daoyi, pero tampoco pertenecía a Meng Hao. La Divinidad de Sangre que dominara la máscara determinaría el ganador del Legado.

Además….  una situación en la que dos Divinidades de Sangre lucharan por ser el Arma Espiritual era algo que el Inmortal de Sangre nunca había imaginado que pudiera ocurrir. Era algo completamente sin precedentes.

Había una cosa que era segura… Quien fuera que ganara, el mastín o el Dragón de Sangre, experimentaría un inimaginable incremento de poder. Como mínimo, el ganador avanzaría hasta mitad de camino de la Separación de Espíritu. Con la debida Iluminación Dao, el ganador podría incluso alcanzar la Separación de Espíritu completamente!

“Fue inútil que salvaras ese Espíritu de Sangre de segundo grado.” Rió Li Daoyi. “Simplemente me ayudará a adquirir el Legado!” Meng Hao se acercó, con sus ojos cerrados. Ahora que la zona de Legado estaba empezando a derrumbarse, por fin estaban los dos juntos en el mismo mundo.

Meng Hao dijo una frase: “Matarte resolverá todos los problemas.” Continuó moviéndose hacia Li Daoyi.

“Eso es exactamente lo que yo iba a decir!” rió Li Daoyi. Levantó su mano derecha y relució con luz. En frente de él apareció un brillante carro de guerra de color dorado que salió disparado hacia Meng Hao.

De pronto, un rugido llenó el aire y salió sangre de la boca de Meng Hao. Se retiró hacia atrás. El rostro de Li Daoyi parpadeó, también él se retiró, con sangre saliendo desde su boca. Miró a Meng Hao y fue en este momento cuando toda la zona de Legado empezó a derrumbarse a su alrededor. Aparecieron grietas por toda la superficie del altar de sacrificios verde oscuro.

Todo empezaba a partirse. Se podían escuchar escudos de explosiones y, por la apariencia de todo, parecía como si el Inmortal de sangre fuera a destruirse a sí mismo y desaparecer.

Todo aquel que no saliera, sería enterrado con él!

La lucha dentro de la máscara entre el mastín y el Dragón de Sangre parecía ir escalando. Originalmente, el mastín no podría nunca haber sido un oponente del Dragón de Sangre. Pero había sido resucitado absorbiendo la sangre de la Fundación Perfecta de Meng Hao. Esto le había cambiado en algo nunca antes visto entre las Divinidades de Sangre.

La energía espiritual del área se lanzaba hacia la máscara, siendo absorbida tanto por el mastín como por el Dragón de Sangre. La diferencia era que toda la que el mastín absorbía, la podía usar. Nada de ella se perdía. Con el Dragón de Sangre no era así.

Entre los dos, aunque el Dragón de Sangre empezó teniendo la mejor oportunidad, después de que algo de tiempo pasara, era todavía incapaz de librarse del mastín. Ello hacía que no tuviera forma de tomar el control de la Máscara del Legado.

Viendo esto, la expresión de Li Daoyi cambió y se retiró. Movió su manga en un intento de coger la máscara, pero otra vez rebufó violentamente. Sin un Arma Espiritual que la controlara, nadie podría llevársela!

El Inmortal de Sangre nunca habría predicho una situación tan inusual. Normalmente hablando, una persona debería llegar a tomar la máscara. La Divinidad de Sangre debería de ser capaz de tomar el control de la máscara en el espacio de tiempo de varios suspiros, y se convertiría en el Arma Espiritual. Entonces la zona de Legado empezaría a colapsar, y el ganador podría tomar la máscara e irse.

En cambio, algo completamente inesperado había ocurrido, y por tanto una crisis chocante a vida o muerte había aparecido!

El mundo se estaba desmoronando a su alrededor. Justo abajo, un gran vórtice había aparecido, el cual estaba absorbiéndolo todo. Nada que entrara podría volver a salir nunca. La destrucción a su alrededor estaba creando un mundo vacío!

Justo arriba había un escudo brillando, encima del cual se estaban empezando a formar ondas. Permanecería durante un rato antes de también romperse. Este escudo era la única salida al mundo exterior.

Entrar en el escudo era el único modo de escapar a la destrucción.

Nadie estaba al control de la máscara. Ambos grupos rehusaban rendirse. La máscara no podía ser llevada fuera y el mundo estaba siendo destruido. Cuando Li Daoyi se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, su expresión se retorció.

Meng Hao, por otro lado, estaba completamente tranquilo. Se movió hacia delante por un momento, quitándose la sangre de su boca. Después avanzó hacia delante. Sus tres Pilares Dao Perfectos emitían un poderoso poder espiritual, mientras cargaba hacia delante, su mando derecha se movió en un signo de encantamiento. Instantáneamente, una Pitón de Fuego de trescientos metros de longitud rugió al aparecer y salió disparada hacia Li Daoyi.

Realmente, no era una pitón, era un dragón! Un rugiente dragón dorado, envuelto en una llama abrasadora. Detrás de él volaba una Espada de Viento de treinta metros de longitud. Un viento ardiente llenaba el área, envolviendo a Li Daoyi.

Hasta ahora, en su Cultivo, Meng Hao no había aprendido muchas técnicas mágicas. Todas sus técnicas mágicas eran de la etapa de Condensación Qi, y no había aprendido ninguna de la etapa de Fundación Establecida. Esta era una de sus debilidades y Meng Hao estaba bien al tanto de ello.

“Veremos quién es más implacable…” dijo Li Daoyi con una cruel risa. Podía ver claramente que la magia que había usado no era convencional. Pero había también determinado que sería difícil conseguir la victoria rápidamente. La verdadera clave de la victoria sería quién pudiera permanecer por más tiempo en este mundo que se derrumbaba. Quien fuera que saliera de allí primero, sin la máscara, perdería cualquier calificación de ser el ganador del Legado.

El rostro de Li Daoyi estaba serio. Era un Descendiente Dao del Clan Li. El título de Descendiente Dao era algo que se había ganado a través de pura carnicería. Estaba fuera de sí mismo y mataría sin la menor duda. En cuanto al robo de la buena fortuna de otros, era algo que había hecho más de una vez. Había llegado desde una rama poco importante del Clan Li para convertirse en un Descendiente Dao, muy por encima de los Elegidos.

Esto fue debido a su personalidad. Arrogantemente creía que su terquedad era una de sus más grandes virtudes. Repentinamente, apareció un abanico en su mano. Era un abanico de cuatro colores, y cuando lo ondeó, los colores se extendieron desde él, estampándose contra el Dragón de Fuego de Meng Hao y la Espada de Viento.

Sonó una explosión. Los cuatro colores dieron chasquidos en cuatro direcciones, transformándose en cuatro espadas que se lanzaron a apuñalar a Meng Hao.

Li Daoyi rió maníacamente. Su mano izquierda golpeó su bolsa privada y dieciocho perlas negras aparecieron en su mano. Las lanzó hacia Meng Hao y, mientras se aproximaban, inesperadamente explotaron. Distorsiones ondearon desde dentro de la explosión, causando que el entorno que se desmoronaba lo hiciera aún más rápido.

“Todavía crees que eres más implacable que yo?” la expresión de Li Daoyi era de pura locura.

Las cuatro espadas de colores y el ataque de distorsión cayeron contra la niebla de rayos de Meng Hao. Una masiva explosión ocurrió, y Meng Hao salió disparado hacia atrás varios pasos. Sus ojos estaban llenos con una luz implacable. Su mano derecha se levantó y otro Dragón de Fuego de trescientos metros de longitud apareció en el aire y voló, no hacia Li Daoyi, sino hacia la puerta brillante de arriba.

“Hacer que este lugar se desmorone más rápido no es implacable,” dijo serenamente. “Destruir la salida…. Eso sí que es implacable. Te atreves?” El Dragón de Fuego se estampó directamente contra la puerta brillante, explotando. Realmente la ondulante puerta empezó a desmoronarse. Partes masivas de ella se derrumbaron hacia la nada.

Viendo esto, Li Daoyi, quien había declarado ser increíblemente implacable, estaba ahora con los ojos completamente abiertos. Su corazón empezó a latir más fuerte.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

10 opiniones en “ISSTH. Capítulo 133: Te atreves?!”

Deja un comentario