ISSTH. Capítulo 129: Patriarca del Clan Lin!

Era imposible ver claramente cuántos de esos tentáculos verdes salieron disparados. Eran muy rápidos y en un cerrar de ojos estaban ya casi a cien metros de distancia de Meng Hao. Parecía como si fueran a cruzar el espacio en un instante. Pero justo entonces, el mastín dejó salir un rugido y salió volando.

Sus quince metros de longitud habían salido disparados en un parpadeo para defender a Meng Hao. Empezó a escucharse el sonido de una explosión, más alto que un trueno, sacudiendo el mundo entero. Un brillo de color sangre salía desde el mastín, chocándose con los tentáculos que se acercaban. Una explosión sacudió el aire, la cual permaneció por el espacio de unas diez respiraciones. Después, uno tras otro, los tentáculos se desintegraron en una niebla verde, la cual se fue extendiendo.

El mastín parecía cansado, pero agachó la cabeza y dejó salir un rugido a pesar de ello. Se movió hacia un lado y Meng Hao emergió intacto. Acarició la cabeza del mastín, después continuaron hacia el templo antiguo.

Salieron disparados a toda velocidad, hombre y perro a la vez.

Cuando estaban a unos seiscientos metros del templo, la niebla verde creada por la desintegración de los tentáculos empezó a moverse repentinamente. Empezó a consolidarse y después, en un abrir y cerrar de ojos se transformó en una gigantesca esfera de niebla, justo en el camino de Meng Hao.

La niebla se retorcía, emitiendo un zumbido, mientras que gradualmente se juntaba tomando la forma de una cabeza. Era de color verde e ilusorio, con ojos brillando. Abrió su boca y más niebla salió de ella. Esta niebla estaba llena con caballos neblinosos, que volaron en línea recta hacia Meng Hao y hacia el mastín.

Mientras se acercaban, los ojos de Meng Hao se entrecerraron. Levantó su mano derecha y la movió en un gesto que solo podría ser reconocido como algún tipo de encantamiento de sellado. Después, empujó con su mano hacia el mastín.

Cuando la marca de sellado cayó encima del mastín, un brillo carmesí empezó a salir. Contenía un frío tan helado que congelaba todo lo que tocaba! Los caballos de niebla voladores fueron instantáneamente sellados!

Los brazos de abajo, los rostros, el pantano, todo estaba congelado.

Si no adquiría el Legado, entonces Meng Hao no sería capaz de usar esta técnica fuera de este mundo, debido a que no tendría la Divinidad de Sangre con él. Pero habiendo recibido el Legado del Hechizo del Octavo Demonio Sellado, estaba familiarizado con las técnicas de sellado. Esta nueva técnica era relativamente poderosa, y Meng Hao tenía el sentimiento de que con la suficiente búsqueda, podría probablemente usarla sin la Divinidad de Sangre, una vez que él estuviera en el nivel adecuado.

Mientras el brillo carmesí salía hacia fuera, sellándolo todo, Meng Hao continuó disparado hacia delante. Esquivando la gigantesca cabeza, el mastín y él aceleraron en dirección del templo.

Justo cuando parecía que habían logrado acercarse, un inminente sentimiento de un peligro mortal se alzó desde dentro de Meng Hao. Repentinamente, el mastín, con su cuerpo temblando, le agarró de su ropa con la boca y le empujó hacia atrás.

Una explosión sonó, mientras la hoja de una espada enorme de unos tres metros de ancha, bajaba justo en frente de Meng Hao. Se clavó en el suelo, creando masivos temblores. Se abrió una enorme grieta; al mismo tiempo, el sello de hielo empezó a romperse. En un instante, todo había vuelto a su estado normal.

La enorme espada, que momentos antes había estado flotando en medio del aire, era sujetada por la estatua que permanecía plantada en el exterior del templo.

Su ataque descendente había hecho que Meng Hao tosiera una bocanada de sangre. Su rostro estaba pálido mientras que el mastín tiraba de él hacia atrás. Mientras se retiraban, la gigantesca estatua pareció volver a la vida. Lentamente bajó su cabeza y su mirada cayó sobre Meng Hao.  Una presión difícil de describir le envolvió repentinamente, lleno con un frío helado. Era como si la mirada de esa cosa pudiera ver los más profundos secretos dentro de él.

Mientras que esto pasaba, los brazos en el pantano ya no seguían estirándose. En cambio, lentamente fueron succionados hacia dentro del pantano, como si la estatua les hubiera llenado de temor. La cabeza flotante de niebla verde  bajó su mirada, pareciendo presentarle sus respetos a la estatua.

El trueno y el rayo en el cielo, sin embargo, se hicieron más intensos. Se enfocaron en la estatua chocando sobre su superficie, como si los Cielos quisieran que la estatua se desmoronara.

Al lado de Meng Hao, el mastín tembló mientras que se tendía boca abajo, como si la existencia de la estatua fuera una fuerza que no pudiera ser resistida.

“Rayos de Tribulación han caído por incontables años. Aun a pesar de que es SU matriz, aun a pesar de que no soy ÉL, todavía intentáis destruir mi espíritu…?? Perderos!”

La estatua levantó su mano derecha y golpeó sus dedos unos con otros. Una enorme explosión llenó el aire, y la mano de la estatua pareció volverse como un agujero negro. Los rayos temblaban, después empezaron a juntarse, condensándose, después colapsaron en incontables arcos de electricidad, que después desaparecieron.

En un instante… el cielo se quedó sin ningún rayo. Todo estaba quieto. El suelo tembló, las incontables figuras dentro del pantano temblaron. La cabeza de niebla flotante se inclinó aún más bajo, temblando.

El mastín se comportaba con timidez. Parecía que la voluntad de la estatua era algo que era incapaz de resistir.

“Tu Pilar Dao no se ajusta a los requerimientos del Legado,” dijo la estatua, mirando fríamente a Meng Hao. “Tú… no estás cualificado para adquirir el legado. Considerando que has avanzado a través de la quinta matriz, no te destruiré, piérdete!” Todo se sacudió mientras que sonaba la voz. La sangre salía de la boca de Meng Hao, mientras su cuerpo era lanzado hacia atrás cientos y cientos de metros. Una enorme puerta brillante apareció a su lado.

“Y tú…” dijo la estatua serenamente, con su mirada fría bajando hacia el mastín tembloroso. “Prole de segunda clase de Sangre. No te mereces siquiera ser consumida por mí, mucho menos convertirte en Arma Espiritual…” Su mano izquierda lentamente levantó la espada, preparándose para deslizarse hacia el mastín tembloroso.

Los ojos de Meng Hao estaban inyectados en sangre. Detrás de él estaba la puerta brillante. Todo lo que tenía que hacer era pasar por ella y podría abandonar la sexta matriz. Pero lo que había pasado hacía poco hizo que se quedara donde estaba. El esfuerzo causó que un chasquido emanara de su pierna derecha, después tosió una bocanada de sangre.

“Anciano, si no estoy cualificado para adquirir el Legado, muy bien. Pero por favor, no lo hiera…” Mientras la voz de Meng Hao sonaba, el mastín tembló. Quería mirar hacia Meng Hao, pero la presión que salía de la estatua parecía haber activado alguna marca antigua dentro de él. Sólo podía temblar, incapaz de resistirse. Un débil gimoteo salió de su boca.

La espada del gigante de piedra se paró. Miró hacia Meng Hao. “Has perdido las calificaciones para abandonar este lugar,” dijo serenamente, la brillante puerta instantáneamente empezó a caerse en pedazos.

La espada atravesó el aire, no hacia el mastín, sino hacia Meng Hao. Resonó una explosión y la sangre explotó desde el cuerpo de Meng Hao. Había perdido el control de sí mismo, tambaleándose hacia atrás, hacia el pantano.

Mientras caía, manos tratando de agarrarle se dirigieron hacia él, cerrándose sobre él, preparándose para arrastrarle hacia dentro.

Fue en este momento en el que la base de cultivo de Meng Hao fue repentinamente restringida: no podía hacerla circular, solo podía observar cómo era lentamente empujado hacia dentro del pantano.

Sus ojos estaban rojos, llenos de resistencia y ferocidad.

El mastín, que también estaba retenido, repentinamente dejó salir un agudo aullido. Temblando, levantó su cabeza. Su cuerpo, del tamaño de una montaña, repentinamente explotó con un poder sin precedentes. Sonidos de crujidos se pudieron escuchar desde dentro de él. Repentinamente parecía como si fuera a prenderse en llamas,  unas llamas de sangre. De pronto, su cuerpo empezó a expandirse; ahora tenía treinta metros de longitud. Se liberó finalmente del control de la estatua y aplastó el antiguo sello dentro de él. Salió volando con un rugido, cargando hacia Meng Hao, quien ya estaba medio hundido en el pantano.

“Así que, el ardor del espíritu de Sangre…” dijo la estatua fríamente. “Las Divinidades de Sangre están sedientas de sangre y no tienen sentimientos. Eres una prole de segundo grado de Sangre. No te mereces tener una conciencia espiritual” Levantó su mano izquierda, y la espada empezó a deslizarse otra vez, para exterminarlos a ambos, a Meng Hao y al mastín con una sola batida.

Pero de pronto, antes de que la espada pudiera caer, una expresión de lucha apareció en los ojos de la estatua. La espada se quedó parada en medio del aire.

“La voluntad del esclavo de Sangre..” dijo la estatua, con su voz seria. “Maldición, no puedes simplemente irte? Estoy intentado ayudar al Legado de tu maestro. Quiero que su Legado viva y sea adquirido por otro. Por qué… por qué estás resistiéndote a mí !?” No hay reglas en este torneo por el Legado, por lo que el que yo te posea es simplemente la voluntad del cielo!” La lucha en sus ojos gradualmente empezó a desvanecerse.

Mientras tanto, el cuerpo del mastín fue envuelto por la llama sangrienta. Se estampó contra el barro, rugiendo, mientras que el brillo sangriento de las llamas salía emitido en todas direcciones, volviendo, instantáneamente, incontables brazos en ceniza. El pantano se curvó en sí mismo, revelando a un Meng Hao con el rostro pálido. El mastín lo agarró con su boca, después voló por el aire, saliendo disparado hacia la gran puerta del antiguo templo.

Voló con una velocidad increíble, pareciendo preparado para sacrificarlo todo para llevar a Meng Hao hacia la puerta.

Los ojos de Meng Hao se abrieron de golpe y miró al mastín. Después observó hacia atrás y vio a la estatua. La lucha casi había completamente desaparecido de sus ojos. Estampó su espada gigante en el pantano y, repentinamente, los incontables brazos emanaron un brillo demoníaco. Salieron disparados, una miríada de manos tratando de agarrar, volando hacia Meng Hao.

El mastín bajó la mirada hacia Meng Hao y una expresión melancólica apareció en sus ojos. Mientras la miríada de manos se cerraba en él, su cuerpo entró en llamas. Movió su cabeza, lanzando a Meng Hao hacia la puerta de piedra. No tenía tiempo de lamer su mano como hacía cuando era más pequeño.

El brillo sangriento alrededor de su cuerpo estaba ya desvaneciéndose, su debilidad brilló en sus ojos. Un aura de muerte empezó a salir de él mientras que incontables manos le rodeaban. Las decenas de miles de manos que le rodeaban le arrastraron dentro del pantano.

Sus ojos estaban melancólicos, pareciendo recordar el pasado. Parecía estar pensando en cómo se había estirado en la palma de la mano de su maestro y en lo maravilloso que se sintió al ser acariciado en su cabeza. Recordaba todas estas cosas, y pensó en su maestro…

Meng Hao observó todo esto atontado. Su cuerpo se estampó contra la puerta medio abierta y el mundo a su alrededor empezando a desmoronarse. Todo lo que había dentro, incluyendo el mastín, desapareció. Y aun así, nunca podría olvidar lo que acababa de ver.

La mirada final del mastín hacia sus ojos hizo que soltara lágrimas de sangre, encendiendo en él una furia ardiente.

De nuevo en la sexta matriz, la lucha en los ojos de la estatua había desaparecido completamente. Su mano derecha bajó y se abrió.

Allí, plantado en la palma de su mano, había un hombre. Vestía una túnica blanca y era extremadamente guapo. Arremolinado en el aire a su lado había un gran Dragón de Sangre de treinta metros. No era ni más ni menos que… el Elegido del Clan Li, Li Daoyi!

Estaba plantado en la mano de la estatua, con una expresión del máximo respeto en su rostro. Se arrodilló y ofreció un profundo saludo.

“Junior presenta sus respetos al Patriarca.”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

17 opiniones en “ISSTH. Capítulo 129: Patriarca del Clan Lin!”

  1. En un instante… el cielo se quedó sin ningún rayo. Todo estaba quito. (Todo estaba quieto)
    Había pedido el control de sí mismo, tambaleándose hacia atrás, hacia el pantano. (Había perdido el control de sí mismo)

    1. che sos proe de literatura que corregis la ortografia del tipo? yo por mi parte mientras entienda mas del 90% estoy satisfecho por un trabajo gratuito y no pago sabes? me parece que sos un hinchahuevos hace rato que me los rompes y te queria avisar cualquiera se da cuenta de los errores que remarcas pero se ve que todos estamos tan desesperaos por la traduccion que no tiene tiempo de corregirlo y francamente sos el unico salamin que se fija sabes? por lo general solo comento un gracias aca pero me rompiste los huevos chabon asi que deja criticar y agradece mas o ni comentes 😛

      1. LOL sinceramente no creo que él lo haya hecho en forma de queja, sino para ayudarle para que así lo pueda corregir. Es algo normal ayudar a los traductores cuando cometen pequeños errores y no conozco a ninguno que les moleste xD

      2. Te agradezco que trates de defenderme, pero tengo que llevarte la contraria… a mí me gusta dejar las cosas lo más perfectas posibles, pero aun así, es complicado que no falte alguna letra o algo similar… por ese motivo… agradezco que lanree me vaya comentando los fallos que encuentre para así poder solucionarlos y que las siguientes personas que lean el texto lo encuentren lo mejor escrito posible.

        Por otro lado, si te molesta lo de la rectificación… pues simplemente le pido a lanree, a ti, y a cualquiera que vea un fallo, que en vez de ponerlo en un comentario, que me manden un e-mail a wusemb@gmail.com y ya lo soluciono en cuanto lo vea.

        Y para seguir llevando un poco la contra…. no creo que sea bueno que nadie se tenga que callar o dejar de comentar… cualquier comentario es bienvenido, pero eso sí… por favor, tratar de mantener el respeto y no insultar a nadie.

        Un saludo y gracias por leer mis traducciones 🙂

      3. Es justo como decís, el no tiene tiempo de corregirlo. Hace unos meses (cuando recién comenzaba a leer) habíamos quedado en que ayudaría a Wusemb con los errores. No es de hinchahuevo ni nada, y solo acá me dedico a corregir jajaja

        1. en realidad sí que lo corrijo, pero la cuestión es que quieras que no…. siempre se pueden escapar algunos fallos, y la verdad…. se agradece poder corregirlos 😀

Deja un comentario