ISSTH. Capítulo 126: De La Nada.

En la otra orilla¹ había una flor; florece con siete colores; su nombre significa Ascensión Inmortal.

Todos los Lirios de Resurrección en el mundo se alimentan de la vida de alguien poderoso, es regada con la sangre de esa persona. Como resultado de incontables condensaciones de la voluntad mística, vive, pasando de un color a otro, siete en total.

Meng Hao había sido infectado con un Lirio de Resurrección de tres colores. En frente de él, había un Lirio de Resurrección de cuatro colores. Complicados sentimientos se alzaron dentro de él. Podía sentir claramente que esta flor había sido una vez justo como él, un Cultivador.

Tan pronto como vio al Lirio de Resurrección, una niebla de tres colores emergió desde la cima de su cabeza y se condensó en un bello Lirio de Resurrección de tres colores. Se balanceaba hacia detrás y hacia delante. Los pétalos formaban un rostro demoníaco que parecía desear llorar pero no lo hacía. Era como si recordar su vida le hiciera desear llorar, pero al mismo tiempo, no deseara hacerlo.

Gradualmente, el Lirio de Resurrección de cuatro colores en frente de Meng Hao empezó también a balancearse. Finalmente, Meng Hao se dio cuenta de que encima de la flor había una imagen de un hombre en una túnica blanca de pie. Permaneció allí plantado silenciosamente y, aunque la figura fuera borrosa, estaba mirando directamente a Meng Hao.

Parecieron estar mirándose el uno a otro a través del tiempo, desde orillas opuestas de un río. Un momento largo pasó, finalmente, el hombre de túnica blanca suspiró. Levantó su mano derecha y la movió; en la arena, a su lado, apareció una brillante puerta.

La gente que comparte el mismo destino no tiene necesidad de hacerse las cosas difíciles los unos a los otros. La puerta brillante se dirigía hacia fuera; pasar por ella significaba salir de la cuarta matriz.

Tan pronto como la brillante puerta a pareció, el hombre de túnica blanca se desvaneció. Lo único que quedó detrás fue el Lirio de Resurrección, balanceándose una y otra vez. Parecía que quería llorar, pero al mismo tiempo, no quería.

Meng Hao se quedó en silencio por un momento. Después, unió sus manos y se inclinó respetuosamente. Con esto, levantó su cabeza y caminó por la puerta brillante, su humor era variado y complejo. El mundo alrededor de él se fragmentó, después se volvió a juntar. Estaba en una plataforma grande llena de energía espiritual densa, que inmediatamente les envolvió a él y al mastín.

Delante de él estaba la quinta matriz y Li Daoyi. El resto estaban estancados detrás de Meng Hao, en la cuarta matriz. Salir de la cuarta matriz en menos de diez días era algo que nunca había ocurrido durante todos los torneos por el Legado desde tiempos antiguos. Meng Hao había avanzado por la cuarta matriz más rápido que nadie en la historia!

Fuera, en el Dominio Sur, la aparición de Meng Hao causó un clamor. Todo el mundo que estaba viendo las pantallas de sangre fuera de las zonas de Legado del Inmortal de Sangre se quedó mirando a la figura borrosa de Meng Hao, asombradas. Simplemente no podían creerlo.

“Siete días! Esta persona avanzó a través de la cuarta matriz en siete días! Cómo lo hizo? En la historia del torneo por el Legado del Inmortal de Sangre, algo así nunca a ocurrido!”

“Basado en su actuación en la cuarta matriz, ahora ha superado a todos los demás! Ahora, la única persona por delante de él es Li Daoyi! Si puede hacerlo así de bien en la quinta matriz, entonces, incluso si no adquiere el Legado del Inmortal de Sangre, será famoso en todo el Dominio Sur.”

“De dónde viene este tío? No puedo creer que no tenga una historia…. A menos… a menos que sea de la Secta Tamiz Negro. Después de todo, cuando las siete zonas de Legado del Inmortal de Sangre se abrieron, la Secta Tamiz Negro nunca se mostró!

En medio del continuo clamor, Excéntrico Song miraba fijamente a la borrosa forma de Meng Hao mientras se sentaba meditando. No fue solo él. Wu Dingqiu de la Secta Destino Violeta, Zhao Shanling de la Secta Escarcha Dorada, e incluso Zhou Yanyun de la Secta Espada Solitaria, así como Chen Fan, estaban prestando mucha atención a Meng Hao.

Por supuesto, ninguno de ellos tenía forma de saber que todos y cada uno de ellos se lo habían encontrado anteriormente.

Wang Tengfei observaba a Meng Hao, con sus manos juntas fuertemente. No tenía forma de reconocerle tampoco, en cualquier caso, estaba prestando más atención a su hermano Wang Lihai.

En el Clan Li, la preocupación apareció en los rostros de los dos Cultivadores en Alma Naciente. Se estaban sintiendo un poco amenazados por Meng Hao.

Mientras en el mundo exterior seguían las conversaciones sobre Meng Hao pasando por la cuarta matriz en siete días, él se sentó a meditar, absorbiendo la energía espiritual ilimitada del cielo y la tierra tan rápido como le era posible. La silueta de su segundo Pilar Dao se iba volviendo más y más visible. Su mastín también estaba absorbiendo energía espiritual rápidamente. Pronto, fue tan grande como una persona. Plantado al lado de Meng Hao, que estaba sentado con las piernas cruzadas, parecía infundir bastante miedo.

Tenía un grueso y lujoso abrigo de pelaje rojo cubriendo su cuerpo e incluso su rostro. Visible a través del pelaje que cubría su cabeza había dos ojos rojos que brillaban con una luz fría y sedienta de sangre. Las uñas de sus garras eran tan afiladas como espadas voladoras, y parecían ser capaces de romper en pedazos el cielo y la tierra. Cuando abría su boca, la primera cosa que veías era sus largos y afilados dientes, pareciendo capaces de destrozar cualquier cosa viviente.

Meng Hao continuó en meditación por ocho días antes de abandonar la cuarta matriz. Finalmente, el aire ondeó y emergió Wang Lihai. Cuando lo hizo, miró a Meng Hao con sorpresa. Había asumido que sería la primera persona después de Li Daoyi en emerger desde la cuarta matriz. Habiendo avanzado por la matriz en medio mes, debería de haber causado bastante revuelo en el exterior. Sin embargo… cualquier revuelo que pudiera haber causado había sido ya robado por Meng Hao.

Miró fijamente a Meng Hao por un momento, después se sentó con las piernas cruzadas a meditar. Pasaron tres días más, antes de que Song Jia saliera. Se quedó asombrada por un tiempo, con sangre saliendo de su boca antes de sentarse con las piernas cruzadas para empezar los ejercicios de respiración.

Meng Hao abrió sus ojos. La energía espiritual en este lugar se estaba disipando. Murmuró para sí mismo por un momento. La estructura de su segundo Pilar Dao estaba casi completamente formada. Si la energía espiritual a su alrededor hubiera permanecido tan gruesa como cuando salió, entonces sólo habría necesitado medio mes para solidificar completamente el Pilar Dao.

Pero la energía espiritual era fina ahora, y requeriría algo de tiempo que se rellenara.

“Fundación Perfecta….” Otra vez, el deseo de Meng Hao por la Fundación Perfecta aumentó.

De pronto, el mastín levantó su cabeza hacia los cielos y dejó salir un asombroso rugido. Meng Hao, así como los demás en la plataforma, miraron instantáneamente a ver.

Lo que vieron fue que el Qi del Mastín se iba a haciendo más y más poderoso, su cuerpo creció de pronto otros tres metros más. Su apariencia era ahora mucho más aterradora. Tal crecimiento era bastante sorprendente, pero había más. Múltiples espolones de hueso de color rojo aparecieron repentinamente desde sus patas, sus dientes se hicieron tan largos que sin necesidad de abrir su boca podían ser vistos. Una vez visto causaría que el corazón de cualquiera batiera más fuerte.

Este sonido era el rugido de su base de cultivo aumentando. En un instante, ya no emitió por más tiempo el Qi de la etapa de Fundación Establecida, sino… la de la etapa de Formación de Núcleo!

El mundo exterior volvió otra vez a entrar en shock.

“Formación del Núcleo!! La Divinidad de Sangre de este tío es la segunda en alcanzar la Formación del Núcleo!”

“Parece que él es la única persona que será capaz de competir con Li Daoyi! Quién es este tío…?”

Meng Hao miró la apariencia aterradora de su mastín y su sorprendente Qi y suspiró para sus adentros. El perro sólo podía existir en este lugar, no lo podría sacar fuera. Si pudiera, entonces basado en la amistad que se había desarrollado entre los dos, Meng Hao se habría sentido mucho más seguro fuera, en el mundo del cultivo.

“Y todavía no ha terminado de crecer…” pensó Meng Hao con sus ojos brillando. “La única forma de poder sacarlo de este lugar es adquirir el Legado del Inmortal de Sangre.” Se acercó a acariciar al mastín. Otros podían pensar que parecía cruel y salvaje, pero a los ojos de Meng Hao era increíblemente lindo. Mientras lo acariciaba, dejó salir un quejido de satisfacción, justo como había hecho cuando era más pequeño. Después, se tumbó sobre su estómago y lamió la mano de Meng Hao, mirándole con los mismos ojos de adulación que lo hacía cuando era joven. La única diferencia ahora era que su lengua tenía el tamaño de toda la mano de Meng Hao.

Parecía que podía amenazar cualquier cosa en este mundo con su salvaje fiereza, pero para Meng Hao, sin importar lo que ocurriera, lo vería como siempre lo había hecho. Meng Hao lo acariciaría, el perro lamería su mano y todo estaría en paz.

“Realmente, no me importa mucho el Legado del Inmortal de Sangre, pero debo de luchar para poder llevar esta Divinidad de Sangre conmigo…” Meng Hao levantó su cabeza, sus ojos estaban brillando. Lentamente se plantó. Ahora que la energía espiritual aquí era débil, era una pérdida de tiempo permanecer allí. Tenía que pasar un total de tres meses aquí, ya había pasado medio mes. Se lanzó hacia delante, el mastín le siguió. Bajo los ojos atentos del mundo exterior, los dos volaron hacia la quinta matriz.

Hasta ahora, únicamente Li Daoyi había entrado en la quinta matriz de hechizo. Tan pronto como Meng Hao entró, se pudo escuchar la voz arcaica.

“Esta matriz es el vacío, el vacío está al final, por tanto, se llama ‘Final del vacío’. Hay runas de sangre que forman un sello sobre una miríada de espíritus; consigue la iluminación y el sello puede ser roto. Si lo rompes, puedes retenerlo después de adquirir el Legado. Falla en adquirir el Legado y será borrado.”

“Esta matriz es extremadamente difícil, por lo que la Divinidad de Sangre puede elegir salir en cualquier momento. Sin embargo, el competido por el Legado debe de luchar la batalla hasta el final, incluso si al final lo único que hay es la muerte.”

Mientras la voz sonaba, un nuevo mundo se materializó en frente de Meng Hao. Para ser específico, era una montaña. En la cima de la montaña había una enorme estela de piedra. Al lado de la estela había una puerta brillante que solo podía ser usada por la Divinidad de Sangre.

La estela de piedra estaba cubierta con símbolos mágicos del color de la sangre. Estos símbolos parpadeaban, pareciendo contener algún tipo de Dao que requería de iluminación para poder comprenderlos.

Cuando Meng Hao apareció en este mundo, se encontró a sí mismo en la cima de la montaña, debajo de la estela de piedra. El mastín estaba plantado a su lado, mirando alrededor vigilante.

Los ojos de Meng Hao estaban pensativos mientras miraban a los símbolos mágicos de la estela de piedra. Incluso mientras lo hacía, su rostro se retorció asombrado. Estaba pasando algo que no había ocurrido en todo el tiempo en el que había estado en la zona de Legado del Inmortal de Sangre. Golpeó su bolsa privada y un Árbol Primavera y Otoño apareció. Lo cogió en su mano.

Sin embargo, de pronto no tenía poder para absorber el Árbol de Primavera y Otoño. Aparentemente, con la quinta matriz de hechizo, había sido completamente separado del árbol. La expresión de Meng Hao tembló de nuevo.

Antes de poder hacer nada más, su cuerpo tembló repentinamente y tosió una bocanada de sangre. La sangre era negra y, aun antes de tocar el suelo, se había transformado en un Lirio de Resurrección de tres colores. El rostro en los pétalos, que lloraba y no lloraba, miraba directo a Meng Hao.

El rostro de Meng Hao se puso pálido, y dentro de sus ojos aparecieron rostros hechos de flores con pétalos de tres colores. Su cuerpo se sacudió aún más fuerte, un severo dolor fluyó a través de él, amenazando con enviarlo a la inconciencia. Se dobló de dolor mientras el veneno dentro de su cuerpo volvía otra vez a florecer.

“Suprimí el veneno solo hace medio mes en el volcán…” pensó, forzando que sus ojos permanecieran abiertos. Repetidamente se dijo a sí mismo de no perder la conciencia: si se que daba inconsciente en la quinta matriz, tendría una muerte cierta.

Realmente, que el veneno floreciera no tenía nada que ver con la quinta matriz, sino con la cuarta. Después de ver al Lirio de Resurrección de cuatro colores, el veneno dentro de su cuerpo se alzó, causando el brote.

El cuerpo de Meng Hao estaba cubierto de sudor, y un dolor indescriptible le recorrió como aguas de inundación, causándole volverse como un mortal en todos los aspectos. Su rostro se retorció de una forma lamentable y él apretó sus dientes tenazmente.

El mastín no comprendía lo  que estaba pasando, pero viendo a Meng Hao de esta manera le hizo ponerse a gemir nervioso. Y fue en este momento en el que repentinamente se pudo escuchar una multitud de rugidos saliendo desde el fondo de la montaña.

Justo debajo, una horda de figuras apareció. Era un grupo de gente vestida con ropas desgarradas, como bárbaros. Eran altos y sus ojos estaban llenos con crueldad mientras aceleraban hacia la cima de la montaña.

Basado en su velocidad, alcanzarían la cima de la montaña en el espacio de unos cuantos suspiros. El rostro de Meng Hao estaba pálido, su cuerpo temblaba. Este brote era mucho más intenso que los anteriores. No tenía siquiera energía para levantar una mano. Únicamente podía mirar a su alrededor con sus ojos, mientras el masivo grupo de gente cargaban hacia él.

——

  1. El nombre de Lirio de Resurrección en Chino contiene una referencia a un concepto Budista llamado  Pāramitā, el cual literalmente se traduce como “la otra orilla”.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

 

9 opiniones en “ISSTH. Capítulo 126: De La Nada.”

  1. Gracias por el capítulo!

    Mientras la vos sonaba, un nuevo mundo se materializó en frente de Meng Hao. (Mientras la voz sonaba)
    Repetidamente se dijo as í mismo de no perder la conciencia (Repetidamente se dijo a sí mismo no perder la conciencia)

Deja un comentario