ISSTH. Capítulo 111: El Roc y el Dragón de Lluvia volador.

Chu Yuyan también tenía una Fundación Sin Defectos. Esto era debido a que era la hija del líder de Secta de la Secta Destino Violeta, y además al Gran Maestro Píldora Demonio. Aún más, su talento latente se podía considerar el tercero mejor de toda la Secta Destino Violeta.

Esta era la razón por la que su padre había realizado una petición especial al Clan Vertical de las Tierras del Este por una píldora de Fundación Sin defectos,  la cual era muy rara en el Dominio Sur. Fue de este modo que Chu Yuyan adquirió su Fundación Sin Defectos.

Por supuesto, la Secta Destino Violeta había pagado un buen precio por esto.

Mientras corría en persecución de Meng Hao, sus ojos se iluminaban. De acuerdo a su juicio, no había forma de que Meng Hao pudiera tener una Fundación Sin Defectos. En la actual generación de Elegidos de todo el Dominio Sur, solo habían ocho Cultivadores con una Fundación Sin Defectos, uno en cada uno de los cinco Clanes y tres Sectas.

Ni siquiera Wang Tengfei tenía una Fundación Sin Defectos, únicamente una Agrietada. El Clan Wang era grande y Wang Tengfei era uno de los muchos Elegidos. Ninguno era el más ilustre miembro del Clan. La mayoría de la atención estaba actualmente enfocada a su hermano mayor.

“Meng Hao…” Sus ojos parpadeaban, su boca se retorcía con una fría sonrisa. Ver tal fría expresión en tan bello rostro era algo realmente sospechoso. “Insignificante Fundación Agrietada! Lo único que tienes es unos cuantos objetos mágicos extraños!” Ella incrementó su velocidad, los dos se transformaron en rayos de brillante luz mientras rugían a través del aire por el Estado de Entrada al Este.

Después de alcanzar la Fundación Establecida, el vuelo era posible. Pero en términos de velocidad, Chu Yuyan, que estaba en la mitad de la etapa de Fundación Establecida, era un poco más rápida que Meng Hao. En un relativamente corto tiempo, le alcanzó.

Boom!

Rugió una explosión masiva, Chu Yuyan había hecho un encantamiento y enviado una niebla violeta disparada hacia Meng Hao. Había sido bloqueada por la niebla de la Bandera de Rayos, la cual que cayó aparte posteriormente.

Mientras que terminaba de sonar la explosión, Meng Hao continuó huyendo, mirando hacia atrás fríamente a Chu Yuyan.

“Puedes ser rápida, pero no puedes cogerme. He pagado el mayor precio en la subasta. El Árbol Primavera y Otoño es mío, es simplemente el deseo de los Cielos.”

“Te capturaré hoy, y no por el Árbol Primavera y Otoño,” dijo ella tranquilamente, “sino por el dedo de Wang Tengfei! Además, debes de explicar claramente cómo has obtenido el arco negro de Ding Xin!” Era bella tanto en complexión como en figura mientras volaba por el aire, sus ropas ondeaban con el viento. De alguna forma, había conseguido cambiarse de ropa. La piel que había estado expuesta estaba ahora cubierta.

Meng Hao no respondió, pero el desdén apareció en sus ojos. Por su enfrentamiento hacía unos momentos, había determinado que Chu Yuyan estaba en la mitad de la etapa de Fundación Establecida, y que él no podía derrotarla. Pero, ella quería capturarle, y eso no iba a ser fácil. Él continuó avanzando.

Los dos continuaron por cerca de dos horas. Ella intentando varias veces cogerle, pero la niebla de rayos le protegía. Cada vez, una explosión sonaba y continuaba avanzando. Chu Yuyan estaba empezando a sentirse un poco impotente.

El anochecer estaba cayendo, y mientras lo hacía, el ceño fruncido de Chu Yuyan se profundizó. No le había prestado atención después de todo a la base de Cultivo de Meng Hao, pero la poderosa niebla de rayos le protegía. Era extremadamente difícil de superarla. Apretó los dientes y golpeó su bolsa privada. Apareció lámpara de aceite antigua. Este era uno de sus más valiosos tesoros; ella no lo había usado nunca en batalla, pero para capturar a Meng Hao, no guardaría nada en reserva.

La lámpara no estaba encendida cuando apareció, pero aún así, llenaba el aire con un sonido arcaico. Chu Yuyan tomó aire profundamente y entonces sopló en la mecha de la lámpara. Mientras lo hacía, su rostro se puso pálido, pero apareció una lengua de llama.

Una vez que la lámpara estuvo encendida, toda el área dentro de trescientos metros de diámetro se llenó con una capa de luz compuesta por incontables llamas.

No tenía forma, y no podía ser tocada, pero se podía ver. Cuando lo hizo, los ojos de Meng Hao se entrecerraron.

“Hilos de Luz, uníos!” Su voz sonó clara y las luces brillantes que llenaban el área se separaron en múltiples hilos, los cuales bloquearon el camino de escape de Meng Hao, tanto por la izquierda, como a la derecha como delante. Lentamente empezaron a rodearlo.

Aunque Meng Hao se hubiera dado cuenta de la situación peligrosa en la que estaba, la niebla de rayos empezó a reducirse. Parecía que los hilos de luz que le envolvían hacían que la niebla se disipara.

Los ojos de Meng Hao brillaron mientras que paraba de moverse hacia delante. En cambio, revertió su dirección, la niebla de rayos se retorcía alrededor de su cuerpo mientras él se dirigía hacia Chu Yuyan.

Cuando le vio cargando hacia ella, entrecerró sus ojos.  Puso las palmas de sus manos juntas en frente de ella, donde una gran capa de Qi Violeta emergía desde la cima de su cabeza, rotando a su alrededor. Después, golpeó hacia fuera con ambas manos, apuntando hacia Meng Hao. El Qi Violeta se unió tomando la forma de un dragón violeta largo. Rugiendo, cargó hacia Meng Hao.

Dentro de la niebla de rayos, Meng Hao vio al dragón violeta acercándose. Su mano derecha se movió en un gesto de encantamiento y después ondeó hacia delante. La niebla de rayos se enroscó y después fue en línea recta hacia el dragón que se aproximaba. Al mismo tiempo, su mano derecha golpeó su bolsa privada. Aparecieron cien espadas voladoras. Meng Hao tomó control de ellas con su Sentido Espiritual, causando que formaran un remolino de espadas. Después, junto con la niebla de rayos, colisionó contra el dragón violeta, estallando una gran explosión. Pero el remolino de espadas continuó avanzando hacia Chu Yuyan.

Su lámpara de aceite había prevenido que Meng Hao huyera. Ella sabía que pronto, los hilos de luz se cerrarían en Meng Hao, haciendo que fuera incapaz de escaparse, incluso aunque tuviera alas.

Tenía el rostro tranquilo mientras golpeaba su bolsa privada de nuevo. Un abanico rojo blanco y negro apareció en su mano, el cual ondeó delante de ella por tres veces.

La primeara vez que lo ondeó, apareció un brillo rojo, que se convirtió en un gran cuerno rojo.

La segunda vez que lo ondeó, apareció un brillo blanco, el cual se transformó en un rinoceronte, el cual estaba pegado al cuerno.

La tercera vez que lo ondeó, un brillo negro apareció, que se unió para formar una armadura de color negro que cubría al rinoceronte. Moviendo su cabeza salvajemente, el rinoceronte cargó hacia el remolino de espadas de Meng Hao.

Meng Hao dejó salir un grito, mientras el remolino de espadas empezaba a colapsar. De pronto, todas las espadas explotaron. Los fragmentos volaron en todas direcciones, y después se fusionaron y salieron disparados hacia el rinoceronte de armadura negra.

Al mismo tiempo, la niebla de rayos se expandió repentinamente con un rugido, ocupando toda el área en trescientos metros.

El cuerpo de Meng Hao se iluminó mientras que se acercaba a Chu Yuyan, su cuerpo estaba cubierto con la niebla de rayos. Una Pitón de Fuego voló desde su mano derecha, haciendo que ella dejara salir un ligero resoplido. Apareció entonces una ristra de campanas en su mano, las cuales dejaron salir unos tintineos. La Pitón de Fuego empezó a gemir tristemente.

Con el desdén cubriendo su rostro, Chu Yuyan levantó su mano. Las campanas sonaron mientras ondeaba su mano hacia Meng Hao.

Qi Violeta apareció desde los dedos de su mano, acelerando hacia Meng Hao.

En este punto, los brillantes hilos de luz habían alcanzado una posición de varios metros de distancia de Meng Hao. Las múltiples capas que se entrecruzaban de luz parecían estar completamente bajo el control de la volunta de Chu Yuyan.

Un brillo casi imperceptible apareció en los ojos de Meng Hao mientras que el Qi Violeta se acercaba a él. Una variedad de expresiones parpadearon por su rostro, mientras se retiraba, parecía casi hurgar a tientas mientras que golpeaba su bolsa privada. Apareció una espada de madera, e incluso mientras que la espada golpeaba el Qi Violeta, una segunda espada salió disparada, seguida por una pequeña red negra. Para Chu Yuyan, parecía como si hubiera hecho que Meng Hao atacara con prisas. De otra forma, por qué habría usado él tantos tesoros tan repentinamente? Estaba más allá de los límites de la razón.

“Eres un Cultivador rural de una nación rural,” dijo Chu Yuyan serenamente, levantando su mano. “Incluso si estás en la Fundación Establecida, solo tienes una Fundación Agrietada. No eres alguien a quien merezca enfrentarse!” El poder de su base de cultivo de mitad de Fundación Establecida se ensanchó. Los cuatro Pilares Dao de dentro de su cuerpo surgieron y un viento con la fuerza de un tornado sopló desde su mano derecha. Las espadas de madera de Meng Hao se retorcieron en el aire y la red negra fue empujada hacia delante y atrás.

Pero en ese momento, los ojos de Meng Hao brillaron intensamente. La red negra se agrandó repentinamente. Incluso mientras los hilos de luz se contraían a su alrededor como bandas de hierro, la red salió disparada directamente en dirección de Chu Yuyan. Su aumento de velocidad y crecimiento ocurrieron repentinamente, sin darle tiempo a reaccionar. En un parpadeo, estaba envuelta por la red, la cual se apretaba a su alrededor, cubriéndola fuertemente dentro de sus límites.

Mientras se contraía a su alrededor, una vez más, su vestido blanco fue destrozado, revelando más de su gráciles y elegantes curvas. Era suficiente para dejar a cualquier hombre jadeando. Ella estaba al mismo tiempo nerviosa y furiosa. El odio brillaba en sus ojos mientras miraba agresivamente a Meng Hao, sus ojos radiaban intención asesina.

“No necesito mostrarme en todos lados,” dijo serenamente, mirando a Chu Yuyan. “ser capaz de capturarte mientras estoy atado es suficientemente bueno para mí.” Los rayos de luz se habían apretado fuertemente a su alrededor.

Los dos estaban en estos momentos incapacitados. Ninguno de ellos se atrevió a usar ninguna energía espiritual contra el otro. Estaban en un punto muerto.

La intención asesina de Chu Yuyan se hizo más fuerte, causando incluso que Meng Hao mostrara un poco de intención asesina.

Todo estaba quieto. Chu Yuyan no se movía, tampoco lo hacía Meng Hao. Los dos hacían circular sus bases de cultivo, intentando liberarse de sus ataduras. Cualquiera que fuera capaz de liberarse primero obtendría la victoria.

El tiempo fue pasando lentamente. Pronto, llegó el anochecer. Meng Hao rotaba su base de cultivo rápidamente, al igual que ella, sintió que los hilos de luz se iban aflojando. Chu Yuyan estaban haciendo lo mismo. Bajo el poder de su base de cultivo, la red negra estaba empezando a mostrar signos de debilidad.

Mientras todo estaba ocurriendo, lejos, en la distancia, el sonido del viento se podía escuchar. Al principio, no era muy fuerte. Causó que el pelo de Chu Yuyan fuera a la deriva y que los ojos de Meng Hao se secaran. Sin embargo, no tomó mucho tiempo para que el viento se hiciera más fuerte. Pronto, empezó a azotar salvajemente.

Una sombra negra apareció en la distancia. A pesar de estar muy lejos, era obviamente un colosal pájaro volando. Era…. El Roc proveniente del Mar Vía Láctea, volando hacia la Cueva del Renacer!

Como un soberano de los cielos, todo objeto volador en el cielo debía inclinarse hacia este Roc. Mientras emanaba la voluntad de un soberano de los cielos, el Núcleo Demoníaco dentro del Pilar Dao de Meng Hao empezó a sacudirse. Deseaba batallar contra este soberano de los cielos.

Debido a que el Dragón de Lluvia Volador era también un soberano de los cielos!

El viento se fue haciendo más violento. El cuerpo de Meng Hao empezó a ser empujado hacia atrás. La expresión de Chu Yuyan cambió mientras que también empezaba a ser empujada. La niebla de rayos de Meng Hao, la llama de la lámpara de aceite de Chu Yuyan, incluso las espadas de madera, eran todos empujados a moverse por el viento. Parecía como si fueran a ser todos soplados lejos de allí.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

5 opiniones en “ISSTH. Capítulo 111: El Roc y el Dragón de Lluvia volador.”

Deja un comentario