ISSTH. Capítulo 107: Árbol Primavera y Otoño.

“Hay tres métodos para lidiar con este veneno,” dijo el anciano, recogiendo la bolsa privada. “El tercer método es simplemente aliviar el dolor causado por el veneno. Hay tres tipos de Fruta Espiritual que puedes comer que tendrán este efecto.”

“Un segundo método puede usarse para suprimir los efectos del veneno y además reducir la frecuencia de los brotes. Para esto, necesitas un Árbol Primavera y Otoño. Un árbol puede suprimir el veneno por un año. Por cierto, este tipo de árbol es realmente capaz de hacer más que únicamente suprimir una variedad enorme de veneno. Es muy raro, pero no imposible de adquirir. Lo único malo es que usarlo hará el que veneno profundice. Además, el efecto rebote es severo; si llega el momento en el que no puede suprimir el veneno por más tiempo, éste surgirá violentamente y serás incapaz de eliminarlo.

“En cuanto a la completa eliminación del veneno, y este es el primer método, es realmente bastante sencillo. Encuentra alguien de la generación senior que esté en la etapa de Separación de Espíritu. Ellos pueden fácilmente eliminar el veneno por ti usando el poder de la etapa de Separación de Espíritu.”

“Bueno, viendo realmente que has gastado tal cantidad de Piedras Espirituales, puedo también decirte un cuarto método. Si tuvieras de alguna forma la buena fortuna de adquirir una Píldora de Eliminación de Veneno elaborada personalmente por el Gran Maestro Píldora Demonio, entonces puedes usarla para eliminar completamente el veneno.”

“Aún así,” dijo el anciano tranquilamente, “el Gran Maestro Píldora Demonio mantiene una posición elevada en la Secta Destino Violeta, por lo que sería muy difícil.”

Meng Hao pensó por un momento, después, sin decir otra palabra, sacó otra bolsa privada. Le importaban las Piedras Espirituales un montón, pero simplemente eran posesiones materiales que no podían compararse al valor de su propia vida.

El anciano aceptó la bolsa privada, con los ojos brillando y con una sonrisa en su rostro.

“Sé qué pregunta quieres hacer.”

“Dónde puedo comprarlo!” preguntó Meng Hao fríamente, con una expresión seria.

“No hay forma para los extranjeros para saber sobre esto, pero considerando mi estatus, soy especial, por lo que sucede que he escuchado novedades. En un mes, una caravana de comercio que viene del Desierto Oeste llegará aquí. Cuando lo haga, el Pabellón de Cien Tesoros realizará una subasta. Uno de los objetos que venderán es un Árbol Primavera y Otoño.

“Pabellón de Cien Tesoros?” los ojos de Meng Hao se iluminaron al pensar en el Pabellón de Cien Tesoros en la Ciudad de Refinamiento del Este en el Estado de Zhao.

Meng Hao se plantó, y con una última mirada al anciano, se giró y caminó hacia la puerta. Cuando la abrió, lo primero que vio fue a una refinada y bella mujer. Sus ojos se encontraron por un breve momento.

“Etapa media de Fundación Establecida!” pensó Meng Hao. Su rostro no mostró nada mientras salió caminado. La expresión de la mujer de blanco era normal. Mientras Meng Hao se iba, entró en la tienda. Mientras lo hacía, sus cejas se arrugaron ligeramente, miró de nuevo hacia Qiu Lin y a Meng Hao mientras se iban caminando.

“Me parece familiar, pero no puedo recordar dónde le he visto antes.” Chu Yuyan no le prestó mucha más atención. El año que había visto a Meng Hao en la cima de la Montaña Este de la Secta Confianza, él estaba únicamente en el sexto nivel de Condensación Qi. Aun a pesar de que le había arrebatado a Wang Tengfei la oportunidad de unirse a la Secta Interna, Chu Yuyan no le había prestado mucha atención después de todo. Habían pasado seis años desde entonces, y hacía tiempo que se había olvidado  de él.

Ella se había olvidado de Meng Hao, pero él no se había olvidado de ella!

No había ninguna posibilidad de que Meng Hao olvidara al Dao Protector de mediana edad que había estado plantado allí esa noche. Tampoco podía olvidar a la mujer que había parecido estar en tan íntimos términos con Wang Tengfei.

“Esa era definitivamente ella…” Meng Hao caminó más rápido, su expresión era fría, pero sus pensamientos corrían. Basado en su reacción, ella no le había reconocido. En cualquier caso, él había cambiado un montón recientemente, especialmente en términos de su base de cultivo. Sería difícil para cualquiera conectar el actual Meng Hao con el antiguo.

“Era un don nadie en aquel entonces. Ella parecía muy cercana a Wang Tengfei; ella debe de ser la discípula de una gran Secta. No debo haberle dejado ningún tipo de impresión en ella. Pero su base de cultivo está en la etapa media de la Fundación Establecida. Me pregunto…. me pregunto qué base de cultivo tendrá Wang Tengfei en estos días” Recordó todo lo que había ocurrido aquel año, y una apenas perceptible sonrisa fría apareció en su rostro.

Qiu Lin caminó detrás de él, mirando pensativo. Miró hacia atrás, entonces paró repentinamente de caminar.

“Ya sé! Esa era Chu Yeyan!” dijo él.

“Chu Yuyan?” preguntó Meng Hao, su expresión parpadeó mientras miraba hacia Qiu Lin. “Sabes quien era esa mujer de allí?”

“Sí,” dijo Qiu Lin con entusiasmo. “Ella es una Elegida de la Secta Destino Violeta, y además es una de las Cuatro Grandes Bellezas del Dominio Sur. Esa era definitivamente ella!”

“Oh?” los ojos de Meng Hao brillaron.

“De acuerdo a los rumores,” dijo efusivamente Qiu Lin, “Cuando ella nació, un loto celestial floreció. Su talento latente es increíble y su belleza es extraordinaria. Fue tomada por el Gran Maestro Píldora Demonio como un aprendiz personal! Su amado, Wang Tengfei, es un Elegido del gran Wang Clan. El año en que se prometieron, todo el Dominio Sur estuvo hablando de ello.” Podía estar bien informado sobre los asuntos del Dominio Sur, pero mientras hablaba no notó la expresión que apareció en los ojos de Meng Hao.

Continuaron andando, y Qiu Lin procedió a hablar sobre varios temas relativos a Chu Yuyan. A petición de Meng Hao, le llevó a una posada en una esquina alejada de la ciudad. Meng Hao le preguntó unas cuantas preguntas en cuanto a la subasta y entonces le pagó las Piedras Espirituales que le debía. Para el tiempo en que Qiu Lin se fue, era tarde por la noche.

Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en su habitación en la posada, sus ojos titilaban. Su mente estaba llena de varias cosas que Qiu Lin le había dicho sobre Chu Yuyan. Pasó el tiempo necesario para que dos palos de incienso se consumieran. Frunció el ceño.

“Me pregunto si hay alguna forma de usar a Chu Yuyan para conseguir que el Gran Maestro Píldora Demonio me haga una Píldora de Eliminación de Veneno…” Cuando pensó sobre el Gran Maestro Píldora Demonio, no podía evitar pensar en la Píldora de Fundación Establecida de Ding Xin.

“Ding Xin era también un aprendiz del Gran Maestro Píldora Demonio…” Meng Hao rió amargamente. Había matado al aprendiz del hombre, y además había ofendido a la Secta Destino Violeta. Eliminar el veneno de esa manera sería bastante difícil.

Después de un tiempo, empezó a meditar. Meng Hao había encontrado que después de alcanzar la Fundación Establecida, necesitaba grandes cantidades de energía espiritual, muchas más de las que había necesitado en la etapa de Condensación Qi. Para poder alcanzar la mitad de la etapa de Fundación Establecida, necesitaría formar cuatro Pilares Dao.

“Justo ahora, solo tengo un Pilar Dao. Debido a la grieta en el Pilar Dao, tengo una Fundación Sin Defectos. Además, he establecido mi Fundación después de alcanzar el treceavo nivel de Condensación Qi. Más aún, mi Cultivo está basado en la Escritura Sublime de Espíritu, haciendo que mi Pilar Dao sea de color dorado. Mi iluminación es profunda, y tengo mucho más Sentido Espiritual. No creo que mucha gente en la etapa temprana de Fundación Establecida pueda igualarme.

“Nunca he luchado con alguien en la etapa media de Fundación Establecida, por lo que no estoy seguro, pero creo que puedo cuidarme de mí mismo.” Sus ojos brillaron mientras que pensaba en su lucha contra el hombre fornido apellidado Shan. En ese tiempo, había llegado a tener una mejor comprensión del poder de su Fundación Sin Defectos. Cuando llegara el momento de formar su segundo Pilar Dao, estaría preparado.

“Necesito algunas píldoras medicinales adecuadas para la etapa temprana de Fundación Establecida,” se dijo, tomando aire profundamente. Cerró sus ojos y escupió la Bandera de Rayos. Un campo de niebla de rayos se extendió, dentro del cual, arcos de electricidad destellaban. Si alguien intentaba realizar un movimiento contra él, los rayos saldrían disparados inmediatamente para protegerle.

Dentro de la niebla, Meng Hao intentó de nuevo usar el Octavo Hechizo de Demonio Sellado, y otra vez falló. Aún así, con cada uno de sus intentos fallidos, parecía ir acercándose a la iluminación.

La noche pasó sin problemas. Mientras el amanecer aparecía en la siguiente mañana, Meng Hao abrió sus ojos. Abandonó la posada para explorar esta ciudad de Cultivadores del Estado de Entrada al Este. Quería encontrar algunas píldoras medicinales para la Fundación Establecida, y con suerte averiguaría algo sobre el Árbol Primavera y Otoño.

Pasó medio mes, durante el cual exploró la mayoría de las tiendas de la ciudad. Este lugar estaba lleno con una increíble variedad de píldoras y objetos mágicos. Aún así, los precios eran muy altos. Después de considerar sus opciones por un tiempo, Meng Hao compró una píldora medicinal común que era útil durante la etapa de Fundación Establecida.

Esta píldora era llamada Píldora de Establecimiento Masiva, y era adecuada para la etapa temprana de Fundación Establecida.

“Hay bastantes píldoras que son adecuadas para la etapa de Fundación Establecida, pero sus eficacias parecen ser bastante ordinarias. Las píldoras medicinales realmente de gran calidad, estaban exclusivamente disponibles para varias Sectas. Era difícil que extranjeros pudieran poner sus manos en ellas. La única oportunidad incluso de verlas sería durante una subasta.”

Otro medio mes pasó. Meng Hao se había familiarizado mucho con la ciudad. En ese momento, se sentó en el restaurante de su posada, cerca de una ventana, mirando hacia la multitud allí bajo. En su mano había una copa de alcohol, al cual el dio un sorbo mientras pensaba.

“He consumido de lejos muchísimas píldoras medicinales en todos estos años. He empujado mi base de cultivo con una cantidad de píldoras que excede por mucho a las usadas por una persona normal.” Frunció el ceño. El problema no es que la ciudad no tenga píldoras adecuadas para la etapa Fundación Establecida, o que los precios sean demasiado altos. El problema era los cinco medallones.

En la ciudad había cinco tipos de medallones disponibles que determinaban quién podía tener oportunidad de comprar determinados productos. Sin uno de los medallones, incluso si tenías el dinero para comprar determinados objetos, no podías. Esta era la regla en la ciudad, además era la forma que la Secta Destino Violeta podía controlar la distribución de píldoras medicinales dentro de la nación.

“Cinco tipos de medallones. La única manera de adquirir uno es realizar algún tipo de servicio meritorio. Que fastidio!” Meng Hao levantó la copa de alcohol y tomó otro trago. Su ceño fruncido se marcó más.

“Por suerte, no necesito un medallón para participar en la subasta. Mientras tenga suficientes Piedras Espirituales para pagar el precio de la entrada, puedo entrar.” La mirada de Meng Hao barrió la calle bajo de él. Mientras murmuraba para sí mismo, el tiempo pasó. Pronto, el restaurante de la posada empezó a llenarse con cultivadores, que hablaban e intercambiaban  información.

Qiu Lin había seleccionado una relativamente bien conocida posada para Meng Hao. Allí, únicamente servían bebidas. De hecho, únicamente servían un tipo de bebida, la cual era llamada “Saborear el Espíritu”.

El sabor de este alcohol era bastante único; no quemaba mientras lo tomabas. Era muy fuerte, pero estaba infundido con energía espiritual, pero esto era suficiente para que el alcohol fuera bastante caro.

“He escuchado que la caravana de comercio del Desierto Oeste llegó hoy. Han traído mucha más gente con ellos que la que trajeron los años anteriores. Apuesto que van a haber un montón de tesoros para la subasta del Pabellón de Cien Tesoros.”

“No hay tantos recursos en el Desierto Oeste como hay aquí en el Dominio Sur, pero tienen un montón de materiales únicos que realmente necesitamos aquí. Cuando se muestran cada pocos años, normalmente traen representantes de alrededor de cien diferentes grupos de comerciantes y una variedad de Sectas de diferentes naciones. Las técnicas de sus Cultivadores son muy extrañas. Espero que tengamos la oportunidad de aprender algo de ellos.”

“No creo, ellos obviamente trajeron más gente de la normal. Tiene que haber alguna razón para eso. Yo diría que hay entre un ochenta y un noventa por ciento de probabilidad de que tenga algo que ver con el cuerpo de aquel Inmortal.” El sonido de las voces llenó el restaurante, la mayoría discutiendo sobre la subasta que iba a tener lugar en medio mes, y cómo estaba relacionado a la llegada de la caravana de comercio del Desierto oeste.

Meng Hao estaba preparándose para realizar su salida. La caravana de comercio no le interesaba. Aun así, cuando escuchó mencionar el cuerpo de un Inmortal, sus ojos se iluminaron, se volvió a sentar y se puso otra copa de alcohol. Tomó un trato y continuó escuchando.

“El cuerpo del Inmortal… heh heh, ha habido un baño de sangre allí recientemente. Hace tres años, las cinco grandes Sectas y los tres grandes Clanes intentaron forzar su entrada en aquella área, solo para encontrarse de fracaso en fracaso. No han tenido más opción que retroceder.”

“El cuerpo Inmortal debe de haber caído desde los cielos ese año debido a que quiso entrar en la Cueva del Renacer, una de las tres Zonas de Peligro del Dominio Sur. Y aun así, por alguna razón, aterrizó a unos tres mil metros de distancia de ella. Realmente, no ha provocado únicamente una reacción en las cinco grandes Sectas y tres grandes Clanes. Las cosas extrañas que existen dentro de la Cueva del Renacer también han empezado a emerger ocasionalmente.”

“Todo el mundo quiere un trozo del cuerpo Inmortal. Incluso un poquito de él incrementaría las esperanzas de cualquiera de alcanzar la Ascensión Inmortal!” Mientras Meng Hao escuchaba el zumbido de las conversaciones en el restaurante, una mirada extraña apareció en sus ojos. Recordó tiempo atrás, en el Estado de Zhao, cuando la tierra había continuado sacudiéndose una y otra vez. Había tenido la sensación de que algo de los Cielos había caído para estamparse en la tierra.

“Sabes qué escuché? Cuando el cuerpo Inmortal cayó, alguna gente lo vio con sus propios ojos. Dijeron que sus pupilas eran grises y que dentro de ellas, habían siete estrellas brillando!” Cuando Meng Hao escuchó esto, estaba a punto de levantar su copa para tomar otro sorbo. De pronto, un temblor recorrió su cuerpo y su mano empezó a temblar, tirando alcohol por todos lados.

——————————————————–

Si quieres re-experimentar la introducción de Chu Yuyang y  Wang Xifan, puedes volver a leer el capítulo 35.

Si quieres refrescar la mente sobre el Pabellón de Cien Tesoros, así como el encuentro de ligoteo que tuvo Meng Hao allí, puedes re-leer el capítulo 53.

Si quieres recordar lo que ocurrió cuando el cuerpo cayó desde el cielo, puedes re-leer el capítulo 61.

Si estás confuso en cuanto a la reacción de Meng Hao al escuchar sobre las pupilas grises y las siete estrellas, puedes querer re-leer el capítulo 59.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

7 opiniones en “ISSTH. Capítulo 107: Árbol Primavera y Otoño.”

  1. Muchas gracias por el capítulo, es la segunda vez que comento y lo hago para agradecer por el capítulo y por las notas que dejan de referencia a lo ocurrido en capítulos anteriores

    1. No hay de qué, aunque el mérito de las notas no es mío, son las mismas notas que tenía puestas en los capítulos el traductor del chino al inglés… 🙂

      Espero que sigas disfrutando de la novela 🙂

Deja un comentario