ISSTH. Capítulo 106: El Día que Florece el Lirio de Resurrección con Siete Colores.

“Señor, puedo ayudarle a encontrar las cosas que necesite en la ciudad,” dijo sin pensar el joven rápidamente. Estaba nervioso, el temor brillaba en sus ojos. Creía lo que Meng Hao acababa de decir. Sabía que únicamente tenía una oportunidad para explicarse claramente, de otro modo, sería exterminado. Sin importar que estuvieran dentro de los límites de la ciudad.

Meng Hao miró de nuevo al joven. No dijo nada, pero el joven parecía listo y había captado el propósito de Meng Hao. Continuó hablando.

“Soy Qiu Lin de la generación joven,” dijo, las palabras salían por su boca, mientras su corazón batía fuerte. “Nací aquí, en la Ciudad Grandeza del Este, por lo que conozco bien este lugar. Le vi cuando entró usted en la ciudad; puedo decir que es su primera vez aquí. Necesita usted alguien que sepa cómo moverse por aquí para ayudarle a encontrar lo que esté usted buscando. Me gustaría ofrecerle mis servicios.”

“Señor, por solo quince Piedras Espirituales, puede usted ahorrarse un montón de tiempo. Puedo ayudarle a encontrar lo que necesite usted mucho más rápido.” Miró nerviosamente a Meng Hao. No estaba mintiendo; todo lo que había dicho era la verdad.

Había hecho este tipo de trabajo antes, pero era la primera vez que se había encontrado a alguien como Meng Hao, que emitía un aire tan mortal.

Meng Hao lo miró fríamente y después lentamente aflojó su mano. Frunció el ceño; cuanto más brotaba el veneno, más fuerte parecía crecer su intención asesina. Parecía estar afectando lentamente su personalidad.

Qiu Lin tomó aire profundamente y entonces dijo, “ Qué está usted buscando comprar, señor?”

“Píldoras de Veneno,” respondió Meng Hao serenamente.

“Píldoras de Veneno?” Qiu Lin le miró fijamente sorprendido. Pensó por un rato y después sus ojos brillaron y se puso a darle una vívida descripción de este aspecto de la ciudad.

“Señor, no hay muchas tiendas en la ciudad que vendan específicamente píldoras de veneno. Aunque, las píldoras de veneno son también píldoras medicinales, y hay un montón de tiendas en la ciudad que venden píldoras medicinales. Hay dos tiendas que pueden ser consideradas las mejores. Una de ellas, llamada el Pabellón de las Diez Mil Píldoras, tiene la mayor variedad de píldoras. Es muy famosa, y cuando realizan subastas, incluso Cultivadores en Fundación Establecida acuden allí.

“Hay otra tienda que es un poco más pequeña, pero que realizan tratos con el Desierto Oeste, por lo que tienen un montón  de objetos importados. Se dice que es el boticario que suele trabajar con el Gran Maestro Píldora Demonio de la Secta Destino Violeta. Es algún tipo de genio cuando se trata de medicinas.”

“A qué lugar le gustaría ir, señor?”

Meng Hao pensó por un momento, después dijo, “El Pabellón de  las Diez Mil Píldoras”. Qiu Lin asintió y le llevó por el camino. Teniendo su ayuda realmente le ahorró a Meng Hao bastante tiempo. Caminaron rápidamente por la ciudad, y antes de que pasara una hora, llegaron a un pabellón de siete pisos. Una gran estela de piedra estaba plantada cerca del edificio, en el cual estaban escritas las letras “Pabellón de Diez Mil Píldoras.”

“Realmente no puedo ir dentro,” dijo Qiu Lin. “Le esperaré aquí, señor.” Mirando a su alrededor, Meng Hao se dio cuenta de que había unos cuantos discípulos del quinto o sexto nivel de Condensación Qi esperando dando vueltas por allí.

Con un ligero asentimiento de su cabeza, entró en el edificio de siete pisos. En cuanto a Meng Hao, había lanzado un poco de Sentido Espiritual hacia él, para asegurarse de que no intentaba nada raro.

Ahora que estaba en la etapa de Fundación Establecida, se iba volviendo mucho más familiar con los usos del Sentido Espiritual.

En el Pabellón de Diez Mil Píldoras, Cultivadores de Condensación Qi estaban limitados a la primera planta. La segunda y tercera eran para los de Fundación Establecida; se requería Formación de Núcleo era el requerimiento para entrar en la cuarta planta. Meng Hao caminó por allí un poco, con el ceño fruncido mientras miraba algunas de las numerosas píldoras medicinales.

Estuvo el tiempo necesario para que un palo de incienso se queme, después se marcho. Qiu Lin enseguida se adelantó.

“Vamos hacia el segundo lugar que mencionaste,” dijo Meng Hao, continuaba con el ceño fruncido. Qiu Lin era listo, por lo que no realizó ninguna pregunta. Inmediatamente llevó a Meng Hao por el camino. Se acercaba el anochecer cuando finalmente llegaron a una relativamente remota parte de la ciudad, a una tienda que parecía haber estado allí desde tiempos antiguos.

“Este lugar es pequeño, y tiene tres reglas,” dijo Qiu Lin a Meng Hao. “La primera regla es que no puedes entrar a menos que entregues un depósito de cincuenta mil Piedras Espirituales. El depósito no es recuperable, indistintamente de que compres o no alguna cosa.”

“La segunda regla es que solo puede entrar una persona cada vez. Todo el mundo debe esperar fuera. Más aún, únicamente veinte personas tienen permitido entrar cada día. Una vez que han entrado veinte personas, los demás deben esperar hasta el día siguiente.”

“La tercera regla es que una vez dentro, no están permitidas preguntas aleatorias. Cada pregunta debe ir acompañada por un pago de Piedras Espirituales.”

Meng Hao se quedó mirando sorprendido por un momento antes de que la comprensión se mostrara en sus ojos. Caminó adelante. Odiaba perder Piedras Espirituales, pero si le permitía eliminar el veneno, entonces merecería la pena.

La puerta de la tienda estaba cerrada. Había una placa colgada con el número 18 escrito en ella.

Meng Hao asentó su Qi y calmó su mente, después se quedó plantado allí tranquilamente. Qiu Lin estaba plantado a su lado. Finalmente, cuando el sol estaba a punto de esconderse por el horizonte, la puerta crujió  y se abrió, un hombre de mediana edad salió caminando. Iba con el ceño fruncido y no paró siquiera a mirar a Meng Hao ni a Qiu Lin. Caminó hacia fuera, se giró y después unió sus manos y se inclinó hacia el anciano que le había acompañado a la puerta.

Cuando vio al hombre de mediana edad, los ojos de Meng Hao se entrecerraron y bajó su cabeza. Había visto a este hombre antes. Era ni más ni menos que el Reverendo Bi Hong, a quien había visto volando por el cielo temprano en el día.

El anciano que estaba plantado en la puerta de la tienda estaba en la etapa final de Fundación Establecida. Que un excéntrico en Formación de Núcleo le saludara de esa manera era algo muy inusual.

El reverendo Bi Hong se giró y después se transformó en un colorido rayo de luz que salió disparado hacia el aire. Un agudo chillido se escuchó, después de que el anciano de la tienda mirara a Meng Hao.

Sin dudarlo más, Meng Hao, sacó una bolsa privada, dentro de la cual cincuenta mil piedras espirituales. Respetuosamente se las entregó.

El anciano las aceptó con un ligero asentimiento, entonces se giró y entró en la tienda. Meng Hao le siguió, observando cómo la puerta se cerraba detrás de él. El número de la placa cambió de 18 a 19.

La tienda no era muy grande. No había estanterías, En cambio, había siete hornos de píldoras de varios tamaños, dos largas mesas y una lámpara de aceite. La luz era relativamente tenue, aunque para los Cultivadores esto no importaba; ellos podían ver todo claramente.

“Cómo puedo ayudarte?” preguntó el anciano serenamente, sentado con las piernas cruzadas detrás de una de las mesas largas.

Meng Hao no dijo nada, en cambio golpeó su bolsa privada para sacar un vial de jade. Lo acercó a través de la mesa hacia el anciano.

El anciano lo cogió y lo abrió, entonces lo observó de cerca. Bajó su cabeza y lo olió, después lo inclinó. La sangre cayó sobre la superficie de la mesa.

El vial de jade contenía una considerable cantidad de sangre, la cual había extraído Meng Hao de su cuerpo.

“Interesante,” dijo el anciano, con su voz baja. Se quedó mirando la sangre en la mesa. Levantó su mano y apareció una aguja de plata larga. La acercó hacia la sangre, e inmediatamente, la aguja empezó a brillar. Después, en un parpadeo, empezó a fundirse  y pudriendose. En un instante, se había transformado en pedacitos de ceniza, los cuales flotaron por el aire.

Los ojos del anciano brillaron. Golpeó la mesa con su mano izquierda, haciendo que la sangre volara por el aire, donde se juntó formando un globo. Entonces golpeó su bolsa privada y apareció una semilla seca. Movió su dedo y la semilla se metió dentro del globo de sangre.

La sangre empezó instantáneamente a contraerse y pronto ya no había. La semilla ya no estaba seca, sino rolliza y cercana a reventar. Mientras flotaba en el aire, empezó lentamente a brotar.

Meng Hao observó embelesado mientras todo esto ocurría, poniéndose cada vez más nervioso. Había gastado un montón de Piedras Espirituales, todo con la intención de eliminar el veneno.

La semilla brotó, formando una rama larga, sobre la cual creció una única hoja. La hoja al poco se transformó en una flor. Tan pronto como la flor apareció, el rostro del anciano se puso pálido. Los ojos de Meng Hao se entrecerraron.

Los pétalos de la flor tenían tres colores diferentes: amarillo, azul y rojo, entretejidos los unos con los otros. La flor en sí mismo tenía la apariencia de un rostro demoníaco que estaba riendo y llorando al mismo tiempo. La flor de rostro demoníaco flotaba en el aire, pareciendo viva. Era realmente extraño.

“Un Lirio de Resurrección de tres colores…” dijo el anciano con una voz ronca. Se quedó mirando a la flor con sus ojos brillando.

“Cuando el veneno brota tres veces, forma un ciclo completo. Después de tres ciclos, la flor florece. Después de florecer, aparece un rostro demoníaco que parece estar al mismo riendo y llorando en tu ojo derecho. Aparecerá y desaparecerá dependiendo del uso de tu base de cultivo. Si circulas tu base de cultivo por un rato largo, se hará aún más claramente. En esa etapa, el veneno no te lesionará, de hecho, te protegerá de cualquier otro veneno. Aún así, tu deseo de matar se hará más fuerte.”

“Después de tres ciclos más, la flor florecerá de nuevo, y cuando el veneno brote, otro rostro demoníaco aparecerá en tu ojo izquierdo. En este punto, tu deseo de matar se hará aún más fuerte. Te volverás increíblemente sediento de sangre. En ese punto, no solo serás inmune a una gran cantidad de venenos, sino que empezarás a emanar un miasma venenoso. Tu carne se volverá increíblemente dura, serás mucho más resistente que un Cultivador normal.”

“Aun así, encontrarás que tu cuerpo se va volviendo más y más rígido. Tu agilidad se verá reducida y tu fuerza vital se volverá lentamente tenue. A menudo serás rodeado por un Qi Mortal.

“Después de esto, la flor florecerá una tercera vez,” dijo el hombre, su voz llena de profundidad. “Tu….. tu mente se perderá, perderás tu vida. Tu cuerpo se transformará en un Lirio de Resurrección de tres colores. La persona que plantó la semilla en ti vendrá a recoger la flor. Algún tiempo después de la transformación, te transformarás en un Lirio de Resurrección de cuatro colores.

“Mortal, Condensación Qi, Fundación Establecida, Formación de Núcleo, Alma Naciente, Separación de Espíritu, Buscador de Dao. Siete etapas, siete colores, una por cada etapa. Finalmente, el Lirio de Resurrección florecerá con siete colores. Cuando esto ocurra, la flor decrecerá, la persona que plantó la semilla conseguirá la Ascensión Inmortal dentro de un plazo de mil años.

“En tiempos antiguos, los Cultivadores usaban esta flor para conseguir la Ascensión Inmortal.” El anciano observó a Meng Hao.

Escuchar las palabras del hombre hizo que temblara, no por frío, sino por miedo. Frunció el ceño mientras pensaba en todo lo que el hombre le había dicho en cuanto al veneno.

“Compañero Daoísta, por favor, no bromees conmigo. Tengo un talento latente ordinario, no tengo tesoros especiales que la gente persiga. No soy digno de que un enemigo conspire contra mí con una flor tan rara.”

El anciano le miró con una sonrisa, pero no dijo nada.

Meng Hao se quedó en silencio por un momento, después sacó otra bolsa privada, que puso en frente del anciano. El hombre asintió.

“Joven amigo, lo que dices es al mismo tiempo correcto e incorrecto,” dijo el anciano lentamente. “Esta Flor Resucitada de tres colores no está completa; es defectuosa. No florecerá más allá de tres colores. De otro modo, nadie en el mundo sería capaz de eliminarla por ti.

“Cómo puedo eliminarla?” Cuando el hombre no respondió, Meng Hao sacó otra bolsa privada.

Mientras, fuera de la tienda, las estrellas y la luna habían aparecido en el cielo del anochecer y los faroles fueron encendiéndose por la ciudad. Una mujer apareció en la distancia, vestida con un vestido largo blanco sin mangas.

Era increíblemente bella. Grácil y esbelta, su apariencia bajo la luz de la luna era como el de un ser celestial. Parecía serena, calmada y muy refinada. Su apariencia estaba más allá de lo ordinario en todos los aspectos. Mientras la luz de las lámparas llenaba la ciudad, caminó hacia la tienda. Cuando vio el número 19 en la placa de la puerta, una ligera sonrisa apareció en su rostro lo que hizo que el corazón de Qiu Lin acelerara.

El mismo Meng Hao había visto a esta mujer anteriormente, en la Secta Confianza. Había acompañado a Wang Tengfei cuando éste abandonaba  la secta. Era…. La prometida de Wang Tengfei.

Chu Yuyan.

——————————–

El nombre de Lirio de Resurrección está basado en una planta real, aunque dudo que su apariencia en la vida real tenga nada que ver a cómo se supone que es en ISSTH.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

4 opiniones en “ISSTH. Capítulo 106: El Día que Florece el Lirio de Resurrección con Siete Colores.”

    1. Hoy está ya el siguiente, mañana no sé cómo estará la cosa, según me de tiempo a traducir, veo si voy preparando los capítulos para que no falten la semana que viene o si puedo poner alguno más. 🙂

  1. Hahahah no crei que el autor tendria la intencion de hacer que el prota aga sufrir a wang tengfei con un duro NTR… Esto se pone interesante pero creo que tendre que leer unos 700 capiulos mas para ver algo en base a los comentarios que e resivido de que esta novela va lenta y necesita pasiencia a si que…
    Camino de poligamia, hay vamos de nuevo! xD
    ( lo digo porque en against the god pasa y en martial god azura tambien pasa y vuelve a pasar en tales demond and god…. :v)

Deja un comentario