ISSTH. Capítulo 102: Octavo Hechizo del Demonio Sellado!

Murmurando para sí mismo, Meng Hao frunció el ceño. Miró hacia el agujero negro. En ese momento, no había únicamente un hombre vestido de blanco flotando allí, sino que había siete, todos en diferentes posiciones. Sus miradas sangrientas estaban fija en él.

Aunque no podía ver sus ojos, todo el cuerpo de Meng Hao se quedó frío. Este lugar era increíblemente extraño y le daban ganas de irse tan pronto como fuera posible.

Pero miró a las piezas de jade antiguo en su mano y la resolución apareció en sus ojos. Mordió la punta de su lengua, permitiendo que una gota de sangre cayera en el segundo jade antiguo.

Tan pronto como la gota de sangre chocó contra él, empezó a vibrar. Una sustancia gaseosa apareció en frente de Meng Hao, que se solidificó en un Qi de color gris. Salió disparado hacia él, entrando en su cuerpo en el punto medio entre sus cejas. Un rugido llenó su mente y entonces una voz arcaica apareció de nuevo dentro de su cabeza. Esta vez era mucho más clara, como si el que hablaba estuviera parado al lado de su oído.

“Yo no fui siempre el Maestro Daoísta de Octava Generación Sellador de Demonios. Fue en las afueras de la Sexta Montaña donde gané la iluminación por la voluntad dejada atrás por el Maestro Daoísta de Séptima Generación Sellador de Demonios después de su muerte. Decidí alejarme de mi pasado y revertir mi Dao, heredando el Dao de la generación anterior. Recorrí la creación y al final, refiné la mitad del mar del exterior de la Sexta Montaña para poder forjar le Jade de Demonio Sellado que se requiere de cada generación.

“Con la ayuda del Jade de Demonio Sellado, dominé el Séptimo Hechizo de Demonio Sellado. Desde tiempos antiguos, cada nueva generación de la Liga de Selladores de Demonios debe crear un nuevo Hechizo, de esa forma, creé el Octavo Hechizo de Demonio Sellado. A lo largo de mi vida, busqué por los otros Hechizos dispersos, pero tristemente, para el tiempo en el que alcancé la Tribulación Dao de las Nueve Montañas y Mares, sólo había encontrado tres. Qué pena.

“Sucesor, si eres afortunado, serás capaz de absorber el Octavo Hechizo de Demonio Sellado, y después crear el Noveno Hechizo de Demonio Sellado. Entonces, la Liga de Selladores de Demonios estará en concordancia con las leyes del Dao.

“La Liga de los Selladores de Demonios busca a los grandes Demonios del Cielo y la Tierra, que están sacando el Qi de todos los seres vivos bajo la bóveda celestial. Cogiendo las vidas Demoníacas, refinando la sangre demoníaca, usándola y después…. Los conceptos de Sellado Demoníaco, Construcción Demoníaca y Transformación Demoníaca….

“No sé qué generación de Demonio Sellado eres, quizá el Noveno. Si lo eres, eres afortunado, pero al mismo tiempo, desgraciado. Nueve es el último número, la cima del deterioro. El caminó que andas… está lleno con muchas variables.

“Este clon solo posee el Octavo Hechizo de Demonio Sellado. Yo te lo paso a ti. Este Hechizo usa el Qi Demoníaco como sus cimientos, y puede…. Sellar cuerpos, sellar espíritus, sellar inmortales, sellar divinidades, sellar la suerte de los cielos, sellar todo ser viviente en el mundo!” La voz resonó en la cabeza de Meng Hao, más y más claramente hasta que se convirtió en un atronador rugido que se marcó por sí mismo dentro de su mente. La marca era un antiguo símbolo, el símbolo para Sellado!

Finalmente, el rugido se desvaneció. Meng Hao no lo sabía, pero habían pasado diez días en el mundo exterior mientras que él estaba inmerso en el proceso de marcado. Otra luna llena había llegado.

En el valle exterior, la luz de la luna perforaba las nieblas, causando que estas se agitaran y batieran como aguas de mar. El anciano del sapo llegó de nuevo al escenario. Esta vez había un Cultivador adicional en el noveno nivel de Condensación Qi. Había obviamente sólo avanzado al noveno nivel. Aún así, esto llenó al grupo con total confianza.

“Ahora que el hermano Sun ha realizado un avance en su base de cultivo, seremos capaces definitivamente de sacar mil quinientos metros!”

“Cierto. Hemos esperado por este día por mucho tiempo. Si podemos sacar los mil quinientos metros, entonces nuestro espíritu ancestral despertará. Nuestras bases de cultivo se elevarán a otro nivel. Si la suerte existe, podemos incluso alcanzar la Fundación Establecida!”

“Es difícil de determinar la probabilidad de alcanzar la Fundación Establecida por suerte. Aún así, de acuerdo a los antiguos textos heredados desde nuestros ancestros, sacar mil quinientos metros nos traerá definitivamente algún tipo de suerte.” Intercambiaron miradas intensas, después se pusieron inmediatamente al trabajo bajo la gruesa luz de luna. Por supuesto, Meng Hao no podía estar más lejos de sus mentes; por lo que a ellos les concernía, hacía tiempo que había fallecido.

Escupieron cotas de sangre y formaron la espada negra. La niebla empezó a rotar formando un remolino, apareciendo después la cuerda roja. El anciano del sapo la cogió y dejó salir un aullido mientras tiraba.

Un atronador sonido se escuchó mientras la cuerda empezaba a moverse. El movimiento llegó a través del valle hasta la cueva, todo el camino hasta el punto donde Meng Hao estaba plantado, después siguió bajando hacia el agujero mágicamente sellado.

Tan pronto como la cuerda empezó a moverse, aparecieron expresiones de pánico en los rostros de los  ocho hombres de pelo blanco. De pronto, cerca de una docena de fantasmas que parecían niños de entre siete y ocho años aparecieron. Sus agudos chillidos atravesaron la profundidad de la cueva.

Una de las extrañas propiedades de esta cuerda era que cuando se tiraba de ella, empezaba a emitir masivas cantidades de Qi Helado, así como un olor a podrido. El hechizo brillante restrictivo tembló, como si pudiera colapsar en cualquier momento.

El tiempo pasó. Los siete hombres del exterior sujetaban la cuerda, gradualmente sacando quince metros. El rugido se hizo más intenso, aún más Qi Helado apareció. El olor a podrido se hizo muchas veces más grueso y fuerte.

Pronto… un sonido de jadeos se pudo escuchar en la cueva. Sonaba como si algún ser viviente estuviera en el medio de la niebla den medio de algún tipo de lucha. Apareció una figura, gritando estridentemente. Se lanzó a sí mismo contra el brillante hechizo restrictivo.

El hechizo se agitó y aparecieron grietas en sus filos.

Fue en este momento en el que los ojos de Meng Hao se volvieron totalmente claros. Se agitó a sí mismo y tomó aire profundamente. Un brillo a pareció en sus ojos y se dio cuenta de lo que estaba pasando en la cueva antigua. Vio la cuerda moviéndose, así como el hechizo restrictivo que se colapsaba rápidamente.

No había tiempo para pensar. Unió las manos y se inclinó hacia el esqueleto. Después, cargando su niebla con él, salió disparado hacia la entrada de la cueva. Antes de que pudiera moverse siquiera treinta metros, el brillante hechizo restrictivo se rompió. Diez fantasmas demacrados salieron disparados, seguidos por los ocho ancianos de pelo blanco. Todos ellos dirigidos directamente hacia Meng Hao, gritando mientras se acercaban.

Detrás de ellos, delgados hilos de oscuridad flotaban desde el profundo agujero. Parecían como aire. El sonido jadeante desde dentro del agujero se hizo más claro.

Algo dentro estaba luchando fieramente, como si no deseara nada más que salir del agujero.

El rostro de Meng Hao estaba pálido, pero sus ojos brillaban intensamente. Su Pilar Dao empezó a rotar, enviando el poder de la Fundación Establecida a través de su cuerpo. Avanzó en línea discontinua  varias docenas de metros. Desafortunadamente, los fantasmas demacrados similares a niños detrás de él eran más rápidos. Una y otra vez, se chocaban contra la niebla de rayos de Meng Hao.

Se escucharon explosiones mientras que la niebla de rayos empezaba rápidamente a deteriorarse. Los fantasmas de los niños no parecían sentir ningún dolor. Cada vez que eran empujados hacia atrás por los rayos, inmediatamente cargaban de regreso de nuevo. Donde quiera que mirara Meng Hao, cargaban espíritus hacia él.

Auras de espadas brillaban intensamente mientras las espadas de madera rotaban a su alrededor. Las plumas giraban causando que saliera un viento. Meng Hao se movía hacia delante tan rápido como le era posible.

Entonces fue cuando los ocho hombres de pelo blanco se acercaron. Al mismo tiempo, varios de los espíritus fantasmales de niños aparecieron en frente de él, bloqueando su camino. Meng Hao sintió un profundo sentimiento de peligro. Sin dudarlo, golpeó su bolsa privada. Cien espadas voladoras aparecieron, formando una lluvia de espadas con la que cargó de frente.

Boom!

Tan pronto como Meng Hao dijo la palabra, las espadas voladoras detonaron, volviéndose en una nube de metralla que barrieron a los fantasmas de sus pies. Meng Hao aceleró pasando por ellos hacia la entrada de la cueva, la cual estaba ahora a mil quinientos metros de distancia.

Los gritos detrás de él se hicieron más intensos. Más y más zarcillos negros aparecían. Estaban cerca de unos trescientos metros detrás de él.

Meng Hao no tenía tiempo de mirar más de cerca. Sabía que si aminoraba aunque fuera un poco, lo más seguro fuera que perdiera su vida. Incluso el más ligero retraso en reaccionar por su parte, haría que estuviera acabado.

Grandes riesgos traen grandes recompensas. Conseguir el Octavo Hechizo de Sellado de Demonio merece todo esto. Lo malo es que no he ganado total iluminación en cuanto al Hechizo, de otro modo, podría usarlo justo ahora.” Tomó aire profundamente y se empujó hacia delante a toda velocidad. La entrada de la cueva estaba ahora a unos mil doscientos metros de distancia.

Fue entonces cuando los hombres vestidos de blanco de detrás de Meng Hao levantaron sus brazos y movieron sus dedos hacia él.

Los ataques de dedos hicieron que todo el cuerpo de Meng Hao se volviera frío. Sin dudarlo, movió su mano en un encantamiento y lo lanzó hacia atrás. Las plumas que le rodeaban salieron disparadas hacia atrás, entonces, detonaron repentinamente. Otras cien espadas aparecieron desde su bolsa privada. También salieron hacia atrás y después explotaron.

Una explosión masiva llenó el túnel de la cueva, resonando hacia fuera y disminuyendo el poder de los ataques de dedos de los hombres vestidos de blanco. Aún así, a pesar de esto, todavía se dirigían hacia Meng Hao.

Su rostro estaba pálido mientras la niebla a su alrededor se sacudía; una brecha apareció. Su cuerpo se volvió instantáneamente helado, tosió una bocanada de sangre. La sangre se congeló instantáneamente en trozos sólidos. Sentía como si el poder de su base de cultivo hubiera descendido hasta la mitad. Estaba en un gran peligro. De todas formas, en medio del peligro, Meng Hao agarró de pronto la cuerda roja, tiró de ella, prestando de ella el poder para salir disparado hacia delante.

Mientras tanto, fuera del valle, los siete hombres boquearon por aire. Apretando sus dientes continuaron sujetando la cuerda roja, tirando de ella continuamente. Detrás de ellos había una docena de bestias venenosas, sus bocas apretadas en la cuerda mientras que tiraban con un poder increíble.

“Maldición, cómo es que de pronto se ha vuelto tan pesada!?”

“Qué está ocurriendo? Acabamos de sacar trescientos metros, no debería de ser así!” Los siete hombres estaban atónitos, mientras unas expresiones de ansiedad aparecían en sus rostros. De pronto, la cuerda tiró de ellos, arrastrándoles docenas de metros hacia delante. Después, la fuerza tirante desapareció. Pero momentos después, mientras que arrebatan sus dientes y tiraban de la cuerda de nuevo, hubo un tirón hacia atrás con gran fuerza.

Mientras que gritaban cada uno en confusión, Meng Hao estaba dentro de la cueva, tirando de la cuerda para lanzarse a sí mismo hacia delante. Tosió más sangre. Sin dudarlo, consumió algunas píldoras medicinales, sin malgastar un minuto había usado todo su poder para huir.

Su expresión era seria. La niebla de rayos a su alrededor estaba haciendes cada vez más delgada. Si su velocidad de reacción hubiera sido más lenta en lidiar con los ataques de dedos de los ancianos de túnicas blancas, el cuerpo de Meng Hao habría sido ya congelado hasta la muerte.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

4 opiniones en “ISSTH. Capítulo 102: Octavo Hechizo del Demonio Sellado!”

Deja un comentario