DBWG – Capítulo 1

DBWG Capítulo 1: Jade en forma de dragón.

La Ciudad de Álamo.

En una habitación en el segundo piso de una casa de jade, un par de chicas coquetas se sentaron en el regazo de Yang Chen. Yang Chen sacó unos cuantos billetes de plata los arrojó en la mesa y río gozoso.

Una vez que las dos muchachas vieron los billetes, un destello de luz salió inmediatamente de sus ojos, y frotaron apresuradamente sus pechos en su brazo, riendo astutamente. “Señor Yang, seguro que eres muy generoso …”.

Justo en este momento, la puerta se abrió de golpe repentinamente. Un sirviente corrió al lado del joven y, a pesar del sudor, se inclinó hacia el oído del joven y le dijo: “¡Joven Maestro Chen, el marido de la Tía Tercera ha muerto!”.

El nombre del sirviente era Xiao Huang, el asistente más confiable de Yang Chen, acompañándolo a su lado durante muchos años.

La cara de Yang Chen de repente se quedó atónita, sólo se recuperó después de un tiempo, se ajustó las mangas, se levantó y dejó el área. La expresión del criado era triste, pero no podía seguir los pasos de Yang Chen.

Caminando por la calle, Yang Chen pensó “Aunque el diablo que tengo por padre tuvo una vida de ensueño, cuando bebía incluso podía superarme con facilidad, apenas tenía cuarenta años, todavía podría vivir otros diez años, para morir miserablemente intoxicado por alcohol, exactamente ¿Qué rayos le sucedió para excederse hasta tal punto?”.

Apresurándose, llego rápidamente a la residencia Yang.

La ciudad de Álamo tiene dos familias en el poder, la familia Bai y la familia Yang; La familia Yang controlaba cerca de la mitad de todos los recursos de la ciudad de Álamo, logrando así el título de segunda potencia.

Por lo general, una persona nacida de estas familias es afortunada. Sin embargo, en el caso de Yang Chen no fue así.

Durante su juventud, el fundador de la familia Yang era conocido por tener un gran talento innato, sus habilidades marciales eran inconmensurables, y en la ciudad de Álamo él había construido su fundación. La familia Yang rápidamente se expandió y logró el éxito, dando a luz a un sinnúmero de niños.

La madre de Yang Chen es de la generación más vieja y es la tercera hija, con un talento genial, que todos en la ciudad de Álamo sabían. Sin embargo, el padre de Yang Chen se convirtió en un yerno que vivía con la familia de su esposa. Yang Chen no sabía lo coqueto que era su padre durante su juventud, pero en la medida en que recordaba, su padre bebía vino todo el día, completamente aturdido, abandonado en una casa rústica, desperdiciando su vida.

Como el padre era inútil, el hijo desafortunado también estaba implicado. Por lo tanto, la posición de Yang Chen no era especial en la gran familia Yang. No sólo le menospreciaban, sino que incluso su propia madre fingió no haberle dado a luz. Como tal, él llevó una vida despreocupada y tenía una disposición desenfrenada. Con la reputación de la familia Yang, él pasó su vida bebiendo y comiendo alegremente, dominando a los hombres y conquistando a las mujeres, llevando una vida bastante buena.

Ignorando las miradas frías de los guardias de la puerta, Yang Chen entró en la residencia Yang.

El patio de la familia Yang estaba lleno de pabellones, flora hermosa, que muestra la elegancia y la historia de la gran familia.

No había caminado siquiera unos pasos y dos personas se acercaban a él. El primero era un joven vestido en una túnica blanca, de gran altura y bien formado, con aspecto severo. Yang Chen lo reconoció era el segundo hijo mayor de su tío, su primo Yang Zhan.

Detrás de Yang Zhan, se encontraba un primo lejano llamado Chen Liu. Tenía un feo aspecto, con la espalda jorobada, y miraba a Yang Zhan con adulación.

Cuando llegó en frente de Yang Chen, Yang Zhan de repente bloqueo el paso de Yang Chen.

“He oído que tu inútil padre finalmente rebasó su límite.”

Mientras Yang Zhan se burlaba de Yang Chen, su rostro estaba lleno de desprecio.

Yang Zhan tenía una reputación decente en la ciudad de Álamo, a la edad de diecisiete años, ya había roto a través del Reino Venas Dragónicas cuarta etapa y quedado en él, su logro se consideró espléndido.

Yang Chen en comparación con el resto de los jóvenes destacados en la familia Yang, nunca se le consideró de la misma forma.

Desde que eran pequeños, ellos han tenido acceso a innumerables recursos y técnicas secretas de artes marciales intermedias, aunque para Yang Chen esto nunca fue posible.

Su madre ni siquiera le considero, y otras personas eran aún menos propensos a darle algo. Cuando era más joven, participo en una competición infra-familiar y mostró su increíble velocidad de cultivo, sorprendiendo a la multitud y ganándose un periodo de fama, sin embargo, sin acceso a las técnicas marciales, junto con su falta de aptitud para mejorar, e incluso no practicar el cultivo, nunca logró romper a través del Reino Venas Dragónicas primera etapa, ni siquiera acercarse a la primera etapa del Reino Venas Dragónicas.

Yang Chen había practicado en secreto antes, pero sin técnicas marciales y orientación, incluso mejorar un poco fue muy difícil.

“¿Por qué te callas? Dije que tu padre es alguien inútil, ¿Te niegas a aceptar ese hecho?”

De pie frente a Yang Chen, Yang Zhan lo miró con burla a los ojos.

Este tipo de acoso, no es como si a Yang Chen nunca le hubiese ocurrido antes. Aunque Yang Chen tiene una gran reputación afuera, cuando él regresa a la familia Yang, se le considera igual que a un perro. Él conoce su propio lugar en la familia, por lo que constantemente soporta y deja pasar las cosas. Pero hoy, tal vez fue por la muerte de su padre, aunque parecía tranquilo en la superficie, en su corazón él se encontraba muy enfadado.

“¡Fuera de mi Camino!”

Inhalando profundamente, Yang dijo fríamente mientras levantaba su cabeza para mirarlo.

“Mi querido hermano menor, ¿cómo puedes hablar tan groseramente con tu hermano mayor, podría ser que estés resentido hacia mí? Tú no aprendiste el cultivo marcial, mientras que manchas el nombre de familia de Yang. Como su hermano mayor, ¿no es algo natural para mí disciplinarte un poco?”

Yang Zhan se echó a reír al decir eso. Sin esperar que Yang Chen reprochara, lanzó un golpe golpeando el estómago de Yang Chen y se fue, burlándose.

Yang Chen gritó de dolor y cayó al suelo.

Con Yang Zhan desaparecido, Chen Liu inmediatamente trotó tras él. Cuando pasó junto a Yang Chen, se dio la vuelta y le escupió. Yang Chen, que estaba tumbado en el suelo en agonía, se apresuró a esquivar la saliva.

“Aiyo, ¿así que lograste esquivar? Primo, el perro de la familia es bastante ágil … “

Después de burlarse de Yang Chen un rato más, Chen Liu luego aceleró para mantener el ritmo con Yang Zhan.

Las sirvientas que vieron la escena lo consideraban una actividad cotidiana y no parecían sorprendidas.

Nadie miró con simpatía a Yang Zhan, pero en vez de eso se divirtieron.

Yang Chen se arrastraba desde el suelo, limpiando la sangre de la comisura de su boca. Observando por detrás la salida de Yang Zhan y Chen Liu, sus ojos inteligentes ardieron de ira.

“¡Tengo que vengarme! ¡Si yo fuera un cultivador marcial, si tan sólo entrará en al Reino Venas Dragónicas!”

“Yang Zhan, y ese lacayo Chen Liu, recordaré la humillación de hoy. ¡Si alguna vez tengo la oportunidad, me aseguraré de que te mueras horriblemente! “

Apretando el puño, Yang Chen caminó hacia los aposentos de su padre.

Durante estos últimos años, grabó en su corazón a alguien que lo había humillado. Si alguna vez llega un día en que él mejore, se asegurará de que las personas que lo miran nunca vuelvan a vivir en paz.

Éste es él, en el círculo de amigos de Yang Chen, los que estaban familiarizados con él, lo etiquetaron como un lobo vestido de oveja.

El padre de Yang Chen fue nombrado Long Qinglan, un nombre considerablemente refinado. La palabra lo dice que él era incomparable en sus maneras coquetas en sus días más jóvenes, incluso la tercera señora de la familia de Yang fue cautivada también.

Al entrar en la crujiente puerta, Long Qinglan estaba rodeado por un enjambre de sirvientas, tendido en el suelo con una tez negra. La habitación apestaba con un olor pútrido, el resultado de una combinación de alcohol y orina.

“Él está aquí…”

Viendo la llegada de Yang Chen, las sirvientas se apresuraron a marcharse, al parecer habiendo completado su tarea.

La mirada de Yang Chen permaneció en Long Qinglan. Desde hace mucho tiempo, este hombre no tenía futuro. Teniendo este final hoy, Yang Chen lo había previsto desde hacía tiempo.

Agachado, miró aquella cara negra.

“Al final, ¿qué clase de persona eres? Estos dieciséis años, sentí que nunca te había entendido, y tampoco me dejaste entender. Lo triste es que, de pie aquí hoy, realmente siento que somos totalmente desconocidos. Padre, padre … parece que soy ese hijo infiel de los mitos, incluso cuando pasas, ni siquiera puedo derramar una gota de lágrima.”

Originalmente se consideraba despiadado, y, sin embargo, en la actualidad, su corazón inesperadamente tenía un rastro de amargura.

Mientras pasaba el tiempo, con el sonido de pasos afuera, Yang Chen recuperó su compostura. Una mujer que llevaba un traje rosado decolorado con su pelo atado caminó encima, rodeado por un grupo de gente. Miró de reojo el cadáver de Long Qinglan y dejó escapar un suspiro y suavemente dijo: “Esta relación malograda ha pasado ahora. Yang Chen, él es tú padre, y debido a esta conexión, tú debes encontrar un lugar para enterrarlo.”

Cuando terminó de hablar, salió de inmediato sin darle una segunda mirada a Yang Chen.

Yang Chen sonrió, ya acostumbrado a esto, y miró a Long Qinglan y dijo burlonamente: “Padre, tu mirada puede ser considerada suave, y durante tu juventud, tu coqueta reputación se extendió por todas partes, innumerables bellezas cayeron ante las costuras en tus grandes pantalones. Inesperadamente, cuando moriste, incluso tú mujer apenas ha mirado a tu cadáver.”

En su corazón, estaba desalentado, pero no lo mostró en su expresión. Yang Chen, ignorando todo lo demás, llevaba el cadáver de Long Qinglan en la espalda, ignorando las extrañas miradas que le recorrían y salió de la residencia de Yang. Llamando a un carro tirado por caballos y actuando personalmente como el cochero, trajo el cuerpo de Qinglan fuera de la ciudad, después de encontrar un lugar atractivo en el bosque, Yang Chen desmontó y observó el entorno.

“Las verdes colinas y el agua limpia, con el canto de los pájaros y flores fragantes, es un lugar apropiado para su eterno descanso. También el yin en el aire es bastante denso; Me imagino que habría muchos espíritus femeninos alrededor. Si alguna vez te sientes coqueto en tú siguiente vida, y desea conseguirme una madrastra o dos, entonces esta exquisita ubicación, debe ser incomparable para sus momentos eróticos.”

“No importa qué, yo Yang Chen todavía soy tú hijo, y la mitad de mi sangre y cuerpo fue hechos por ti. Sin embargo, desde que has muerto tempranamente, y no he logrado nada, lo mejor que puedo hacer es enterrarte aquí. Si te conviertes en un fantasma y ganas cualquier poder mágico, por favor, dame tu bendición para que yo pueda seguir viviendo alegremente “.

Mientras miraba el rostro débil y sin vida de Long Qinglan, se sobresaltó al encontrar un flujo de lágrimas por su rostro.

Yang Chen apresuradamente limpió la lágrima, y sin otra palabra, usó sus dedos, y cavó una tumba en el suelo fértil con sus manos desnudas.

Aunque él ya no practicaba el cultivo marcial, todavía tenía un cierto grado de talento. Después de todos esos años, su cuerpo templado hasta ahora no se ha deteriorado siguiera un poco. Cavar un hoyo grande no era un problema para él en absoluto.

Justo cuando se estaba preparando para enterrar a Long Qinglan, Long Qinglan de repente abrió los ojos.

Yang Chen lanzó un grito al darse cuenta de que el cuerpo no estaba muerto, aunque fuera su propio padre; Él todavía lo empujó en el hoyo fangoso.

Mirando a la persona en el hoyo, la mente de Yang Chen estaba en un estado de pánico, balbuceando, dijo: “Pa … Padre, no he hablado mal de ti, y hoy simplemente cavé esta tumba para dejarte descansar en paz … “

Long Qinglan volteó su cuerpo, maldiciendo: “Juró a nuestros antepasados, no he muerto completamente, y ya quieres enterrarme, pequeño bastardo. La razón por la que volví a la vida fue para decir una cosa. En mi dantian, hay un emblema en forma de dragón. Cuando muera, saca ese colgante de jade en forma de dragón de mi dantian, y de esa manera me permitirá ser liberado de todo el sufrimiento … “

 Índice Capítulo siguiente>>>

Deja un comentario