Capítulo 37: Agua y Tinta en el Ocaso.

Hay que ver cómo cambian las cosas… de estar en medio de la muchedumbre esperando a que le den su Piedra Espiritual y su Píldora Medicinal…. a ser él mismo el que lo reparte….

 

Un ascenso meteórico, verdad??

 

Podéis ver el siguiente capítulo presionando el siguiente Link:

Capítulo 37

Deja un comentario